n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

Bajas y Bajonazos

with 23 comments

Leemos en Scalae que los arquitectos navarros han puesto el grito en el Cielo porque los concursos públicos se están convirtiendo en una subasta económica, en la que la puntuación mas alta [En proporción] se suele obtener con la baja económica y en la que cabe la posibilidad de que una oferta técnicamente pobre GANE gracias a una baja que va mucho mas allá de lo que se consideraría razonable.

El asunto nos ha recordado este Sketch televisivo que vimos el otro día

El chistecito, que parece exagerado, es la realidad diaria de esta profesión. Al menos de la parte de ella que licita concursos públicos.

Aquí vivimos a la baja, por la baja y en la baja. Vivimos de rebajas, en precario y pagando por trabajar como los toreros que empiezan. Malviviendo. Rebajando unos honorarios fijados por las administraciones ya de por si VERGONZOSOS y que con dificultad llegan a cubrir gastos. Una actitud de cochambre, de sálvese el que pueda y de rapiña que pasa por la actuación de una administración impresentable, que cree firmemente que los duros se venden a peseta (Lo que la convierte en imbecil) o peor aun, que sabe que no es posible hacer un buen trabajo con esas bajas pero que aun así prefiere seguir adelante y aparcar el problema hasta después de las elecciones de turno (Lo que la convierte en repugnante).

Curiosamente, cuando de pagar a las Archistars de turno se trata, la administración tiene una suerte de siroco cerebral y esta dispuesta a entregar hasta las llaves del consistorio si se les pidiera. Valga como ejemplo que ciertos concejales sureños (Dignos de una película de Paco Martínez Soria) ven “barato” pagar 20 millones de euros a cierto arquitecto Londin…, perdón, Suizo, mientras bajan hasta extremos insospechados los honorarios de los concursos en los que no han metido el habitual palo en los radios de “La estrella de reconocido prestigio” (Los que hacemos ustedes y nosotros, vamos). Agravio comparativo o simple insulto a la profesión, con la inestimable colaboración del silencio de sus instituciones y no digamos ya de la prensa del ramo aplaudiendo embobada el icono de turno.

Les ponemos un bello ejemplo: en la última cosa que hemos presentado hicimos un 15% de baja, teniendo en cuenta que eran 60.000 euros por TODO, lo que ya me parece una salvajada.

Todo, para los que no lo sepan incluye: la geotecnia, el topógrafo, la dirección de obra, la coordinación de seguridad y salud, el estudio de impacto ambiental, la gestión de deshechos, el plan de calidad y lo que se ponga a tiro.

Bien, el ganador ha hecho la maravillosa gracia de presentarse con un 50% de baja.

Con un par. Un par de esclavos se entiende, por que si no, no se explica.

Y encima había que ofrecer mejoras. (Plazos, maqueta, infografias…). ¿MÁS MEJORAS?

Lo que es evidente es que cobrando una cantidad surrealista, el problema permeara a toda la estructura profesional. Asi, todo apunta a favor de que se pague mal a los contratados (Contratados lo decimos con el modo surrealista on, claro), a favor de que se emplee como mano de obra a estudiantes gratuitos sirviéndose del consabido puesto de profesor (o similar), a favor de que se vaya a la obra una vez y dando gracias y solo si aparece un dinosaurio entero haciendo ballet con un tutú de hojas en la excavación, y se haga un trabajo chapucero. Y claro, a posteriori, que nos encontremos con nuestros viejos amigos el reformado, el modificado y el remodificado y lo que te rondare morena dado que la calidad de un proyecto mal pagado al que se intentara sacar beneficios cueste lo que cueste (Y generalmente con muy poquitos escrupulos) es, como poco, predeciblemente baja.

Como nos descuidemos no pasara mucho tiempo antes de que en las ofertas, podamos leer:

Baja económica del 99%. Mejora de plazo (Sobre seis meses) 5 meses. Se entregara el proyecto esculpido en ónice de Egipto a mano. Se ofrece además el contratante a fregar la administración los sábados, a acudir a las reuniones vestido de fallera sexy dispuesto al striptease y a recoger del colegio a las criaturas de su gerente las veces que fuerese menester.

Y si, visto así, parece exagerado, pero no crean…no lo es en absoluto.

Es de esperar que los “quejios” no queden en una pataleta y que se conviertan en una propuesta FORMAL de nuestras instituciones, en un acuerdo con las entidades contratantes (Ministerio de fomento, de Administraciones publicas, Ayuntamientos…)  para NO PERMITIR las bajas superiores al 15-20% (Que ya es).

¿Les parece lejano? En Aalgunas comunidades autonomas los consultings de ICCP tienen algo parecido y de momento el acuerdo parece mantenerse: eliminar a los francotiradores, a los carroñeros de todo pelo dispuestos a ganar cueste lo que cueste y caiga quien caiga. Es la hora de hablar claro, de que el CSCAE diga, con el megáfono mas grande posible, que las administraciones están vendiendo al mejor postor los proyectos que deben servir a los ciudadanos importándoles muy poco la calidad de lo que contratan y muy mucho cortar la cinta el día de la inauguración y ponerse la medalla de turno, porque lo importante es salir en la foto el día de los canapés y nadie se acordara de si hubo un modificado, o dos, o trescientos o de si le resultado final dista mucho de la excelencia.

La excelencia. Algo que deberían perseguir todas las administraciones, todos los profesionales y que parece que en este país (En esta rpofesión) hemos cambiado por la chapuza y el apaño.

Y en esta casa, la verdad, ESTAMOS HARTOS DE SER UNA ONG. No queremos cobrar la de Foster, que no estaria mal, pero tampoco ser el pito del sereno.

¿¿Hemos oído “Huelga”?? No creemos… no hay profesión mas odiosamente anárquica y buitre que esta, tristemente.

About these ads

Written by Jose María Echarte

enero 7, 2010 a 19:00

23 comentarios

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Touché.

    Álvarez del Vayo

    enero 7, 2010 at 20:34

  2. Me apunto a lo que sea para dar voz.

    Por mi parte ya lo probé (cartas a periódicos, Colegio, Presidente de la Generalitat, etc.), pero tuvo muy poco excito.
    Estoy dispuesto a repetir con vosotros.

    Emmanuel

    enero 7, 2010 at 20:53

  3. Asco de colectivo (no de profesión), mis compañeros me han enseñado a despreciar a los arquitectos (salvo honrosas excepciones, faltaría más)…

    JC

    enero 8, 2010 at 1:27

  4. Espectacular lo del anuncio! Pero de exagerando nada, estos aún cobran 300, lo que se está haciendo en arquitectura es por el morro, por cero euros. O como bien apuntáis, pagando por trabajar.

    Y toda esta locura que bien narráis, se agrava ante el hecho que no son ni uno, ni dos, ni diez, ni veinte lo que se han pegado un mes de su vida currando a destajo, para que la administración le de el proyecto a quien más se baje los pantalones. El sistema es de traca!

    Mientras esto sucede la sociedad nos sigue viendo como los que echan la firma y se forran como cosacos.

    Mucha tarea!

    stepienybarno

    enero 8, 2010 at 7:08

  5. El simple hecho de que exista la “baja” ya es inmoral de por sí, así que mejor no hablar de los “compañeros” que van hasta el 50%… Y que conste que nosotros en algunos casos nos hemos visto obligados a hacer bajas en el límite de lo razonable, pero sin llegar nunca a esos extremos (y viendo posteriormente que aún así seguíamos siendo de los más caros…)

    Yo un día voy a ir a Trolafone y les voy a decir que les voy a pagar el 80% de la factura…

    (pd.- hago eco de este post. saludos)

    CCAD - Daniel Moyano

    enero 8, 2010 at 8:07

  6. Pero lo más absurdo de todo esto, y puestos a mirar sólo el punto de vista de la pasta, es que es perfectamente posible en un concurso tipo, que el ahorro de la Admon en pagar al arquitecto con una superbaja sea mucho menor que el sobrecoste de la propuesta de ese licitador en relación con las demás presentadas (sin tener en cuenta posibles modificados, reformados, etc), y que aun sabiendo esto, y debido a la redacción de los pliegos de condiciones, no quede más remedio que adjudicar el concurso al de la superbaja.

    CO2

    enero 8, 2010 at 9:36

  7. Todo esto es consecuencia natural, dentro del sistema de mercado en que vivimos. Somos demasiados. Sobran arquitectos. El unico sistema que paliaria esto seria restringir el acceso a la universidad.

    Andres

    enero 8, 2010 at 14:28

  8. El acceso a la universidad ya está restringido. Se llama “nota de corte”. El problema es que el título también lo puedes comprar en otros sitios…

    David M.

    enero 9, 2010 at 9:12

  9. Que coño nota de corte. En la UPV lleva años siendo un 5. El problema es que hay tanta gente estudiando arquitectura como la que hay ejerciendo. Y ya la cantidad de gente ejerciendo es demasiada. El problema es que hay 30 escuelas de arquitectura en España, una en cada comunidad autónoma, mas privadas. Esto provoca que TODO EL MUNDO pueda meterse a arquitectura en una u otra universidad (hasta el mas tonto). Ya se encargarán estas Universidades de bajar el nivel para que no se le vayan los clientes. Esto tiene dos efectos: que hay un monton de “recien licenciados” dispuestos a trabajar como esclavos, y que el titulo no valga nada. Total, no haces nada que no hagan 80000 tios mas.

    Dani

    enero 9, 2010 at 16:05

  10. Sigo: Solución? Dejar que la arquitectura pierda su absurdo glamour y enseñar las penurias de los arquitectos a los futuros estudiantes. Que se vacien las escuelas peores por falta de usuarios, y que las dinamiten. Que los arquitectos nos dediquemos a otras cosas más lucrativas (diversificar) sin que los idiotas de la profesion nos miren con cara de indignos o inmorales. Que multen seriamente a todos los “profesionales” (muchos profesores universitarios) que explotan sin pudor a los recien licenciados. Que se deje de lavar la mente a los estudiantes con eso de que la Arquitectura se hace de noche y sin dormir (y sin cobrar, añadiría). Y, a medio plazo, el mercado regulará y las bajas servirán para optimizar el proceso de hacer un proyecto y no para explotar y hacer chapuzas.

    Dani

    enero 9, 2010 at 16:13

  11. La nota de corte es la que es en función de la demanda. Hasta donde yo sé, en la UPM el año pasado fue 8’1. Es alta porque a la gente le apetece estudiar en una escuela que supuestamente tiene nivel y que está en una ciudad interesante. Si uno tiene un 6, lo primero que hará es irse al CEU (si se lo puede permitir) o a cualquiera de las privadas madrileñas, que en estos momentos debe haber tantas como número de entregas de “Loca Academia de Policía”. Para después de eso, efectivamente, la nota de corte en la UPV es un 5. Pues muy bien. El problema no es la superpoblación de universidades públicas, sino de las privadas en las que uno va a comprar el título a golpe de talonario (no diré que sean todas).

    Todo esto lo digo porque lo que habría que restringir no es el acceso a la universidad, sino a la creación de universidades privadas. Un ejemplo de los personajes que las pueblan: el otro día me hablaron de un chaval (su padre, constructor) que se quejaba de que estando en una privada estudiando arquitectura no “le pusieran las cosas más fáciles” “tuviera que aprender tantas cosas…total, si yo lo único que quiero es el título para hacer casa en los pueblos”. Lo más gracioso del asunto es que no es el único que conozco estudiando en una privada al que SE LA SUDA completamente el ejercicio honesto de la profesión. Que esto no se entienda como una pataleta en contra de los que estudian en universidades privadas: es sólo que me parece que hay algo de perverso en pagar a quien tiene que decir si sabes lo suficiente para obtener un título…

    Luego ya, específicamente sobre el tema de esta entrada: todo esto viene simple y llanamente por la imbecilidad de la clase política, nuestra habilidad de tragar con cuanta mierda quieran echarnos y la falta de escrúpulos de unos cuantos. Con lo fácil que sería implantar algo como lo que comenta JMER, y lo dóciles (o egoístas) somos…

    David M.

    enero 9, 2010 at 19:08

  12. La crisis en nuestra profesion es ya irreversible solo sbreviviran unos pocos de esos 80000. los que se especialicen en algo muy concreto, los mas jetas, los superbyenos y cuatro independientes. Es triste pero estamos asistiendo al deceso de la profesion. Los Colegios tienen los dias contados, la universidad no es mas que un tramo burocratico hacia la docilidad en el mundo empresarial. Los funcionarios – que sobran mas que los arquitectos – estan blindados por el sistema, pero nosotros no.
    Quien iba a decir hace unos años que una revolucion partiera de postulados neoliberales y empresariales.
    Es el fin, y tambien sobran los blogs profesionalistas como este. No hay nada q hacer que no sea emigrar a otro sistema emergente fuera de Europa o EEUU. Los que no contamos ya con algun edificio construido notable, tengamos la edad q sea, a olvidarse de eso del estudio de arquitectura. Porque como sabemos todos ha muerto definitivamente. Las grandes empresas de ingenieria le dieron la ultima y definitiva estocada.

    Andres

    enero 10, 2010 at 15:19

  13. Yo creo que: no hay que hacer concursos. Ya está. La frustración que produce este sistema no merece nunca y en nada la pena. Abrazos, AM.

    Andrés

    enero 10, 2010 at 16:57

  14. Yo creo que eso de las privadas-públicas es como todo (valga la redundancia) siendo estudiante de universidad pública he visto casos de compañeros que les importa lo más mínimo la profesión (ejemplo del hijo de constructor de pueblo que solo quiere el título para construir y forrarse a lo Bardem en “Huevos de oro”) y compañeros que aman tanto la profesión (y su dignidad, que trabajan de gratis en verano en algun estudio de algun profesor-arquitecto para hinchar curriculum).

    Uno de los fallos que le veo es al existir tantas escuelas (ya sea públicas o privadas) y tanta gente entrando por año. Tal como está España, no creo que pueda absorver el mercado tanto titulado.

    En clase de proyectos nos hacen creer que la gran meta es salir en el croquis y nadie realmente es consciente que primero, acabar la carrera (tal como esta el plan de estudios en españa en comparación con europa, y según que universidades) es ya una meta y luego no morir de hambre.

    Saludos

    jordi

    enero 11, 2010 at 0:25

  15. Mmmmh, un debate interesante sobre la existencia de universidades de arquitectura a patadas. Personalmente fui al CEU cuando era Colegio Universitario y solo tenia los tres primeros años, (era la unbica forma de ir a la escuela de Madrid, que era lo que queria, dado que a mi me tocaba Sevilla). No me quejo excesivamente de mi formacion, o dicho de otra manera me quejo igual de ambos sitios, del CEU y de la Escuela.

    Otras carreras son especialmente puntillosas a la hora de establecerse. Medicina sin ir mas lejos es harto protectora y la autorizacion para una nueva facultad suele ser complicadisima. Sospecho que en parte por ñla necesidad de tener un hospital universitario asociado, pero tambien por un cierto control “gremial” sobre la profesion.

    Siendo de una provincia en la que no hay escuela, mi corazon esta dividido. Por un lado la proliferacion produce lo que produce. Por otro irse a estudiar lo que te gusta fuera es (Incluso con beca) un gasto inmenso que no siempre puedes pagar, y el hecho de ser de un sitio donde hay escuela es una ventaja algo injusta… La verdad es que en mi experiencia he encontrado casos de gente a la que le importaba todo muy poco y sus origenes me han sido indiferentes, entre otras cosas porque sospecho que de ambos pozos se llena el cubo. Ahora con el IE dando clases de arquitectura… (que me da la risa…) habra que ver por donde camina la cosa.

    Andres, nos lo estas poniendo negro, negrisimo!!. Un poco de animo, por lo menos habra que dar la batalla.

    Respecto al tema estudiantil estoy de acuerdo con Dani en que se te debe enseñar a investigar, lo maravillosa que es esta profesion y lo eterea y lo discente etc etc (A veces jejeje)…. pero si solo es eso lo que se te enseña y ademas de forma excluyente y taliban… tienes un problema, y si este problema lo tienen 10.000, 20.000 matriculados, el problema lo tenemos todos.

    JMER73

    enero 11, 2010 at 8:50

  16. Nuestra profesión es singular porque une creatividad (o necesidad de proyeccíón, que no tiene porqué ser lo mismo)con otra gran multitud de factores, entre ellos y fundamentalmente, manejo de altas inversiones. A un diseñador gráfico no le pasa. A un escultor o pintor tampoco.
    Esto ha dado pie a la creación de dos “cuerpos morales”; el que se la suda la parte ética-creativa y está en esto por la pasta única y exclusivamente, como Zappa en la música (que era mentira) y el que intenta comer a fin de mes manteniendo los ideales con los que entró en la escuela, que ya es moral.
    A eso se le une ciertos problemillas de organización y corporativos y un sistema heredado que se niega a darse cuenta que el mundo de hoy no es el de hace 100 años. No es ni el de hace 20! Y para poner la guinda, un mercado colapsado de profesionales que, tengo la impresión, que vienen más por la vertiente “Zappa” que por la otra.
    La huelga no es una opción, no la seguirían precisamente los que más trapalas son.
    Yo apoyaría una campaña de concienciación de suegras-suegros; señora-señor (que coñazo la paridad), ruegue que su yerno o nuera sea escayolista, que ganan mucha pasta, están gremialmente muy unidos y siempre van de blanco y olvídese del yerno o nuera arquitecto!!
    Saludos.

    JCM

    enero 11, 2010 at 12:56

  17. el gran problema, por lo menos en mi comunidad es que los grandes estudios son de arquitectos funcionarios.
    Contra esos no puedes competir.
    En poco tiempo solo quedarán los megarquitectos extrellas y los funcionarios. los demás trabajaremos para ellos.

    luis

    enero 11, 2010 at 13:15

  18. Luis, cual es tu comunidad?
    Lo que cuentas es un delito. A ver si en vez de quejarse se utiluza este blog para denunciar algo concreto y vale para algo.
    Aprovecha el anonimato y prporciona nombres, direcciones, cargos y encargos.

    Andres

    enero 11, 2010 at 15:28

  19. No todos los grandes estudios son de arquitectos funcionarios, aunque no deja de ser cierto que ha habido y hay enormes tropelias en este campo y que la regulacion profesional o politica es incapaz de depurar coiertas situaciones que todos conocemos (El caso de Gyps Fulvus en Murcia de reciente notoriedad es (Segun parece) paradigmatico). Altamente preocupante dado que si un mal funcionario-tecnico es una tortura uno bueno es algo absolutamente necesario y muy deseable (Ya lo hemos comentado algua vez al respecto del maravilloso sistema educativo que nos nutre y nos desfallece).

    Andres, el lugar donde se denuncian estas cosas es en un juzgado o en un Colegio (que aun mantienen los comites deontologicos, aunque hayan acabado algo desteñidos y mas convertidos en tribunales de honor que en otra cosa). Este blog tiene otra funcion, informar, escribir hacer critica y generar debate. Y desde luego nunca se hace desde el anonimato.

    jmer73

    enero 11, 2010 at 18:44

  20. Soy de la región con más funcionarios de España.
    1 de cada 3 es funcionario….. señores a los que les pagamos todos los meses su sueldo.
    Pero el problema es pensar que estan cometiendo un delito y hay que ir a denunciarlos al juzgado.
    Hacen todo legalmente.
    Los funcionarios autonomicos no tienen ninguna incompatibilidad.
    Un tio que trabaja en una mancomunidad tiene incompatibilidad allí, pero en el resto de la region puede construir perfectamente.Otro que trabaje en un ayuntamiento no puede construir allí, pero lo hace en el de más allá. Los promotores trabajan en toda la región.
    Al mismo tiempo con obras menores(no promociones para venta), el arquitecto de una administración que no pueda hacerlo, se lo pasa al de la otra y al reves. Ellos se lo guisan y ellos se lo comen.
    La excesiva burocracia, el poder funcionarial y el compadreo entre funcionarios de distintas administraciones, obliga a promotores o particulares a trabajar con ellos por la “facilidad de tramitación de los expedientes”. Todo completamente legal.
    Ellos trabajan de 8 a 3 en nuestras consejerias y paralelamente tienen sus estudios con sus arquitectos trabajando a sueldo.
    Lo dificil de esta, como de todas las profesiones es tener clientes y los arquitectos funcionarios los tienen a patadas.
    Para eso deberían estar los colegios, pero cuando los colegios están formados por un 50% de arquitectos funcionarios… ¿a ver quien abre el pico?.
    Eso ocurre en toda España salvo en las grandes ciudades.
    Esto solo ocurre con los arquitectos y aparejadores. Un abogado funcionarios de 8 a 3 hace sus cositas privadas de su primo o vecino pero ya.
    Un ingeniero funcionario de la administración no tiene la ingenieria privada que hace puentes en la comarca de al lado.
    En arquitectura si y en los ultimos años más.
    Señores con horario de 8 a 3 ganando 4000 y 5000 euros de la administracion todos los meses tienen unos estudios con un volumen de trabajo que ya le gustaría al mismisimo Foster.
    Sr el presente de esta profesión es ser funcionario o megastrella. O trabajar como becario de alguno de ellos….

    luis

    enero 12, 2010 at 13:10

  21. A ver, compañeros de fatigas,y camaradas de profesión:
    ¿Qué es eso del fin de la profesión? Los concursos no sirven para nada? Si en vez de mirarnos tanto el ombligo echáramos la vista al frente veríamos que el panorama está arduo complejo, pero de ahí a vaticinar el fin del mundo… Talvez una solución sería dejar de vivir todos, toditos en Madriz2016 o Barcelona ‘ciutat modernista de diseny’ y considerar la idea de residir y trabajar en Barbastro, Soria o Cuenca. No tendremos un adosado con Mercedacos en la puerta del ‘chalé’ en la Moraleja ni en Pedralbes (zona alta de Bcn) como antaño, pero tendremos currele, que es lo que se busca, ¿no? incluso talvez sí tengamos ese mercedacos que ‘nos distingue’ como ‘El Arquitecto’, sólo que aparcado delante de cualquier calle en cualquier municipio de esa españa menos ‘chic’. A esto talvez cabría añadir que en vez de aspirar a levantar rascacielos que se torsionan o unifamiliares con las que publicar 3 libros a base de fotografías y reflexiones con metáfora en la toma de decisiones, podríamos pensar en hacer algo ma´s prosaico, menos poético, trabajando junto al ingeniero de turno y al amigo aparejador, para levantar un pabelloncito municipal, el nuevo parque de villabotijos de 1/4 de hectárea o rehabilitar la masía del primo del vecino.

    Luego al respecto de tener que buscar nuevas fronteras más alla de la comunidad Europea o USA… bueno, hace 30 años hubo quien hacía algo parecido yendo a estudiar arquitectura a Madrid o Barcelona, a 8 horas en coche desde ‘villanueva de valrojo’, ahora tocaría algo similar: irnos a hacer un postgrado especializado en lo que más te seduzca a la Universidad Técnica de Viena o o abrir delegación en Marruecos, qeu con vuelo LowCost están a menos de las 8 horas de viaje que se cascaban auqellos que estudiaron años atrás.
    No sé, por ver la botella meido llena, digo.

    Saludos

    enric

    enero 12, 2010 at 15:04

  22. Lo que más me gusta de los concursos públicos no solo es todo lo que comentais… sino que, en algunos, además… HAY QUE PAGAR CUOTA DE INCRIPCIÓN!!! es decir suelta entre 100 o 200 euros para trabajar. (también podríamos comentar el tema de la garantía que es una figura que aún no entiendo en un trabajo intelectual)

    Miguel Rodríguez López

    enero 12, 2010 at 16:25

  23. De acuerdo con Enric. Respecto a JCM, no puedo estar más en desacuerdo. Primero, como ya se ha comentado en este blog en más de una ocasión, no existe tal cuerpo ético-creativo. La ética y la estética no tienen nada que ver. Que no siga los postulados de Le Corbusier no convierte a nadie en un geta. Ni colocar balaustradas porque al cliente le gustan y él es feliz así. Me descojono de esa clase de moralidad, y de tener que educar al cliente en estética o “llevarle hacia la elección adecuada” respecto a la sensibilidad estética, como nos han repetido en la escuela. Y lo de los ideales “con los que entramos a la escuela”, no generalices. Conozco a un montón de compañeros cuyo objetivo al entrar era “hacer casas”. No hay nada de inmoral en querer “hacer casas”. Mientras el cliente vea satisfechos sus gustos en lo que va a ser la inversión más importante de mi vida, ¿cual es el problema?. Yo, desde luego, debo pertenecer al otro grupo, al de los mafiosos que quieren llenar de hormigón el mundo a cambio de pasta. Paso de estar con los que alimentan el ego a base de publicaciones en el croquis, dan conferencias, son prepotentes con el cliente y cainitas con los compañeros.

    Dani

    enero 12, 2010 at 21:30


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 312 seguidores

%d personas les gusta esto: