n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

Archive for the ‘laboral’ Category

Big Boys

with one comment

BIG_BOYS

Agudeza visual. Encuentre a la única mujer.

El engaño de la nueva economía –entendida como la careta amable del capitalismo más ultraliberal y más antisocial- es el de ocultar que, en un modelo capitalista, la existencia de un conflicto permanente entre trabajadores y empleadores es inevitable.

El término conflicto no implica necesariamente otra cosa que la asunción de que los objetivos de ambas partes pueden no llegar a coincidir (no lo hacen en muchos casos) lo que obliga a una negociación constante que se enmarca en la existencia de unos derechos laborales y sociales cuya conservación (y su aumento) debe ser prioritaria para los trabajadores.

En otras palabras, un trabajador no puede, y no debe, renunciar jamás a conservar sus derechos y debe, siempre que pueda, intentar mejorarlos.

En los últimos tiempos dos cuestiones amenazan esta sencilla –por lógica- hipótesis de partida. Ambos perversamente relacionados.

Veamos cuales.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Written by Jose María Echarte

julio 17, 2017 at 11:58

Becariedad

leave a comment »

Maquetación 1

El cocinero. El rostro de nuestro tiempo. August Sanders, 1919

Cuando uno va a defender algo –más aun cuando ese algo es altamente cuestionable- dicta la coherencia que debe preparar una cierta argumentación estructurada y que, al menos, debe conocer aquello de lo que habla.

El sábado, en la Sexta, en un supuesto debate sobre la polémica de los stagiaires (a partir del 2:16:00) -o mejor dicho sobre el trabajo precario y la explotación-, la incapacidad de Sergi Arola para contestar cuando Antonio Maestre expuso, negro sobre blanco que, aparte de las consideraciones que el chef pudiera tener sobre lo que es o deja de ser lógico (30 segundos, sólo salvados por el presentador del programa), lo que impera es la legalidad vigente, es prueba evidente de cómo se gestiona en este país la cuestión de la becariedad (término este que copio a los fantásticos Stepien y Barnó, suma de becaría y precariedad).

Lee el resto de esta entrada »

Written by Jose María Echarte

mayo 8, 2017 at 11:23

Comer Prestigio

with 8 comments

WBYA

¿Quién construye tu arquitectura? ¿Quién cocina tu comida?

El otro día, tras una mesa redonda en el COAM organizada por CREARQ sobre qué hacer al acabar la carrera, escuché a Irene Del Sol –Vicepresidenta entonces de CREARQ y persona a la que merece siempre la pena escuchar, porque tiene una cabeza fantásticamente amueblada- que lo que no se podía hacer era “comer prestigio” porque no saciaba.

Les digo esto en estas semanas en que la prensa –internacional primero, española después– se ha dado cuenta de lo que ocurre en las cocinas de los grandes restaurantes del mundo y que es mucho menos bonito que lo que llega a la sala. Explotación, jornadas fuera de todo control, incumplimiento de convenios, trabajadores en media jornada echando más horas que la minipimer, ausencia de contratos, becarios que son en realidad trabajadores que no cobran y que viven hacinados, malos tratos aprovechándose de la situación de control profesional que ejercen ciertas figuras…. Una maravilla que tiene poco que envidiar a un taller clandestino, con el agravante de que a escasos metros de donde esta desvergüenza laboral,  propia del siglo XIX, se produce, hay gente pasando la visa a ritmo de 200 euros la comida. Precioso.

Lo más triste del asunto es descubrir cómo la prensa cae del guindo con la gracilidad de un yunque. Este artículo de N+1 –perdonen el autobombo- es de 2011, y en el ya se contaba lo que parecen haber descubierto los medios seis años más tarde (que escándalo, he descubierto que aquí se juega). Tampoco era tan difícil si nosotros, sin medios y viniendo de otro ramo, éramos capaces de ver lo desnudo que iba el emperador de la esferificación.

Lee el resto de esta entrada »

Written by Jose María Echarte

mayo 1, 2017 at 11:04

You Can Call Me Susan

leave a comment »

A Bullet Tooth Tony le pagan con contrato.

A Bullet Tooth Tony le pagan con contrato.

Avi: Should I call you Bullet? Tooth?

Bullet Tooth Tony: You can call me Susan if it makes you happy.

Snatch. Guy Ritchie, Columbia TriStar Home Entertainment, 2000.

Hace años vi el documental “NOMA, at boiling point”, en parte llevado por un cierto interés –que permanece- según el cual las concomitancias entre la deriva hacia una concepción simplificadamente artística de la arquitectura y de la cocina de alta gama han recorrido caminos paralelos en lo mediático y, lamentablemente, en lo laboral.

La hipótesis, que conocerán si son lectores habituales de esta santa Casa, es que la elevación impostada de dos profesiones –que pueden, alguna vez, llegar a ser sublimes, pero que son a priori y ante todo técnicas- a los altares de un concepto banalizado de lo artístico traería aparejada –y estaría sustentada en- la existencia de un meritoriaje laboral próximo al de los guilds medievales en el que la mejora del personal y su aprendizaje se emplea como moneda de cambio perverso para sustituir al justo pago por el trabajo realizado.

Así, en un mecanismo de traslación de la explotación, se asume la “necesidad” de ser explotado –oculta falsamente tras el ambiguo nombre de “formación”- para poder incluir en el currículo un hito que se considera necesario para llegar, a su vez, al nivel donde uno pasará de explotado a explotador.

El sistema, a la par que repugnante, se demuestra evidentemente falso (Solo hay que mirar los números de explotados en arquitectura o de stagiares en algunos tres estrellas) y sólo favorece a aquellos que lo han establecido. Cuestiona además la viabilidad de un modelo que necesita para ser funcional –y por tanto rentable- de mano de obra altamente especializada y gratuita, una disfunción difícil de soportar en cualquier otro sector y que se obvia en estos campos escudándose en la cuestión artístico –formativa.

¿Qué encontré en el documental?

Veámoslo.

Lee el resto de esta entrada »

Written by Jose María Echarte

noviembre 10, 2015 at 13:53

La Lacra

with 13 comments

Charlton Heston, haciendo de arquitecto en Ben Hur.

Charlton Heston, haciendo de arquitecto en Ben Hur.

Varias noticias recientes traen de nuevo a debate un cuestión que, adormecida, permanece no obstante latente en el mundo profesional y que, como tantas otras, se ha convertido en una de esas inmanencias que –pese a su dificultad, que uno no niega- los arquitectos españoles parecemos incapaces de abordar de una sola vez, de manera definitiva y unificada. Ya saben, somos capaces de organizar actividades, proyectos de una complejidad asombrosa… pero no nos pidan que cuando lleguemos a la cuestión puramente de intendencia vayamos mucho más allá de una hoja de Excel (de las que no adaptan las celdas al texto, además).

Se trata, quizá lo hayan adivinado, de la cuestión laboral. O mejor dicho, de la no-laboral, pues entiende uno que para referirse a la primera debe haber un mercado de trabajo estructurado y basado en las reglas del juego y que ese es precisamente el caso que no se da entre los profesionales del tiralíneas. Difícilmente puede llamarse mercado laboral (perdonen el palabro) a lo que cursa plagado de becarías, internships, trabajadores altruistas, falsos autónomos y arquitectos contratados para hacer de –oh sorpresa- arquitectos bajo el epígrafe de “calcador”.

Dichas noticias tendrán su desarrollo posterior. Créanme que me importa poco y que no es el objeto de este articulo cuyo punto fundamental  es entender que la pasividad y el “esto siempre se ha hecho así” cargado de indolencia y secretismo a voces, suponen una lacra difícilmente soportable por más tiempo para una profesión que si bien gusta de llenarse la boca con su adaptabilidad y su apego por lo social, parece incapaz de aplicarse con un mínimo de lógica las reglas que estima tan convenientes hacia el exterior. Y es que si el infierno son los demás, en nuestro caso, no nos andamos con medias tintas a la hora de enarbolar el tridente.

Procedamos.
Lee el resto de esta entrada »

Written by Jose María Echarte

junio 1, 2015 at 13:14

El Contrato de Mitrídates

with 9 comments

Pocos como Forges han descrito la realidad de los becarios. Como diría Stan Lee, ¡EXCELSIO!

Pocos como Forges han descrito la realidad -vergonzosa- de los becarios. Como diría Stan Lee, ¡EXCELSIO!

Pese a la galvana del retorno post-veraniego les hacemos a ustedes enterados del “affaire” de cierta empresa ubicada en la Gran Bretaña, dirigida por una española y cuyo nombre evoca soluciones habitacionales y colores [Y que al final se vio forzada a cambiar la oferta original y se ofreció a trabajar con una entidad de control de desarrollo de becarías]. Más allá del clarísimo ejemplo de efecto Streisand que trajo consigo el asunto, o de su propio desarrollo, la aparición de un reciente (Y acertadísimo) articulo en la web del Sindicato de Arquitectos, nos lleva a hacer un somero análisis de ciertas cuestiones que nos parecen, llegados a este punto, sistémicas. Endémicas si prefieren, dado que de lo que hablamos cursa con los tintes de una enfermedad infecciosa, con avances claros hacia la pandemia universal.

Vamos allá.

Lee el resto de esta entrada »

Written by Jose María Echarte

septiembre 24, 2014 at 13:20