n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

Estas nominado Charle E. Jeannerete! [Un post vintage (O no tanto)]

with 4 comments

El modificado cuesta! Y aqui es donde vais a empezar a pagar. CON SUDOR

AVISO: Este post fue escrito (Si Mr. Gates no falla) hace dos años y medio más o menos. Concretamente el 18/2/2008. Lo notaran porque en el se hace referencia a cierto programa televisivo que en aquel momento se acababa de estrenar y que va hoy ya por su 4ª edicion. No recordamos exactamente porque no se publicó entonces. Habría hecho algo Santi quizá. El caso es que hoy, al releerlo, lo hemos encontrado de una rotunda actualidad que puede deberse a dos motivos, a saber:

– Que hemos equivocado la profesión y deberíamos comprarnos una bola de cristal.

– Que el panorama sigue siendo el mismo por muchos congresos que se hagan y muchos airados artículos que se publiquen.

Como nunca nos ha tocado la loto estamos mas por la segunda. Aqui se lo dejamos TAL Y COMO fue escrito, sin ningun cambio, para que juzguen ustedes mismos, ydespues nos cuenten….

————————–

Nunca he considerado que la arquitectura sea un arte. Me parece de hecho perjudicial. Nunca debíamos haber dejado la vereda de la técnica para meternos en el boscoso y selvático camino del arte, o peor del artisteo.

Sin embargo últimamente, y por razones puramente espurias, estoy dispuesto a tragarme mis propias creencias hasta extremos que harían morirse de envidia a algunos arquitectos que todos conocemos, reyes del cambio de chaqueta, perdón, de sensibilidad, que queda más fino y más políticamente correcto.

Y por que, dirán ustedes, esta perdida de los valores morales, esta caída de los dioses, esta decadencia de Occidente. Pues sencillamente porque ayer estuve viendo la televisión y me di cuenta de que la palabra arte significa ya menos incluso que la palabra simbólico o incluso aun menos que emblemático, que ya es decir.

Podríamos decir que anoche, zapeando, tuve un encuentro catódico en la tercera fase, una epifanía. Un momento que podríamos comparar por su claridad epistemológica a la caída del caballo de San Pablo, pero en versión Berlusconi.

Ni más ni menos que encontré, para disgusto de mi santa y desgracia de mis neuronas, pero eso si, para alegría de mis endorfinas más tontas…. en el nuevo reality de Cuatro, “Fama”. Una suerte de academia donde se trata de, en teoría, bailar y enseñar a bailar a una serie de jovenzuelos vestidos de pandilleros variados y enseñadores de torso y ombligo.

Me llamo especial atención que aparecieran una serie de subtitulados en pantalla recortada “Marcos sufre por que no le sale el paso” o “Kiko no consigue limpiar la coreografía”. Eso, y la especial presencia del rollito arte cada dos minutos.

Así que juntando una cosa con otra, y no descarto que por que fuera domingo y estuviera algo aburrido, maquine un sistema para acercar la Arquitectura al mundo de la cultura artístico-sentimentaloide, ¡Ojo!, no por que piense que la arquitectura es arte, sino por que si esa es la teta de la que hay que mamar, estoy dispuesto a hacerlo con glotonería. Como diría mi abuelo, “Si hay que ser puta, la mejor de la casa”.

El sistema no podría ser más prometedor. Un reality show de arquitectos. No me negaran que es original y que puede dar muchísimo juego.

Empezando por los castings. Con un jurado compuesto por los futuros profesores de la academia, o mejor que academia, por las connotaciones, diremos el Taller. Los futuros participantes presentarían sus proyectos. Habría de todo, cariátides que serian verbalmente destrozadas con el consiguiente lloro en directo del aspirante, fusilados de Kool Rem, que uno de los avispados profesorcillos detectaría enseguida haciendo pasar las de Caín al impertérrito fusilador, jovenzuelos de proyecto apasionado que llorarían como la Magdalena mientras por unanimidad el conclave les bendice con su admisión….. ¡Seria espectacular! Ya me imagino frases del tipo:

“Tu trabajo es correcto (léase con cierto desdén) pero tu rigidez formal impide que tu arquitectura sea entendida como un proceso de investigación antes que como un desarrollo puramente objetual. No estarás con nosotros en El Taller” (Aun estoy trabajando el nombre, ¿“La Secta” quizá?)

Ooooh”, exclamaría el publico en casa, mientras le echa mano al DRAE o al Maria Moliner.

Queremos destacar la pasión con la que te has entregado a la arquitectura liquida, entendiendo correctamente que el carácter intercontextual del proceso de proyectacion (Aquí orgasmo generalizado del publico de arquitectos) no puede considerarse un todo cerrado sino una topología de la información

Y  otras  por  el  estilo,  que  harían  sin  duda  las  delicias  de  grandes  y  pequeños.

¡Y esto es solo el principio! En la escuela seria todo mucho más interesante. Los alumnos tendrían dos semanas para desarrollar un proyecto, (Unas VPO, un museito sin uso específico, un centro “multipluri”… lo que fuera). Mientras, asistirían a las clases del aguerrido profesorado.

Entre ellos habría un profesor cabroncete pero en el fondo con buen corazón, que les gritaría y les defenestraría las maquetas contra la pared, pero que luego hablaría con ellos en tono humano y conciliador, un tipo como el de los pelos largos de Fama….

!!!Esta  maqueta  no  tiene  energy,  no  es  hot!!!

Tu proyecto no esta trabajado, no tiene rollo, es rigido, FORMALISTA!!!” (Lo de formalista es como lo de crispar, que vale lo mismo para un roto que para un descosido.

Seria conveniente que el profesor estuviera, a que decirlo con rodeos, salidillo, o en aras de una mayor audiencia, más salido que el pico de una mesa. Habría el clásico tonteo profesor rijoso – alumna, disfrutado por aquel y sufrido con asquito por esta, que estoy seguro daría para mas de un foro en Internet dedicado a la rumorologia.

Otro profesor que no podría faltar es el enrollado superguay. El amiguete que todos querríamos tener, alternativo, con su punto justo de frikismo y con una camiseta de Green Lantern o mejor aun de Mazinguer Z. Vintage total. Capaz de conocer hasta el mas alternativo y minúsculo de los proyectos de los nuevos popes de la arquitectura, admirador de Gehry cuando tocaba, de Eissenman cuando se llevaba, de Venturi cuando había que aprender de las Vegas y de Zaha porque, ¿Qué hay mas moderno que una mujer Iraní con mala leche y con un premio Pritzker? A todos los arquitectos del famoseo los llamaría por su nombre de pila:

Tienes que mirarte el rollito sostenible de Zaha, y luego léete dos capítulos de lo de REM para el delta de río Pearl” (Léase Peaaarrrrrrl con mucha exageración y sin saber que significa, simplemente, perla).

Que sencillo es Kike” (Llamémosle así, por ninguna razón en particular) exclamaría el publico arrobado de pasión arquitectónico-artística.

Me gusta este puntito outsider que tiene tu propuesta, es un proceso muy personal de investigación sobre los arquetipos Jungianos aplicados a la arquitectura, sigue por tu camino, busca en tu interior tu propio proceso”. (Esto del proceso, se parece cada vez mas al de Kafka, que no hay quien lo entienda)

Por supuesto el jefe del cotarro debería ser un arquitecto de cierta edad, quizá en sus horas bajas, capaz de comulgar con ruedas de molino y de defender igual a Juana que a su hermana. No diré nombres pero todos estamos pensando en los mismos. Un tipo capaz de casarse con el diablo si hace falta para no perder un tren que hace tiempo que salio de la estación. El rey de una situación de parasitismo que se da últimamente mucho entre arquitectos jóvenes y consagrados, el Abrazo del Oso (No intenten usarlo, lo tengo registrado). Por el cual el uno aporta la validación profesional y el otro una forma de volver al candelabro (Que es la versión insustancial del candelero).

Sin embargo el autentico filón estaría en los alumnos y en el día a día. Deberían ser lo suficientemente variados como para dar un juego bárbaro en su convivencia, (porque claro, vivirían todos en comuna). Habría uno muy joven al que solo le importaría epatar pero al que le regañarían por que se le caen las estructuras y los proyectos no le entran en presupuesto (Aunque le regañarían poco y con cariñito).

Habría otro ya crecidito, que vendría del curso puente de aparejadores, al que le costaría no empezar un proyecto diciendo “La orientación en la parcela, busca el mejor soleamiento”, y al que amonestarían por ser excesivamente formalista (Le amonestarían mucho, aunque no se le cayeran las cosas y no le costaran un euro mas). Habría alguno con buenas ideas y problemas para expresarlas, alguno que incluso puede que fuera interesante, alguno con el pelo rojo; en fin, un variado elenco de personalidades.

Me imagino con gozo esas imágenes de la casa, con cámaras múltiples, con los alumnos en sus ordenadores, cortadores de foam, escáneres, con sus libretillas. Me imagino esos subtítulos a pantalla partida:

A Juan no le encaja la estructura con el desplazamiento posicional de los nodos de uso de su proyecto”, y veríamos a Juan sufriendo y golpeando entre lloros el teclado.

O mejor aun, “Luis, preocupado por las correcciones de los profesores y por su dificultad para ser menos formalista”. Y Luis lloraría en el hombro de una compañera entre hipidos, diciendo “No puedo, no puedo, no sabéis lo difícil que es para mi no empezar a pensar un proyecto por la arqueta a pie de bajante…. (Sollozo, moqueo) ¡!Es la sociedad la que me ha hecho así!!!

Por supuesto, no podrían faltar los profesores invitados, los estrellones mediáticos y de relumbrón que le dieran el viso de internacionalidad, simbolismo e iconismo justo a la cosa. Imagínense, esos alumnos, dejándose las pestañas en el Mac (todos menos el que viene de aparejadores que usa un PC, el pobre) sin dormir, sin afeitar, sin lavarse, llenos hasta el higadillo de café; imagínense, repito, esa voz en off que restalla “Alumnos del taller, acudid por favor a la sala de maquetas, que tenéis una sorpresa”.

Imagínense, una vez mas, esas caras de candidez, que recordarían a las de sus primeras fiestas de Reyes al ver el árbol lleno de juguetes, esas lagrimas de alegría, esas bocas abiertas al entrar en la sala de maquetas y encontrarse a Rem, (Que estaría tres minutos y dejaría a un escl… perdón un asociado y unas camisetas de OMA rules) o a Norman, (Que hablaría un rudimentario español aprendido de Helena Ochoa y vendría con unas Ray-Ban de piloto), o a Zaha (Que les pondría a hacer flexiones). Incluso imagínense que un día les llevaran a cierto arquitecto bailador de minuetos, que generaría mucho debate y habría risitas por lo bajini y sobre todo, sobre todo, le gustaría al de aparejadores que se pasaría la semana dibujando torsos trasformados en puentes para que luego en la corrección semanal le pusieran a escurrir.

Incluso y dada la endogamia habitual de la profesión, podría surgir el amor en el Taller como en una ranchera de Rocío Durcal.

Los alumnos se mandarían mensajitos por Skype…. O por NetMeeting, o estarían tonteando en Twitter o en Facebook, (El aparejador no, el pobre estaría aun escribiendo notitas en post-it de colorines con corazoncitos). Incluso si la cosa se lleva al extremo podría haber roce, coyunda y por tanto edredoning (No se lleven las manos a la cabeza los puristas, al ritmo que va la academia de la lengua dentro de poco estará en el diccionario junto a Tuning).

Ahora eso si, un edredoning como corresponde, construyendo unas follies edredonicas (Con proyecto y todo) que harían palidecer de orgullo a Izaskun Chinchilla e incluso a la Kazuyo Sejima de la chica nómada de Tokio.

Y así, después de muchas eliminaciones, muchas pruebas muchas expulsiones, mucho simbolismo, mucho icono, y sobre todo, mucho arte, llegaría el momento en que uno de los alumnos ganaría…. ¡Una maravillosa beca en OMA para estar un año dando el callo junto a Rem!! O al menos respirando el aire que Rem respira. O que ha respirado.

No se por que, con esto de la beca, me acuerdo ahora del principio del corto de Monty Phyton “The Crimson Permanent Assurance”, juzguen ustedes mismos.

Si todo esto les parece exagerado, no sean tan quisquillosos, no lo es. Si les parece que no puede ocurrir, seria cuestión de preguntarle a Barishnikov que le parece “Fama”.

Si creen que la arquitectura no es un espectáculo, no lean el Cosmopolitan ni EPS y no miren las revistas del ramo. Si creen que estoy de broma, quizá si…. y quizá, tristemente, no.

Anuncios

Written by Jose María Echarte

julio 19, 2010 a 18:15

4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Cuando parecía que el castillo de naipes se iba a desmoronar veo listas de matriculados en universidades(academias….) para el año que viene aumentan en vez de disminuir.
    ¿Cual es la explicación?
    1) La falta de salidas y así ocupo el tiempo,… pero si te generará expectativas y la caida será de triple mortal.
    2) El mundo siempre va al revés de lo que demanda.

    Como dijo Von Newman en “El dilema del prisionero”:
    “En un conflicto entre 3 tiradores (léase mentes pensantes) gana siempre el peor, puesto que los mejores caen al pelearse entre ellos”.
    Las leyes en Sociedad cambian, y para Sociedad, la nuestra …..

    oscarq

    julio 19, 2010 at 20:00

  2. Sobre esto añado un enlace que me parece explicar claramente la situación académica (Campo Baeza Incendiario, Coderch y la cultura actual, Ruido…):
    http://cajascajitascajones.blogspot.com/

    oscarq

    julio 21, 2010 at 12:29

  3. vamos que sería como volver a clase de proyectos pero con cámaras

    albertof.

    julio 21, 2010 at 19:57


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: