n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

Licitar y Dar Trigo

with 7 comments

¿A cuanto me pone usted el kilo de publicidad y autobombo?

Como cualquiera que lleve en esto unos añitos se imagina, los momentos críticos de una obra varían en función del agente interviniente. Para el político de turno es cuando puede sacarle partido mediáticamente hablando, esto es cuando la puede pesar en votos. Para los que trabajamos en ellas, vivimos de ellas, o comemos de ellas, lo interesante (Más allá del ego de cada uno, que va a parte) es que nos paguen.

Oigan, que si, que no niego en ningún momento el carácter social de lo que hacemos, que soy el primero en defenderlo y que odio ser el materialista del grupo, pero habrá que asumir que por un trabajo que no es sencillo y que implica gastos y responsabilidades cobrar es, más que lo normal, lo de justicia.

Esta dicotomía es la que lleva a ministros y delegados de todos los partidos (Aquí es donde mejor se ve lo bien que se globaliza todo, empezando por la falta de escrúpulos, el afán de protagonismo y el amor por la poltrona) a ufanarse en los medios de todo lo que han licitado, puesto en kilómetros de autovia, en toneladas de hormigón y en millones de euros.

Pero, seamos sinceros, la autentica realidad es que la obra no es publica, es decir, no es de los ciudadanos hasta que se paga. Difícil concepto este para el político medio español y que cualquier niño de 5 años que no roba chicles de la tienda de las chuches entiende. Así esta el nivel de demagogia a uno y otro lado de la bancada.

Por tanto, me da exactamente igual cuantas obras liciten. Cuantos kilómetros saquen a concurso. Cuantos pisos de VPO levanten. O no me da igual, pero digamos que me resulta mucho menos interesante que saber cuantos de esos kilómetros y cuantas de esas VPO han pagado. Realmente. En tiempo y forma.

¿Quieren un ejemplo? Tengo aquí uno a mano. La Junta de Andalucía lleva sin pagar a los redactores de proyectos (Y directores de obra) de rehabilitación autonómica hace AÑOS. Más de uno. Eso si, las obras están en marcha, la mayoría acabadas. El Delegado seguramente las ha llevado a los ayuntamientos y las ha entregado en loor de multitudes. Y estoy hasta por afirmar que se han pagado las subvenciones a los usuarios.

Pero los técnicos (Aparejadores y Arquitectos, en equipos de dos) sin cobrar. O sea, que los técnicos están financiando a la Junta de Andalucía. Como suena y como lo leen, esta es la pura y cruda realidad. Cuando los sufridos usuarios dan las gracias al delegado al recibir los proyectos, deberían dárselas a los técnicos allí presentes, que, hasta nueva orden, están soportando sobre sus espaldas el coste del asunto.

Ah, se nos olvidaba. Sumen un extra que añade al oprobio la rision. Las facturas ya se han pasado, por lo que en puridad, los IVAs están pagados. Pagados por los técnicos que no han cobrado claro. Lo que viene a ser adelantados.

¿Adivinan quien se quita el IVA? Déjenlo, que nos da la risa.

Y eso aunque, llenos e incluso pletóricos de buena voluntad, nuestros alegres muchachos del Congreso aprobaron una ley (la 15/2010, de modificación de la Ley 3/2004, de 29 de diciembre, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales, también llamada –no sabemos si con sorna- “de morosidad”) en la que se establece un plazo medio de 30 (60 en algunos casos) días para pagar a los proveedores.

Un plazo que ya existía antiguamente y que era generalmente de 90 días. Si el anterior se lo saltaban estilo Fosbury, ¿Por qué no iban a saltarse el nuevo, a pies juntillas incluso?

Así, si la media de lo que se tardaba en cobrar rondaba los ¡365! días, quitémosle 60, en el mejor de los casos, y estaremos en 305.

En las sabias palabras de Sean Connery en su papel de padre de Indiana Jones, “Our situation has not improved”. Me da lo mismo arruinarme en 305 que en 365 días.

Por tanto, queda claro, que una cosa es licitar…y otra muy diferente dar trigo, es decir, pagar aquello que se ha licitado. Y ojo, estamos habando solo de los proyectos y las direcciones de obra, si entramos en las licitaciones de construcción, eso ya es una selva que la del Amazonas parece el césped de un campo de fútbol de primera división.

Añadan a esta situación la tendencia a reflejar de las obras únicamente el precio de licitación, y tenemos un sistema en el que lo que trasciende es “Vamos a hacer mucho por dos duros” cuando la triste realidad es “Vamos a hacer mucho y ya veremos cuando lo pagamos y por cuanto nos acaba saliendo”.

(Verán ustedes que no cuestionamos que se haga “mucho”. Lo cierto es que quizá “mucho” a veces sea sencillamente “demasiado”. Pero este es tema para otro post).

Por tanto, y en aras de decir la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad (So help me Spock) y sabiendo que –por ejemplo- se ha prohibido con buen criterio que se inaugure nada antes de unas elecciones, les proponemos lo siguiente:

Convirtamos las licitaciones en lo que no dejan de ser: Una cuestión puramente técnica. Quedaría por tanto prohibido que apareciera ningún político (En plan bombo, se entiende) en todo el proceso en tanto en cuanto todos los agentes intervinientes no estén al corriente de pagos.

Ni ruedas de prensa para contarnos lo bonito que va a ser todo, ni presentaciones en PowerPoint al calor de los flashes, ni visitas intermedias con coro de fotógrafos detrás (Qué valiente necesidad) ni pre-inauguraciones tipo el aeropuerto de Castellón (A día de hoy ¿Ha aterrizado algo allí a parte del polvo?), ni ágapes, ni primeras piedras, ni alfombras rojas, ni discursos ni nada. A la postre un político debería ser un gestor, eficiente y honesto. Y la cosa publicitaria, el figureo y el bombo deberían serle ajenos (Que bonito es soñar).

Añadamos la obligación de colocar en los carteles de obra el precio de licitación…. ¡y el de los modificados que se vayan aprobando!, de forma que vayamos sabiendo en todo momento cuanto nos va costando la broma. Añádase además en ciertos casos en que los redactores de proyectos y directores de obra han conseguido que se les pague mas por los modificados (¿Eh Santi) dichas demasías, excesos o desmelenes. Incluso podríamos, en un alarde de sinceridad, colocar cuando acabe la fiesta una plaquita en la fachada en la que figure quien hizo lo que hizo…. y por cuanto.

[Proponemos por facilitar las cosas que el precio de licitación sea fijo, y para el resto pongan unos leds, tipo pantalla de aeropuerto, para poder ir subiendo la cantidad a voluntad]

¿Es drástico? Quizá. Casi tan drástico como pagar un IVA de algo que no has cobrado y que no tiene pinta de que vayas a cobrar en, no ya meses, años.

Y oigan, fueraparte, lo que nos vamos a ahorrar en canapeses.

Anuncios

Written by Jose María Echarte

septiembre 8, 2011 a 11:09

Publicado en Actualidad, profesión

7 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Absolutamente perfecto. Jmer for president!!

    Egrojyos

    septiembre 8, 2011 at 11:40

  2. Échale un vistazo a este post abundando en el mismo tema. Te va a gustar…

    http://dfc-economiahistoria.blogspot.com/2011/08/aves-aeropuertos-autopistas-y-tranvias.html

    Saludos.

    INDGN2

    septiembre 8, 2011 at 12:39

  3. Hay que ser fieles a la verdad. En Sevilla al menos los técnicos hemos cobrado por los proyectos realizados. Tarde y no generosamente pero cobrados están.
    Otra cosa son las obras, que se demoran durante un año y hasta la certificación final no ves un chavo.
    Y sobre los plazos de cobro… hecha la ley, hecha la trampa. Te pago en 30 días “desde que te recoja la factura”… otra cosa es cuando “te de permiso para emitirla”.

    En fin, que el trabajo es un privilegio que tenemos pocos y cada vez menos.

    Cobarde anónimo

    septiembre 8, 2011 at 13:39

  4. ¿Y por qué declaras IVA que todavía no has devengado?

    baalbek

    septiembre 11, 2011 at 20:30

  5. En primer lugar, si no llevas la factura no cobras y factura que emites…factura que contabilizas.
    En segundo lugar a la administración generalmente nunca le viene bien pagarte…así que llega un momento en que asumes que debes llevarle la factura, si o si. Si puedes pactas previamente la fecha en que le llevaras la factura para poder cobrar de inmediato y sino llegas a ningun acuerdo, hay casos en que les presentas la factura y ya.
    No se como funcionan los demás, pero yo he intentado el tema de las facturas proforma…pero a mi no me ha funcionado, así que directamente emito la factura, la contabilizo y asumo el riesgo, porque de otra forma no cobro.
    Lo que suele ocurrir es que la Administración no te paga en el plazo pactado (si es que has conseguido pactar algun plazo), de modo que te suele pillar el trimestre (o los trimestres) sin haber cobrado esa factura y por supuesto habiendo adelantado el IVA correspondiente.

    levante

    septiembre 12, 2011 at 15:58

  6. La factura hay que emitirla, de hecho existe un plazo para emitirla desde que se entrega el trabajo o se realiza el servicio. Además si el trabajo se alarga mas de un año es necesario cobrar por anualidades. Si no se cumplen estos plazos en la emisión de facturas no se tiene derecho después a su reclamación judicial. Lo se de buena tinta pq emití una proforma que no me pagan y ahora no tengo derecho a reclamarla. Lo peor de todo es que si no cumples esos plazos en la emisión de la factura y tienes un impago, como no tienes derecho a reclamarla judicialmente, tampoco tienes derecho a solicitar la devolución del iva impagado porque para ello necesitas un reclamación judicial.
    INCREIBLE PERO CIERTO

    enparalelo

    septiembre 14, 2011 at 20:55

  7. […] + artículo publicado en n+1 etiquetas:arquitectura, artículo, opinion, profesion […]

    Licitar y Dar Trigo | n+1 | veredes

    septiembre 16, 2011 at 9:06


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: