n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

Timeo Danaos, Et Dona Ferentes

with 2 comments

Uy mira... un regalito.

Hace unos años, Cajamadrid, Hoy Bankia, ya saben, ese sitio que va “tan bien” y donde el presidente, Don rodrigo Rato, se levantaba limpios 2,3 millones de euros que se los han dejado ahora en 600.000 (¿Podrá el señor Rato llegar a fin de mes? ¿Se tendrá que quitar de fumar o algo?), regaló al Ayuntamiento de Madrid una escultura de Santiago Calatrava.

Decimos una escultura por decir algo, y no te digo trigo, por no decirte Rodrigo (Rato). El… ¿Chirimbolo? en cuestión es un arquetipo Freudiano de primer orden, puesto en medio de la plaza de Castilla. Dejando al pobre Sigmund de lado y para que nos entendamos, era un VIBRADOR, un precioso dildo allí colocado. Y además, dorado (Estilo Larry Flynn) y pulsante. Si amigos, pulsante, porque ondulaba…emmh…sensualmente.

Vamos, aquí, entre nosotros, era ESTO, pero en bronce, que es como mas frío, y en mas grande. (Ojo, not completely safe for work link).

En su día ya contamos lo que nos parecía el cacharrito en un post que titulamos, no pudimos resistirnos: Erecciones Publicas.

No ha cambiado nuestra opinión al respecto, y cada vez que pasamos por la Plaza de Castilla, miramos con envidia la nobleza del depósito de agua y con pena el chiste fallero. Una vez más, así nos luce el pelo. ¿Cuál es la novedad? Lean, lean…

El problema es que el tiempo –Ah, ese testarudo juez- se empeña en poner a casi todo el mundo en su sitio, y en el caso que nos ocupa no ha hecho falta mucho para descubrir como el “regalito” no solo era una forma mas de violentar y maltratar el espacio publico sino un ejemplo perfecto de la desvergüenza de las cajas de ahorros, combinada con la ambición de los arquitectos rendidos (vendidos seria más apropiado) al neoliberalismo y los políticos sentados en nubes de presupuestos públicos infinitos que parecían no tener fin. Entre todos la mataron y ella sola se murió.

La noticia, pueden leerla aquí, es clara: Mantener en movimiento, pulsante se entiende, la columnita cuesta, según el concurso publico del ayuntamiento, unos 150.000 euros al año. Que pagarán los sufridos habitantes de Madrid.

De hecho, y según nos cuentan, las pocas veces que se ha pulsado el botón de “vibrate” en la columnita Calatraviano-Bancaria, han costado aproximadamente unos 40.000 euros, (Para un total de 82 días en 2010 y 40 en 2011). Oigan, sale cada vibración de lama de bronce por un piquito.

Pero lo mejor no es esto, siendo ya para abrir mucho los ojos. Lo mejor es que todo un concejal de cultura de Madrid nos cuenta que el cacharrito “Es más caro de lo pensado”.

Y mire usted, esto… ¿No lo podían haber pensado ustedes antes? ¿O como pensaban que se movía? ¿Por arte de magia? ¿Por qué vivían unos enanitos dentro? ¿Por que era la maquina de movimiento perpetuo de Villard de Honnecourt?

¿Le parece a usted, como concejal de cultura que maneja un presupuesto público, que lo mejor en lo que puede invertir el dinero (150.000 eurazos) es en poner en modo “vibración” esta absurda horterada, este monumento a la mala copia?

Y no es solo esto. La erección costó, (cacharro incluido), la bonita cifra -inicial- de 6 millones de euros. Que ya esta bien.

Por si no lo saben, 6 millones de euros, a unos 600 euros el metro cuadrado de VPO, vienen a ser unos 10.000 metros cuadrados de VPO. A unos 80 metros cuadrados cada una (Inserte aquí la música del Un, Dos, Tres) salen unas 125 VPO. Habrá quien diga que es una cuenta demagógica… podría ser, miren el video del mostrenco pulsátil, y decidan si es mejor la mala copia de Brancusi pasada por el criterio estético de la revista Hustler, o proveer de vivienda digna a precios asequibles a 125 familias.

Pero claro (Y que siga la fiesta) como es habitual con las cosas de Santi, el presupuesto es una cosa únicamente orientativa y se acabo yendo -según los rumores- al doble.

Así que por lo que se ve, los alegres y generosos señores de Cajamadrid, pidieron al Ayuntamiento que cofinanciara el regalo (Así hace regalos cualquiera) y para ello, lo que hizo fue sacar dinero del resto de planes culturales y de conservación que tenían en la ciudad de Madrid. (Recordemos que siendo en aquel momento una caja, no puede dar beneficios, por lo que debe tener una obra social)

De nuevo, hagan la cuenta. La cuenta entre un programa de rehabilitación de viviendas (Que por su propia definición suelen ser bastante necesarios) y el chirimbolo dorado. La cuenta entre un plan cultural (Una exposición, un ciclo de teatro, un ciclo de cortometrajes etc) y el pinchito áureo.

¿Saben que? Se nota que aquí esta haciendo mucha falta leer a los clásicos. Por lo menos a Virgilio. Por lo menos La Eneida.  La frase completa en la que debe usted, querido politicastro de turno, fijarse es:

Equo ne credite, Teucri! Quidquid id est, timeo Danaos et dona ferentes

La pronuncia Laocoonte mirando un cierto caballo de madera. ¿Le suena ya? Se la traduzco, no vaya a ser:

No os fiéis del caballo, troyanos. Sea lo que sea, temo a los griegos incluso cuando traen regalos.

Cópiesela 100 veces. A ver si se le mete en la cabeza. Mejor aun, tatúesela en la parte que prefiera de su anatomía.

Pero, por favor, recuérdela la próxima vez que vaya usted a mezclar -sin guantes, ni mascarilla, ni nada- una entidad bancaria regalando idioteces freudianas que por lo visto no son del todo un regalo, un arquitecto de ego desmedido, presupuesto alegre y manía compensatoria, y un desprecio por el espacio publico de libro.

Si no se ve usted, amado edil del signo que sea, con fuerzas para leerse el libro, puede usted verse la película que salen Diane Krüger y Orlando Bloom que eso siempre ánima mucho. Oiga, y si es usted banquero… déjelo, no se moleste, no hace falta que me regale nada.

Anuncios

Written by Jose María Echarte

febrero 20, 2012 a 19:29

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. En dos noches de éxtasis Santi concibió el regalito a Madrid , pero con la aberración de Oviedo estuvo una semana , si el Tartiere levantara la cabeza.
    Indignante ejercicio de manierismo masturbatorio de alcaldes , bancos y arquitectos sin escrúpulos que como el dinero no es suyo perpetran actuaciones urbanas de esta índole.
    Por mi lo quitamos , y se lo vendemos a algún jeque , que en Qatar o Dubai a lo mejor lo pueden hacer funcionar.
    Enhorabuena por el blog!

    artquitecta

    febrero 20, 2012 at 19:45

  2. […] primer Trasnformer blanco nuclear, con acabado de trencadis, lamas que no se pliegan porque gastan mucha energía y capaz de –por un módico precio- reconstruir el mismo todo lo que demuelan sus congéneres […]

    Santi Prime « n+1

    abril 23, 2012 at 11:47


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: