n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

How to make trends, and influence people

with 35 comments

Hablábamos el otro día, a propósito de la patochada cafetera de Ai Wei Wei en el Pabellón de Barcelona, de la abulia que afecta a la prensa, a la sociedad y en particular a esta profesión cuando se trata de establecer una línea en la arena que diferencia el espejismo de la realidad, o si lo prefieren del todo vale.

Curiosamente, los últimos días, aparece publicado con cierta profusión el proyecto “Ocaña de España” de Manuel Ocaña, debido a la publicación de un video de lo que se supone será la película asociada al proyecto y que lleva mismo nombre. Para los que no conozcan el proyecto, se trata de unas viviendas en Ocaña…. que imitan (Y mucho) a las casas colgantes de Cuenca. En resumen, esto.

Sin entrar en juicios éticos sobre la conveniencia o no de dedicarse al cartón piedra (literal en este caso) y a construir las casas colgantes en la meseta Castellano-manchega, debemos aclarar que las viviendas nos importan entre poco y nada. Tenemos visto lo mismo hasta la extenuación, mil veces repetido. Los que somos de costa, mas aun y en muchas vertientes. Cortijera, neoromana, neogriega y un largo etc, nada nuevo por este sector. Nada nuevo bajo el sol. Cortijos con geranio y barandilla de vidrio y jacuzzi de última generación, los hay a patadas.

Lo curioso, lo alucinante si nos permiten, es que las viviendas han alcanzado la primera plana de las publicaciones online, y que no falte quien esté dispuesto a defender su bondad y su magnificencia. Y es que esta vez, un proyecto que no tendría nada que envidiar a cualquiera de los que normalmente desprecia esta profesión con la saña digna de un auto de fe, viene (ay, amigos) con un manifiesto incorporado. Y hasta con película.

Y que manifiesto.  Lean, lean:

El proyecto es una performace ultrarrealista sobre el mercado inmobiliario, en formato de encargo de 53 viviendas entre medianeras, con altura B+3. Sucumbimos a los incuestionables deseos de un creativo promotor privado de construir un edificio conquense por fuera y muy moderno por dentro. Se le planteó construir el edificio como una réplica de las casas colgantes de Cuenca. Las dos primeras plantas serían la roca (construida con técnicas de tematización como las ejecutadas en Port Aventura) y las dos últimas, unas casas costumbristas apoyadas en ella, rematadas con cubiertas de lona con serigrafía de tejas árabes.  El conjunto es el edificio residencial Ocaña de España. En el proyecto convergen realidades entrecruzadas que van desde las fosas abisales de la cultura popular al Realismo Operatorio de Bourriaud. Y tiene mucho de actitud osada y crítica que incita a la reflexión, y no solo sobre arquitectura. Invita a reflexionar sobre el exceso de repertorio arquitectónico, el vértigo de la inversión inmobiliaria, la influencia de los medios y, además,  manifiesta la amenaza omnipresente del fin del capitalismo que conocemos. También navega por los océanos del Fake. Es como el fósil de Hello Kitty, o un Mickey Mouse.

Que nos quede claro. El proyecto no es una manzana de 53 viviendas y 4 plantas de un tamaño bastante considerable… es una performance ultrarealista. Estamos por mirar en el divertidísimo programita de Asemas a ver si aparece el apartado “performance”.

Lo que si nos resulta evidente es que la afirmación se emplea como una justificación (Que por otra parte nadie ha pedido) de todo lo ya conocido que contiene el proyecto, y por tanto a partir de aquí, como el crio que entona el “!Escudo cruci!”, todo vale. Vale Bourriaud, vale el mercado inmobiliario, vale el fake y valen las casas colgantes en Ocaña. Después unas buenas fotos con muchacha en bikini y vestida de sevillana por en medio, un video al son de Manolo Caracol, y la realidad ya no es un edificio sea este como sea. Es que hemos hecho una crítica y que somos transgresores e irónicos.

Eso sí, es una crítica transgresora de PB+3, y más de 3.000.000 de euros de PEM.

(Interludio 1: Algunos, no siendo mucho (más bien nada) del folclore sureño, estamos ya un poquito hartos de que cada vez que alguien quiera ir de modernillo transgresor agarre por la vía simplista de igualar la caspa al traje de sevillana y al flamenco. Podía haber sido el de fallera, el de chulapa, o el de uniforme de arquitecto con ínfulas, all in black Prada o modernete perroflauta de marca y con gafapasta negra a los sones de Astrud y quizá nos hubiéramos reído más)

La broma, (Lo de performance habrá quien se lo crea, nosotros desde luego no), es tan poco sutil como innecesaria y evidentes sus motivos: Contarnos de forma bastante perdonavidas y muy  paternalista lo malo que es el mercado inmobiliario, lo malos que somos en esta profesión (todos menos los autores, claro) y lo malas que son nuestras contradicciones. Por lo visto teníamos que esperar a este prodigio “tematizado” para (re)descubrir lo que cualquiera que haya tenido pulso la última década ya sabía, ganando por el camino otro monumento al parque de la Warner que añadir a la colección, eso si. Dos pájaros de un tiro.

Y es que si la ironía funciona mal en la radio, en hormigón tiene además la mala costumbre de ser testarudamente presente. Nada hay que diferencie los muertos con cariátide que pueblan este país de esta mimesis conquense. O si lo hay, los primeros, bastante más silentes, asumen su condición de “construcción con estudios” y de pastiche y lo hacen sin pretender dar lecciones, el segundo se reboza con gusto en la caricatura a brochazos y lo hace con la excusa previa, que todo habrá de santificarlo, de establecer una crítica a la arquitectura, al mercado, a los medios, al capitalismo y hasta a los gatitos de internet que pasaran por allí si a bien tuvieran.

No tenemos muy claro si el objeto de crítica es el promotor (De quien se cobra), los compradores (De quienes cobra el promotor), la ciudad (Que cuenta entre sus filas con un nuevo parque temático) los arquitectos como profesión (Los que hacen estas cosas sin darles patina aleccionadora al aroma de moralina y los que como Bartleby entonan el “Preferiría no hacerlo”) o quizá en un arranque de masoquismo ellos mimos (Aunque lo dudamos). Y la verdad nos da igual.

Nos da igual el edificio. Nos da igual la justificación por el mismo motivo. Nos da igual la tematización (Viva el palabro), y sinceramente nos da igual la performancia ultra o hipo realista. Allá cada cual

Lo que no nos da tanto igual es la manía catequizadora con justificación a brochazos aderezada con sal gorda. Casi tanto como nos sorprende (Y nos parece sintomática de lo que le pasa a esta profesión) la facilidad con la que se asume que la ironía y los manifiestos se construyen de esta forma autojustificada mientras el sector habitual aplaude esto… como lo aplaude todo. Porque toca. Sospechamos que Ocaña, mientras, se matara de la risa, o al menos debería: Ha colado. La bola entro.

No sabemos porque, pero últimamente la ironía, los manifiestos y las críticas al fin del capitalismo cobrando honorarios de Proyecto Básico y de Ejecución no nos acaban de llegar. Problemas de sintonía o de no ser mucho de comulgar ruedas de molino aunque sea un molino performance hiperrealista o aunque el molino, sinceramente, nos importe poquísimo.

Pero tranquilos, nadie dirá que el emperador está desnudo, porque el emperador tiene bula y manifiesto. Y porque sale en el Hola y además se ha hecho unas fotos con una chica vestida de lagarterana y en bikini, que es lo que se lleva. El emperador se está pareciendo cada vez más a Berlusconi…

El trailer que acompaña la performance, viene con música de Manolo Caracol. Independientemente de la ideología del personaje, hablando de flamenco (Que era de lo que Caracol sabía más que nadie) un día se le oyó la siguiente frase:

Yo cuando canto no me acuerdo ni de Jerez, ni de Cádiz, ni de Triana; ni me acuerdo de nadie. Yo intento hacer los cantes a media voz, que es como duelen. Esa es la hondura. Porque el cante no es ni de gritos ni p’a sordos. El cante hay que hacerlo caricia honda, pellizco chico. El que se pone a dar voces, ese no sirve…”

Y aquí lo que pasa es que el griterío es tal que ya aturde, que nos acordamos de todo menos de cantar y que nos va haciendo falta algo más de hondura.

Anuncios

Written by Jose María Echarte

diciembre 15, 2009 a 10:44

35 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Gracias por confirmar que no por pensar diferente somos idiotas, ignorantes y/o analfabetos.
    Estoy casi totalmente de acuerdo, me explico: yo es que me conformo con poco y me habría gustado ver como un tipo que va de transgresor lo hubiese sido de verdad, arriesgándose y exponiéndose al escarnio de propios y ajenos produciendo este edificio sin ayudas teóricas. Obviamente, con o sin él, el artefacto es lo que es, pero creo que sin aditivos y procediendo de quien lo hace habría removido alguna que otra voluntad gafapastil, que no es poca cosa.
    Lo de la hondura… ¡ojalá! pero mucho me temo que esas son palabras mayores.
    Un saludo.

    JuanH81

    diciembre 15, 2009 at 12:27

  2. En picado, vamos en picado.

    Con sólo poner el dedo sobre el mapa (de Europa claro) y con los ojos vendados daremos con un país donde irnos con mentalidades menos catetas, paletas, incultas, arcaicas, antimodernas, natirracionales… que éste.

    ene

    diciembre 15, 2009 at 12:35

  3. Menos mal!! Estaba empezando a pensar que el raro era yo… no hacía más que verlo publicado y nadie tenía el valor de, como mínimo, “cuestionarlo”. Gracias por hacerme ver que sigo cuerdo!!

    sugusazul

    diciembre 15, 2009 at 12:42

  4. Como he dicho en otro blog…¿por qué no lo justifica con un simple: “Me apetecía hacerlo así.” Y punto?
    El adorno en la justificación son los pies de barro que hacen injustificable lo que ha hecho.
    En una de sus frases magistrales, Jan, autor de Superlópez, al inicio de un número del famoso tebeo dijo: “Si en lugar de descubrir América nos la hubiéramos encontrado, otro gallo cantaría”.
    Pues eso.

    daniel Moyano

    diciembre 15, 2009 at 12:50

  5. Siguiendo con el símil musical, y por llevar la contraria un poco también, a mi este “ocaña de españa” me recuerda al chikilicuatre, una broma enorme, con todo su artefacto, manifiesto y pompas extras, que de tan buena que es, al final acaba siendo todo un fenomeno mediatico en su caso, y en el nuestro, arquitectonico.
    Que vivan las bromas, y mientras el panorama siga como está, mejor las buenas bromas, que las malas.
    Suscribo que el señor Ocaña se tiene que estar partiendo de risa con todo esto, cualquier dia le llaman para contarlo en el salvamé.

    hansbrinker

    diciembre 15, 2009 at 14:13

  6. Mítico el manifiesto, lo traduzco al cristiano:

    “De chaval veraneaba en Torremolinos, las interminables noches que pasé de marcha en Pueblo Blanco, Puerto Marina y Puerto Banús marcaron mis referencias arquitectónicas junco con, por supuesto, el Tívoli World.
    Años mas tarde un promotor me ofreció mucha pasta para hacer una urbanización, esta vez en Castilla, con lo que le di el toque conquense, puse una “gitana” como homenaje a la tierra que me inspiró”

    Pablo

    diciembre 15, 2009 at 14:34

  7. Y viva Manolo Caracol, eso si es arte.

    Pablo

    diciembre 15, 2009 at 14:36

  8. El video es una risa. Es un trailer tan falso como la roca esa

    Emrique

    diciembre 15, 2009 at 15:50

  9. Formemos una asociación sin ánimo de lucro llamada “yo eso no me lo trago, chavalote” o “el emperador está en pelotas”. Saber que otros opinan lo mismo ayuda.
    Ahora bien, no le quiteis el mérito a el ascensor “empotrao” en la roca viva.
    Como dicen en mi pueblo, para echarse tabarros en…
    Saludos.

    JCM

    diciembre 15, 2009 at 18:38

  10. Jajajaja. Me apunto.

    jmer73

    diciembre 15, 2009 at 19:28

  11. Ahora se hacen grupos de facebook y la gente se apunta como loca, quizas, como Ocaña, le sacáis pasta al tema!

    hansbrinker

    diciembre 15, 2009 at 21:44

  12. MA-RA-VI-LLO-SA crítica. Insuperable esta crítica al pastiche ocañero. ¡Gracias por las risas a las 4 de la mañana!

    Dam

    diciembre 16, 2009 at 3:13

  13. Brillantisimo, como siempre!!

    stepienybarno

    diciembre 16, 2009 at 10:48

  14. Cada cual critica y divulga sus críticas como quiere y puede. Unos escriben un blog, en el que semana tras semana ponen a parir todo lo que les desagrada de la realidad en la que viven; otros hacen un proyecto con el que también ponen a parir la idem, con manifiesto incluido y todo, y que en lo que a divulgación se refiere, parece un método más eficaz.
    Promotor, ayuntamiento y compradores. Ellos mismos con sus mecanismos. Lo pagan, le dan licencia y lo compran. Como el que compró la Mierda de Artista. He ahí la razón de la crítica.
    En cuanto al hecho de cobrar mientras se critíca el capitalismo… me parece un poco demagógico, entre otras muchas cosas porque, que yo sepa, el cobrar por el trabajo realizado es algo bastante anterior al capitalismo. Y comulgar con ruedas de molino… ¿qué son sino gigantescas ruedas de molino el CTE, la LCSP, las cuotas de visado y un largo etc con las que comulgamos a diario por más que nos duela?. La realidad en la que vivimos es lo que tiene, que no se puede uno escapar de ella, so pena de acabar en prisión o en una institución mental, aunque ya no existan.
    De todas formas, enhorabuena por el blog y por tu prosa. Me parece un foro que trata de forma clara, sensata, sosegada y sin fanatismos los temas que se exponen. Vamos, ¡una isla en el océano de crispación que no rodea!… por relacionarlo con un tema tan de moda últimamente…
    Saludos.

    J

    diciembre 16, 2009 at 11:00

  15. Creo que todo lo que está ocurriendo es tan sencillo como que las imágenes y la actitud del arquitecto ofenden a muchos. O sea es un tema solo de Juicio Estético y Moral. Ambos juicios son sospechosos. No son juicios estrictamente arquitectónicos.
    Voy a ver si me explico
    Primero, la moral cambia. ¿Qué pasa si se gana dinero con esto? ¿Cuántas horas hay detrás? (eso es que hay algunos que las pasan caninas=envidia). ¿Que pasa si le das a la sociedad lo que quiere?, ¿Si no te dedicas a educar ni a pastorear con códigos de humildad o estéticos de arquitectura cristiana?, ¿Algún problema en que alguien se lo pase bien haciéndolo? ¿O en si te matas de risa haciendo algo que gusta a los demás?. Se está juzgando solamente por la pinta -Juicio Estético- y la actitud del arquitecto -Juicio Moral-. De verdad yo no quiero que me eduquen más.
    Por otro lado y antes de escribir lo que viene a continuación me he molestado en ir a la obra, vivo en Pinto, y estudiar un pelín el proyecto en la web, para que ”la pinta” no me haga caer en prejuicios y descubrir porqué Ocaña (le considero un arquitecto fantástico) se ha metido en esto.
    Pues como dice Paco en la Rebajas, a mi me gusta y me interesa, porque es buena arquitectura.
    Es buena arquitectura porque el modelo del Baja mas tres se ha resuelto como 2+2, un cuerpo macizo (en este caso de roca de cartón piedra) y unos cuerpos encima (las casitas con balcones de madera).
    Es buena arquitectura porque todas las viviendas son diferentes y con ventilación cruzada por medio de una corrala interior llena de espacios especiales. La sección es muy buena.
    Es buena arquitectura porque su estructura no es una retícula de pilares de hormigón de 30×30 sino una estructura con pilares que no llegan a cimentación y con un máximo de 150 mm. de diámetro
    Es buena arquitectura comparándola con el edificio de enfrente que es lo que a muchos de los que escribís veneno podréis aspirar a hacer.
    Es buena arquitectura porque la gente que vive allí está feliz y tiene una casa con identidad independiente de la arqui-académica. (Comprobadlo)
    Es buena arquitectura porque se presta a múltiples interpretaciones y provoca reflexiones, odios y admiración. O sea que provoca debate que no es poco.
    Es buena arquitectura porque demuestra que la arquitectura no es solo puto lenguaje (mirad cuantas obra sin plantas y secciones interesantes revestida de cosas guays os han colado). Y también demuestra que hay que mirar mas allá de “pintas” y ortodoxias impuestas por el sistema académico e inmobiliario.
    Y es buena arquitectura porque es inclasificable por mucho que digan algunos que no comulgan con ruedas de molino, esto no es de comulgar, es solo libertad. Los anticomulgadores, en el nombre de dios, sabemos que no comulgan con nada excomulgable
    Y es buena arquitectura porque hace florecer el miedo, que aparece en forma de ofensa, que al fin y al cabo es lo que creo que hace que una obra tan simpática (pero rara eso si) provoque tanta agresividad. Uff, que tema tan viejo ese del miedo.

    PS, ah¡¡ y comparar esto con la Warner, Port Aventuras etc. no se que tiene de malo. Los ensanches con viviendas/caja/chapaperforada/decolores, los repertorios arquitectónicos correctos, también son parque temáticos, pero mucho mas aburridos.

    Mariano B.

    diciembre 16, 2009 at 11:06

  16. pero vams que lo mismo digo.. que esos balconcitos uno para un lado y otro para otro lo hacen de plástico de colores iluminados con neones y la planta baja como un gran soporte petreo perforado por luces y cubiertas con agua que conforman un gran puzle de habitáculos.. lo firma algun famoso, lo tenemos hasta en la sopa y ya le gustaría a muchos más.
    el problema es de gustar o no gustar… en esta profesión las cosas no gustan, o no deberian gustar!
    y yo le digo al autor, muy bien chaval, estas haciendo lo mismo que todo el mundo, vestir la mona. Después el fondo, la tripa, por donde andamos. Es brochalito, tabiquito y rodapieses. Se acostumbra mucho a hacer algo de toda la vida y vestirlo de lo que sea (casas de cuenca, red receptora de energia autosuficiente, vease al amigo Geli), es como hacer fantasmas. Y es que hay mucho fantasma suelto que se lo llevan crudo con las chorradas.

    Rafa

    diciembre 16, 2009 at 12:04

  17. A mi lo único que me falla de este post es el título.

    *.*

    diciembre 16, 2009 at 12:37

  18. Según tus argumentos, espacialmente el proyecto es cojonudo, hay una variación tipológica y una diferente respuesta al viario y al patio interior(que se ve perfectamente en sección), con un tratamiento también diferente de la repetición en altura de la planta. Todo ello después lo acompañas de una serie de frases con tinte moral (o antimoral) en el que te autoengañas tu mismo…

    Me explico, la única diferencia que planteas, que tiene este proyecto con otros que podamos ver publicados en el croquis o en concursos de vivienda reciente, no es la espacialidad (no inventa nada nuevo, las mismas cualidades ya las vemos en otros proyectos), sino en el uso de códigos y un lenguaje ancestral, ¿es eso lo interesante de la propuesta entonces?, ¿lo superfluo?

    A ver si ahora el arquitecto es el que diseña fachadas y lo profundamente inteligente de este proyecto es eso: el revestir un espacio cojonudo de la piel que elija el cliente: hoy estilo palladiano, mañana estilo star wars, o cómo está la cosa?

    jordi

    diciembre 16, 2009 at 12:49

  19. El titulo es remedo de un antiguo disco de Terrorvision “How to make friends and influence people”. “Trends” son “tendencias”, palabro muy utilizado por el Cosmo y similares cuando se intenta que el “out” de ayer sea el “in” de hoy sin ningun asomo de critica. ^_^. “Trendy” seria mas lo suyo, pero la rima obliga….

    Y para los que tengais spotifai:

    [Juramos que lo de Terror_vision es pura coincidencia, con una mano sobre el OnDesign]

    JMER73

    diciembre 16, 2009 at 12:58

  20. La postura de Mariano B me parece cuando menos valiente. En un blog que va contracorriente en el conformismo de la información con la que se nos hace tener que comulgar, no deja de parecer más que curioso que luego todo el mundo comulgue al grito de “qué cojonudo eres y qué bien escribes”.
    Al margen de que a mi también me guste el blog y mucho de lo que se cuenta, parece que si alguien hace exactamente lo mismo, esto es, ir contra la corriente del blog, ya parece que debería irse con la música a otra parte.
    El debate está en la polémica, y eso en este blog lo saben mejor que nadie. A veces me gustaría ver a más Marianos B y a menos mansos aduladores que sólo aportan alabanzas y poco contenido.
    Enhorabuena tanto a M.B. como a Jmer por animar un poco el cotarro.

    okonomiyaki

    diciembre 17, 2009 at 8:21

  21. “[…]es un tema solo de Juicio Estético y Moral. Ambos juicios son sospechosos. No son juicios estrictamente arquitectónicos.[…]”
    Se ve que hace mucho que cursé determinadas asignaturas porque recuerdo haber tenido una que se llamaba precisamente Estética, a la que luego seguía Composición. Será por eso que yo veo la estética como un tema arquitectónico sobre el que se puede opinar sin ser sospechoso de nada.
    Y bueno… sobre los moralismos ya ha contestado Jordi y sólo me gustaría añadir que si “de verdad tú no quieres que te eduquen más” no le veo el sentido a defender a un señor que escribe pontificando en tono paternalista.

    JuanH81

    diciembre 17, 2009 at 9:11

  22. JuanH81
    Tu crees que la memoria va en serio?
    Has visto el video, es un trailer de mentira. La roca es de mentira.
    No me parece que sea constructivo meter mano al proyecto por su texto.
    Mas hablar de arquitectura y menos de arquitectos

    Mariano B.

    diciembre 17, 2009 at 10:09

  23. Oigan debatan, debatan que para esto estan los comments, incluso enfurecidamente si quieren. Pero no se peguen que luego se pone esto perdido de sangre y no sale ni con Xilit Bang.

    M.B, no creo que se valore eticamente nada, es mas bien un juicio profesional, personal si quieres. E independientemete de lo en serio que vaya o no la memoria (Yo es que ya solo creo en Google, que no me falla nunca). lo que si es serio es que el edificio esta ahi y que es como es, como son muchos incluso el de enfrente.
    Y eso, ya digo, no importandonos mucho como sea (Debe ser que tenemos ya anestesiado el musculo del cabreo estetico). En realidad quiza lo mas preocupante para nosotros es que un edificio normalito tirando a fallero de los que pondriamos muy a gusto a caer de la burra en unas cañas, y no digamos ya en un foro de “modernos furibundos con tendencia a la eliminacion del 98% de la profesion”, cambie a arquitectura con mayusculas por obra y gracia de un manifiesto que no aguanta el rascado de una uña y que exige un fe previa y una comunion casi mesianica digna del Santo Job. Es otras palabras, una rosa, con otro nombre seguira siendo una rosa, y “los eventos consuetudinarios que acontecen en la rua”, como diria Juan de Mairena, no dejan de ser las cosas que pasan en la calle.

    JMER73

    diciembre 17, 2009 at 10:26

  24. Jose Maria,
    lo mas gracioso es q tu eres JM Echarte, el del Blog tipo Cope y Manuel Ocaña es quien es. Eso nunca lo arreglaran tus pataletas pseudoxriticas

    Emrique

    diciembre 17, 2009 at 14:12

  25. Ah, como luchar con una dialectica tan profunda que haria palidecer en una esquinita al mismisimo Churchill y que dejaria a Platon a la altura de Belen Esteban (V 1.0).

    Yo soy yo, y Manuel Ocaña es…. Manuel Ocaña.

    Demoledor. La fuerza del dato me embarga.

    Solo cabe responder, con una mano en el pecho y la mirada puesta en la profundidad inconmensurable del discurso de Enrique:

    ¿Y?

    [For the record, siempre hemos sido mucho mas de broadcastings serios, tipo SNL] ^___^

    jmer73

    diciembre 17, 2009 at 15:38

  26. Pues yo no me he desplazado a verlo, pero me preocupa el hecho de que el discurso lo oigo demasiado a menudo en la Escuela. No sé exactamente hasta dónde se puede llegar con la broma, con la ironía, con el sarcasmo…

    Que las cualidades espaciales que menciona, Mariano B., se pueden conseguir de otra forma que una burda copia, estoy convencida. Que las mentiras no deberían aparecer en ninguna parte del proyecto -ni en la memoria-, pues casi que también… Pero si se dignan a escribirlo se debería presuponer que de verdad son sus pensamientos, o si no, que no lo escriban.

    Bea Solache

    moscovitasenkiev

    diciembre 17, 2009 at 17:43

  27. Mariano B.
    A ver, que lo de postear el mismo comentario en EG y aquí no tiene nada de malo pero tu respuesta en este caso no cuadra.
    Te preguntaba por qué el juicio estético es tan malo y si realmente crees que no es un tema arquitectónico.
    He de decirte, no obstante, que coincido contigo en lo de la mentira generalizada de este proyecto.
    Y lo de la crítica constructiva… no sé, no sé… a mí es que cada vez me gusta más la destructiva, estoy hecho un macarra.

    JuanH81

    diciembre 17, 2009 at 21:51

  28. Con el peazo comment que me he cascao y puesto que es la primera vez que lo hago me vais a perdonar pero lo voy a publicar en paralelo, aquí y en EG.

    @Mariano B., contestación a tu exposición de motivos para la celebración de este edificio:

    ¿Es buena arquitectura porque el modelo B+3 se ha resuelto como un 2+2? ¿Qué tiene eso de bueno o de malo? Es una opción como cualquier otra y más vieja que el sol.
    ¿Es buena arquitectura porque todas las viviendas son diferentes? ¿Qué tiene eso de bueno o de malo? Es una opción como cualquier otra que depende más del promotor que del arquitecto y además en este caso es un poco de mentira: son todas diferentes porque no hay dos muros paralelos pero en cuanto a superficie y programa hay muchas viviendas clavadas.
    ¿Tienen todas ventilación cruzada? Por lo que se puede apreciar en los planos no, todas dan a dos frentes eso sí, lo que supone una bonita desventaja en lo que a aislamiento térmico se refiere, pero de ahí a que haya ventilación cruzada hay un mundo (según la mayor parte de las normas urbanísticas de este país no se pueden abrir huecos practicables a según que patios y menos con circulaciones pasando por delante de la estancia).
    ¿Una corrala interior llena de espacios especiales? Especiales es un buen adjetivo, dejémoslo ahí, para aplicar a un elemento igual de viejo que el zócalo de dos niveles.
    ¿La sección es muy buena? No, en serio ¿¿La sección es muy buena?? Forjado, forjado, forjado, forjado, forjado, cubierta, ah sí, y el cartón piedra. No, no es pa’ tirar cohetes.
    ¿Es buena arquitectura porque su estructura no es una retícula de pilares de hormigón de 30×30 sino una estructura con pilares que no llegan a cimentación y con un máximo de 150 mm. de diámetro? En serio, ya vale con la broma. ¿Qué tiene de bueno o de malo que no lleguen a cimentación? ¿Y qué tiene de nuevo? Una vez más un recurso viejo que no aporta nada por sí mismo.
    Luego ya te metes en camisas de once varas atacando al personal sin conocimiento de causa.
    No dudo de que la gente que vive allí esté feliz, pero seguro que los del bloque de enfrente, ese que tanto detestas, tampoco lo pasan mal, lo que sí dudo es que la fuente de la felicidad sea el vivir en una casa con “identidad independiente de la arqui-académica” (pffff > risa contenida)
    ¿Es buena arquitectura porque genera debate? Es “polémica” el adjetivo que buscas, aquí te has equivocado con el calificativo, no siempre se puede acertar Mar… digo Yonotengomiedo.
    Luego dices “puto lenguaje”, ¿qué te ha hecho a tí el lenguaje hombre de dios?, y también algo de que demuestra que hay que mirar más allá de no sé qué… bueno, pues yo digo que lo que demuestra es que con la suficiente verborrea se puede conciliar el mercado inmobiliario y el académico.
    “Es buena por inclasificable” yo la tengo bien clasificada, debe de ser por eso que no me parece tan buena… blablabla… te armas un taco con la comunión… blablabla… y traca final con el miedo, no sé quién teme a quién ni por qué está aquí.

    PERO, no quiero criticar a este señor por esas plantas y esa sección ramplonas, ni por ese sistema estructural tirando a convencional, ni por haber hecho un “2+2″ en vez de un “B+3″. Es más, no voy a ensañarme con los defectos (puramente técnicos, lo prometo) que le veo, que son unos cuantos.
    No lo critico porque quien ha trabajado alguna vez en el mundo real sabe lo extraordinariamente complicado que es conseguir cualquier pequeña conquista en una promoción de viviendas y porque supongo que él y/o su equipo habrán intentado hacer el mejor trabajo posible.
    No critico eso, pero tampoco voy a halagarlo porque el proyecto, en su “concepción espacial y organizativa”, no se lo merece.

    Y punto final, vaya chapa, gracias a los que hayáis llegado hasta aquí.

    JuanH81

    diciembre 17, 2009 at 22:46

  29. pues yo esto lo veo como Venturi y su caterva de los 70 y 80, aquellos tipejos que se dedicaban a reciclar lenguajes clasicotes y a ponerlo todo perdido de pilastrones, columnas, capiteles y cosas así en aras de una nueva modernidad. Ocaña hace una promoción corrientucha, vulgarota y convencional y se sienta después delante de la pantalla y dice “cómo podría yo darle al tema un poco de gracia, así en plan rústicospanish?” y se lia a poner cartón piedra por doquier. Es tan sólo una cachondada, ni más ni menos. Aquel que piense que estamos ante una obra maestra de la arquitectura, va de culo. Ocaña se ríe de esto y lo disfraza con un discurso pseudoprogre y sesudo, para contar lo que todos ya sabemos o intuimos: se lo ha pasado pipa haciendo esta parida, y pretende endiosar a un discurso teórico una obra que sólo se quedaría para engrosar la lista de sitios curiosos de las páginas del ‘Mundo Singular’ del HOLA!.

    p

    diciembre 18, 2009 at 12:18

  30. Un caso interesante éste, no por la construcción, que por sí misma demostrará el altísimo coste de mantenimiento que supone construir estas (supuestas) bromas posmodernas (la lona del tejado, la madera decorativa barnizada al exterior en plenas escorrentías, el mimetizado de los decorados, los puentes térmicos de los balcones, la dimensión de huecos…), si no por la estrategia de lanzamiento mediático y la respuesta de la red que se está produciendo.

    Entrando en la página del proyecto me he topado con un manifiesto denominado “Juramento HipoCrítico”, que ya es ponerse la venda antes que la herida,y puestos al vacile se podría añadir que “Excusatio non petita, accusatio manifesta”, pero leamos el punto primero

    “1. En arquitectura, la opinión pública no es una propuesta, es una orden.
    El arquitecto es un médium de la ideología del status quo. No debe de tomar decisiones propias. Debe hacer visible la voluntad humana mediante la condensación de opiniones.
    El gasto de energía profesional empleada en tratar de manipular a la opinión pública es siempre insostenible e ilegítimo.”

    Estupendo, nada que objetar, parece el eslogan de los 40 principales y la escusa de los programadores de telebasura pero es lo que define al 98% la arquitectura contemporánea y gran parte del otro 2%.
    Pero después resulta, nos cuentan, y aquí vienen lo interesante, a través de comentarios en blogs los que parecen sus seguidores,que se trata de una broma, de una sátira del capitalismo y la especulación, que en un alarde de cachondeo pop se la ha colado al promotor ingenuo y los que no lo saben ver es porque no lo han pillado, pobres mortales. Esto en mi tierra se llama tener un doble discurso, uno bochornosamente paternalista y otro solo apto para iniciados al mas puro estilo Jeff Koons…mmm, no cuela.

    Y no cuela quizá por la virulencia con que los que, supuestamente, han pillado el “mensaje” reaccionan en todos los foros donde se trata el tema en la red; apelando en sentido inverso al miedo y la moral,a la ignorancia, a la edad incluso, cuando no se descalifica simplemente…en fin si es tan gracioso no se entiende esta falta de sentido del humor para encajar las críticas.

    Hasta ahora, con un poco de manejo de los contactos en la Escuela, en las 4 publicaciones y tomándote unos cocteles con el gurú de turno se podía vender la moto, pero ahora, amigos de la casta sacerdotal del ARTE arquitectónico, es mas difícil, aunque pongáis a los becarios a pone rcomentários en los blogs como locos desatados.
    Se siente.

    Desmond Zoo

    diciembre 19, 2009 at 12:04

  31. Joe como os poneis. Preguntad por esa obra y ese video a cualquiera q no sea arquitecto. No se enfadan y sonrien. Todo el proyecto es para tocar los cojones a toda la profesion, gafapastas incluidos. Y vaya si lo ha conseguido. No es para tanto. Creeis q Ocaña no habia predecido todo lo q ha ocurrido? Creeis q no estaba todo calculado ? Es demasiado listo y cabron, como el edgargonzalez, y os/nos la ha colado a todos

    Andres

    diciembre 20, 2009 at 10:37

  32. Si con las bromas nos reímos todos. El problema es que la arquitectura no debería ser un chascarrillo para vacilar a los compañeros, creo yo.

    Y sobre todo, si lo han hecho por eso, por muy buena arquitectura que sea, -oh, vaya- no es la mejor. Podrías haberlo hecho con un coste más económico, con un mantenimiento mejor, llámalo X. Llámalo parámetros arquitectónicos, por ejemplo.

    ¿Demasiado listo? Pues oye, siento discrepar.

    moscovitasenkiev

    diciembre 20, 2009 at 19:22

  33. A ver, la critica del post no esta mal, pero es un pelin moralista y contradictoria con lo que entiendo como objetivos de este blog. Un grito como este no es elegante pero creo q es mas operativo, hoy por hoy, q algo mas sutil y profundo.
    Creo q es necesario ese grito q nadie da.

    Andres

    diciembre 21, 2009 at 11:18

  34. Contradictoria? No lo veo… llevamos tiempo escribiendo sobre la endeblez del “todovale”, independientemente de que este sea el “simboloedificio” de BIG o lo de toda la vida con discursito en separata anexa.

    Nos parece fundamental la critica, y el criterio y con eso en mente tenemos claro que un edificio es un edificio y no es un manifiesto con ventanas, y si lo es….suele ser un grito estridente, onanista e innecesario. Como muy bien dice Bea, el chascarrillo para vacilar en formato Baja+3.

    Moralista, lamento discrepar y ello porque la verdad, poco nos importa el resultado desde una optica moral (Los buenos, lo malos… mucho de eso destila el juramento hipocritico, y mucha mirada condescendiente). Lo que nos aburre soberanamente (Y no nos tragamos) es la murguita pseudomoderna con tintes de paternalismo iluminador del camino. O como decia un famoso critico de cocina, la cosa nuclear estara muy bien… o muy mal, pero lo que no soporto es el discurso anexo en tres tomos para justificar los aires de gengibre.

    O como diria Yoda, “Hazlo, o no lo hagas. Pero no me vendas la moto que en Dagobah no hay carretera y no compro”.

    JMER73

    diciembre 21, 2009 at 11:34

  35. ¿Otro filón? Me siento como si hubiese llegado al DORADO.
    Vamos por el pico y pala:
    Puestos a didujar viñetas ; ¿Porqué no imitamos a esos arquitectos que hacen cómics y no TBOS?
    Veroy, Pascual Ferry, Hugo Pratt, Moebius (la mayoría arquitectos de vocación).
    Claro, Horacio Altuna y Manara tienen más audiencia.
    No obstante están a años luz de Hello Kitty y la Barbie.
    J. LABANDA versus MILO MANARA (qué combate; qué escabechina amigos).
    La sociedad tiene mentalidad de 10 años y gana Hello Kitty.
    En tiempos pretéritos “El CORTO MALTÉS” y compañía se merendaban a estos cascoporros (vocablo copiado a FUCKOWSKI).

    Oscarq

    mayo 11, 2010 at 20:14


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: