n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

Ante Todo Poca Calma

with 15 comments

Muy poca.

Muy poca.

De la asamblea de Madrid convocada por CREARQ y el Sindicato de Arquitectos cabe destacar algunas cuestiones. Lo haremos en varias entregas, vaya esta –la primera- a sentar unas bases mínimas de criterio.

La primera que el futuro está en el Sindicato y en CREARQ, quienes con infinitamente muchos menos medios que COAs y CSCAE son capaces de movilizarse con muchísima más eficiencia.

La segunda que el Consejo Superior (Y los propios Colegios, en su mayoría) nos piden calma. Mucha calma. No sabemos si a base de Trankimazin, con meditación o con sorbitos de agua de litines. Pero calma.

¿Es la primera vez que nos la piden?

Veamos.

Hace muchos años, cuando se liberalizaron las tarifas de honorarios, Los Colegios eran plenamente conscientes de la absoluta precariedad del mercado laboral del sector. Y eran conscientes de que el número de arquitectos en España iba en aumento y no de forma lineal sino más bien exponencial. Se asumió  la premisa (falsa) de la liberalización en pro de una supuesta competencia pidiendo calma. Mucha calma.

¿Qué paso después? Lo conocemos de sobra. Un mercado con los costes completamente falseados a la baja se enfrento a una liberalización de honorarios que, naturalmente, fue a la baja, premiando así, con el conocimiento de Colegios y –ojo- Escuelas de Arquitectura, muy bien premiados a los infractores, a los corruptos y a los deshonestos mientras desterraba y castigaba a quienes querían competir con honestidad.

Las consecuencias de esta precarización –una que nos tomamos con, vaya, mucha calma- solo se está comprobando ahora en toda su extensión, reflejada en una incapacidad manifiesta del tejido productivo profesional para emprender, internacionalizarse o buscar otras vías de negocio.

Después, con el tiempo, apareció en nuestras vidas el CTE. Y también nos recomendaron que nos lo tomáramos con calma. Con mucha calma. Era la tabla de salvación. Era el futuro. Todo iba a ser sostenible. Y precioso. Y eficiente.

A nadie se le paso por la cabeza hablar de honorarios. De incremento de costes por proyecto (Unan la precarización antes descrita, claro). Ni por supuesto de que la aprobación chapucera y en bloque del documento -con los parabienes del entonces presidente del CSCAE por puras razones políticas y para bailarle el agua al recién creado –e inútil- Ministerio de la Vivienda- iba a suponer un esfuerzo (económico, personal…) titánico a la profesión.

Tampoco pareció preocuparle a nadie que la puntilla a la década de salvajadas urbanísticas la puso, precisamente, esa aprobación en bloque, dado que al grito de “Que viene el CTE” los incrementos de solicitudes de licencia llegaron en algunos municipios al 300% contribuyendo notablemente a potenciar justo aquello que se decía combatir.

Y sin embargo siguió la calma.

Más tarde, no hace mucho ya, llego Bolonia. Para que extenderse… ¿Saben lo que pedía el entonces presidente del Consejo? Lo han adivinado. Mucha calma.

Pero mucha ¿Eh? No fuera a ser. Y así, pasó lo que tenia que pasar: Los ICCP se reunían con el Ministro, nosotros con el Subsecretario de Estado. Se ve que siempre ha habido clases. Eso cuando no nos crecían los enanos del circo y el propio presidente de la conferencia de rectores se descolgaba pidiendo..¿menos?. A día de hoy, quienes estudiamos la carrera antes de Bolonia (Algunos sumando más de 680 créditos) aun no sabemos qué somos para Europa, si grado o master, con lo que ello implica a la hora de internacionalizar empresas, o internacionalizarnos nosotros, aunque sea por la vía del “ahí os quedéis”.

Y la calma seguía, oigan.

Y siguió, y sigue, en muchas otras cuestiones. ¿La ECC, aquella empresa que montaron los COAs y que era fiel reflejo multiplicado de su desorganización en la que las oficinas  ni siquiera usaban los mismos programas? ¿Aquella que ha costado sudores liquidar? Calma.

¿Decanos que se modifican ad-hoc los estatutos para presentarse más veces de las que les permitían los originales? Calma.

¿La división destructiva de los Colegios Andaluces, auténticos reinos de taifas atomizados e inútiles con un CACOA demasiadas veces al dictado del decano antes mencionado? Calma.

¿La insistencia –machacona- en un visado que hace años que está siendo cuestionado sin prestar ni de lejos la misma atención a otras cuestiones? Calma.

¿La precariedad laboral vergonzosa, publicitada en ofertas de trabajo en los propios COAs que tardan semanas en retirarse -si se retiran-? Calma.

Calma. Calma chicha.

Y ahora, llega esto. Este borrador, esquema, o lo que sea, que parece redactado por un indocumentado con una camiseta de Reagan y una chapa de “Neoliberal For Ever”.

Esto, que atenta directamente contra las bases de la profesión. Contra los planes de estudio y la formación de los 30.000 alumnos que hay en España a los que se está, simple y llanamente, estafando. Que va contra un mercado que, como veremos en próximas entregas, no da más de sí.

¿Y cual es el plan de acción que nos traen Consejo y COAs? ¿Cuales las claves de la movilización?

Pues por no variar. MUCHA CALMA. Pero mucha. Y relax. Y no asustarse. Y ya iremos a los despachos –que debe ser como ir a la sala de los abencerrajes pero con moqueta-.

¿En serio? ¿Mucha calma? ¿No hemos aprendido ya lo que pasa con la calma? ¿Hasta cuando vamos a seguir tropezando una y otra vez en la misma piedra?

El sistema no da más de sí. Consecuencias de parchear hasta el hastío un galeón viejo y lento y no preguntarse si no habría que dejar de reformar lo que ya no sirve y comprarse una zodiac. O hasta un pédalo.

Y da mucho menos de sí cuando se pretende, como si no viviéramos en la época de la cache de google -que tiene la mala costumbre de tener buena memoria- que esto ha sido una sorpresa. Lo siento. No es cierto. Malos mimbres son esos para empezar.

No solo porque hace ya más de un año que todos los esfuerzos gubernamentales llevan estos aires. No solo porque ha habido continuos informes sobre el tema, criticando el visado y otras cuestiones paralelas, así como la resistencia a la Ley Ómnibus (Colegios Andaluces, sin ir más lejos). También porque desde hace seis meses venia advirtiéndose del desarrollo de una próxima ley de servicios profesionales cuyo objetivo era reducir lo que abstrusa y falsamente este gobierno de llama “monopolios”. Si necesitábamos más pruebas, el Presidente de los ICCP deja negro sobre blanco que ni les ha pillado de sorpresa (Dado que ya se habían reunido con el Ministerio de Economía) ni ellos están con la calma galvánica.

Pero no crean que la cosa acaba en las instituciones profesionales. Las Escuelas, tras décadas de olvidarse muy conscientemente de que esta es una carrera técnica y de que sus salidas son muchísimas, tras años y años de asignaturas de proyectos en las que se denigraba cualquier otra opción que no fuera ser “demiurgo social” con la moralina obtusa de “los buenos y los malos”, se encuentran igual de perdidas o más.

Así, invocaciones a la educación de la sociedad como nuestro mayor problema (Largo me lo fiáis, caballero) con las que pueda estarse más o menos de acuerdo, devienen para la ocasión en vivas al sol que no hacen sino distraer de una muy necesaria autocrítica y un mucho más necesario plan claro de acción, más allá de los juegos de florete que tanto nos deleitan, porque el enemigo es la Panzerdivisionen y no la Pimpinela Escarlata. .

Pero no. Calma. Mucha calma. No nos pongamos nerviosos.

Y no. No se trata de agarrar un bidón de gasolina. Ni una motosierra. No confundamos la calma con la galvana ni la actividad y la denuncia con la anarquía.

Se trata -en cambio- de ser altamente activos. Claros. Rápidos. Se trata de que las mentiras contenidas en ese borrador –que las hay, y muchas- deben ser puestas en claro. Las mentiras que no admitan contestación, ojo. Se trata de no perderse en intentar educar a la sociedad (Cuando deberíamos primero quizás educarnos nosotros). Se trata de no liarnos con frases no por más rimbombantes menos impracticas en esta situación (“Donde los ingenieros ven un vacío los arquitectos ven el espacio”. Pues muy bien). Se trata de que mientras “le explicamos a la sociedad lo que es un arquitecto” se nos va a ir el jamón en catas. De nuevo, el florete y el panzer.

Vayamos a lo incontestable: Formación. Planes de estudio. Oversupply de servicios. Destrucción de tejido productivo (Pymes y autónomos). Precarización de la oferta de servicios. Disminución de la formación por recorte de gastos. Construcción de monopolios (estos si, reales) personificados en corporaciones megalíticas una vez eliminado el tejido productivo actual. Vayamos a lo que es mentira y admite poco debate floreado sobre sensibilidades variadas. (Lamentamos ser tan crudos, pero la dispersión no nos favorece. Hablaremos de ellas en la segunda parte de este artículo, la semana que viene. Programen sus feeds).

Estamos, como señalaba en su día David Bravo al respecto de la ley SINDE-WERT, en periodo PRE-LEGISLATIVO. El periodo que va desde el anuncio de la redacción de la ley y sus borradores hasta su aprobación. Uno en el que el legislador debería detectar las reclamaciones y clamores de la sociedad que necesitan regularse y que lamentablemente se emplea muchas veces (Como en el caso funesto de la Ley SINDE-WERT) para crear artificialmente esas reclamaciones. Creanme que los redactores de este borrador lo van a hacer. Ya lo están haciendo. Y creanme también que las negras, que juegan mucho y ganan casi siempre, no se andan con calmas de ningún tipo. [Vean a este respecto esta maravillosa encuesta de El Mundo, que para ser más parcial solo le falta firmarla De Guindos]

Esto es lo que hay que combatir. Esta creación de la necesidad que NO EXISTE. QUE ES FALSA. Sin pausa y con prisa. Ya.

Con la misma poca calma con la que –ténganlo por seguro- pueden llegar a moverse los acontecimientos y los esperables resultados.

Experiencia traemos. No nos pidan más calma. Nos queda muy poca.

Anuncios

Written by Jose María Echarte

enero 16, 2013 a 22:40

Publicado en Actualidad, LSP, profesión

15 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Lo de la encuesta es completamente delirante…increible…

    ferreirodesde1958

    enero 17, 2013 at 0:09

  2. Totalmente de acuerdo. Ayer hubo punto de encuentro en el COAR en Logroño y el mensaje era el mismo: Calma. Calma, que estamos solamente con un borrador, está habiendo reuniones, y si no prosperan, tenemos otras cartas en la manga… (refiriéndose al CSCAE). Lo que no quedó claro fue cuáles eran.

    De todos modos, poco más se dijo acerca de la LSP que no lo hubierais comentado ya por aquí antes.

    Ahora vamos a ver qué es lo que podemos hacer… De momento y a título individual, compartir vuestro post.

    Gracias.

    alvaro

    enero 17, 2013 at 0:49

  3. Hace 2 meses me contaron en el Colegio de Arquitectos de Turín, hablando de todos estos hitos temporales comunes con Italia, que en Alemania, les decían los responsables de los colegios alemanes, han vuelto a poner las tarifas profesionales. Cuando llegué a Italia hace años, me estudié los planes de estudio, y, tachán!!!, nuestra titulación aquí se dividía en dos: lo que llaman aquí ingeniería “edil” + arquitectura. Aquí no tienen las competencias que tenemos nosotros, porque NO estudian lo que estudiamos nosotros. Es así de simple. Pero vamos, que de Guatemala, me he metido en Guatepeor. Ánimo con el blog y #noalaLSP

    Pau

    enero 17, 2013 at 8:43

  4. Eso sí, todos tranquilos que los colegios no desaparecerán…

    Tomás Serrano

    enero 17, 2013 at 9:58

  5. Eso, eso, tranquilos. Pero eso sí, necesitamos que paguéis más mamandurrias porque negociar agota y necesitamos buenas recompensas. Además somos muchos negociando y tenemos que ir todos a Madrid a sentarnos con el ministro.

    Sufridor COAS, más bien ASCO

    enero 17, 2013 at 12:45

  6. como dice Tomás, tranquilos que los colegios seguirán
    cómo pueden pedir calma, cuándo se han preocupado del colegiado de a pie, están para mantenerse en el sillón, yo lo he visto, he estado dentro y da asco,
    si el resto de Europa tiene asociaciones profesionales, si en algunos paises tienen tarifas…deberíamos adaptarnos

    ana torres

    enero 17, 2013 at 14:40

  7. Os dejo un link de un fragmento de la penosa asamblea del pasado 15 de enero del COACV. Es el inicio de las intervenciones de los asitentes.
    Más claro no se puede decir, y más pasivos no pueden ser nuestros representantes.

    http://www3.coacv.org/videoteca/visualizar_video.asp?id=15012013_lsp_borrador_3&title=anteproyecto%20de%20ley%20de%20servicios%20profesionales

    des-colegiado

    enero 17, 2013 at 15:13

  8. Es una pena que una reflexión tan bien articulada, como a menudo ocurre, también a menudo incluya afirmaciones inasumibles, al menos desde mi punto de vista. La justa crítica a las instituciones que piden calman, igualmente pertinente en relación a las funciones y objetivos de la enseñanza de la arquitectura, se acaba extendiendo a un reiterado posicionamiento demonizador de la educación no técnica de la arquitectura, algo ya común en estos lares. En este caso, bajo el paraguas de la necesaria unión frente a un mal mayor, los malotes de las ingenierías.
    Si el grito de guerra es: ¡Que no somos artistas, que somos técnicos! les planteo mi desacuerdo.
    Precisamente son compañeros nuestros los que presiden todas esas instituciones que aquí, y merecidamente eso sí, se ponen en el disparadero. Compañeros a los que en el ejercicio de la profesión de arquitecto como “demiurgo social” o de “los buenos y los malos” les ha pillado siempre más bien lejos. Asumiendo la crítica por la falta de fuentes: esto es, como el 90 % de los arquitectos y arquitecturas que se desarrollan en este país, y eso que ancha es Castilla. En ese ingente patrimonio edificado en los últimos 20 años es donde es más evidente está contradicción, no de la responsabilidad de los arquitectos que ejercen su profesión como demiurgos sociales o con una ingenua distinción entre “los buenos y los malos” , si no más bien de su clamorosa ausencia.
    Y todos arquitectos.
    Así que la unión… pues no se que unión, si implica de partida un evidente complejo de inferioridad hacía las carreras técnicas, a estas alturas no está uno para estas uniones , para asumir como la diplomacía americana con el “…may be a son of a bitch, but he’s our son of a bitch. ”
    En definitiva, ¿ es adecuado y pertinente en este contexto de liberalización reivindicar que el error de partida es que la profesión del arquitecto no se afirma suficientemene como técnica, es decir, restringiendo de partida aún más nuestro campo de acción y de, perdona que lo diga que ahí también estamos, de reflexión?

    dani montes

    enero 17, 2013 at 15:22

  9. Muy bueno el articulo. En el video que la Asamblea del COAV que alguien a colgado aqui esta mi intervencion, la primera. Como podemos observar, lo de pedir calma es una consigna. ¿Alguien esta haciendo algo?
    Este asunto es de una gravedad inigualable.

    Lourdes Garcia Sogo

    enero 17, 2013 at 17:53

  10. Me acuerdo que cuando salí de la escuela para entrar en un estudio a aprender la profesión pensé: Joder, en la escuela me han estafado!!, de esto hace ya 8 años, y todavía sigo pensando lo mismo,
    ¿es que no se puede ser un buen profesional? ¿no basta con eso? ¿por qué tenemos la cabeza llena de pajaritos cuando salimos?….

    Un saludo y gracias de nuevo… si conseguís que la gente os preste atención, es posible que podamos solucionar esto…

    Mejunje27

    enero 18, 2013 at 15:43

  11. ¿Con la que está cayendo el debate es cuánto somos técnicos o cuánto artistas? SOMOS arquitectos y arquitectas con unas competencias profesionales, que debemos defender ¡ese es el debate!
    ¿complejos por qué? no entiendo bien a dani montes
    Felicidades Jose María

    MGR

    enero 20, 2013 at 23:19

  12. MGR, precisamente a eso me refiero, desde los colegios de ingenieros se ha introducido maliciosamente en el debate si son análogas nuestras capacidades técnicas, y no hay que seguir el juego, tampoco diciendo que somos tan técnicos como ellos, porque entonces dejamos la puerta abierta a que un comite científico valore cuan parecida es nuestra formación técnica.
    Critico parcialmente el post porque percibo un menosprecio a esas otras “capacidades” digamos “artísticas”, y a su relevancia en ela formación del arquitecto. Ahora, arquitectos y competencias profesionales dentro de la futurible ley, ese es el debate como bien dices. Competencias profesionales de unos arquitectos con una compleja y diversa interacción de capacidades disciplinares, pero defendiendolas como un todo, no solo fragmentandolas en las técnicas.

    dani montes

    enero 21, 2013 at 10:58

  13. dani montes debes haber leido otro post, porque yo en ningún momento percibo ese menosprecio , muy al contrario deduzco de él la defensa de la ARQUITECTURA (con mayúsculas) .

    MGR

    enero 22, 2013 at 19:07

  14. Dani, nadie desprecia ese componente. Y no me gusta llamarlas artisticas porque entiendo que el arte es otra cosa, y que si bien es cierto que la arquitectura (La que cursa con mayusculas, como dice MGR) pueda llegar a serlo, no entiendo ese factor como un a priori. No menosprecio las asignaturas mas humanistas (Aunque esta definicion tambien me parece precaria), antes al contrario entiendo que forman parte del caracter tecnico de la profesion. Son, sencillamente, tecnicas diferentes. Niego esa diferenciacion un poco simplista entre “lo tecnico” (Aquello que se hace con una calculadora, o que atañe a estructuras, construccion etc) y lo “artistico” (Todo lo demas) si no por otra cosa porque bajo este paraguas tan endeble cae -no siempre, pero muchas veces- en el callejon del capricho y lo banal.
    Por eso niego la mayor. Tanta tecnica requiere saber composicion como saber de instalaciones.
    Y es este uno de los principales puntos a defender y en el que basan sus irresponsables comentarios algunos representantes de otras profesiones: La arquitectura no es “lo de los Ingenieros Industriales y un poco de arte, que es prescindible”. No. Es una carrera tecnica completa, con tecnicas y saberes diferentes. Creo que estamos mas de acuerdo de lo que parece.

    Jose María Echarte

    enero 22, 2013 at 19:15

  15. vale, puede que estemos más de acuerdo de lo que parece :)

    dani montes

    enero 22, 2013 at 19:23


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: