n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

Flavour Of The Week

with 6 comments

Al rico cucurucho trendy

Cuando estudiaba en Madrid, cerca de Sancer (Si han estudiado en Madrid y no conocen Sancer merecen ahora mismo un auto de fe consistente en ver “El Elogio de la Luz” en plan tratamiento Ludovico) había una heladería Baskin Robbins.

Como las colas eran espectaculares, uno acababa por acercarse a por un helado. En la heladería, una pizarra con letras de quita y pon, indicaba cual era el sabor de la semana.

No había criterio ninguno para decidir el sabor de la semana. No eran sabores nuevos. Eran los de siempre, o sospecho que los de siempre mas próximos a caducar. El caso es que allí estaban. Una semana tocaba tutti-fruti, a la siguiente cereza. Y viceversa.

Siempre me acuerdo de aquella indiscriminada selección de sabores cuando veo titulares en los que algo se ensalza como “El ____ del año”. “El______ del momento” (Rellene el espacio con lo que le convenga: Actor, diseñador, editor, arquitecto…incluso político). Traigámoslo al terreno próximo, ¿El arquitecto del momento?

¿Por qué?

¿Es que antes hubo otro, también del momento, al que se le han gastado las pilas como a los conejitos chungos del anuncio de Duracell y ya no vale?

¿Es que después de pasado el momento en si, este de ahora tampoco valdrá?

¿Cuánto dura EL momento? ¿A que huelen las nubes? ¿Se expande el universo, es cóncavo o convexo?

¿Por qué me estoy acordando de los helados a punto de caducar de Baskin Robbins? Veamoslo:

La precariedad que supone esta tendencia de los establishment-media nunca dejara de sorprendernos. Es la que asume que los lectores son incapaces de deducir nada por ellos mismos. La que entiende su posición como la de un Prometeo sabiondo (Y algo pelota) que viene a traer a los pobres (Y cebollos) mortales el fuego de los dioses. El fuego del momento, claro, que es un fuego muy distinto a cualquier otro fuego y es mucho mas mejor por que brilla con la rutilante intensidad de la loa acritica.

¿Tan difícil resulta huir de los dos extremos que han de helarnos el corazón: la crítica furibunda sin sentido al calorcillo de “Yo mas que nadie” y el peloteo mas empalagoso? ¿Es tan rematadamente complicado analizar con profundidad, debatir con interés, dialogar con ánimo lúdico y responsable? ¿Tan dificil es no caer en lo peor del mundo de la moda descerebrada y valorar sin estridencias absurdas el magnífico trabajo de quienes, sin necesidad de tanto peloteo, están realmente abriendo camino en el despistadísimo panorama actual?

En lugar de todo eso, Baskin Press les ofrece, “El sabor de la semana”. Convenientemente enlatado, magníficamente envuelto en oropel y con fideos de chocolate por encima para que pase mejor por los gaznates menos exigentes. Su cita pseudo-cultural digna de “Mujeres Ricas” emplatada, desmenuzada y lista para digerir sin esfuerzo por aquellos que piensan que los libros serian más fáciles de leer si tuvieran menos paginas y llevaran fotos (O que directamente esperan a la película).

Para que enseñar a pescar, es mucho mejor dar peces. De hecho, es mucho mejor que yo te de el pez que me interesa. El pez del momento. Si en esta profesión siempre nos quejamos de ser unos incomprendidos, deberíamos mirar más que tipo de diosecillos hemos encumbrado de forma tontaina, tanto en el terreno profesional como en el mucho más surrealista de las trastiendas editoriales, y que se dedican a “decidir” que algo ha alcanzado la soberana categoría de “ser del momento” por los motivos habituales; a saber: Que el del momento es de la cuerda, que queda bien en la foto, o que mi agenda propia (Y no la honestidad responsable de quien escribe sobre algo tan importante como es la arquitectura) impone.

Son estos demiúrgicos oscurantismos los irresponsables responsables (Valga el trabalenguas) de no poner de relevancia la verdadera labor y la tarea que hay detrás de cualquier actividad creativa, técnica, o simplemente cultural.

Uno puede pasarse la vida saltando del sabor de la semana, al sabor de la semana, ciegamente siguiendo los dictados de una pizarra que tiene el espesor intelectual del Ragazza; sin darse cuenta uno convertirá algo serio y digno de un respeto responsable (Aquello de lo que se escribe… y aquellos para quienes lo hace) en las proverbiales hombreras: Se llevaron sin motivo aparente en los 80, las odiamos en los 90….y volvieron a ser lo mas de lo mas, la moda del momento, en el 2010.

Sea como fuere, yo siempre pedía limón y fresa. Llámenme clásico, llámenme aburrido, pero es que el sabor del mes, me empalaga hasta la nausea.

About these ads

Written by Jose María Echarte

junio 25, 2010 a 13:41

6 comentarios

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Estoy por decirte que no lo ha pillado

    María

    junio 25, 2010 at 14:02

  2. Tu crees? ^_^

    jmer73

    junio 25, 2010 at 14:03

  3. Sígur! (que dicen por aquí)

    María

    junio 25, 2010 at 14:13

  4. clap clap clap!

    dmCCAD

    junio 25, 2010 at 23:11

  5. me quito el sombrero una vez más, jmer xD por qué en cuanto he comenzado a leer el artículo he pensando en quien todos estábamos pensando?

    Brunelegqui

    junio 26, 2010 at 4:08

  6. A mi también me molesta mucho la moda en la arquitectura, un día todo son cajas y al siguiente televisores, un día el pavés es lo más y al siguiente está demodé, lo sustituimos por U-glass y ya está y si no por policarbonata y mañana… ey! ya nadie pone pavés vamos a ponerlo de moda. Y esto con materiales que no deja de ser algo banal y simplemente puede ayudarnos a ubicar temporalmente un edificio, porque últimamente se pone al mismo nivel proyectos en los que hay un concienzudo análisis de multitud de factores ambientales, programáticos, constructivos o de cualquier otra índole con otros en los que ese análisis parece hecho por un niño de primaria e incluso con aquellos que llegan a un resultado formal simplemente porque su programa informático se lo permite.

    albertof.

    junio 28, 2010 at 14:45


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 312 seguidores

%d personas les gusta esto: