n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

Maquiavelo Films

with 7 comments

Luces.... cámara.... ¡Falacia!

Suele ser común en esta sociedad -en la que el attention-span cada día se reduce un poquito más- la tendencia al olvido. La carencia de análisis que acompaña a la máxima maquiavélica de “El fin justifica los medios”, y que bien podría traducirse en arquitectura XXI por “Dejemos que el fin oculte los modificados de proyecto”.

Es conocida nuestra opinión sobre Metropol-Parasol. Un ejemplo preclaro de boutade digital y de mamotreto de coste desmesurado y mantenimiento brutal. Un icono, valga la redundancia aquí, de esa arquitectura icónica, ensimismada y egoísta, pensada únicamente para epatar en las fotos, sin el más mínimo interés por el respeto al dinero público o incluso a la racionalidad más estricta.

Acabado el proyecto de Jurgen Mayer, el resultado de la batalla es un sobrecoste de un 100% (Mas de 100 millones de euros, donde debían haber sido 40) y unos retrasos de mas de 4 años.

Resulta pues curioso, o quizá no tanto a la vista de las ultimas dinámicas de cambio de chaqueta y olvídese-usted-de-la-que-llevaba-puesta, que se difunda sin mayor comentario este video de Ove-Arup en el que, en HD y con las técnicas ya conocidas de los documentales de arquitectura a la mayor gloria (Música ligera, sonido ambiente, aire popular tremendamente impostado y mucha imagen de revista) se nos explique lo buenísimo que ha resultado el proyecto y su capacidad de regeneración urbana.

Quizá convendría hacer algo de historia y recordar que la Encarnación era un solar desperdiciado. Con un vallado que protegía una zona arqueológica, y desaprovechado para el uso peatonal. Un no lugar sin mucho aprecio, incomodo y difícil de visitar. Y no obstante, un lugar completamente céntrico en Sevilla.

No se trata por tanto de que esta “nueva” centralidad haya aparecido de la nada. Ya existía, oculta por un maltrato urbano y administrativo de años.

Y claro, ¿Esta mejor la plaza ahora? La trampa es que la pregunta que se hace (Y que no aparece en cámara, curiosamente) no es la correcta y las respuestas se emplean para justificar otra pregunta que no se hace pero se infiere: ¿Esta bien lo que se ha hecho, el proceso completo Metropol-Parasol, el gasto descomunal?

Es evidente que la respuesta a la primera pregunta es si. Entre un solar vallado y una plaza accesible y remodelada, con servicios y devuelta a los peatones, es evidente que ganara la segunda opción por muy mala –arquitectónicamente- que hubiera sido. Sin embargo, esto no convierte Metropol-Parasol en un buen proyecto ni justifica el aberrante proceso de ejecución, ni los sucesivos y vergonzantes modificados.

Si lo quieren más técnico, se trata –entre otras, porque aquí hay de todo- de una falacia de falsa analogía. Se hace creer, falsamente, que dos hechos son análogos, de forma que si se aprueba uno, se aprueba el otro. En este caso, aunque no explícitamente, se hacen equivaler “A: el dinero invertido ha valido la pena, el proceso ha sido beneficioso” con “B: la plaza está mejor ahora”. Se hacer ver que la gente está de acuerdo con B, probando falazmente la veracidad de A.

Habrá quien nos tilde de agoreros. Antes al contrario, la realidad (tozuda) es que esta profesión, cuando se trata de obras publicas, separada de su componente económica y de una perdida y muy necesaria responsabilidad profesional, resulta en una suerte de Haute Couture caprichosa cuyos resultados, en parte, estamos viviendo ahora mismo.

Por supuesto que la plaza ha mejorado. Seria ya el acabose que después de invertir el doble de lo presupuestado y tardar 4 años de más no se hubiera mejorado respecto a un solar vallado e inaccesible –lo que también implica que no era muy complicado mejorar por comparación, dado el origen del asunto-.

Pero no es esa la cuestión, o al menos, no es toda la cuestión. Quizá esta sea que nos quedaremos sin saber si la plaza hubiera acabado recuperando una centralidad que le es ya propia con otro de los proyectos finalistas y si, y aquí esta el meollo del problema, lo hubiera hecho por el dinero que había, sin endeudar a un Ayuntamiento que, como tantos otros de este país, va a penar esos 50 millones vía impuestos a los ciudadanos.

La cuestión, en suma, es que una pésima gestión y un pésimo proyecto -y no hablo de si las setas me parecen o no una imbecilidad o son un logro, hablo de lo pésimo que es un proyecto que dobla su presupuesto como documento técnico- no pueden alcanzar las bondades mas absolutas porque hayan dado los resultados que debían (Y podían, perfectamente) haberse conseguido aplicando la racionalidad económica –arquitectónica- mas básica. Olvidar todo el proceso es volver a territorios ya conocidos. Los mismos que nos han dejado el Gaias, la ciudad de las Artes de Valencia, el Aeropuerto de Castellón….y tantos otros sacos rotos de dinero público.

La plaza, nadie lo niega, se esta convirtiendo en el centro de Sevilla. Algo que geográficamente, topológica mente, ya era. Lo curioso es que eso, esa centralidad, ya venia de casa y es de lo poco que en este asunto ha salido por lo que debía.

Maquiavelo estaría orgulloso, él mismo podría haber firmado el video.

Anuncios

Written by Jose María Echarte

marzo 1, 2012 a 11:38

7 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Una reflexión muy pertinente. “Mejor” no significa “bueno”, por mucho que haya quien intente hacérnoslo creer a base de repetirlo como mantra.

    Carlos

    marzo 1, 2012 at 11:45

  2. Esta misma cuestión trataba el otro día de explicarsela a un familiar mio que paso por sevilla y le pareció que la plaza está mejor ahora que antes, algo que es indudable. Como bien explicas cualquier actuación mejoraría la plaza anterior que era inexistente.
    Bajo mi punto de vista, sin entrar a valorar la calidad o falta de ella del Metrosol-Parasol, una intervención que supera el doble del presupuesto fijado para el concurso y alarga los plazos de ejecución no puede ser un buena, y no se puede justificar con un video explicativo divino de la muerte.

    Arquiam

    marzo 1, 2012 at 13:39

  3. autista

    marzo 1, 2012 at 15:17

  4. ¿Qué obra publica en España no ha supuesto un sobrecoste sobre la valoración del proyecto original?

    Óscar

    marzo 1, 2012 at 20:17

  5. soy fiel seguidor del blog, soleis dar en el clavo.
    me interesaria conocer vuestra opinion -y analisis, que casi valoro mas-sobre las contradicciones del proyecto del PALACIO CONGRESOS de CORDOBA. Desde el momento del concurso [otros tiempos, amigo, 2001], y las reacciones tan lamentables que provoco el fallo entonces, sacando lo peor de unos cuantos intocables, hasta hoy:
    http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/03/03/andalucia/1330796365_787450.html
    es cierto eso de que tras 10 annos y 10 kilos solo se han visto cuatro renders y ningun presupuesto?
    tengo entendido que el proyecto se “modifico” reduciendo todo bastante, pero igual es falso.
    sois lo mas indicados para analizar esto, por habilidad critica y por conocimiento del contexto andaluz,
    y estoy impaciente por leer vuestro diagnostico, aunque muero por escuchar tambien la version de los holandeses.
    el parasol y lo de galicia no habrian sido posibles sin el deslumbrante exito de la chatarra de bilbao -que, esa si, se esta rentabilizando a saco-, pero esto se congela aludiendo a esos referentes desafortunados, o es que era algo del mismo palo? Pues no parecia un proyecto tan excesivo, o si lo era?
    por otra parte, cual es la alternativa que se plantea ahora? merece tanto la pena como dicen?

    un saludo, y a seguir asi y mejor. siempre a mejor.

    Trumbo

    marzo 4, 2012 at 14:41

  6. […] No les cuento otra vez la historia para no aburrirles. Creo que esta claro que opinamos en esta santa casa del proyectito, el mayor exponente del neoliberalismo icónico en Andalucía aderezado en este caso, nobleza obliga, con video-final de fiesta by Ove Arup. […]

  7. […] No les cuento otra vez la historia para no aburrirles. Creo que está claro qué opinamos en esta santa casa del proyectito, el mayor exponente del neoliberalismo icónico en Andalucía aderezado en este caso, nobleza obliga, con video-final de fiesta by Ove Arup. […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: