n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

Nuevas formas, viejas estructuras

with 12 comments

El colapso, amigos, como la reposicion de Verano Azul, llega inasequible.

Se ha aprobado el borrador del Real Decreto que regulara los visados obligatorios. En Scalae podéis encontrar un magnifico resumen de cómo queda la cosa tras la aprobación de la Ley Ómnibus que traspone la directiva Bolkenstein (No me dirán que el nombre no es de película de espías rusos) sobre liberalización de servicios.

Ahora bien, nuestras instituciones, siempre tan a la ultima, siempre tan en la pomada, están ya convocando las asambleas ordinarias (este calificativo a veces en su doble acepción) de cierre del año ¿Qué han hecho los romanos por nosotros para prever y adaptarse a esta situación que lleva ya más de dos años mascándose desde que el tribunal de la competencia emitió el famoso informe en el que cuestionaba la validez y continuidad el visado como lo veníamos conociendo?

Pues poco, muy poco, por no decir nada. Entre otras cosas porque lo que se ha defendido contra viento y marea es la pervivencia del visado como bien social inmutable sin cuestionarse mínimamente su capacidad, su validez o su contenido, y sobre todo sin reconocer que se trataba en los últimos tiempos, pura y simplemente, de un sistema recaudatorio (se hubiera agradecido la sinceridad)

Entrando en faena, recordaran que el nudo gordiano del asunto radica en que para trabajar como arquitecto, en el 90% de los casos, debe uno estar colegiado.

Y que para colegiarse, debe uno aceptar los estatutos del COA que le corresponda, entre ellos e indefectiblemente figura SIEMPRE (Independientemente de la adscripción geográfica del COA) el  “Deber de todo arquitecto colegiado de presentar a visado colegial los documentos profesionales que autorice con su firma”.

Pues bien, lean lo que dice el nuevo borrador:

1.- Solo es obligatorio visar los proyectos de ejecución y el CFO.

2.- NO es obligatorio visar los proyectos para la administración, en los que la supervisión sustituye al visado.

3.- Puede visarse el documento EN CUALQUIER COLEGIO.

¿Cómo se les queda el cuerpo?

Respecto al punto primero, el RD deja clarísimo que debe comprobarse el cumplimiento de la normativa técnica aplicable, lo que está muy bien pero no es lo suficientemente claro como para saber si es el equivalente a una supervisión completa o no. Tampoco queda claro lo que costara el visado dado que la Ley Ómnibus establece que debe cobrarse un valor justo en proporción al trabajo que genera. Difícil de valorar pero no estamos seguros que los costes actuales aguanten el escrutinio.

Respecto al segundo punto, es algo que cae por su propio peso. La LDCSP ya decía en su momento que el proyecto debía estar visado o supervisado y parecía una vergüenza que se cobrara a los colegiados por visar un proyecto (en 5 días) que había pasado por una supervisión técnica (gratuita of course) de unos 3 a seis meses de media, máxime cuando la sospecha evidente era que la presencia del sello de la administración de supervisión hacia que no se llegaran a abrir ni los planos.

Y respecto al tercero, no afectara a la mayoría de Colegios profesionales, dado que son únicos o que ya venían funcionando de esta manera. En nuestro caso supondrá un absoluto CAOS, pero además un caos merecido.

No era lógico desde ningún punto de vista que para hacer LO MISMO existiera en España la plétora de Colegios actuales, siendo estos además de tan diferente factura. Uniprovinciales, autonómicos, biautonomicos, delegaciones, demarcaciones y un largo etcétera de situaciones a cada cual mas singular. Por otro lado, el sistema atomizado hasta el extremo del que hemos disfrutado genera una gran cantidad de intermediarios sin poder real (el Consejo Andaluz, el Consejo Superior…) y con una capacidad de representación que si bien era legal sobre el papel, era absolutamente inconsistente. Lo hemos dicho muchas veces, no es lo mismo ser el Decano de los Ingenieros de Caminos y hablar por 40.000 profesionales a voz en cuello, que ser el Presidente del CSCAE y hablar por los mismos 40.000 que en realidad responden realmente ante sus múltiples asambleas, juntas, decanos y diversos órganos. En otras palabras, divide y vencerás, en su acepción suicida claro, dado que te divides tu solito.

Si necesitan alguna prueba vean donde han quedado los ICCP en el proceso de Bolonia y donde nosotros, que tenemos aun, cuando ya parecía que salíamos del hoyo, que soportar a agentes como D. Ferran Sagarra i Trias que aun no se ha enterado de que va la película y que se atreve a opinar (fuera del tiesto) sobre las titulaciones de los profesionales ya colegiados a quienes en ningún momento representa.

Con estos mimbres la desaparición de Colegios esta mas que garantizada. Nadie va a visar un proyecto en el COA de Bollullos de la Cogolla si puede hacerlo en el COA de al lado de su casa. Los Colegios importadores (Hay muchísimos y suelen ser los mas pequeños) van a sufrir las consecuencias los primeros. ¿Es esto un problema? Vivimos en el siglo XXI, les recuerdo, si nuestras instituciones aun no se han adaptado al hecho de que lo que viaja mejor son los datos y no el papel, y de que no es necesario estar en Bollullos de la Cogolla para mandar documentos de forma sencilla, cómoda y barata a Bollullos de la Cogolla…. mal vamos.

¿Y qué ocurre mientras tanto en Chez Colegial?

Pues lo de siempre. Que se sigue defendiendo el visado sin preguntarnos si nos parece bien o no tal y tal y como esta sin hacer la mas minima autocritica. A ciegas, a cascoporro y contra viento y marea, como un bien social (Uno que pagamos nosotros, toma bien, y toma social).

Pasa que se convocan ruedas de prensa y se emiten comunicados que moverian a la ternura si no movieran a la risa, en los que sin la anuencia del resto de colegiales se erigen los decanos y presidentes en la voz del pueblo (pero sin el pueblo) para cantar las bondades del “sostenella y no enmendalla” y del “virgencita que me quede como estoy”. Actos impúdicos en los que vender una burra que no estaba de parranda (que no, que no) sino que estaba muerta y atufando: la de que la eliminación del visado supone perdida de garantías para el ciudadano.

Si el visado fuera TAN MARAVILLOSO, no deberían existir disciplinas urbanísticas, ni informes de supervisión de los Ayuntamientos o de existir estos deberían ser blancos, vírgenes como una patena. Tampoco deberían de existir miles de viviendas ilegales en suelo no urbanizable con VISADO colegial. Pero sospechamos que de todo esto, en esas ruedas de prensa con cara de plañidera y fingiendo una indignación que no es sino impostura falsa, no hablaran.

Lo diremos mas clarito: El visado no garantiza la calidad de un proyecto tal como deberiamos entenderla si quisieramos ser competitivos. Garantiza que pagamos la cuota, la integridad documental, y el cumplimiento (minimo) de algunas (no todas) las normativas aplicables. Oigan eso son los minimos, la calidad es otra cosa.

Pasa que te llegan convocatorias de asamblea en las que uno querría leer entre los puntos del día la batalla (A cara de perro) que se está dando para conseguir que las administraciones paguen un precio justo por los proyectos que contratan y que los contraten con justicia, y lee sin embargo un sucedaneo en el que se avisa negro sobre blanco que estamos obligados a visar TODO (Incluida una muy poco velada amenaza de infracción disciplinaria de no hacerlo) y que por la vía expeditiva se va a cobrar la cuota íntegra de visado en los proyectos de la administración [En algunos COAS, conscientes de que ni se miraban, se cobraba el 25% de la cuota por “Entregarlos”].

Perfecto. Mal pagados y encima recaudados.

No es ya que no se haga NADA para mejorar nuestra situación, es que para salvar un sistema en crisis galopante y que no aporta valor alguno, encima se nos va a cobrar más sin cuestionarse la lógica de todo el asunto en absoluto.
Queda para otro día el análisis de la escasa capacidad de previsión y análisis de nuestros dirigentes, que mandan esto una semana antes de que se publique el borrador, quedándose como se podría decir vulgarmente, con los puntos del día al aire, dado que por lo visto los proyectos de la administración van a quedar exentos de visado.

Nada nuevo bajo el sol, siempre nos pilla el toro por sistema. De todo nos enteramos tarde y todo tenemos que solucionarlo a la carrera, hasta que llegue el día en que la solución sea imposible gracias a nuestra pasividad.

El otro día en FB un compañero comentaba que él es procolegial. Podría parecer lo contrario, pero nosotros también: somos conscientes de que un Colegio puede ser una herramienta muy útil para un arquitecto si se dedica a ofrecer servicios de calidad. A defenderle. A pelear por su situación. A mantenerle informado. A formarle. A darlo todo por la profesión.
Si se dedica, en suma, a la excelencia, y no, como parece ser el caso, a la pura y mas escueta supervivencia, caiga quien caiga y pese a quien pese, que son en este triste caso, quienes lo pagan. Si este es el caso, el de sobrevivir sin analizar, el de la incólume resistencia a la realidad que nos rodea y que conforma la profesión, tristemente tendremos que asumir que lo que debería ser una apoyo es en cambio una rémora.

Siendo lógicos, es la hora de decir que el barco se hunde y que hay que acometer las reformas necesarias, por difíciles que estas sean,  y no tratar de tapar la vía de agua con una tirita. ¿Habrá que pagar por algunos servicios? Quizá. ¿Tendrán que desaparecer otros? Probablemente. ¿Aparecerán otros nuevos? Deberían. ¿Empezaran a producirse cuestiones que dependan de la voluntad de calidad de los Arquitectos y no tanto de la obligación recaudatoria? Ojala. Rehuir esta pelea, este cambio, por criterios espurios, solo retrasa lo inevitable. Y como decía Dashiel Hammet: “…Mas dura será la caída”.

Es la hora ya de mejorar, de organizar y reestructurar. De cambiar de siglo. De abrir procesos de debate y actualización de los Colegios, de decidir cuál es el modelo de futuro que necesitamos (y que podemos pagar y como)

De entender que los colegios deben adaptarse a la realidad y a las necesidades de los profesionales que los integran.

Y no al revés.

Anuncios

Written by Jose María Echarte

mayo 3, 2010 a 23:46

12 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Cuántas cosas! Y qué mal futuro parece que nos espera! Pero bueno, como bien se dice en el artículo son tiempos de ponerse las pilas.

    De todas formas, la frase de que el visado garantizará “la conformidad con la normativa técnica aplicable”, parece que quiere decir que se los colegios lo tienen que mirar todo, de arriba abajo, no?
    Y eso es, lo que vendría a ser un visado de calidad, que a buen seguro hará que se tenga que pagar más por el visado. Toda una historia, para los tiempos que corren! Aún así, esta vía es seguramente una de las más interesantes y es la que más se puede acercar a esa excelencia de la que habláis.

    Eso si, entre una cosa y otra, si esto está ya más que mal, y no permanecemos unidos, en cuatro días nuestra profesión se va a convertir en una jungla, si no es que ya lo ha hecho!!

    stepienybarno

    mayo 4, 2010 at 0:50

  2. José María: hablas del visado, pero no queda claro lo de la colegiación obligatoria: ¿supones que al caer lo primero, cae lo segundo como consecuencia? ¿Crees que podemos ya hacer huelga de renovación de cuotas? Abrazos, AM.

    Andrés

    mayo 4, 2010 at 8:14

  3. Estupendo análisis, José María. Épocas de crisis son épocas de cambio. La estructura colegial actual es obsoleta y decadente: no refleja la diversificación que ha desarrollado la profesión de arquitecto, y tampoco defiende los intereses de la mayoría, inmersos en un sistema que nos empuja a la precariedad. Por otro lado, el visado ha llegado a ser un mero trámite recaudatorio en lugar de cumplir una misión de salvaguardia del buen hacer. Por tanto es positivo que tengamos la oportunidad de cambiar el panorama, ¡pero ojo! Porque la pasividad nos podría llevar a un panorama todavía más desolador que el anterior. Llegó el momento de la acción, del cómo, cuándo y dónde.

    eva chacón - soft

    mayo 4, 2010 at 9:10

  4. En esas estaba el colectivo, capeando el temporal en que se había metido por su propia pata…cuando de repente,ZZZZAAAAS hostión con la normativa Blokenstein, por parte del simpático ministerio en denodada lucha contra los privilegiados arquitectos, reducto de nostálgicos, clase capitalista y tal.
    Desengáñate mi buen Zokete…ascendidos a lo de mandar nos van a dar hasta en el cielo de la boca y para ello han de invocar infames argumentos competenciales, precisamente estos, falaces paladines de los mercados intervenidos.
    El visado será o no será, y no será bueno del todo, pero es mejor y más, mucho más, que nada. Los shogunes de los Cortijos Colegiales, taifas, ínsulas y Fondillas lo administran inadecuadamente, con escaso interés y puro mirar del lucro, pero no deja de ser misión alta y ocasión solemne, resto de un pasado glorioso cuando lo de ser Arquitecto era un aquel, con su control urbanístico delegado…luego ya han venido los Cachulis y Alcaldhuetes a vender la Patria por los garbanzos y alicatar los urbanizables, pero en esto hemos sido mucho más testigos ominosos que culpables. Tenemos la culpa de los justos silentes (que no es poca), pero no hay cosa como la culpa colectiva, cada uno con su aquel.
    Cambiado el tiempo y mecanizada la caballería no cabe duda que habrá que tornar la katana límpida por motoreta digital y venirse a minimo coste y sacrificada, acelerada marcha…nos enterraremos en madrigueras y resistiremos hasta el último hombre, viviremos de la tierra y comeremos insectos si los hay, beberemos nuestra propia orina y aprovecharemos cada bala. Mucha miseria nos espera…Vencidos, tristes caemos.
    Kuribayashi

    General Kuribayashi

    mayo 4, 2010 at 9:10

  5. En fin. Lo primero que pensé cuando acabé la carrera fue: ¿Qué da las competencias, el título o la colegiación?. Si es el título, no entiendo porqué hay que pertenercer a ningún colegio ni dar parte de lo que se gana con el trabajo propio…si las competencias las da la colegiación, para estar colegiado no debería bastar con tener el titulo y pagar 300€ al año…porque si es así tambièn me debería valer con estar apuntada al club Chispas…
    En el congreso de Valencia alguien habló de hacer un examen para poder pertenecer al colegio, y me pareció una barbaridad, pero ahora, pensandolo friamente no sé si es más barbaro que la diferencia entre poder ejercer tu profesion o no sean un puñado de euros pagados a un colectivo que, realmente, no sé a qué se dedica.

    nu9v9

    mayo 4, 2010 at 10:41

  6. La verdad es que sí, recién terminado y te ves casi en la “obligación” de colegiarte, para darle tu dinero a gente que lo pondrá a “buen recaudo”, para qué ?, para nada. Porque si al menos, como bien dices en el artículo, se identificaran y lucharan por la profesión tendríamos a bien defender la existencia y supervivenci de este colectivo; pero no este modelo, ni sistema.

    Miguel

    mayo 4, 2010 at 17:57

  7. Hola. Me parece bien la postura de revisar la estructura colegial, pero por hacer de abogado del diablo, apostillo: Siempre comentais el visado desde dentro de la profesión, pero no desde el punto de vista de otras profesiones. Quiero decir, si ahora con visado obligatorio hay muchísimo intrusismo, con proyectos firmados por aparejadores e ingenieros y visados en sus respectivos colegios, que los ayuntamientos aceptan sin considerar si son los técnicos competentes; ¿no se dispararía el intrusismo cuando ni siquiera se necesite un visado del colegio de arquitectos? Al menos el visado certifica que el técnico firmante es arquitecto, con su correspondiente título…

    Ana

    mayo 5, 2010 at 12:19

  8. Ana, es la cuestion que mas utilizan para defender el visado y es la mas falsa de todas. Me explico:
    Si se trata de certificar que eres como redactor de un proyecto, arquitecto, eso se hace con un certificado de colegiacion (Gratuito, o al menos mas barato).
    El problema principal de intrusismo es que los ayuntamientos (Y otras administraciones) aceptan proyectos firmados por profesionales no competentes (Por ejemplo, una adaptacion de Local a Bar de copas, firmada por un industrial). Lo curioso, es que esos proyectos ESTAN TAN VISADOS COMO LOS NUESTROS. Asi que si el visado sirve para defendernos del intrusimos… ¿Que visado? ¿El de ellos? ¿El nuestro?.
    Si se refieren al hecho de que hay colegios que visan lo que no deben, eso no se soluciona visando nosotros tambien, se soluciona personandose en TODOS los procedimientos “dudosos” que se produzcan en cada ayuntamiento (Son publicos).
    En otras palabras, el visado de mi proyecto dice que soy arquitecto y que soy competente. El visado de otro proyecto de otro profesional, dice lo mismo. Si los Ayuntamientos los admiten los dos, estamos donde empezamos, pero algo mas pobres.

    jmer73

    mayo 6, 2010 at 9:18

  9. Andres, perdona el retraso en contestar!-

    Mmmh, no se hasta que punto una cosa llevara a la otra. Es evidente que existe la posibilidad, y el sistema del Royal College of Architects britanico (voluntario), es un ejemplo.
    Llevara indudablemente a un sistema mas eficiente de Colegios, quiza a una reagrupacion. No es logico tener la cantidad de COAs que tenemos y quiza seria mas interesante funcionar con Pocas sedes y delegaciones muy pequeñas para un UNICO colegio general.

    En cualquier caso, si te vale mi opinion, si fuera voluntario yo seguiria colegiado. No se trata de lo que funciona, que hay que cuidarlo y mejorarlo. Se trata de lo que es evidente que no funciona, y hay que reformar.

    jmer73

    mayo 6, 2010 at 11:41

  10. José María, parece algo como lo de la fusión de las cajas, ¿no? Creo que estamos de acuerdo. Un fuerte abrazo, AM.

    Andrés

    mayo 6, 2010 at 13:17

  11. jmer, estoy de acuerdo con muchos de tus puntos, y con otros no tanto, pero me gustaría que propusieras.
    ¿cómo re-estructurar los colegios?
    ¿cómo realizar un visado que ofrezca servicios?
    ¿piensas que hay que abolir el sistema colegial?
    ¿piensas que sirven los colegios para algo?
    saludos y muy buen blog.

    p

    mayo 6, 2010 at 13:22

  12. Estas preguntas darian para un libro “asin” de gordo.

    Pero por simplificar:
    Habria que pensar en una gestion mas eficiente de los recursos. Parece que el futuro de los colegios es convertise en entidades de servicios de apoyo y formacion altamente especializadas, con todo lo que ello conlleva. Y si, quiza algunos servicios pasen a ser de pago.
    La propia estructura de los COA (Hay una cantidad abrumadora entre uniprovinciales, pluriprovinciales, comunitarios, demarcaciones etc) ya resulta chocantemente variada y probabelemente desproporcionada economicamente e ineficiente. Demasiados intermediarios y demasiados representantes sin poder de interlocucion real. Algo hay de la fusion de cajas que comenta Andres.
    El visado “de calidad” una vieja aspiracion, presenta un problema basico: El coste. No obstante quiza seria un servicio voluntario que muchos demandarian para perfeccionar su produccion. Un marchamo de calidad real si lo quieres llamar asi.
    No creo que haya que abolirlo. Repito, hace cosas muy bien. Magnificamente bien. Creo que se trata de actuaizarse, de debatirlo sin tabues. No es de recibo que me vendan el visado telematico como un ejemplo de mordernizacion de los COAs. El problema no es ir a la fuente en coche en vez de en carro, el problema es si es mejor ir a la fuente o traer una tuberia.

    Gracias por los saludos y por la apreciacion del blog.

    Un abrazo!

    jmer73

    mayo 7, 2010 at 14:00


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: