n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

Archivo para la categoría "desarrollo sostenible"

Recetas con Arquitectura Picada (I)

with 10 comments

Rico, rico... y con fundamento

Rico, rico… y con fundamento

Hoy, y a la vista de algunas recientes noticias, n+1 Nouvel Cuisine (Brazo armado -con un pela-patatas- y cocineril de esta santa casa) se complace en presentarles la apetitosa y sabrosísima receta:

BjarkeSoufflé sobre cama de sostenibilidad al aroma de centro comercial.

Para esta receta se necesitaran utensilios básicos de cocina e ingredientes comunes…. y no menos de 30 becarios a los que se tendrá previamente en maceración unos meses en régimen de esclavitud, trabajando 14 horas al día, por una comida y cama, con el objetivo de ablandarles las carnes y –sobre todo- la moral.

Cuando los becarios estén en su punto de maceración, se procede a cocinar el BjarkeSoufflé, de la siguiente manera:

Leer el resto de esta entrada »

Written by Jose María Echarte

abril 16, 2013 at 20:22

El Bombero Torero Gasogénico

with 10 comments

Guy Montag, apunto de aplicar soluciones.

Creannos, en este país no cabe un tonto más. El siguiente se cae al agua.

Poco más podemos añadir a las declaraciones del presidente de la patronal de la banca, Miguel Martín, que ante la preocupación por la oleada de desahucios se descuelga con unas bonitas declaraciones. Lean, lean.

Leer el resto de esta entrada »

Written by Jose María Echarte

noviembre 22, 2012 at 14:11

A Fine Product / A Good Space

with 8 comments

Godspeed, printer!

Hoy es un día triste amigos.

Hoy, tras una carrera que solo podemos definir como inmejorable, dejando tras de si una hoja de servicios intachable, plena de grandes momentos y excelsas impresiones…. Hoy, repito… Epsy nos ha dejado.

Epsy es la Epson Stylus Photo 2100 del estudio. Con capacidad de carga e impresión de cedeses, rollo continuo, A3 hasta el borde y 1440 ppp. La semana pasada Epsy se sintió envejecer por minutos, empezó a no querer imprimir en negro… ni en azul clarito… ni en magenta oscuro… vació 4 de sus ¡8! Cartuchos haciendo limpiezas, alineaciones de cabezales….

Leer el resto de esta entrada »

Written by Jose María Echarte

junio 28, 2011 at 11:33

Cesterias Paco meets Las Muñecas de Famosa

with 8 comments

Lo del alrededor, ponedlo oscurito eh? Que no se vea que es tal que asi

No tenemos muy claro en que categoría deberían englobarse las exposiciones universales.

Al menos, no tenemos muy claro donde deberían englobarse desde la del 92 para acá. Y ya son unas cuantas.

Lo que nos pide el cuerpo es llamarlo arquitectura fallera-pop y pasar a otra cosa, mariposa, pero quizá merezca la pena profundizar en las espesas contradicciones que sin el mínimo reparo repetimos como un mantra, convencidos de que de esta forma llegarán algún día a ser verdad.

La última exposición universal es en Shanghái, y como tema principal parece que nos hablan de sostenibilidad. Qué raro ¿No? ¿Se acuerdan una época que iba uno al cine y lo difícil era no encontrarse una (Incluso dos) películas con Kevin Costner cuando tenía pelo? Pues algo parecido. En realidad lo llaman “Better City / Better Life” y lo explican cómo:

This theme represents a central concern of the international community for future policy making, urban strategies and sustainable development

Nada de extrañar en esto, ya está aquí el perejil de todas las salsas, los electrolitos de mi Brawndo, la mantequilla de mi tostada, el Katya de mi cubierta modernilla. Lo que no puede faltar en cualquier discurso aunque no pegue ni con loctite.

Lo que resulta curioso de todo el asunto es que para contarnos lo de las urban strategies y el sustainable development, se emplee un sistema como el de una expo, que si de algo puede presumir es de ser menos sostenible que el Coloso de Rodas en plena tormenta del Egeo.

Expliquémonos:

Leer el resto de esta entrada »

Written by Jose María Echarte

mayo 12, 2010 at 20:09

Dirty, Sexy (Sustainable) Money

with 14 comments

El cambio climatico es sexy. Y la sostenibilidad es übersexy.

Tripp es mas sostenible que nadie!

No sabemos si esto lo ha dicho aun el Cosmo, pero cuando lo haga ya podemos estar seguros de que la cosa se va a convertir en una astracanada y en una caricatura ridícula de sí misma, como ya ocurrió con la arquitectura pública la década pasada, transformada en un catalogo de H&M por obra y gracia.

Déjennos aclarar. La sostenibilidad nos parece un tema importantísimo, de primera magnitud y nos parece que debe ser un input más de los muchos (miles) que se manejan al proyectar. Como lo es la cimentación, el cerramiento o el DRO [Si no saben lo que es el DRO, ya están dándoles cera a sus profesores]. La idea de que cuanto menos jorobemos el planeta mejor, dado que vivimos encima de él (Y en algunos concursos de viviendas de curioso resultado incluso debajo) nos parece evidentemente lógica.

Ahora bien, (¿Ya se lo esperaban eh?) el problema es que en ciertas cuestiones, el sucio dinero- o sus equivalentes espurios, la fama, el glamour y las regalías- tienen tendencia a meter las patas con una facilidad pasmosa.

Leer el resto de esta entrada »

Written by Jose María Echarte

marzo 8, 2010 at 20:15

Cartelería Fina

with 5 comments

Hagamos unos numeritos.

Por hacer, ya saben.

El pasado plan E (Que no incluía el pago de los proyectos ni los honorarios de sus redactores, cosa que tampoco importo mucho dado que el reparto fue el que fue y nos quedamos en esta profesión para vestir santos), obligaba a indicar en las obras que aquello era efectivamente, el Plan E. Por si dudaban ustedes de quien estaba levantando la acera de su calle por quinta vez en dos años para, en las sabias palabras de Danny De Vito, “buscar el tesoro”.

O dicho de otra manera, ¡Para que vamos a gastarnos el dinero si no se va a enterar nadie!, sistema este tan español como el tute perrero y la tortilla de patatas, que consiste en asumir que las obras no importan y que importan menos sus resultados siempre que haya un día que se inaugure aquello y que durante su desarrollo haya allí un cartelón bien grande donde diga “!Que buenos que semos!”.

Pues bien, cada cartel PLAN E (Normalizado, claro, porque aquí para estas cosas normalizamos como posesos y de forma clara, no como en el CTE que eso ni da votos ni nada) cuesta:

1.400 €

(Y estoy siendo asceticamente generoso)

Ahora síganme y no se despisten:

Leer el resto de esta entrada »

Written by Jose María Echarte

noviembre 10, 2009 at 8:17

El Nuevo Feng Shui

with 12 comments

Cuando uno acabo la carrera, allá en el pleistoceno medio, se puso de repente de moda una tradición milenaria venida del exótico oriente.

El Feng Shui.

Basado en el concepto del Chi, un aliento vital, un flujo o simplemente una especie de potencia de hacer las cosas, se trataba de una suerte de geomancia extraña en la que se estudiaba el espacio y las formas y su influencia energética en el Chi. En fin, ya se imaginan, un galimatías relacionado con el I-Ching, con el Ying, con el Yang y hasta con el arroz tres delicias.

Pero era lo que tocaba (O quizá es que no tocaba nada mas y esto estaba a mano), y claro, hablando del espacio, era cuestión de tiempo que a alguien se le ocurriera la felicísima idea de aplicarlo a la arquitectura.

Así que lo que en China imagino es una cuestión cultural y semireligiosa que data de una tradición milenaria, aquí se convirtió en una serie de manuales baratos de consejos al uso para conseguir una “Arquitectura Feng Shui”.

Para los que habíamos leído “El elogio de la sombra”, a Mishima o simplemente para los que teníamos dos dedos de frente, aquello era una receta banal de tonterías sin orden ni concierto extrapolada de la forma más ridícula posible. En otras palabras, no se si llegare a sentir como se me pone el Chi de picos pardos en la ciudad prohibida de Pekín, de lo que estoy seguro es que los principios son difícilmente aplicables a un piso de 80 metros cuadrados de VPO en Sanchinarro. Culturas diferentes, tradiciones diferentes, formas de habitar diferentes, de entender la vida diferentes, pero eso si: “La cama debe orientarse según el flujo del yang”.

Y sin embargo hubo gente que se dedico a ello con fruición. Estudios que hacían arquitectura Feng Shui y que la vendían cancamuseramente como el no va mas de lo moderno. La gente te invitaba a su casa y cuando descubrías que la mesa del salón estaba atravesada a sangre en medio de la habitación, te explicaban que era para captar la energía positiva de la línea magnética del paralelo 37. El Cosmo (La revista de arquitectura mas leída del mundo) lo ponía en la columna de lo “In” indefectiblemente, el Elle Deco (La revista de critica de arquitectura mas leída del mundo) nos enseñaba casas Feng Shui en Japón, en China…. Y en Retuerta del Bullaque.

La etiqueta estaba creada, el slogan estaba hecho. La moto que había que vender era la moto Feng Shui. Daba igual que fuera la vespa de siempre o que de Feng Shui tuviera lo que yo de emperador de Japón. Cuando un slogan tiene la suficiente fuerza, lo importante es que las cosas parezca que son. Ni siquiera hace falta que sean. No dejemos que la realidad nos jorobe una buena moda. Lo importante de la marca es… la marca en si y no el producto final que diría Naomi Klein.

No obstante El Feng Shui cayo pronto como moda, justo curiosamente cuando se empezaba a hablar de sostenibilidad. Sospecho que el uno cayó por su propia tontuna intrínseca y que no existe una relación entre una cosa y otra. Al menos lo sospecho.

Entiéndanme bien, no estoy comparando el concepto sino el desarrollo. La sostenibilidad me parece un elemento fundamental de lo que hacemos. Un input mas, un dato que debe ser tenido en cuenta (y muy en cuenta) y que debemos abordar con lógica, con seriedad y siempre conscientes de que las fuentes de energía son finitas (Algunas) y de que debemos tratar de minimizar nuestro impacto en el planeta…. y si es posible hacerlo todo sin darnos el autobombo habitual, como de hecho se ha hecho durante siglos poniendo aljibes, haciendo cámaras frías, ventilando las viviendas, orientándolas bien, eligiendo los materiales cuidadosamente y no al grito de “Soy mas moderno que ninguno” y un largo etc.

Ahora bien…. ¿Se esta convirtiendo la sostenibilidad el nuevo Feng Shui?

Leer el resto de esta entrada »

Written by Jose María Echarte

octubre 12, 2009 at 19:40

¿Urbanismo?

with 16 comments

 

Últimamente se habla mucho de urbanismo. De recuperar el urbanismo para la profesión. Del trabajo en la ciudad. De hacer del urbanismo nuestro campo de trabajo, de la función social del urbanismo. De urbanismo sostenible. De sostener el urbanismo. De que el urbanismo nos sostenga a nosotros… Curiosamente se lo oímos mucho  a quienes no saben que el RDL 1/1992 esta derogado, y claro, luego pasa lo que pasa.


Hace tiempo que lo venimos comentando: como en tantos otros aspectos de la profesión en el urbanismo nos estamos quedando para vestir santos, hacer la gracia, dar un poco de color al evento  y pintar muy poco a la espera de que a alguien se le encienda una bombilla y se le ocurra repensarse el actual reparto de competencias y atribuciones profesionales.

Así que, para que nos quede claro lo que se entiende por urbanismo en este gremio, en la Bienal X, en la que estaba entre otros en el jurado el presidente del SECAE, a quien tanto se le llena la boca con el tema, ha elegido como ganador en la categoría de URBANISMO y CREACION DE CIUDAD….. Agárrense…

 El edificio Caixa Forum, de Herzog y De Meuron.

Sin pestañear oigan.

Ganador de la categoría de urbanismo y creación de Ciudad, un edificio. And two hard boiled eggs, que diria Groucho.

No un Plan General atrevido y que genere un interesante modelo de ciudad, no un Plan Especial de Reforma Interior que gestione de forma inteligente la combinación entre intereses privados y cesiones publicas, no un Estudio de Detalle que aporte una solución innovadora, una estructuración sorprendente de las disposiciones de ordenación del planeamiento de desarrollo para trasladarlas a la realidad, no unas ordenanzas magnificas….. 

No.

Un edificio, en urbano por supuesto, que es lo que mola y lo que queda bien, y lo que se lleva. En la categoría de urbanismo. Aquí estamos confundiendo ya el bisturi con el sable, la velocidad con el tocino y el 1:100 con el 1:10.000.

Leer el resto de esta entrada »

Written by Jose María Echarte

julio 27, 2009 at 9:44

Urbanismo McGyver

with 25 comments

Usted, amigo arquitecto, que quiere dedicar su vida al urbanismo. Usted que ha estudiado a Kevin Lynch, a Tony Garnier, las ciudades jardín inglesas y hasta la ciudad ideal de las salinas reales de Chaux. Usted en suma que ha leído, si es de mi quinta, el libro “Proyecto Urbano y Ciudad”, que se esta empapando de topologías varias y de modelos de crecimiento orgánicos… Usted, querido compañero, desengañase.

El urbanismo es cada vez más un encaje de bolillos matemático (Y no me refiero a la matemática que le gusta a Maria sino al calculo mas árido de cartilla rubio), antes que el desarrollo de un proyecto de ciudad.

Empecemos por el principio. El modelo urbanístico español, o al menos el más generalizado, el que proviene de la ley del suelo de 1954 divide el planeamiento en General y de Desarrollo. Forman el primero los Planes Generales casi en exclusividad dado que la tendencia actual es la eliminación de las Normas Subsidiarias de Planeamiento Municipal como instrumento valido. El segundo lo forman los Planes Parciales, Proyectos de Reforma Interior, y demás figuras de desarrollo recogidas en las mas que variadas legislaciones autonómicas.


En principio la división esta clara y no parece un mal sistema: El Ayuntamiento definirá unas trazas generales de desarrollo, unas bases de crecimiento urbanístico ordenado, o lo que tan amablemente llamamos un MODELO DE CIUDAD. En general las sucesivas legislaciones urbanísticas tienden a ser altamente discrecionales en este aspecto; recae en la autoridad municipal la decisión de este modelo. A posteriori será el planeamiento de desarrollo el que perfeccione y defina de forma adecuada, llevando a término, los parámetros y directrices definidos en el planeamiento general.


¿Cómo se define este modelo? Es difícil precisar ya que la variedad es infinita a este respecto pero en general se emplean parámetros puramente matemáticos:

Edificabilidades, ocupaciones, porcentajes de ocupación horizontal o densidades de viviendas, unidades de aprovechamiento, TAUs… Todos los conocen y alguna vez los han empleado. No se trata de que estos parámetros hayan demostrado su invalidez. Son solo eso, parámetros, datos de partida. Como lo es el coeficiente de seguridad o lo es la capacidad portante de un suelo.


Sin embargo, en ciertas ocasiones, la mayoría tristemente, estos son los UNICOS datos. El modelo a implantar, el criterio de desarrollo se basa única y exclusivamente en la manipulación de estos inputs numéricos para obtener una ordenación (A veces la única ordenación posible). Súmenle a esto el hecho conocido de que la legislación urbanística establece como forma de participación de la sociedad en los beneficios obtenidos por la clasificación de suelo una serie de cesiones obligatorias impuestas a los nuevos desarrollos urbanísticos. El 10% del suelo destinado a Espacios libres de uso público, entre 18 y 21 m2 por m2 de suelo destinado a vivienda para dotaciones… etc. El sistema va siendo cada vez más complejo.Añádanle otros condicionantes de carácter sectorial, servidumbres, zonas de protección, de no ocupación, inundables, apantallamiento litoral….


Incrementen las variables considerando que el planeamiento define (Y es este un punto critico) una serie de sistemas generales que deberán costear los diferentes desarrollos. Una especie de sistema de cupos por el cual, por ejemplo, una nueva EDAR deberá ser pagada por aquellos nuevos sectores de suelo urbanizable que se generen en proporción a su edificabilidad.


Por si la cosa les parecía sencilla, tengan en cuenta que la tendencia natural de las legislaciones urbanísticas autonómicas es la de que un porcentaje del techo edificable destinado a vivienda se destine a la construcción de viviendas en cualquiera de los regimenes de protección pública. En Andalucía por ejemplo un 30%, en la nueva Ley del Suelo un 25%. Tengan en cuenta que además el ayuntamiento debe obtener un porcentaje del techo, aquel que cubra un 10% (generalmente) de los beneficios lucrativos (Osea de las plusvalias obtenidas). Combinen ambas situaciones y obtendrán casos en los que valorada una VPO como 1/3 de vivienda libre (Esto es 3 VPO = 1 VL) el 30% de techo destinado a régimen de protección podría encajar en el 10% de lucrativo, otras en las que la baja rentabilidad del sector aumenta la bolsa de suelo a un porcentaje que no equivale al 10% de beneficio a trasferir (sorprendidos ¿verdad?).


No olviden, además, que la vivienda es para quienes tienen que pagar todo este asunto (Promotor habemus), un producto. Curiosa definición esta, que me llamaba la atención en mis primeros años dedicado a la cosa urbanística y que ha terminado por no chirriarme en los oídos. Como tal producto, sometido a los cambios de mercado, encaja mal con un planeamiento rígido que tardara años en aprobarse y aun más tiempo en desarrollarse. No es una situación baladí, tengan en cuenta que podría muy bien ocurrir que de los parámetros antes mencionados se obtuviera un “producto tipo” (vulgo, una vivienda) de aproximadamente 100-120 metros cuadrados útiles. Cualquiera de nosotros seria capaz de justificar una vivienda de estas características, pero no nos olvidemos de que, a la postre, estamos desarrollando un plan de ventas que no llegara a ver la luz si el “producto” no es vendible. Los últimos años del boom y el cuerno de la abundancia, cualquier vivienda que sobrepasara los 80 metros cuadrados construidos era desterrada como si fuera un anatema.


Si esta complicación era poca, deben saber que no puede quedar metro cuadrado de techo sin desarrollar. No tengo una opinión ni buena ni mala de esta situación una vez producida. Me explicare. El desarrollo de un sector de suelo urbanizable (Un PAU, un ANCOR, o cualquier otra figura) implicara unas inversiones económicas que no solo provienen del propio sector sino de los sistemas generales adscritos y que indefectiblemente habrá que pagar. Es evidente para cualquiera (Menos para Gaspar Llamazares por lo visto) que nadie se mete en un berenjenal de este calibre por amor al arte ni mucho menos por que sea una ONG maravillosa. El promotor medio exprimirá el techo edificable hasta los extremos más insospechados en un intento legítimo de obtener beneficios. Como les decía, no tengo opinión ni buena ni mala al respecto. La tengo (y mala) del sistema que nos lleva hasta este punto, pero una vez llegados a el…. que puedo decir, esta en la naturaleza del escorpión picar al elefante.


Por tanto, añadan a los condicionantes previos una capa mas, paralela y de control, formada por datos económicos. Esta capa generalmente no esta controlada por un técnico de forma exclusiva sino por expertos de ventas, marketing y de mercado cuyos datos habrá que sumar a los nuestros, teniendo siempre en cuenta que, como ya he dicho, estamos tratando de encajar una realidad altamente cambiante (El mercado) en un molde tremendamente rígido.


Las complejidades pueden ser aun más. Los datos también. Quédense con estos a titulo orientativo. Añádanle uno mas sin embargo: la (muy entendible y mas que necesaria) preocupación por la ordenación del territorio mas allá de los desarrollos particulares de cada municipio, ha propiciado la aprobación de Planes Directores y Planes Territoriales de ámbito supramunicipal y comarcal. Sus directrices son generalmente preceptivas y tienen una fuerte tendencia a montarse sobre las de los Planes Generales. A veces incluso a contradecirse de forma directa. En parte por razones puramente técnicas, y en parte por que los Planes Directores se han aprobado después de los Planeamientos Generales, cuando no por que sus intereses son estrictamente contrarios.


Si se fijan, hasta ahora, hemos hablado del modelo de ciudad…. Aunque no lo crean. Pero ¿De que modelo? ¿En que forma? El urbanismo es cada vez más el resultado de una tabla de Excel de las de 15 páginas y 200 columnas, datos y parámetros. Es el resultado final de una plétora de condicionantes en los que por ningún lado aparecen criterios básicos de ordenación racional. Miento. Si aparecen: la ordenación será racionalmente matemática o racionalmente económica. Incluso ambas situaciones llegaran a encontrarse. Unir eso con una ordenación racionalmente urbanística, esto es sostenible, integrada e integradora, accesible etc… parece ya mas complicado.


La tendencia, algo simplista, en los últimos debates públicos sobre este tema, en los que suele intervenir una gran cantidad de gente que no sabe nada de este tema, ha sido pedir más espacios libres, más cesiones. No creo que esta sea la solución. Muchos ayuntamientos han demostrado su absoluta incapacidad económica para gestionar ingentes bolsas de suelo público. Por otra parte, en un puzzle ya de por si complejo el movimiento de cualquier parámetro implicara cambios en el resto y con toda probabilidad aumentos de la edificabilidad, de las alturas, del numero de viviendas o incluso ratios VPO-VL desfavorables a la primera.


Cuidado, no estoy diciendo que reniegue de edificabilidades y porcentajes de ocupación variados. Ni tampoco que me parezca bien que la vivienda se haya convertido en lo que es actualmente. Simplemente observo que la balanza se descuelga cada día mas del platillo ocupado por esta “matemática de la ocupación” dejando el otro lado, el que realmente supone decisiones sobre un modelo de ciudad eficiente, habitable, sostenible, integradora…. eminentemente vacío.


Tampoco estoy diciendo que no se obtengan buenos resultados con este sistema. Sin embargo es más sencillo (Y mucho mas económico) obtenerlos malos. Ocurrirá como en el chiste:”¿Como le vamos a poner al niño?…Si sale de esta…McGyver.”

Written by Jose María Echarte

mayo 11, 2008 at 11:39

Preservar la durabilidad… y la ignorancia

with 20 comments

Decía Julio Cano Lasso que cuando alguien le echaba en cara que en España los arquitectos eran malos, no solía contradecirle. Simplemente añadía que los clientes eran peores.

Si han seguido la historia sobre el nuevo pabellón de congresos de Almería que les vengo contando, y si pensaban que la cosa no podía ponerse mas indignante, la realidad tiene formas de sorprendernos que dejarían ojiplatico al mismísimo capitán KirK en sus viajes espaciales a donde ningún hombre ha llegado jamás. A donde ningún hombre inteligente, se entiende.


Leo, con una mezcla de nausea y sorpresa lisérgica la información con que el consistorio nos regala este viernes pasado sobre el pabellón. Nos la van dando poquito a poco, como el aceite de ricino. Y a mi personalmente me sabe igual.


Aparte de desgranarnos las cifras del futuro obrón (Que es como medir el Guernica por el peso del papel empleado o por el tamaño del marco), nos encontramos con el siguiente pasaje, digno de figurar en el Celtiberia Show de Luis Carandell, y cito (Los corchetes son míos):

“Respecto a los materiales que se emplearan para la construcción del futuro Auditorio Palacio de Congresos [valiente preocupación, no sabemos aun como es pero si de que esta hecho], el alcalde declaro que aunque serán elegidos por el arquitecto [Como el que elige una cubertería] la idea que se baraja desde el consistorio es que la estructura exterior se confeccione en cristal mientras que la madera priorice en los acabados interiores, “no obstante serán materiales que preserven la durabilidad”.


¿Por donde empezar? El parrafito se las trae. Un análisis sintáctico primero, semántico si me apuran. ¿La estructura exterior será de cristal? ¿La estructura? ¿No será el cerramiento? Y, por otra parte, ¿Ahora las estructuras se confeccionan? ¿Cómo un vestidito de entretiempo? Ya decía yo que los criterios arquitectónicos del consistorio salen del Elle Deco, y claro, se nos queda lo de la confección….


Y no se pierdan lo que sigue, la madera prioriza en los acabados interiores. ¿Como prioriza la madera en los acabados? Y, mas importante aun ¿Se dejan los acabados priorizar? ¿O lo que quieren decir es que se le dará prioridad, o simplemente que se empleara, pero no saben cómo? Y el final, amigos, el final es de traca. Y entrecomillado, por lo que entiendo que es literal. “Materiales que preserven la durabilidad”. ¿Los materiales preservan la durabilidad? ¿De quien o de que? ¿De ellos mismos? ¿Del alcalde en el cargo? ¿No serán materiales duraderos? O a lo mejor lo que querían decir es que se iba a priorizar la durabilidad.

Es una buena puntualización la de nuestro edil dado que aquí estamos habituados a construir con adobe e incluso con chicle, y como todo el mundo sabe, si no fuera por estas ideas que hábilmente baraja el Consistorio aquí seguiríamos como los tres cerditos, o al menos como los dos primeros: Construyendo palacios de congresos de paja y de ramitas, a merced de cualquier lobo malo que venga a soplar. Con ser esto triste, no es lo peor. Esto es solo la forma, que ni siquiera tiene la decencia de ser mejor que el fondo.El fondo es, directamente, lamentable. No era nada lo del ojo, y lo llevaba en la mano.


¿La idea que se baraja desde el consistorio es que la estructura (Ay) exterior se confeccione (Ay Dios mío) en cristal? Me estoy imaginando la reunión y me viene la risa, seguida por el llanto. Fachadismo al mas puro estilo del XVIII. Y del XVIII malo. Viva la cubierta de los libros aunque el interior sea horrible. Compremos el cuadro por el marco. Viva el Caesar’s Palace de las Vegas.


[CODA]

Por otra parte no sabia yo que el Alcalde tenia entre sus muchos poderes y atribuciones el de cambiar el clima. En un sitio donde la temperatura en verano llega a los 35 con cierta holgura, y donde en invierno no se baja de los 12, en un lugar con el número de días-sol que disfrutamos…. La “estructura exterior de vidrio” parece bastante poco sostenible. Parece de hecho….un invernadero hipertecnológico y antieconómico (Y hortera). Del gasto en climatización ni hablamos, aunque creo que Mitsubishi Electric esta pensando en instituir el premio “Almería”, para gratificar al cliente que le compre la torre de refrigeración más descomunal. En Sevillana-Endesa ya miran con lujuria el certificado de punto de entronque.


Cristal. Que sea de cristal. Que sea “acristalaico”, estoy seguro que ha pensado este magnifico Think-Tank (Mas Tank que Think). Esto es casi tanto como encargar un mural a Diego Rivera y decirle que lo importante es que haya mucha pintura verde. O pedirle una sinfonía a Debussy y “barajar la idea” de que lo importante y lo feten es que haya muchos “re”. Como encargarle una opera a Mozart y aclararle que lo único importante es que la Soprano lleve una peluca rubia.


Este es el criterio y no otro. Esta la profundidad y el calado intelectual. Estas las bases con las que el señor alcalde y su equipo de “crupieres barajadores de ideas” planean gastarse 4,5 millones de euros “solo” en honorarios. De palabras como integración urbana, espacio interior, función, funcionalidad, accesibilidad, sostenibilidad, respuesta al entorno, funcionamiento, recorridos, circulación, sensibilidad…. De estas no saben nada. Pero eso si. Que sea de cristal. Y dos huevos duros, añadiría Groucho Marx.


El Colegio de Arquitectos sigue callado. El convenio sigue su curso [Saltándose la ley de contratos estilo Frosbury, claro]. El alcalde debe tener ya el billete a Londres y el Mont Blanc listo para firmar. Cristalerías Españolas debe estar frotándose las manos. Carrier por un estilo. Y la inteligencia, y sobre todo la gravitas que deberían ser cualidades de cualquier servidor publico que se precie están desaparecidas del debate.

Pero no nos preocupemos, que todo esta ya claro. Las bases para una gran obra están ya firmemente asentadas. Los criterios arquitectónicos sólidos, intemporales:


Que se priorice la madera. Que los materiales preserven la durabilidad… [De los materiales suponemos], y sobre todo, antes que nada…. que sea de cristal.


Por otra parte, y para acabar de rematar: no creo que sea de cristal, señor mío. En todo caso será, o no será, de vidrio.


Lo que será seguro, es una vergüenza.

Written by Jose María Echarte

abril 29, 2008 at 12:36

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 312 seguidores