n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

Architect Your Baby!

with 14 comments

Si amigos. Es de verdad.

¿Son ustedes arquitectos y padres? ¿Están en situación de ser ambas cosas? ¿Corretea por los pasillos de casa un pequeño Atila que mira con deseo y con dos dientes asomando ese panel que tantas horas les ha costado imprimir y que han dejado ustedes (inocentes) apoyado contra la pared?

Unos pequeños consejos para arquitecturizar a su descendencia. O más bien para no hacerlo.

No. No pueden ustedes llamar a la criatura ni Charles Edouard, ni Norman, ni Zaha ni Reima ni Aino. Hagan el favor. Si quieren ustedes que su pareja no mire el libro de familia y les endiñe una colleja cada vez que vea escrito Mies Van der García Pérez, repriman esa vena gafapasta.

Nota especial: Si son ustedes Castellano-Leoneses, somos ampliamente conscientes de que existe el nombre “ALVAR” que sabemos hace referencia a Alvar Fáñez y no al finlandés magnifico. Aun asumiendo que el primero es mas castellano que el lechazo de Burgos, y que como nombre de niño es bonito, sean ustedes comprensivos si son del gremio porque es como apellidarse Cortes y ponerle a la criatura Hernán: Le van a dar ustedes unos recreos malísimos.

Si son ustedes ambos dos arquitectos, la tentación es grande. Lo sabemos. Resístanse.

No. Tampoco pueden ustedes pintar la habitación de la criatura de negro. Por mucho que sea negro Pantone con sus apellidos y todo. Tampoco se la decoren con un mural de aquellos que pintaba Zaha en sus (¿Buenos?) tiempos. ¿Qué quieren ustedes? ¿Qué sus primeras palabras sean Papá, Mamá y “Deconstructivismo gráfico”? Déjense de historias, muevanse en la paleta de los pasteles y de los primarios alegres y si no pueden reprimirse el verde 375C siempre es admisible.

Es difícil encontrar bodies negros para bebes. Lo sabemos. Los hemos buscado (inserten aquí sus golpes de pecho y su mea culpa). Los hay pero son de ACDC (Lo que les añade un gran valor y los hace perfectamente admisibles). Pero en fin, si no pueden reprimirse dos advertencias:

1.- Prada no hace ropa de bebe.

2.- Zazzle tiene cosas divertidísimas para bebes con padres gafapasta. (Yo tengo este, and proud of it)

3.- En fin, si no pueden ustedes mas, les recomiedo Rock01Baby, E-mio y LosMundosdeKira que tienen cosas muy chulas.

No hay cunas de acero epoxi con vidrio tintado. O si las hay, pero en serio ¿Quieren ustedes meter aquí al niño como si fuera Kal-El viniendo de Kripton de vacaciones?…!Que es una cuna! Tune donw the architect in you, o en las sabias palabras de mi santa cuando compramos la de mi criatura “Como te pongas en plan arquitecto te echo de la tienda”. Ikea tiene cosas magnificas sin muchas volutas. No le cuenten a la familia su alergia sistémica por los remates a inglete, las bolas de madera y los balaustres. porque los muebles de niño se dividen en “Dulces” o “No”. No hay opción “Quiero una cuna racionalista pero pasada por la interpretación Aaltiana del regionalismo finlandés que humaniza los parámetros maquínicos del estilo internacional”. Se esta usted jugando una colleja.

Los abuelos y abuelas ponen lazos a los niños. Y puntillas. Y nidos de abeja. Es un hecho, no luche contra el o escuchara la frase “¿Eso le vas a poner al niño?”. Reserve sus camisetas de H&M (gracias Susana Lardies por el heads up) para otras ocasiones. Descúbrase a si mismo reconociendo que ese vestidito que le parecía tan repolludo hace que ponga usted cara de “Awwwww” al vérselo puesto a su descendencia.

Si son ustedes del gremio no les digo nada de los carritos y se lo digo todo. En fin, es como jugar al Trivial de la Guerra de las Galaxias con George Lucas: ya se sabe el resultado de antemano. Se compraran ustedes el Bugaboo o el Stokke. Bugaboo y Stokke tienen ambas una estatua en la puerta de la fábrica con una placa que dice “A la profesión de arquitecto, por sus impagables servicios a la cuenta de resultados de esta santa casa”.

Les dire  (Seriously now) que, siendo como soy bajito, yo tengo el Bugaboo, porque el otro me parece altísimo, aunque todo sea dicho se arrima mejor a las mesas. Ambos son caros como un reformado de Santiago Calatrava, tanto que uno pensaría que andan solos. En realidad lo que pagan ustedes en ambos casos es el seguro durante dos años (Si lo rompen, y creanme que lo romperán, les darán otro sin preguntar demasiado si lo estaban usando para llevar una impresora HP-3600 LaserJet por casa de una habitación a otra, ejem, digo… como ejemplo…).

Les revelaremos un gran misterio que es solo comparable en dificultad de comprensión al procedimiento para cambiarle las pilas al LHC o a los procedimientos de contratación de la Generalitat de Valencia. Los niños ADORAN los objetos “serios”. Déjenme que se lo explique de otra manera: Siendo este un móvil para crios, con sus botones de colorines, sus musiquitas, su “cabeza hombros rodillas y pies” (todo un clásico) cuando le das a rellamada etc. y este un móvil viejo que anda por casa, mas soso que el agua del pozo…. Su descendencia preferirá siempre el segundo sobre el primero.

De hecho no se como no se le ha ocurrido a nadie sacar una línea de juguetes para niños bajo el nombre “The real Thing” en la que nos dejemos de mandangas en color blanco y con caritas y les demos lo que como colectivo reclaman: Móviles, mandos a distancia de la tele, del DVD, del satélite (Adoración por este ultimo), cables de todo tipo y condición, módems, y un largo etc.

Como corolario a lo anterior, su mesa de trabajo, conociendo la aficion general de la profesión por los gadgets de toda especie, no es solo su mesa de trabajo: ¡Es el paraíso del cachivache. El nirvana del cacharrito. Es Toys’R’Us pero en mejor!

Los ratones con cable son discóbolos tremendos y objetos a arrastrar (A mi niña le encanta arrastrar ratones…), los sin cable son perfectamente lanzables y/o empujables por el borde de la mesa. Los pendrives hacen unos chupetes estupendísimos. Del Ipad ya ni les hablo porque el mundo táctil no tiene secretos para ellos. Desengáñense saben manejarlo mejor que nosotros y en menos tiempo.

El teclado del ordenador desata autenticas fiebres escritoras. Si como en mi caso el pad numérico esta separado, denlo por perdido en más de una ocasión para reencontrarlo viviendo alegremente con una Hello Kitty dentro de una casita de peluche.

Si no pueden vencerlos únanse a ellos: Agarren ese teclado viejo pero resistente al que no le arrancaría una tecla ni Hulk Hogan, quítenle el cable y pónganlo al lado del suyo. Cabe la posibilidad de que la criaturita se de cuenta de que aporrear “su” teclado no tiene efectos en la pantalla (Momento: A mi me vas a engañar tu!) y que lo “deje caer” por el borde de la mesa para lanzarse al de ustedes. Ocurre. Pero que no se diga que no lo hemos intentado.

(Por otra parte, y ahora en serio, si quieren juguetes pensados con la cabeza no se pierdan Watermelon Cat Company )

Es comprensible que siendo como son ustedes arquitectos, piensen en comprarle a su criatura una caja de crayones, de “retuladores” bien gordos o de ceras plastidecor. Asuman que su descendencia no se vera sujeta por la disciplina del formato, y que (Como Rem Koolhaas con las bases de los concursos) se van a saltar aquello de “Dos Din-A4 verticales” y van a expandir su creatividad mas allá del papel, de la mesa, de la pared, del suelo y de toda superficie donde agarre la pintura. No se quejen, ustedes también han querido siempre poner los paneles del concurso en horizontal.

[Truco: Pongan un rollo de plotter A0 en el suelo y déjenlo correr. Contemplen la cara de felicidad ^__^]

Tendrán ustedes la tentación de comprar el irrenunciable juego de construcciones: Legos, tatos, cubos e incluso sin son ustedes mas sibaritas los famosos Fröebel (Frank Lloyd Wright jugaba con ellos, y miren lo habil que salió el chiquillo).

Háganlo, no hay momento en el que se nos caiga mas la baba que ese en el que vemos a nuestros hijos levantar su primer rascacielos de legos de colores (Momento en el que nos damos orgullosos cuenta de que el de nuestro niño le da mil patadas a los de Bjarke, y con menos años). Sepan no obstante que antes de llegar a la construcción medianamente en altura la actitud frente a los juegos de construcción pasa por las fases previas de:

Godzilla: Usted construye, y ellos destruyen sin compasión como si aquello fuera Tokio en los años 60 (Rugido-risa incontenible incorporado)

Cliente poco satisfecho: Usted pone y ellos quitan, y quitan, y quitan…. y quitan…..

Encargado de Control de calidad: Mirando los bloques uno a uno y tirando por ahí los que considera que no cumplen con el estándar de chupabilidad y mordisqueabilidad.

El cartón pluma y su hijo, a match made in heaven: No hay cosa que le guste más a un niño que el corchopán del cartón pluma tenga o no algo pegado: Paneles de concurso JAMAS en el suelo o vera venir a su criatura con los jirones del papel glossy en la mano, cara de felicidad indescriptible y pegotes de corcho blanco y babitas por todo el babi. Evítese un infarto, ponga los cartones en alto, no se encuentre a si mismo haciendo la pregunta “¿Y los paneles?”.

Maquetas, ese mundo más a mi escala. Aplíquese la regla Godzilla de los juegos de construcción. Su maqueta es Tokio, y sus vástagos el querido y nunca bien apreciado lagarto nipón, solo que en mucho mas monos y adorables. Y además Godzilla cuando acaba no dice “Ta-ta” y te mira con ojitos tiernos.

“Mira papa / mama, como he descontextualizado y deconstruido la ordenación general de la propuesta” parece querer decir nuestro pequeño dinosaurio con babitas mientras intenta esconder en los bolsillitos del peto un muñequito de plástico de los de poner escala que se siente, en ese momento, victima del mismísimo C´thulhu.

Con estas sencillas premisas, podrán ir ustedes apañándose. Y recuerden, lo más importante……… es que disfruten y que sean felices. Y que le den muchos besos y abrazos, y que le canten “Soy el cangrejito que vino del mar..” y “Hey Hey Wickie…” y todo lo que se ponga por delante.

Este post dedicado a Nahuel y a Jimena, para que jueguen mucho y sean muy felices……… y para que respeten los paneles de sus sufridos padres.

(También a Lola y Carmen, a Samuel y Claudia, a Eva, a Martina, a Violeta que acaba de llegar, a Cloe, a Vera, a Bruno y León, y especialmente a mi sobrino Iñaki que tiene la ventaja de tener padres ingenieros. Y a todos los niños que nos miran con cara de “Papa se ha quedado tonto” cuando se nos va el santo al cielo contemplando una pared de hormigón)

Anuncios

Written by Jose María Echarte

junio 9, 2011 a 10:00

Publicado en humor

14 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Plas, plas, plas!, ^ ^ felicidades, me he reído mucho. Yo no he sucumbido a nada. Quizás solo al Lego, pero porque lo conservo de cuando era pequeño. A mi hija no le digo que soy arquitecto, le digo que soy Batman y que es un secreto. Tampoco le digo que voy a trabajar ( que sería mentida en estos tiempos) le digo que voy a salvar el mundo. Que siempre queda más genérico y se queda tranquila. Sé que cuando descubra la verdad de lo que soy en realidad, tendrá una decepción, pero para entonces espero encontrar un trabajo.. y decente

    lexcurso

    junio 9, 2011 at 10:22

  2. Qué bueno, por suerte en la vida he conseguido tener pareja y amigos no-arquitectos y mantengo a raya ciertos impulsos.

    Truco, los planos que no llegan a presentarse pueden recortarse en formato A4 (o no) y son ideales para que los niños pinten por el otro lado.
    Al recoger te vas encontrando preciosos dibujos por un lado y viejos fracasos por el otro, eso es Reciclaje con mayúscula.

    kikeconk

    junio 9, 2011 at 10:39

  3. prada no hace ropa de bebe pero armani si, y oye…habemos mujeres arquitectOs, -que odiamos lo de arquitectA, ¿le dices tu artistO? que ni llevamos gafa pasta, -vista 20/20- y vestimos normal, hasta con tacones de aguja…ojo…-pero claro, no nos respetan-

    skfandra

    junio 9, 2011 at 10:46

  4. Jajaja. Maria tambien pone arquitecto si no recuerdo mal…
    Lo de la vista con estas 8 dioptrias te lo envidio mucho, mucho. Cuando te tienes que poner las lentillas otra vez para encontrar las gafas, todo adquiere otra dimension….
    Lo de los tacones…..emmm… RAUR!!! ^_^

    jmer73

    junio 9, 2011 at 10:49

  5. Genial. Has visto el anuncio de movistar?

    Miguel

    junio 9, 2011 at 12:12

  6. A dos semanas (estimadas) de que naza el nuestro, el post me ha hecho reir y temblar simultáneamente!.
    Un saludo.

    JCM

    junio 9, 2011 at 12:18

  7. Creo que nuestras carcajadas han atravesado continentes y océanos y se estarán escuchando por allí. Madre mía Chema… qué grande eres…. Enhorabuena por el post y gracias por arrancarnos tantas sonrisas.

    Julen y Nieves

    junio 9, 2011 at 12:44

  8. Me veo en la obligación moral de confesar que me he reído como un descosido con este post. Hala, ya lo he dicho.

    Saludos mapatxiles!

    Mapatxe77

    junio 9, 2011 at 12:47

  9. Gracias a todos chicos!!

    JCM! Enhorabuena. Naaaah. No tiembles, o hazlo solo despues de haber reido. ^^

    JMER73

    junio 9, 2011 at 13:09

  10. Yo sólo conseguí de mi mujer una silla para mi hija igualita a la de sus padres: una Panton en miniatura (pero a precio de tamaño standard, eso sí). Tiempo después, la única función de la silla es servir de lugar donde apoyar un enorme peluche con forma parecida a un elefante… Lástima!!!

    El día que intenté convencerla para pintar las paredes de la habitación de mi hija con pintura efecto pizarra, para que ella diera rienda suelta a su imaginación, casi me mata. Sólo diré que las cosas que me dijo y las cosas con las que me golpeó las prohíbe expresamente la Convención de Ginebra.

    mmas

    junio 9, 2011 at 13:18

  11. No le cuenten a la familia su alergia sistémica por los remates a inglete, las bolas de madera y los balaustres. porque los muebles de niño se dividen en “Dulces” o “No”. No hay opción “Quiero una cuna racionalista pero pasada por la interpretación Aaltiana del regionalismo finlandés que humaniza los parámetros maquínicos del estilo internacional”.

    Que sutil. Excelente post sin duda.

    Francisco Martinez

    junio 9, 2011 at 15:46

  12. ¡Impecable! Genial post!! mi marido gafapasta le regaló un juego de colores Caran d’ache con 5 meses…iluso…ni uno pasó en control de Calidad ;o)

    estoesparauna

    junio 10, 2011 at 11:54

  13. Jajajaja. Mmas, yo tenia la idea de la pintura de pizarra y se produjo el momento “La vas a limpiar tu la pizarra eh??” y tambien el momentazo “¿Le vas a poner cadena a las tizas de colores para que no se las lleve por la casa?” ^_^ Aun asi no descarto volver a intentarlo.

    La silla Panton la tengo vista pero previas experiencias con “Ese juguete que le iba a encantar y que ahi esta muerto de risa sustituido por un envase de danone” y “Hamacas que cuestan un congo y en las que no aguanta la pobre ni dos segundos” me hicieron replantear la compra y cambiarla por un silloncito con forma de leon, que pegar no pega mucho con el resto de la casa, pero que (Ojo al dato): RUGE!! Y claro ante una silla que ruge, ni la Panton, ni las de Mies ni ná de ná.

    Jajajaja, he visitado tu blog…¿Rubia? divertidisimo. Ay, los Garan D’ache…. yo cai tambien, en mi favor dire que era una caja que tenia de un regalo de unas navidades, y que si bien nunca los ha usado para pintar con ellos, como baquetas han dado un resultado estremecedor. ^_^

    JMER73

    junio 10, 2011 at 12:19

  14. Jejejeje, me he sentido identificada 100%. Yo tengo un trauma porque mis suegros nos regalaron la trona (una Jané normalita) y aún suspiro pensando en la Stokke…
    Otro caballo de batalla de las mamás arquitectas es la lucha contra el color rosa chicle, pero es una batalla perdida porque las niñas lo llevan en los genes. Por cierto, los enlaces me han encantado!, algunos ya los conocía ;-)

    Marta

    junio 15, 2011 at 8:43


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: