n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

Spain, Mon Motocarre

with 17 comments

Sardinas traigo. Conceptuales. Pero sardinas.

Tengo especial predilección por la película “Placido”, de José Luís García Berlanga.

En ella, con su habitual acidez, Berlanga y Azcona representan la cara real de la caridad hipócrita. Aquella que entiende claramente que su objetivo no es tanto cambiar una situación injusta o flagrantemente vergonzosa, como mantenerla convenientemente maquillada, para con ello lavar conciencias o peor aun trepar sobre las espaldas de aquellos a quienes –falsamente- dice ayudar para colgarse la pertinente medalla.

Un cadáver perfumado, por muy bien que huela, no deja de padecer rigor mortis.

En la película, el telón de fondo es la campaña “Siente un pobre a su mesa” que en navidad desarrolla la burguesía de una pequeña ciudad de provincias, más preocupada por el qué dirán y por el reparto de pobres que queden bien que por las vidas y cuitas de esos “pobres” que, a la postre, no son sino el atrezzo necesario de sus vergüenzas y miserias.

Placido, quien da titulo a la película, interpretado por un magnifico Cassen, es un hombre sencillo que quiere salir de los urinarios públicos en los que vive con toda su familia y que conduce un motocarro para el comité organizador, cuya letra –autentico hilo conductor de la película- debe pagar si no quiere perderlo. Durante su extraña odisea se vera traído, llevado y manipulado por un show cuyo objetivo –como comprenderá el espectador y quizá el mismo Placido al final- es el propio show en si mismo y no el pago de esa letra que supone para el mucho más que un simple papel.

¿Estamos tan lejos de la realidad que representa Placido? Es triste comprobar que no. Que en absoluto. Que donde Berlanga sentaba un pobre a la mesa de los poderosos, hay quien ahora va a poner a un estudiante a sujetarles las maquetas.

Lean y asómbrense, si aun les queda capacidad.

Se celebra este año la bienal de Venecia de arquitectura. No soy especialmente amigo de aquello en lo que se han convertido las bienales en general, plagadas de performancias que en el mejor de los casos me resultan simplistas y en el peor escasamente interesantes por lo banal. Sin embargo, hasta hoy, uno entendía que esta podía ser una apreciación personal y jamás me había resultado –como es el caso de este año- tan indignante uno de los contenidos del Arsenale.

Spain Mon Amour, se titula el asunto y ya el cartel anunciador va dejando claro aquello a lo que nos vamos a enfrentar.

En el, jóvenes vestidos de “El Aviador Dro y sus Obreros Especializados” portan maquetas, rosetones y otros objetos, más o menos relacionados con la arquitectura. Acudamos a la interpretación del comisario, Fernández Galiano, para entender la “profundidad” del asunto:

“la exposición es conceptual y “povera” ya que en España se registra un descenso en el número de viviendas iniciadas que ha pasado de 800.000 a 53.000 el año pasado”

“En un momento en el que la profesión y la arquitectura misma atraviesa una situación deplorable, hemos decidido emplear el presupuesto que la Bienal nos da para llevar 200 estudiantes de arquitectura, que serán los que expliquen los proyectos seleccionados”

Cada semana quince jóvenes, vestidos con monos blancos, explicarán a los visitantes de la exposición en los espacios de El Arsenal, los proyectos seleccionados a través de unas maquetas, también blancas y de 28×28 centímetros, que llevarán en las manos.

Todo ello, no podía ser de otra manera, con las mismas intenciones bondadosas y almibaradas del comité ciudadano de “Placido”. Todo por vosotros, pero sin vosotros. Entre otras cosas porque las maquetas que los “agradecidos” porteadores van a cargar son –Oh sorpresa- de:

Francisco Mangado, con tres proyectos entre los que se encuentra el Pabellón de España en Expo Zaragoza; Mansilla y Tuñón, con el MUSAC de León; Nieto Sobejano, con el Museo San Telmo de San Sebastián; Paredes Pedrosa, con el Museo Arqueológico de Almería, y RCR. Aranda, Pigem, Vilalta, con el Teatro La Lira, de Ripio […]

Parece como poco curioso que se proclame a los cuatro vientos la preocupación por los jóvenes -y su mismo futuro en este país- mientras se publicita de esta “peculiar” manera (No nos engañemos, este es el juego) la obra de cinco estudios cuyos arquitectos están entre los 50 y los 55 años y que no tienen pinta de estar en la tesitura del susto o muerte / emigración o hambre. Parece también curiosísimo que se haga además con obras que no son precisamente de ayer mismo: El Arqueológico de Almería es de 2004, el pabellón de Zaragoza de 2008, el teatro La Lira es de 2005…

O lo parecería, si no fuera porque uno ya dejo hace tiempo de creer en las casualidades y porque esto apesta a cadáver perfumado. A camarilla de amigos. A siente un pobre a su mesa o mejor aun ponga un estudiante a hacer portes. Portes conceptuales, eso si.

A caridad hipócrita y perversa. [No se pierdan el video de presentación, si tienen estomago, con sus figurantes porteadores de rigor]

Apesta a emplear a unos estudiantes a los que se ofrece cama y viaje como caramelito-premio por representar a la perfección su papel mientras los de siempre, pastoreados por los de siempre, entonan el “Que barbaridad” de Susanita para colgarse la bonita medalla de la solidaridad y aplacar sus conciencias seguros de que pese a la pantomima todo lo demás sigue y seguirá –como era la intención desde un principio- exactamente igual.

Porque esa es la simplona alegoría, el chiste grueso y burdo disfrazado de performace políticamente correcta: Jóvenes estudiantes a los que se invita –cuanta amabilidad- a largarse al extranjero a trabajar (Léase sobrevivir. Léase decir –hay que tener cuajo-, que lo que es realmente un drama, es una aventura), haciendo escala previa en el sostenimiento manual de las maquetas de arquitectos miembros de una generación que es, precisamente, la que no ha sabido –por acción o inacción- ni probablemente ha querido dar el relevo, apalancada en unos modos, clichés y formas del pasado que son en gran medida responsables de nuestra situación. Una generación que es probablemente la mía, una en la que no particularizo (Aunque, según el caso, bien es cierto que quizá podría).

Y ojo, no lo hacen de cualquier manera. Lo hacen vestidos de mono blanco igualitario, en algunos casos con mascaras y mascarillas que ocultan el rostro. Convertidos en carne de plotter homogénea, en mano de obra tremendamente barata y deshumanizada. Que nadie olvide cual es su lugar.

¿Esta es la preocupación por los jóvenes estudiantes, futuros arquitectos?

Así –quizá es que soy un descreído- ve uno con no demasiada sorpresa a un comisario que parece dispuestísimo a apuntarse no ya a la caída sino al salto desde el guindo, con carpado vertical y hasta sukahara, sin que se le haya conocido anteriormente -desde sus muy considerables megáfonos cuando ejercía de valedor de la arquiestrellas (Importadas y domesticas) en nuestro país- una voz más alta que otra contra esta “situación deplorable”, que tanto parece importarle ahora.

Seamos inquisitivos y preguntemos: Sí lo que se pretendía era denunciar la situación insostenible y vergonzosa a la que ha llegado –en general- la arquitectura española esta ultima década: ¿Era este teatrillo absurdo y en buena medida insultante lo mas adecuado?

Quizá es que era lo necesario para establecer esa bastardísima equidistancia en la que parezca que se dice, sin decir. En la que parezca que se denuncia, pero bajito; dejando clara la posición de cada uno: los unos sujetando por dos perras, los otros sujetos. No quiera Le Corbusier que vayamos a decir –por una maldita vez- las cosas clarísimas, porque que quizá haya quien nos entienda. Quizá haya quien se entere de que el pavoneo de la magnifica (No lo niego en algunos casos) arquitectura española de la ultima década se asentaba en demasiadas ocasiones sobre los embarrados pies de la explotación mas sangrante de un sin fin de arquitectos y de sus ilusiones. Quizá haya quien se de cuenta de cuantas de nuestras obras languidecen en demasiados casos en el limbo del olvido del valor social de la arquitectura, hijas exclusivas del neoliberalismo atroz e icónico.

Quizá haya quien se de cuenta, muy al final, como el propio Placido, de que no es un viaje para hacer de azafatas de una exposición de los de siempre con lo de siempre lo que necesitan los jóvenes cuyo futuro nos hemos ventilado al alimón –obnubilados como estábamos por el exceso-  sino soluciones reales, sinceridad y grandes dosis de autocrítica. De querer realmente cambiar la situación y no ocultarla bajo una caridad estomagante.

Common Grounds” parece ser el tema de la bienal. El único que conozco, el único territorio común irrenunciable que me interesa es aquel en el que las reglas del juego se cumplen para todos y se cumplen con honestidad y con sinceridad, aquel en que dejamos de ocultar tras maravillosas fotos en papel cuché la crudísima realidad. El resto -créanme que me da igual que sea de acero corten, topológico, paramétrico o cubierto de balaustradas- es una cuestión estilística carente para mi de falsas moralinas, en la que podría entrar muy a gusto si la anterior estuviera resuelta y no jugáramos a la hipocresía con la misma facilidad con la que en “Placido” –volvemos a Berlanga- la muerte de uno de los pobres invitados a cenar, no es una tragedia en si misma sino que mueve al lamento porque el muerto sea el propio… “Con lo bien que iba la campaña”.

La exposición es conceptual y povera, nos había dicho su comisario. Lo es ciertamente. El concepto lo tenemos claro, lo conocemos de sobra. Lo conoce cualquiera que haya vivido y trabajado en el sector de la arquitectura en los últimos 20 años, aunque quizá se había ahorrado hasta ahora el verlo elevado a la categoría de performance estilizada y grotesca.

En cuanto a la pobreza no es de medios. Yo más bien diría que es de espíritu.

About these ads

Written by Jose María Echarte

julio 18, 2012 a 22:34

Publicado en Actualidad, profesión, venecia

17 comentarios

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Se me están quitando las ganas de ir……….

    eugenia

    julio 18, 2012 at 23:15

  2. Por cierto….. tengo un par de dudas
    Se les paga a los estudiantes y ¿cómo ha sido el proceso de selección?

    eugenia

    julio 18, 2012 at 23:30

  3. Eugenia, lo explican en el -tremebundo- video enlazado. Por lo visto les hicieron un casting (¿Tipo MHYV tal vez?) y los seleccionaron entre estudiantes de las escuelas donde dan clase los elegidos para la gloria, sospecho que la mayoria de Madrid (estudiantes de Madrid, quiero decir). El nivel de ingles para explicar los proyectos de marras comme il faut fue lo decisivo.
    No creo que se pague nada por esta “beca” (Ay, que me da) y me sospecho que no existe contrato alguno. Cabe preguntarse, siendo muy malevolo… ¿Que ocurre si uno de los porteadores desarrolla codo de tenista o, mejor dicho, codo de pedestal de cargar las maquetitas? ¿Tiene baja? ¿Seguro medico?

    Jose María Echarte

    julio 18, 2012 at 23:45

  4. Lo teníamos en mente y, como siempre, te has adelantado para decirlo mejor y más claramente de lo que lo hubiéramos podido hacer nosotros.

    Es de un ironicinismobuenrollista que me parece que llega a convertirse en esas cosas que cuando nos las cuentan en persona solo podemos decir
    ¿Tú te estás quedando conmigo?

    Lamentablemente, es cierto.

    Miguel Villegas Ballesta

    julio 19, 2012 at 10:33

  5. En las sabias palabras de Axel Foley:

    Jose María Echarte

    julio 19, 2012 at 10:38

  6. Todo mi desprecio hacia los que allí sentados se hayan. Les tenía calados ya, pues en el fondo no hacen otra cosa que retratarse a sí mismos, porque la actitud hacia los estudiantes de estos eméritos catedráticos y profesores de Proyectos, siempre ha sido la misma y la conocemos. Por supuesto, no quisiera generalizar, pues hay de todo en las Escuelas, pero el mero hecho de que estos se presten a esa farsa lo dice ya todo de ellos. Vergüenza les tenía que dar, y la vergüenza tenía que perseguirles. Berlanga era con la sociedad falsamente caritativa mucho más… piadoso (es oportunísimo y genial el símil que establecéis. Enhorabuena por la denuncia)

    Gabriel

    julio 19, 2012 at 10:49

  7. El día que vi la propuesta de Galiano para la Bienal, pensé si aún quedarían estudiantes obnubilados por sus “maestros” que, aún advirtiendo el futuro que les espera, y lo que es peor, reconociendo ya a los “presuntos culpables” de la situación a la que ha llegado la profesión en España, todavía tendrían estómago para aguantar tan humillante representación… !Pues sí! Seguimos sin quitarnos las orejeras de caballo.
    “Spain Mon Amour”…si al menos los acompañara, tan solidario comisario vestido con mono blanco y mascarilla, sujetando una maqueta igual de blanca, al menos podría interpretarse como tributo (donde otros podrían leer parodia) de las clases magistrales de Itten en la Bauhauss y así al menos se cerraría el círculo, dejándolos a todos dentro y al resto con libertad para reemprender el camino con honestidad.

    J.M. se puede decir mas alto, pero no mas claro.
    Un placer, como siempre leer y compartir vuestras opiniones, n+1.

    Estudiante Indignado

    julio 19, 2012 at 11:14

  8. plas plas plas

    daniel

    julio 19, 2012 at 13:18

  9. Nada mas verlo me he acordado de “La naranja mecánica” de Kubrick, estaba esperando ese momento en el que se rebelan los estudiantes y empiezan a golpes con los cuatro y con las maquetitas.
    Que imagen más lamentable.
    Un saludo a todos.

    Angel Pascual

    julio 19, 2012 at 17:10

  10. Va a comprar Arquitectura Viva su puta madre. BOICOT A ARQUITECTURA VIVA YA!!!

    enparalelo

    julio 20, 2012 at 12:01

  11. Digo yo… ¿y por qué no van los ínclitos a sujetar sus maquetas? O si querías meter a 200 en el presupuesto de uno, que expliquen sus proyectos arquitectónicos.

    Ah, no. Igual no consiguen, tan magníficos profesores, coger a 200 alumnos con potencial y hacerles sacar proyectos que valgan la pena.

    BS

    Betgau

    julio 22, 2012 at 11:53

  12. Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana. Y del Universo no estoy seguro.(frase recurrente del amigo Albert). Demostración empírica en el video de presentación…..sin palabras.

    fernando

    julio 23, 2012 at 10:31

  13. [...] la de AV, comisariada por Fernández Galiano, en la que unos estudiantes de incertísimo futuro hacen de pedestales humanos (Como lo leen) de las obras de la generación que –en gran medida- les ha legado la actual [...]

    Parrandas « n+1

    agosto 30, 2012 at 0:52

  14. Me parece estupendo que se invierta el presupuesto en becas para los estudiantes, claro que debieran tener una presencia activa y no ir como meras comparsas. Si encima se les disfraza de apicultores, fumigadores, manipuladores de sustancias radioctivas, escabechadores,… bueno: ¡es que me parece tan ridículo!. Trágico, esperpéntico, triste.

    Espléndida Plácido, en mi opinión la mejor película española de toda la historia.
    Espléndido artículo Chema,

    Un abrazo,

    Justo

    Justo Ruiz Granados

    septiembre 5, 2012 at 3:07

  15. [...] el título de Spain mon amour, ya escribió certeramente Jose María Echarte Echarte en su blog  n+1. Una exposición de luces y sombras. Las sombras sin duda más [...]

  16. [...] sectores se empeñan en olvidar (No hay que ir muy lejos, en la otra exposición) la segunda, todavía con esos pedestales humanos que se llevaron a Venecia, es una metáfora perversa de una generación de arquitectos que no ha sabido –ni ha querido en [...]

  17. [...] a la revista (sobre el tema Bienal, queda todo claro con los análisis de n+1 al respecto: aquí, aquí y aquí), la editorial de Galiano no deja lugar a dudas: hemos venido a animar la fiesta en [...]


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 312 seguidores

%d personas les gusta esto: