n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

Lobbies

with 4 comments

Mary Louise is one sexy lobbyist in "The West Wing"

Déjenme empezar diciendo que yo soy mucho de lobbies. Como diríamos en mi tierra ¡Que me gusta a mi un lobby¡ Que cada uno ejerza los medios que considere para obtener (Cumpliendo la ley y en buena lid) todo aquello que pueda conseguir me parece una idea fantástica.

Un lobby es eso por definición. En democracias mas bragadas que la nuestra existen con normalidad y son herramientas como otras cualesquiera para el funcionamiento de agendas de lo mas variado. Nadie se llama a andanas. Si quieren un curso rápido sobre lo que es y lo que hace un lobby, sin clichés de por medio, esa magnifica serie que es “The West Wing” contiene un master acelerado y aúna (como los Huevos Kinder) diversión y alimento (Y a Mary Louise-Parker haciendo de lobbyist o, como dicen mis subtítulos: cabildera, lo que es un aliciente añadido)

Eso si, una cosa tengo clara: los lobbies son generalmente exclusivistas: Requieren de ciertas condiciones previas para entrar a formar parte y hablan únicamente por si mismos y sus miembros, cayendo con facilidad en la astracanada cuando quieren representar a mayorías mas amplias que aquellas que los originan.

En otras palabras, existe un lobby del tabaco y, sin entrar en si son el demonio o unos angelitos, lo normal es que defiendan los intereses de las tabaqueras que lo conforman. Lo que no resulta tan normal es que pretendan ser la voz de John Smith, granjero de Wyoming que una vez se fumo un lucky.

En estos días veraniegos que nos ocupan, se presenta en Barcelona A x A, que no es la aseguradora con espacios, sino la asociación Arquitectes per l’Arquitectura. Arquitectos por la arquitectura.

O, en cristiano, un lobby.

Lo es a mi modo de ver en todos sus aspectos: Un grupo de arquitectos se reúnen, se asocian si ustedes prefieren, para obtener algún tipo de ventaja o mejora y establecen una serie de condiciones para hacerlo. Así para ser miembro de A x A, hay que ser amigo o conocido (No lo digo yo, lo dicen ellos) de alguno de los miembros y hay que presentar un currículo de obra construida en el que se demuestre (Y cito):

Experiencia de proyecto y obra. No se trata de un criterio cuantitativo, su objetivo es simplemente evidenciar la capacidad y voluntad de realizar proyectos y obras dignos. Esta exigencia tiene que ser útil a la sociedad como aval por parte de la asociación de la capacidad profesional de sus asociados. La asociación utilizara como criterio de autoría la expresada por los equipos en el momento de su edificación.

Preeminencia de la actitud de servicio profesional. Debe evidenciarse que la trayectoria del candidato no muestra una desviación de sus objetivos en detrimento de la actitud de servicio prestado a la colectividad.

Comportamiento ético en los temas de competencia. La trayectoria del candidato no debe presentar evidencias de incumplimiento de las normas deontológicas de nuestra profesión.

Entre nosotros, me sobran las explicaciones que acompañan a la necesidad de ponerle puertas al campo y al lobby. Ninguno de los supuestos a analizar para ser miembro resiste como baremo mesurable un análisis generoso. Se trata pues de cuestiones algo más discrecionales que recaerán en el gusto o la apetencia de quienes decidan. Si una vez leídas dichas cuestiones les suenan algo vagas es probablemente porque, al igual que me ocurre a mi, no me casa una cosa con la otra: No se puede querer tener una asociación con acceso restringido y a la vez intentar fijar unas condiciones para ese acceso como si fueran una tabla de puntos de una oposición, porque lo probable es que te salga una mezcla de cuestiones de difícil acuerdo y mas difícil aun criterio definidor. Oigan, se lo digo en serio, en lo que a mi respecta, el lobby es suyo, hagan ustedes con el lo que consideren necesario. Admitan a quien quieran. O no.

Ahora bien.

Como ustedes comprenderán, un lobby con acceso restringido (Que repito, me parece magnifico, ojo) les representa solo a ustedes. A sus intereses y cuitas que pueden no ser, y estoy casi seguro de que en muchos casos no serán, las mías.

Por tanto, parece lo lógico que cuando enumeren sus objetivos lo hagan referidos a sus miembros, y no a un colectivo de mas de 50.000 compañeros que no forman parte de su asociación (Muchos, como veremos, no podrán) y que por tanto tienen su representación a estos efectos depositada en los Colegios que, mejores o peores, son igualitarios en el aspecto relativo al acceso.

Seria también de desear (Y no se hasta que punto estatutariamente de exigir) que revisaran ustedes el nombre. El actual da a entender que representan ustedes a los arquitectos que se preocupan por la arquitectura por oposición a todos los demás, que quedamos en un extraño limbo en el que no sabemos si no hacemos arquitectura, si no estamos por defenderla, o si quizá hemos caído en esa “desviación de sus objetivos en detrimento de la actitud de servicio prestado a la colectividad”  apartándonos del recto camino que fijan para si mismos.

Por ultimo, y desde mi juventud, les recomendaría que dejaran claro el concepto general.  Repito, un lobby es un lobby y se convierte en algo completamente distópico cuando pretende ser otra cosa con la que ni por origen, ni por constitución, ni probablemente por objetivos puede llegar a emparentar siquiera tangencialmente. He leído con atención su presentación y encuentro altamente difícil ver en ella (Buenas intenciones supuestas aparte) los cimientos para encarar soluciones profundas a los muchos problemas que acucian a la profesión. Tengo mis muy serias dudas, que me permito expresar:

1.- Viendo como esta la profesión, con una masificación salvaje que ustedes mismos parecen apuntar como problema en su presentación, ¿En serio creen que es razonable pedir un currículo de obra construida? ¿Son conscientes que de las últimas generaciones de arquitectos pocos son los que podrán construir tal y como ustedes lo entienden?

2.- Abundando en lo anterior, ¿Qué ocurre con el resto de profesionales a los que los Colegios tradicionalmente no tenían en cuenta? Peritos, tasadores, editores, críticos…. ¿No existen? (o mejor dicho ¿Siguen sin existir?) ¿O simplemente deben asumir un “Consejo de los mejores” que opine sobre sus carreras y su posible actividad profesional?  ¿Son conscientes, caballeros, de que uno de los principales problemas de los Colegios reside en que parecen exclusiva y únicamente pensados para un modelo de arquitecto (El redactor de proyectos – visador) que esta en franca minoría y descenso? ¿A qué ese interés desmedido en repetir un esquema que ha extrañado de la organización Colegial a una cantidad enorme de profesionales?

3.- Por acabar de ser estricto: Si tanto les preocupa la degradación de la situación profesional ¿Qué ocurre con los arquitectos que deciden libre y voluntariamente trabajar para un tercero? Les recuerdo que, a día de hoy, son una inmensa mayoría y que forman, con mucho, el grupo mas en precario y que mas esta padeciendo tanto la falta de respeto social por esta profesión como los sucesivos embates de la crisis. Son además, y tristemente, el grupo mas joven. Personalmente me resulta difícil creer a quien habla en términos tan generales de la reconversión de la profesión y de sus posibles soluciones y soslaya que la precariedad laboral interna es, a día de hoy, uno de los frentes más duros que los arquitectos tienen abierto. En mi humilde opinión, ninguna solución (Para ningun ambito profesional) lo será del todo sin resolver este nudo gordiano que lleva años siendo vergonzosamente permitido y ocultado, a partes iguales, cuando no fomentado y empleado abusivamente por nosotros mismos…. contra nuestros propios compañeros.

4.- Una asociación que demanda para acceder a la misma un currículo de obra construida, con un baremo en mi opinión interpretabilísimo, es por definición elitista. Ello no significa nada malo ni bueno, son ustedes muy libres, les repito, de configurar su asociación como mejor deseen. Ahora bien, resulta chocante que quieran ustedes ser parte de la refundación de la disciplina cuando en sus cimientos se encuentra la misma semilla discriminatoria que padecen miles (Decenas de miles) de arquitectos en sus tratos con la administración. La de no poder concursar por no tener currículo y no poder tener currículo por no poder concursar. Nada que objetar, les repito, si su objetivo es defender lo suyo (Su cortijo, diríamos en mi tierra, y creanme que el termino no es en ningún caso despectivo, sino puramente coloquial). Si su intención es, como nos cuentan, ser adalides del cambio, tengo que decirles que esta canción ya me la se, estos sones me resultan familiares… y que mi crítica no puede ser más clara: No se cambia nada repitiendo con tan poca variación los errores ajenos.

Y ello sin entrar a cuestionar su sistema de pertenencia y formación a la luz de los años del dispendio económico y las elites de arquitectos de reconocido prestigio y muy publicado interés social que nos han dejado las arcas municipales y autonómicas temblando. Rara era la archistar de turno que no declaraba su amor por la sociedad y los ciudadanos antes de cobrar opíparamente y rara la revista de arquitectura o publicación generalista que no se la alababa.

5.- Piden ustedes el impulso de los jóvenes. No se engañen, lo encuentro altamente difícil. Primero porque el acceso “joven” en estas condiciones se me antoja difícil dada la actual coyuntura y segundo porque sin embargo parecen ustedes estar mas que dispuestos a hablar en su nombre. Miren por sus ventanas. La juventud (Y no solo la juventud) empieza a despertarse y a querer hablar por si misma, no habiendo nada que suene mas carpetovetónico que el “Todo por vosotros, pero sin (muchos de) vosotros”.

No es, en mi opinión, con estos mimbres con los que se producirá ningún cambio. Repiten ustedes demasiados vicios del pasado; algunos tienen la desgracia añadida de ser además, muy poco originales. De conseguir esos cambios serán, como con todo buen lobby, favoreciendo en primera instancia a quienes lo integran, lo que no tiene nada de malo, pero es otra liga y hasta, si me apuran, otro deporte.

No esperen por tanto que quienes no podemos (Y quizá no queremos) pertenecer al lobby asumamos que se defienden ustedes nada más que a si mismos. Nada más que a sus propios intereses. No es una crítica. No es nada malo. Es, sin ambages, lo esperable.

En otras palabras, si algo es blanco, esta encalado, en medio del campo y tiene una jaca jerezana aparcada en la puerta… es que es un cortijo.

Lo cual, creanme que lo digo con toda la sinceridad del mundo y sin la ironía que a veces me caracteriza, no tiene nada de malo. Es magnifico de hecho.  Pero no es, al menos a priori, la Casa del Pueblo… por mucho cartel que le pongan en la puerta.

Anuncios

Written by Jose María Echarte

junio 23, 2011 a 12:13

Publicado en Actualidad, General, profesión

4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Clear as water.

    Miguel

    junio 23, 2011 at 13:22

  2. Cojonudo, enhorabuena. Confieso que he entrado por lo de Mary Louise Parker, dueña de una voz insoportablemente sexy, pero tu análisis es impecable.

    Ignacio

    junio 24, 2011 at 8:57

  3. Esta profesión no deja de sorprenderme. O, mejor dicho, sus profesionales. Es, simplemente, espectacular.

    Guille G. Pedraza

    junio 27, 2011 at 20:00

  4. […] dijimos aquí hace un tiempo que una cosa es un lobby y otra una entidad de representación democrática y Arquitectes per […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: