n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

Cuentos chinos

with 4 comments

Ahora que los fastos han concluido….

Hagamos un poco de historia.

En 1936 se celebraron unos juegos olímpicos en Berlín. Era canciller por aquel momento un tipo bajito, de origen bavaro, con ciertas aspiraciones artísticas frustradas, mucha labia y tremendamente peligroso. Tenía bigotito. Ya saben.

Los juegos se organizaron como un escaparate de las bondades del sistema nacional-socialista. De la nueva Alemania aria. Así, publicitados por Goebbels, construidos por Speer y filmados por Riefenstahl, se convirtieron en un arma propagandística de primer orden al servicio del nazismo.

Alemania arraso en aquellas olimpiadas con 89 medallas frente a las 56 de su mas inmediato perseguidor, Estados Unidos.

¿Les suena de algo?

Acordándonos de esto, leemos con curiosidad un artículo aparecido en El País de su crítico de arquitectura de cabecera Luis F. Galiano sobre la arquitectura de Beijing 2008. Lo leemos sorprendidos y, como nos suele pasar con los artículos de Galiano, confundidos. No es que le encontremos capaz de defender una cosa y la contraria en artículos diferentes, es que le encontramos capaz de hacerlo en el mismo artículo.

La pieza trata, básicamente, de responder a la cuestión planteada frente a las intervenciones arquitectónicas en estos juegos olímpicos (Y otras actuaciones de las Pritzkerettes) de si los mejores trabajan para los peores, en clara referencia esto de “los peores” al régimen chino y similares.

Ya hablamos aquí de la entrevista a J. Herzog en la que se le preguntaba por las cuestiones morales de haber trabajado en un ambiente que no era especialmente democrático. Herzog pasaba de puntillas por los aspectos más peliagudos del asunto.

En el articulo si embargo, el autor empieza enumerando una serie de cuestiones que pondrían los pelos de punta al mas pintado relativas al régimen chino. Enumeración esta que pasa por aspectos tan peliagudos como la persecución política, la religiosa, la falta de derechos o el consabido carácter autoritario del gobierno chino. Lean el informe de AI al respecto si tienen alguna duda.

Sin embargo, tras la enumeración… Galiano se refiere a todas estas cuestiones como “Turbión de mala prensa”. Ciertamente peculiar y desconcertante. ¿En que quedamos?

¿Se respetan o no se respetan los más básicos derechos humanos en China? Es una pregunta de lo mas sencilla y la respuesta es si o no. No hay quizás que valgan en estas cuestiones.

Galiano sin embargo nos habla de la eficiencia con que el gobierno chino encaró la tragedia del terremoto de Sichuan. Magníficamente si, ya se ve. Lo compara además con la atroz falta de efectividad de Myanmar (Que es como decirte si prefieres que te disparen con una ametralladora o que te den con un palo. Lo normal es preferir el palo. Pero ninguno de los dos es bueno). Y lo hace además apelando a los “valores confucianos de jerarquía, disciplina y laboriosidad”.

¿Confucianos? Traduzcamos para que nos quede claro.

¿Jerarquía?, es mas que evidente que en un régimen con un partido único, otra cosa no habrá, pero ¿Jerarquía? Jerarquía hay la que usted quiera y mas. Hasta aquí están los chinos de jerarquía.

¿Disciplina?, habrá que recordarle al autor que en China sigue existiendo eso tan bonito de “Reeducacion a través del trabajo”. Que quieren que les digamos, cuando oímos a cualquier gobierno diciendo que va a reeducar nos ponemos a temblar. Este articulo se publico tres días después de la muerte de Alexander Solzhenitsyn. Hablando de disciplina, y de reeducar no podría haber paradoja más grande.

¿Laboriosidad? Combinen las dos anteriores, o sea, aquí mando yo, y si no te gusta te voy a reeducar con unos preciosos trabajos forzados, et voila. Laboriosidad a punta de pala.

La cigarra censura a la hormiga, continúa el artículo. Debe referirse al occidente democrático cuando habla de la cigarra y al nada democrático oriente cuando habla de la hormiga. Hombre, cualquiera que sepa como es un hormiguero, estaría de acuerdo en que un paraíso no es. Si las hormigas son además aficionadas al paso de la oca, y tienen anexo al hormiguero un bonito campo de reeducación vigilado por unas hermosísimas hormigas soldado… Entonces Censurar nos parece lo mínimo, y preferimos mil veces ser cigarras.

Parece que a Galiano lo que le atrae es un cierto nivel de autoritarismo. Se desprende veladamente de otra entrevista publicada en “El viejo Topo” en la que critica el excesivo individualismo de la sociedad actual (occidental se entiende) y aboga por nuevas formas de comunidad. Uno de los ejemplos empleados es el bulevar bioclimatico de Vallecas, exponente preclaro de esas arquitecturas de “Yo SE lo que tu quieres…….. Aunque no lo quieras”. De hecho toda la entrevista destila un poco esta sensación tan de arquitecto de “No sabéis lo que queréis, pobres humanos, pero yo seré quien os guíe”. Autoritarismo arquitectónico, en su versión gran timonel.

Lo dice sin ambages de ningún tipo en el artículo que nos ocupa cuando afirma que:

Respecto a China, la cuestión esencial resulta ser no tanto el pronóstico sobre cuándo adoptará la democracia como acompañante natural del capitalismo, sino más bien si su modelo autoritario resultará a la larga más eficaz que el capitalismo liberal

Vayamos todos y yo el primero, parece decir Galiano, por la senda autoritaria, que funciona como la seda (China, claro).

Lo que sigue en el articulo es de traca. De órdago a la grande y a los pares si tenéis y de preocuparse mucho por lo que se lee, y sobre todo por lo que se sobreentiende.

Lo reproducimos entero para no perder ni una coma:

[Hablando de las Stars que han participado en las obras de Beijing] Entre ellos se encuentran muchos de los mejores del planeta, que se han beneficiado de las singulares circunstancias del encargo y del apoyo político de una sociedad muy jerarquizada para construir proyectos memorables: el aeropuerto del británico Norman Foster -un dragón dorado y liviano que es la mayor obra del globo-, el estadio de los suizos Herzog y de Meuron -un nido titánico de acero que se ha convertido en el emblema de los Juegos-, o la CCTV de los holandeses de OMA -un rascacielos en forma de puerta doblada e inclinada-, son realizaciones que pasarán a la historia de la arquitectura y a la historia de China. Pero, ¿se puede decir que se trata de los mejores construyendo para los peores? ¿Podrían existir estas obras sin el auge económico, el deseo de afirmación y el apoyo decidido de una sociedad y un régimen? ¿Es el sistema chino perjudicial para sus ciudadanos? ¿Es China un miembro irresponsable de la comunidad internacional?

Cuando Galiano dice que se han beneficiado del apoyo político de una sociedad muy jerarquizada se debe referir a que no hay nada como construir para un régimen totalitario. No hay control popular, no hay oposición, no hay opinión publica, no hay problemas para aumentar presupuestos (Por que no hay nadie que se queje, salvo El Partido claro) y además la mano de obra esta por los suelos (Literal y económicamente).

De la enumeración de obras, que decir, parece que acabas acostumbrándote a que te digan digo donde te dijeron Rodrigo. Cualquiera que lea esto (Extraído de esta entrevista):

P: Sí es crítico con el “efecto Guggenheim” con los edificios estandarte, ¿Sigue pensando lo mismo?


R: Ha introducido ese factor de novedad o sorpresa de tal forma que hoy es casi imposible ganar un concurso si no se ha propuesto algo extravagante. Si propones algo contextual, que satisfaga necesidades, pero sin dar gritos simbólicos, es muy difícil. Los arquitectos de perfil más sosegado están teniendo dificultades para sobrevivir en este entorno más exigente en cuanto a la exacerbación de lo icónico. Los políticos demandan iconos, quieren edificios-trofeo, y los arquitectos que no saben ni quieren desarrollar esas formas abruptas pasan dificultades.

No puede razonablemente explicarse que “El nido” de H&DM, la A de Koolhas o el dragón de Foster sean encumbradas como obras que pasaran a la historia de la arquitectura sin un mínimo cuestionarse su carácter propagandístico y su descontextualización. Pero no se extrañen, en la misma entrevista unas líneas mas abajo Galiano esquiva una pregunta inconveniente sobre por que le han adjudicado la ciudad del motor a Foster en un jurado del que el formaba parte. No puede entenderse que quien critica el efecto Guggenheim y el uso de la arquitectura como arma propagandística defina como “memorable” una intervención (La de los juegos olímpicos) que es el programa arquitectónico-propagandístico más descomunal y más ajeno a su entorno de los últimos tiempos.

La pregunta de si podrían existir esas obras sin el auge económico el deseo de afirmación y el apoyo decidido de una sociedad y un régimen es tan simple como el asa de un cubo, por que es aplicable a cualquier situación y a cualquier país, aunque no tenga “régimen”. Y además es demasiado larga. Podría reducirse a si podrían existir sin el apoyo del régimen. La sociedad, en China, no creemos que vaya a protestar mucho (Ya hemos visto durante los juegos la gran (ironía on) facilidad que tienen en China para protestar por cualquier cosa y algunos aun recordamos a aquellos estudiantes que se sentaron hace ya unos años en una plaza a los que se invito a levantarse a ritmo de tanque).

La cuestión de si el sistema chino es perjudicial para sus ciudadanos. En fin, que decirles. Tiene fácil respuesta:

Para algunos pocos no. Para otros muchos sí.

El fin (Memorable nos dicen) parece justificar los medios. Cualesquiera que estos sean.

El artículo, el funambulismo ideologico, finaliza, tras afirmar sin ningún tipo de sonrojo que China esta culminando una revolución pacifica (Habría que ir al Tibet a preguntar cuan pacifica es la revolución), con una pregunta que ya no sabemos si definir de inocente o de pura perversión:

¿Y si los mejores estuvieran construyendo para los mejores?

Dejaremos que saquen sus propias conclusiones. Les recordaremos no obstante que los juegos de Berlin fueron un éxito. Que el estadio de Speer fue muy alabado. Les recordaremos que el pueblo Alemán también era muy laborioso y que había una clara (Clarísima) jerarquía. Les recordaremos que uno puede ver los documentales de Riefenstahl, o leer la biografía de Speer, admirar la técnica………. Y no por ello defender ni justificar lo que allí se ensalza ni comulgar con ruedas de molino, por mucho que el molino sea premio nacional de arquitectura, o memorable.

En otra entrevista Galiano criticaba que los arquitectos jóvenes, hoy en día, solo quieren aparecer en el papel couche y no en el dinero, como Le Corbusier en los francos suizos (O Aalto en la moneda finlandesa).

Tranquilos todos, no son Herzog y De Meuron, pero el Nido ya sale en los billetes. A la mayor gloria. Amen.

About these ads

Written by María

agosto 29, 2008 a 13:50

4 comentarios

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Muy interesante artículo,
    solo quiero dejaros el enlace al blog de Manuel Saravia, profesor de Urbanismo en la escuela de Valladolid, donde publicó hace poco un artículo en la misma dirección que este.
    http://urblog.org/index.php/Plaza/2008/08/10/el_silencioso_tejido_del_espiritu_una_ve
    Un abrazo,

    Sergio

    agosto 30, 2008 at 0:53

  2. Gracias por el heads-up Sergio. Veo que no somos lo unicos a los que les llaman la atencion ciertas “veleidades”.
    Por asi decir.

    Jose Maria Echarte Ramos

    agosto 30, 2008 at 21:15

  3. A lo mejor a Galiano le ha dado un ramalazo flash-back de su antigua militancia maoista.

    CO2

    septiembre 2, 2008 at 22:13

  4. [...] obras de los juegos olimpicos de Beijing, de nuevo, olvidando la inexistencia de derechos civiles- “¿Y si los mejores estuvieran construyendo para los mejores?”. Algo, aunque poco, hemos [...]


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 313 seguidores

%d personas les gusta esto: