n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

Visame, Visame Mucho

with 34 comments

Como les suponemos gentes informadas y personas de bien y de ducha diaria, estarán oyendo mucho ruido de fondo últimamente con la llamada Ley Ómnibus recientemente aprobada por el gobierno, sobre todo en lo tocante al visado profesional.

Para los que no estén al loro, el visado profesional, o visado colegial, consiste en la “Revisión” de los proyectos redactados por una serie de profesionales (Técnicos generalmente) y suele tener carácter de obligatorio.  Particularicemos para esta profesión nuestra.

¿A que nos referimos cuando decimos revisión con comillas?

¿Qué se comprueba en una revisión de proyecto para visado?

Pues desengáñense básicamente que la autoría es de un arquitecto colegiado (O sea, que se es del club y se paga regularmente la cuota de inscripción). Es cierto, se comprueba la integridad documental, y parte de la normativa. No la urbanística en la mayoría de los casos, labor esta que muchos colegios han abandonado salvo que se solicite expresamente, pese a que aun sigue vigente el visado urbanístico. Lo curioso del caso es que el visado no exime de pasar por la supervisión de la administración a la que vaya dirigido el proyecto (ayuntamiento, ministerio, consejería etc.) que tendrá sus propios criterios al respecto (Criterios que, mejores o peores, serán además los validos), ni supone mejora ninguna en este terreno, ni al técnico de la administración le temblara lo mas mínimo la mano en mandarnos un informe de 200 páginas por mucho sello de visado que lleve el proyecto.

En resumidas cuentas estamos pasando dos veces por el mismo trámite. Con una pequeña salvedad, la supervisión de los proyectos sometidos a su control es una labor a la que se obliga  legalmente la administración y es por tanto gratuita y, por otra parte, es la que vale.

El visado colegial ni es gratuito ni lo otorga el organismo competente, y por tanto final, al que nuestros proyectos van dirigidos.

Cabe incluso recordar, para mayor abundamiento en la rechufla, que en algunos sellos de visado pone en letras bien grandes:

ESTATUTARIO

O sea, que lo único que establece como verídico, o de lo que se responsabiliza, es que quien firma el proyecto es Arquitecto colegiado y que al pasar por el trámite está dando cumplimiento a su obligación estatutaria de visar todo lo que produzca.

¿Obligación Estatutaria? Se preguntan ustedes, almas cándidas y sobre todo aquellos cuya información solo provenga de ciertos sitios donde de estas cosas tan poco cool no se habla.

Lean y sorpréndanse, en los Colegios de Arquitectos, cuando pagan ustedes su primera cuota y se colegian, están ustedes aceptando los estatutos colegiales. Y sepan que en el 100% de ellos se establece que el visado ES OBLIGATORIO para todo aquello que ustedes firmen como profesionales.

Sin distinción.

Sea para un particular. Sea para una administración. Sea para el arcángel San Gabriel que se les aparezca  a ustedes encima del plotter pidiéndoles unas reformas en el pórtico de la anunciación de Frangelico.

La única salvedad que aparece en algunos casos es la vivienda propia. Que se visa, pero está exenta de pagar. Esto, por otra parte, debe ser de la época en que ser arquitecto daba para un terrenito y una casa construida al gusto, lo que da una prueba de lo modernísimos que son los estatutos.

TODO. Sin distinción. TODO debe pasar por el Colegio. Lo que significa que POR TODO deben ustedes pagar. Magnifico sistema este, en el que te OBLIGAN a colegiarte para ejercer y al hacerlo te OBLIGAN a pagar por todo aquello que hagas. Así se las ponían a Fernando VII.

Pongamos un ejemplo que hará las delicias de pequeños y mayores.

Supongamos que ganan ustedes un concurso, digamos que para construir el nuevo museo del suspensorio de cuero y la coquilla de acero inolvidable. Supongamos que les contrata a ustedes el Ministerio de Cultura.

Tras muchos avatares y sufrimientos diversos, acaban su proyecto básico y se lo dan al Ministerio que lo lleva a su maravillosa Oficina de Supervisión.

Allí, a su amada obra (aun en papel) le van a mirar hasta debajo de la enagua y le van a hacer un TAC y tres colonoscopias. Esto es, la van a desmontar, a mirar, a medir, a comprobar hasta la extenuación.

Después les mandaran un informe en el que les dirán o que todo está muy bien (Poco probable), o que algo está mal, lo corregirán ustedes y reenviaran el básico. Tras una nueva comprobación lo normal es que les den rienda suelta para que hagan ustedes el proyecto de ejecución (Al que ahora los pijos llaman ejecutivo porque debe ser que va vestido de Mario Conde, el proyecto).

El proceso se repetirá entonces, pero esta vez a su proyecto ya se lo van a llevar directamente al catre sin invitarlo ni a cenar. Les van a medir todo, les van a decir si les falta un grifo o si les sobran dos. Si el ancho de una ventana está en la casilla del alto en las mediciones si un precio está mal sumado o incluso si no encuentran una partida de algo que haya en planos y viceversa.

Si superan ustedes este trámite, a su proyecto le pondrán un sello que dirá “Supervisado, Ministerio de Cultura” y estará listo para licitar las obras y construirse.

¿Listo? ¡! Aun no amigos!!

Aun deben ustedes VISARLO, ¿Recuerdan? Les obligan sus estatutos. Les obliga el hecho de tener que solicitar una licencia de obras municipal (Por mucho que la obra sea del Ministerio de lo que sea) dado que los ayuntamiento, o al menos el tío de la ventanilla con el sello de “Entrada” biónicamente implantado en la mano, si no ven el sello no lo admiten a tramitación.

Traduzcamos. Su proyecto de ustedes, que ha sido revisado de arriba abajo, durante una media de 6 meses por la administración contratante en una oficina de supervisión de proyectos homologada, su proyecto que ha sido comprobado de forma exhaustiva y, recordemos GRATIS, debe ahora pasar una revisión obligatoria en la que no le miraran nada que no le hayan mirado salvo el hecho de que ustedes son del club (O al menos nada que no le hayan mirado ya quienes les contratan), le pondrán otro sello encima que dirá Estatutario y por supuesto les pasaran el cargo a la cuenta. Y ello aun cuando muchos colegios tienen tarifa “reducida” para proyectos de la administración supervisados. Pero es que ni la reducida oiga. Esto no es una cuestión de intensidad.

Desengañémonos, por mucha otra comprobación que se haga, si en el sello pone “Estatutario”, huelga otra consideración. No hay responsabilidad, no hay valor.

Oiga, ¿Eso no es lo que hace un certificado de Colegiación que generalmente son gratuitos?

Esto está empezando a parecerse mucho, pero muchísimo, a un impuesto revolucionario.

Pero prosigamos y hagamos algo de historia.

El visado, proviene de una época en la que en una capital de provincia de tamaño medio había tres arquitectos en guerrilla. Tres que no daban para cubrir todos los puestos de la administración central y mucho menos para cubrir los de los municipios próximos y de menor tamaño.

El visado era pues una labor técnica necesaria, basada en el control (Autocontrol) de los proyectos que llegaban a la administración ya supervisados y que con el marchamo del Colegio, no necesitaban (O mejor, no se les exigía) ningún otro requisito para ser informados favorablemente.

Recordemos que hablamos de un tiempo en el que reinaban en España las Normas subsidiarias de Planeamiento Municipal que tenían la gracia de ser exactamente iguales para todo el territorio excepto para aquellos escasísimos municipios que habían desarrollado planeamiento general propio. Recordemos que no estaba transferida ninguna competencia estatal, con lo que la normativa era única. Para todos café, y negro que estamos de luto.  Recordemos que la normativa era escasa quizá, pero racionalmente exacta. Lógica.

En esas condiciones, el visado era un procedimiento de revisión útil y fiable.

Pero  el tiempo tiene la mala costumbre de pasar inexorable.

Ahora hay arquitectos y técnicos en casi cada Ayuntamiento de España. Cuando no los hay, suelen ser la Diputaciones Provinciales las que vienen ofreciendo este servicio. Las administraciones autonómica y estatal tienen ejércitos de técnicos a su servicio e incluso subcontratan con entidades de control de calidad la supervisión de sus proyectos (No es que lo hagan mejor o peor, algunas lo hacen fatal, pero la exhaustividad es proverbial).

Todos o casi todos los municipios de España, desde Madrid a Retuerta del Bullaque, tienen ahora su propio Plan General de Ordenación Urbana. Todas las comunidades autónomas tienen trasferidas las competencias en materia de vivienda y suelo…. Y en sanidad, y en todo lo que puede afectar (Y de hecho afecta)  a los proyectos que redactamos.

Sirva el ejemplo de que proyectos de edificios magníficos, cabían en aquel entonces en una carpetilla DIN-A4. Hoy en día, para reformar el baño de la tía Casilda la memoria tiene el volumen del primer tomo de Guerra y Paz. Y es igual de pesadísima.

Traduciendo. El carajal normativo en que se ha convertido este país tiene ya tamaño de jungla amazónica.

[De esto el CSCAE tampoco sabe nada. Ni le importa. Ni el Cristo de los Faroles que baje a verlo. De hecho el CSCAE ha mejorado mucho las cosas metiéndonos de rejonazo y por la puerta de atrás la aprobación de ese engendro sintáctico, técnico y legal que es el CTE. ¡Gracias Carlos!]

Suma y sigue.

Para acabar de rematar, es vox populi que los proyectos se revisan y supervisan en la administración a la que van dirigidos no fiándose esta generalmente un pelo del sello de Visado salvo acuerdos puntuales de los que hablaremos más adelante.

Repetimos, ¿Y el Visado?

Aparentemente y con estos mimbres el Visado es, libre de espejismos y de grandilocuencias,  una actividad recaudatoria. Y si lo es, deberían decirlo claramente.

Comprueben que soy arquitecto, que he pagado la mesnada, la integridad documental que tengo un seguro (Es obligatorio en algunas Comunidades Autónomas), pásenme la factura, devuélveme el rosario de mi madre y quédate con todo lo demás.

Esto, que no es un secreto para nadie y menos para el estado, es una mosca que lleva años detrás de la oreja del CNC (Competencia) que se viene cuestionando hace tiempo la validez, el alcance y el significado del Visado. Y es público y notorio que la eliminación de su carácter obligatorio esta sobre la mesa desde hace bastante tiempo. Como siempre y salvo honrosísimas excepciones no ha sido este un toque de atención para el análisis de nuestra estructura, colegial en este caso, ni de nuestro funcionamiento.

Nadie se ha planteado si el visado colegial funciona tal y como esta o aparenta ser por el contrario un método recaudatorio (Justo e igualitario eso si, hoy hay gachas de comer, pero hay para todos) implantado en otros tiempos y para el que es posible que no exista justificación hoy en día, al menos tal y como venimos conociéndolo.

Así, los Colegios (Y cuando digo los Colegios me refiero a las estructuras Colegiales) han  visto temblar la piedra de toque de los ingresos y se aprestan a defenderla como un bien social, como el no va mas de nuestro espíritu de servicio publico.

Los hay que incluso ante la falta de ingresos, y el tembleque del mercadito, tiene a bien investigar las contrataciones de sus comunidades autónomas a sus compañeros, con la oculta (mal) e impropia (mucho) intención de reclamar los visados de gran cantidad de compañeros a los que les ha parecido que aquello que dice la ley “Proyecto visado O SUPERVISADO” es suficiente para no pasar por caja, y con toda la razón del mundo. No nos creemos nada. El visado es lo que es. La caja general de ingreso de los Colegios, y por extensión, del CSCAE. Porque si lo que querían era defender al gremio, tiempo han tenido para investigar las contracciones de las comunidades autónomas, que en Dinamarca los arenques ya apestan. A buenas horas, mangas verdes.

Antes reseñábamos que algunos Colegios más avispados han negociado con ciertos ayuntamientos la posibilidad de que el visado sustituya al informe municipal a la hora de conceder la licencia.

Es una idea. Y es una señal de querer cambiar las cosas al menos. No obstante se nos antoja peligroso y nos plantea ciertas cuestiones. ¿Se incompatibiliza a los arquitectos de visado, dado que de facto ejercen la misión de los municipales ya incompatibilizados por ley? ¿Qué pasaría si, Le Corbusier y sus gafas de pasta no lo quieran, hubiera un error en una licencia y este diera lugar a cuantiosas demandas por daños y perjuicios? ¿Las asumiría el Colegio? Era poco lo del ojo y lo llevaba en la mano. O como se suele decir, peor el remedio que la enfermedad.

Es cierto que para nuestras entidades Colegiales la supervivencia seria complicada sin los ingresos que dimanan del visado.

Quizá porque es el momento de cambiar de sistema. Quizá porque es el momento de replantearse los Colegios como entidades de servicio profesionalizadas a los Colegiados, quizá por que el visado pierde valor cuando todos los proyectos lo obtienen con una facilidad pasmosa.

Quizá es el momento de convertir el visado en un marchamo de calidad REAL. De que las cosas se hacen efectivamente bien y no al socaire del “ya lo arreglaremos”.

Quizá es necesario un servicio de supervisión propio, y por supuesto voluntario, con unos plazos razonables y que garantizara de forma EXAHUSTIVA el pleno cumplimiento de la normativa, la realidad de los presupuestos, el saber hacer las cosas. El dar liebre por gato que hemos usado tantas veces de forma hueca. Si existen oficinas de supervisión por el ancho mundo cobrando como cosacas… aprendamos por una vez a hacer algo que funcione siin recurrir a los inventos del TBO.

Quizá, solo quizá, muchos se (nos) acogerían (mos) a el con la misma alegría con la que todo el mundo en este país se ha sacado los sellos ISO. Porque ese seria su objetivo.  Probablemente porque el futuro este en esta profesión en ofrecer lo que nadie mas este dispuesto a dar o al menos en darlo mejor, olvidados los tiempos en que la bonanza y el desparrame económico convertían lo gris y pastoso en blanco y ligero. Lo simple en sencillo y lo complicado en complejo.

Es el momento de reestructurarse y de abandonar posiciones encastilladas y que a nada conducen. Cuando el presidente del CSCAE o la Decana de Madrid defienden el Visado tal y como actualmente lo conocemos, ¿Ha preguntado a sus colegiados que les parece el actual sistema? ¿Conocen siquiera cuantos visados colegiales son estatutarios, cuantos incluyen el visado urbanístico? ¿Son conscientes de que los Finales de Obra, que también se visan, no otorgan ninguna confianza a la administración que en el ejercicio de sus competencias concede la cedula de habitabilidad mediante inspección e informe? Como decían en “Algunos Hombres Buenos”, si sus ordenes se cumplen ¿Por qué los dos sistemas, por que las dos ordenes? Si el final de obra visado y firmado por un técnico competente es una garantía (Como proclaman Pezzi o Sobrini) ¿Por que una nueva inspección?

Los parches no son una solución llevamos años poniéndolos y la continuidad se aparece complicada. Es la hora de renovarse o, muy lamentablemente, morir.

De amor y de visos si se quiere. Pero morir.

Anuncios

Written by Jose María Echarte

septiembre 30, 2009 a 17:29

Publicado en profesión

34 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Lo primero, enhorabuena por el blog, hace poco que os sigo pero ya me he “enganchado”, jeje.

    Completamente de acuerdo en lo innecesario del visado actualmente. Se trata de un impuesto revolucionario cuyo fin es pagar las fastuosas mesas redondas, exposiciones, cenas y demás frugalidades de nuestros colegios; y su único servicio es… espera, no tiene ningún servicio. Ninguno.

    Garantizar que quién firma es un arquitecto titulado (por que en este país para ejercer es necesaria la titulación, en otros países es necesario pasar exámenes o años de aprendizaje) es tan fácil como pedir copia del título, cosa que ya hacen también las administraciones. Que no nos fiamos, que el photoshop está muy extendido hoy en día, bien, un registro de arquitectos, una lista oficial que bien podría supervisar una o dos personas de cualquier ministerio.

    Y ahora los colegios se plantean qué hacer para seguir cobrando… a buenas horas. Como siempre, todo mal y tarde. La idea que planteas, Jmer, de ofrecer un servicio de supervisión exhaustivo, un control de calidad, ya la he oído en otros sitios, y me parece interesante. Pero tiene algunos puntos negros: si el visado me garantiza la calidad del proyecto, ¿es también responsable de él? ¿irán conmigo los señores visadores al juicio si algo va mal en la obra? Supongamos que no: entonces, yo que soy muy capaz, y sabiendo que la administración ya me va a poner un control de calidad, ¿para qué quiero este servicio? Supongamos que sí: ¿a cuanto va a ascender la facturita? Por que el estar todo el día en tribunales es un dinero…

    En fin, desde luego no tengo la solución, pero creo que pensando las cosas y planteándolas se puede llegar a algún sitio.

    Nacho

    septiembre 30, 2009 at 21:45

  2. Dices “que garantizara de forma EXAHUSTIVA el pleno cumplimiento de la normativa, la realidad de los presupuestos, el saber hacer las cosas”. ¿Eso no lo debe garantizar el título?¿No hemos estudiado para ser los que SABEN hacerlo?¿No cobramos por saber hacerlo y nuestra responsabilidad? Otra cosa es que cada cual implante un sistema, como la ISO, para autocontrolarse, pero deberiamos hacernos a la idea, ya va siendo hora, de que la responsabilidad de la coherencia documental y el cumplimiento de la legalidad de lo que firmamos es del que lo firma y de nadie más.
    Hay dos tipos de títulos, el tipo “idioma extranjero” y el tipo “servicio militar”. El primero no te sirve para nada si de verdad no has aprendido lo que tenias que aprender, el segundo te habilita para ciertos privilegios sólo por el hecho de poseerlo, con independencia de lo que de verdad hayas aprendido. El de arquitecto, desgraciadamente, se enfocó para el primer tipo pero hoy dia funciona como el tipo “servicio militar”. Ese es el gran problema, el problema de fondo.
    Por otro lado, jmer73, tio, tu que conoces a fondo el cotarro, organiza algo para atacar al sistema establecido, que aquí están las mesnadas dispuestas al combate!
    Saludos.

    JCM

    octubre 1, 2009 at 9:40

  3. Es cierto Nacho, me supone muchisimas dudas y practicamente las mismas que a ti, es la unica salida que le veo, aparte de la desparicion que quiza seria mejor porque evitaria mas soluciones estramboticas y obligaria a una revision de la estructura.
    Como dice JCM lo entiendo como una supervision externa o mejor como una ISO, la comprobacion de que se cumplen unos standares (altos, se entiende). Supongo que la idea seria que lo hiciera el propio estudio (Y aqui volveriamos a hablar de los tamaños medios de los estudios españoles) pero podria existir la posibilidad (Voluntaria) de externalizar parte de ese trabajo, sin que ello suponga (estoy de acuerdo con ambos en esto) olvidarnos de que la responsabilidad es nuestra y de que esto no es una clase de proyectos molona sino una actividad profesional seria y que implica grandes responsabilidades.

    Y me gusta la metafora idioma-SM… ^_^

    jmer73

    octubre 1, 2009 at 10:02

  4. Ya sé a qué viene este post..A que te has leido la maravillosa carta del nuestro querido decano de Almeria? En la que da razones de peso por la cual deberíamos luchar por mantener el visado con uñas y dientes porque es un signo de calidad y defensa del consumidor…eso si, que el colegio no se responsabilice de erroes de proyecto (aunque lo haya “revisado”).

    Otra cosa que me encanta en esa carta:
    “Reconstruir la totalidad del los cálculos y comprobación de todos los elementos técnicos,
    implicaría un trabajo mayor al del propia redacción del proyecto, (…) en el
    que la prestación del servicio profesional se realiza por el profesional colegiado, a su criterio y
    bajo su responsabilidad.”

    Me encanta, revisar cuesta mas trabajo que redactar…y es el arquitecto el responsable bajo su criterio…pues no quedamos en que el colegio defendia al consumidor de fallos de los arquitectos?

    nu9v9

    octubre 1, 2009 at 10:10

  5. Coincido en muchos de los puntos expuestos en el post, el fondo está claro: problemas de entendimiento de la figura del visado, obsolescencia del mismo y necesidad de adecuación a nuevas demandas. Pero te has dejado por el camino otras funciones ‘paralelas’ del visado, a saber:
    – Seguro de responsabilidad. El visado no garantiza el pago del correspondiente seguro por obra (AKA DRO), pero sí implica ‘certificar’ que el colegiado está suscrito al mismo. Si no recuerdo mal, hasta hace pocos años, para el visado era preciso presentar adjunto el pago del DRO, en la actualidad, no (mal!). Esto pienso que tiene cosas buenas: las administraciones públicas son incapaces de controlar este punto, y no garantizarían que todos los profesionales dispongan de un seguro. Un buen ejemplo sería con el seguro a terceros del automóvil, mucha más gente de lo creemos conduce sin seguro (y sin carnet!!) y no hay método para controlar esto, salvo que cuando tengas un incidente, la guardia civil te pille con los pantalones bajados. El visado, en principio, supone un control (exiguo, vale, pero control) al respecto.
    – Control de encargos / plagios / problemáticas con la promotora. El Colegio con el visado se le supone controlador de duplicidad de encargos, de plagios con proyectos paralelo y mediador entre disputas entre colegiados. Vale, todos sabemos que esto DEBERÍA ser así y que no está muy desarrollado, pero, en principio, esta función también deriva del visado.
    – Control de título y capacitación profesional.Por ahí arriba decían que una lista oficial de títulos sería suficiente… bueno, cada cierto tiempo saltan a las noticias casos de ‘médicos’ sin título ejerciendo de cirujanos plásticos, profesionales de otros países donde el nivel académico es paupérrimo y que, por el mero hecho de afincarse en España pueden ejercer… ¿podríamos extrapolar la situación a los arquitectos?

    No estoy a favor de mantener el sistema visado como hasta ahora. Tiene muchos fallos, mucha problemática y muchos malentendidos, pero pienso que, reconducido, estudiado y reubicado, sería una herramienta muy válida para el desempeño profesional. Un visado que otorgara un sello de calidad, con el cual poder pasar de ciertos controles en administraciones públicas, con el que obtener licencias en pequeños pueblos donde no pueden o quieren costearse servicios técnicos, un visado donde el Colegio respalde al profesional con un servicio jurídico adecuado y responsable. Resumiendo que no vise quien quiere, sino quien puede. Y rescato la observación del comenario de jmer: “la responsabilidad es nuestra y de que esto no es una clase de proyectos molona sino una actividad profesional seria y que implica grandes responsabilidades”. Señoras y señores, esto es el mundo real, un proyecto lleva cálculos, mediciones y memoria, es un contrato legal entre el técnico y la promotora, y no es el medio para hacer cuatro fotos chachis al final (que también). Pero claro, esto implica un cambio de mentalidad GLOBAL en toda la profesión y en todos sus estamentos: desde las ETSAs, pasando por los Colegios y hasta cada uno de nosotros.

    p

    octubre 1, 2009 at 11:09

  6. La verdad es que el tema se las trae, y da mucho juego.

    Aunque ya se ha apuntaba por Nacho y luego se confirmaba un poco, nosotros no terminamos de entender como ese visado “de calidad real – tipo ISO – sello de calidad” pudiera instaurarse. Por un lado parece que sería la forma de “reciclar” a los colegios, pero por otro el coste de cada proyecto para el arquitecto sería tan brutal, que con los cada vez más exiguos honorarios que se cobran no habría dinero para pagarla, y más en los tiempos que corren.

    En cuanto al tema de los colegios (y no es por hacer de abogados del diablo) como bien comenta “p” tienen su sentido para determinadas acciones. Sin entrar en que seguramente lo hayan hecho muy mal por ejemplo respecto a Bolonia. En principio el colegio es quien nos debería haber defendido para que nos equiparasen a los ingenieros. Sino existiera colegio de arquitectos, ¿quien lo haría?

    Y a partir de ahora si definitivamente desaparecen los colegios, ¿quien va a recurrir un concurso que se adjudica a un técnico que no es competente para realizar el proyecto por el ayuntamiento de turno?

    stepienybarno

    octubre 1, 2009 at 18:06

  7. “p”:
    respecto al tema plagios y duplicidad encargos te cuento mi experiencia. En un proyecto presento la hoja de encargo de una unifamiliar como misión total. Y cuando estoy redactando el proyecto de ejecución incluido su estudio de seguridad y salud, me entero que el cliente ya tiene un estudio de seguridad hecho por otro arquitecto ¡y además visado!. Lo más gracioso es que yo metí el proyecto de ejecución, en el colegio, con su estudio de seguridad y también me lo visaron. Es decir que puede haber dos proyectos en el mismo lugar y el colegio ni se entera.

    Miguel Rodríguez

    octubre 2, 2009 at 7:46

  8. Estoy de acuerdo con parte de lo que dices P, pero los motivos o ventajas que le aplicas al visado no me acaban de parecer significativos.

    Con respecto al control del aseguramiento, no creo que deba ser el Colegio el que lo haga. Me parece incluso una actitud excesivamente paternalista. De hecho el Colegio comprueba que tengas un seguro, pero por ejemplo no que estes INFRASEGURADO. ¿Quien deberia controlarlo? La responsabilidad profesional de cada uno y, evidentemente los primeros interesados que son: Los clientes. O incluso si me apuras la administracion que en su momento conceda la licencia.

    Con respecto al control de intrusismos mas o menos espureos, es cierto que lo que pasa por el COA se controla, pero no lo que no pasa. Son multiples los casos de sellos de caucho de visado “clonados”, de fotosopeos varios, y de personal que ha estado años entregando proyectos “visados” sin ningun control (Y sin ser arquitectos) porque evidentemente no pasan por el COA. Es mas sencillo de lo que se suele creer.

    Y con respecto a los plagios y dobles encargos, creo recordar que el doble encargo no es ya castigable (Puedes encargar el proyecto a tanta gente como quieras), y los plagios a veces se detectan y a veces no, el metodo no es infalible. Aunque quiza este sea el unico punto que puede ser mas valido.

    Es cierto, Agnieszka y Lorenzo, que el llamado visado de calidad es en realidad un metodo para salvar los muebles. Y la verdad cada vez le veo mas lagunas. Evidentemente, deberia ser completamente voluntario, solo lo pagaria quien lo solicitara, y el resto no.

    Vuelvo a P para comentar que un visado de ese tipo, si se emplea para concesiones de licencia, Significaria por ejemplo que, a todos los efectos, los visadores funcionarin como arquitectos municipales, por tanto deberian ser incompatibles (Muchos pondrian el grito en el cielo). Y por otra parte, en caso de error en un informe que produjera un problema, nos podria denunciar (Al colegio) desde el ususario de la vivienda hasta el promotor. Peligroso.

    Voy mas por la via ISO, o por el control voluntario. Aunque en realidad con el debate (Gracias a todos) le veo problemas…

    jmer73

    octubre 2, 2009 at 8:13

  9. Sigamos desvariando sobre el tema.
    Me parece interesante lo indicado por jmer73 y, a raiz de eso se puede uno posicionar en un punto u otro de igual manera. La actitud paternalista del COA respectivo en cuanto al control de seguro, de titulación, de plagios… sí, es una postura de supervisión ‘intrusista’, cierto, pero en el tiempo que llevo en el mundo he visto que la responsabilidad profesional en este campo no es una actitud precisamente muy extendida. De hecho, es una de las mayores causas de nuestra situación actual, por la que estamos pagando justos por pecadores.
    Quizás atando en corto (o habiendo atado) al colectivo desde el interior se puedan (se pudieran haber atajado) atajar ciertas posiciones que no dicen nada bueno de nosotros. Es cierto que el doble encargo no es castigable, efectivamente, pero prefiero que alguien (COA o quién sea) me ponga sobre aviso de la situación, que enterarme en un bar. El tema de fondo es lo ya indicado: todos estamos conformes en que el sistema actual de visado no funciona, pero ¿el hecho de que no funcione justifica su desaparición o una reformulación del mismo para implantar un modelo más ajustado a las necesidades y optimizado a la realidad?
    La verdadera razón de los COAs es el visado, el control documental y la garantía de una ‘homologación profesional’, aunque nos hayamos (hemos) dejado por el camino la defensa del profesional, una suerte de sindicato de arquitectos que luche por los intereses del colectivo. Ahora ante la extrema falta de trabajo presente y la más que previsible catástrofe futura, ¿para que van a servir los COAs?

    p

    octubre 3, 2009 at 11:23

  10. Si tan exhaustiva es la tarea de las administrciones públicas en el control de nuestros proyectos:
    -¿Por qué son tas laxos en la observancia de la Ley de Contratos?
    -¿Por qué miran para otro lado en la cuestión de las incompatibilidades de sus arquitectos de plantilla?
    -¿Por qué esas bases de concursos tan pintorescas?
    -¿Por qué se multiplican habitualmente por dos los costes de sus obras respecto a la adjudicación?
    -¿Se puede afirmar que en la mayoría de las ocasiones te informa el proyecto un profesional competente en las oficinas técnicas?
    -¿Es o no cierto que la mayoría de los escandalosos relacionados con nuestra profesión y que tanto daño hacen a nuestra imagen se producen en el seno de las oficinas técnicas municipales y supramunicipales?

    Los colegios son nuestro sindicato, velan por nuestra profesión y realizan una tarea ingente en la formación continua y la promoción cultural. El visado y el control de la habilitación legal no son su único cometido. Y lo mejor; son estructuras democráticas no controladas por los partidos políticos. Si no funcionan bien es responsailidad de todos.

    En mi opinión no se puede ser tan riguroso con unos y complaciente con otros.

    bgj

    octubre 9, 2009 at 22:09

  11. BGJ, respondiendo a las preguntas que planteas,

    -No son laxas, son LAXISIMAS. De hecho, este es un tema que deberian controlar los Colegios de forma exahustiva y feroz y que actualmente controlan con la misma fiereza que Bob Esponja. O sea poca. Vease Plan E para mas señas.

    -Miran para otro lado por la misma razon que los Colegios, aun tengo por ver uno que denuncie una situacion como la que describes.

    -De nuevo, si las bases son pintorescas, es el Colegio quien debe impugnarlas, llevarlas al contencioso y pelear por que sean logicas y justas.

    -Los costes se multiplican por dos por muchas razones, y no todas son achacables a la administracion, siendolo muchas al Arquitecto que ha dicho que podia construir X edificio por X dinero. Que yo sepa, los politicos de momento no firman el PEM ni los planos.

    -Es cierto. No siempre es un profesional competente (Legalmente competente, se entiende) el que te informa el proyecto. Odio repetirme, pero…. ¿Eso no deberia protestralo el Colegio?

    -La mayoria de los escandalos se producen en el seno de la politica, esa actividad que personalmente me repugna. En general, como casi todo aquello de lo que hablas. Y no precisamente en los despachos tecnicos sino en los de concejales y consejeros. ¿Hay arquitectos corruptos? Seria estupido negarlo, pero de ahi a afirmar que los delitos urbanisticos tienen en su mayoria su origen en las oficinas tecnicas, media un abismo.

    -Los Colegios no son un sindicato. Son un club. Con una peculiaridad: La pertenecia a un sindicato (O a un club) es voluntaria y la pertenencia a un Colegio como el nuestro no. Es obligatoria para trabajar, pese a que mi habilitacion LEGAL y PROFESIONAL ya me la dio el ministerio de educacion hace años.
    Estamos de acuerdo en que los Colegios hacen otras cosas, muchas y muy buenas, lo que no es obice para entender que el visado se ha convertido en una actividad eminentemente RECAUDATORIA.

    -Los Colegios no son estruturas democraticas puras e ideales. Al menos no del todo. Desde el punto y hora en que el voto de un arquitecto de Madrid, por ejemplo, vale 240 veces menos que el de un arquitecto de Ceuta. Son en cualquier caso, estructuras asamblearias, en las que a veces se vota con logica, a veces gana el que mas grita y a veces 50 que van a la asamblea deciden 500 que no han ido porque jugaba el Madrid (Veridico).

    ¿Complaciente con la administracion? ¿Nous? creo que no. De nunca vamos. Jamas en esta santa casa, lo que no tiene nada que ver con asumir que es de facto la administracion quien supervisa (Bien, mal o regular, ese es otro tema) nuestros proyectos para concederles licencia. Eso, compañero, es un hecho.

    Igual que es un hecho el entender que es la institucion Colegial la que debe adaptarse a las necesidades de los Colegiados y no los Colegiados los que deben adaptarse (Si o si, y encima por narices) a las “necesidades” de una estructura que esta quedando obsoleta en muchos aspectos a ojos vista.

    JMER

    octubre 10, 2009 at 9:14

  12. Las estructuras no se quedan obsoletas, los obsoletos son los incapaces que no saben adaptarla a los tiempos. Los colegios nacieron en el año 1931 y mira si ha resultado adaptable su estructura, pasando por tres sistemas políticos.

    En mi opinión, acabar con esta institución es un afán de los enemigos de la profesión, de las estructuras sociales que no pueden controlar los partidos políticos, a los cuales respeto en su campo, y de gente tan desinformada que creen que en la selva van a estar mejor y van a campar a sus anchas sin que nadie les exija responsabilidad.

    Destruir para luego tener que inventar algo. Mejor reciclar y sobre todo implicarse.

    bgj

    octubre 18, 2009 at 15:35

  13. el colegio de madrid es el de madrid, y representa a sus colegiados, y el de ceuta representa a los colegiados ceutíes. Ambas estructuras son democráticas y autónomas. Creo que tratas de confundir o estás confundido con la representación en el Consejo Superior que la de los Colegios Profesionales, de todos, y en pie de igualdad.

    bgj

    octubre 18, 2009 at 15:40

  14. Supongo que también los colegios suben las cuotas de visados en crisis para ayudar y representar al colegiado, como el de Sevilla. O cuando parece ue cuando la gente se implica se empieza a ocultar información, como el de Alicante.

    Y menciono estos dos por salir aquí mismo en otro artículo, apareciendo datos.

    Ni enemigos de la profesión ni salvajes sin responsabilidad, gente que cree que hay bastantes suficientemente importantes sin que se las pongan insustanciales sus propios representantes.

    Bea Solache

    octubre 18, 2009 at 15:51

  15. Las cuotas se suben o se bajan según las necesidades de cumplir con la obligación legal de mantener los colegios por parte de los colegiados. La gestión es responsabilidad de todos que con nuestro voto elegimos las juntas de gobierno y ejercemos el control en las asambleas.

    Si te ocultan infomación, se reclama por vía deontológica o judicial.

    Nuestra profesión sólo le interesa a nuestro colectivo. Es conveniente no olvidarlo. A la administración sólo le importa recaudar.

    bgj

    octubre 20, 2009 at 12:30

  16. No me vale pagar simplemente porque lo dice la Ley. No es una razón válida, igual que no sé si matar porque lo diga la ley es menos matar.

    Las leyes cambian con los tiempos, y parece que aquí el problema está en que cuando se habla de intentar variar esas obligaciones porque no están bien adaptadas a las circunstancias actuales aparecen la inercia y la ley, y desaparece el juicio crítico.

    Nuestra profesión sólo le interesa a nuestro colectivo, eso te lo doy. Cuando algo te interesa no lo sigues sin rechistar, y menos en nuestra profesión.

    Bea Solache

    octubre 20, 2009 at 12:43

  17. Realmente me gustaría saber a qué circunstancias actuales no están adaptadas los colegios profesionales?

    Hombre las leyes suelen estar por algo, hay una experiencia (siglos de historia de nuestra profesión), un servicio público que dar, una responsabilidad (importante) y se hace un esfuerzo legislativo para dotarnos de ellas. Otra tontería muy “actual” es creernos que inventamos el mundo todo los días, cuando este sistema y los problemos que arrastra son más antiguos que la tos.

    De hecho, todas estas supuestas “actualidades liberadoras” venían bajo el paraiso neoliberal que habíamos sido capaces de inventar. La crisis ha dado al traste con todas estas alucinaciones. Es mi opinión

    bgj

    octubre 21, 2009 at 16:52

  18. En este sentido bgj, no estan adaptados al hecho de que la mayoria de arquitectos no son ya visadores, sino trabajadores para un tercero, una amplia poblacion que sufre (En precario) contrataciones abusivas sin que los colegios (En los que obligatoriamente deben estar colegiados) tengan mucho interes en que se reconozca y mejore su situacion.
    El servicio publico, es otra de esas cosas magnificas de las que oigo hablar en lo tocante a los Colegios, si te refieres al visado, es un sistema recaudatorio que existe para mantener la maquinaria, y que si tuvo alguna razon de ser como supervision tecnica la ha perdido hace muchos años. El colegio es un Club. Un club al que debo obligatoriamente pertenecer. Y que debo mantener. Ello cuando mi titulo y mis capacitaciones me las da el Ministerio y me las reconoce el gobierno. No me parece mal pertenecer siempre que me sirva.
    Lo de la responsabilidad vamos a dejarlo de lado. El Colegio no se responsabiliza de lo que visa. Se responsabiliza de visarlo. Y una cosa no lleva necesariamente a la otra.
    ¿Hacen cosas interesantes los colegios? desde luego. Cursos, formacion, apoyo legal etc.
    ¿Son perfectibles? Mucho. Muchisimo. Horrores. Mayor trasparencia, mas mirar por todos los colegiados, mas defensa de la profesion. Y defensa no es un sistema recaudatorio, defensa entendida como montar el bochinche cuando sale el plan E y no cubre los sueldos o no sirve para pagar las deudas que los ayuntamientos mantienen con nuchos arquitectos. Defensa entendida como pelear a cara de perro por cada concurso (Se hace, pero se deberia hacer mas).
    Las razones legales no me sirven, soy de los que piensa que la ley esta para servir al hombre. No el hombre para servir a la ley.
    Clavadito que con los colegios.

    jmer73

    octubre 21, 2009 at 17:03

  19. Los colegios se responsabilizan de lo que visa en varios aspectos que comoces sin duda y especialmente comprueba la habilitación legal del firmante del proyecto de arquitectura, aspecto en mi opinión muy importante de cara a combatir el intrusismo. Comprobar la habilitación legal no sólo nos protege de advenedizos sino que vigila las incompatibilidades del arquitecto que firma el proyecto.

    Por otro lado, no sólo los colegios tienen la obligación de velar por el cumplimiento de la deontología profesional sino todos y cada uno de nosotros. Si sabes algo, debes denunciar a la comisión deontológica, claro está siempre que no se trate de hablar de oidas (defecto nacional)

    bgj

    noviembre 6, 2009 at 18:08

  20. Bgj, lamento contradecirte, pero los colegios no se responsabilizan de nada. Si asi fuera, un informe desfavorable de un Ayuntamiento podria generar una demanda contra el Colegio, cosa que no se produce, entre otras cosas porque en el sello pone “Estatutario”.
    Mi habilitacion profesional no me la da el Colegio, me la da el ESTADO, con un titulo que emite el ministerio de cultura. O en su caso me la da un certificado de colegiacion que es GRATUITO.
    Y el resto, amigo mio, se llama canon, se llama actividad recaudatoria, y se llama que me obligas a pertenecer al club y me cobras para mantener el club.

    Respecto a la deontologia, y a las incompatibilidades…. permiteme que no entre en mayores profundidades, pero desde ya te digo que poco. Muy poco.

    jmer73

    noviembre 7, 2009 at 21:39

  21. Y yo lamento decirte lo contrario. De hecho en algunos casos de corrupción urbanística la fiscalía ha requerido información a los colegios. La responsabilidad existe, se refuerza con la nueva directiva de servicios y la posibiidad de demandar a un colegio por dejación en su obligación de comprobar la habilitación profesional es un hecho. La habilitación profesional del firmate de un proyecto son los colegios profesionales, no por nada, sino porque es la ley (de colegios profesionales) que, como deberías saber, las hace ese Estado al que aludes.

    bgj

    noviembre 10, 2009 at 22:37

  22. Por las prisas hay un error en la redacción de la última frase anterior. La comprobación de la habilitación profesional del firmante del proyecto es una atribución legal que ejercen los colegios profesionales.

    bgj

    noviembre 10, 2009 at 22:40

  23. Además no se trata de ningún canon. Es un servicio público que viene de una obligación legal y que hay que costearlo. La forma de costearlo es entre todos los miembros del colectivo con criterio de equidad, por ello se divide entre un coste básico para los servicios básicos (o fijo), en el caso de mi colegio es la exorbitante cifra de 27 euros al mes, y un coste variable en función del servico demandado, es decir, del trabajo a visar (servicio público) que por supuesto es repercutido, en una práctica responsable de la profesión, al cliente que es el que demanda el servicio y por consiguiente a la sociedad.

    Esta última consideración se ha olvidado desde que se liberalizaron las tarifas, en mi opinión uno de los golpes más mortíferos que nuestra profesión ha sufrido en su historia. El mercadeo y el tirar los honorarios es en mi opinión la razón principal de toda esta producción de arquitectura banal y deficiente del último boom que tanto ha tirado nuestra profesión y nuestro reconocimiento social.

    bgj

    noviembre 10, 2009 at 22:53

  24. Tranquilo, habia entendido la frase. ^_^

    Es cierto lo dice la ley. Esa tan magnifica que me obliga a colegiarme para ejecer y a mantener el chiringuito. Y no me quejo de mantenerlo, lo hago encantado mientras sea logico y me de un servicio. Si no lo hace, o si empieza a preocuparse mas por la superviviencia caiga quien caiga que por sus miembros y asambleistas… algo empieza a ir mal. Muy mal.

    Es cierto que la fiscalia pide ayuda a los Colegios en temas de habilitacion. Como tambien es cierto que un gran numero de viviendas ilegales e inmersas en procesos de delitos contra la ordenacion del territorio ESTABAN (ESTAN) VISADAS. Ah, si, que en la ficha urbanistica ponia que “No cumplia normativa” y el promotor lo asumia fimando encima. Eso deja al visado a la altura de las nubes.

    Lo que dices de poder denunciar al Colegio me deja las carnes prietas. Los Colegios, evidentemente comprueban la habilitacion, basicamente porque nadie visa si no esta colegiado.

    Los problemas serios de habilitacion y competencia, no pasan por el Colegio. Van derechos al ayuntamiento en forma de licencias de apertura firmadas por ingenieros industriales y los Colegios tampoco se matan por pelear en ese frente.

    Cuando hablo de responsabilidad hablo de responsabilidad total. No solo sobre la habilitacion, que es algo que puede resolverse de mil formas mas.

    En cuanto al servicio publico el mismo lo prestan los ayuntammientos, unidades de apoyo de Diputaciones provinciales etc. Asumen una responsabilidad al hacerlo, estan OBLIGADOS por ley a hacerlo, y ademas es el valido el que sive de base a la concesion de licencia, y te aseguro que por mucho sello de viasdo que lleves, te van a hacer el informme igual, porque ellos mismos saben lo que “pesa” el visado. ¿A que pasar dos veces por el mismo tramites siendo uno de ellos ademas el valido?.

    Por otra parte, en cuanto a la liberalizacion de tarifas, no creamos en los pajaritos preñados. Antiguamente se retransferia dinero a los promotores, se les devolvia en sobres en los bares de al lado de los Colegios y se hacian mil tropellias para hacer una rebaja que aunque la ley no reconocia EXISTIA DE FACTO. ¿La liberalizacion de tarifas ha supuesto un choteo? Efectivamente. Pero los primeros culpables somos nosotros. Y por otro lado, no se hasta que punto un visado que obtiene todo el mundo (Buenos malos regulares y normales, y me refiero a los fianles de obra, por ejemplo) es un simbolo de calidad o un tragala recaudatorio.

    jmer73

    noviembre 10, 2009 at 23:00

  25. […] ley ómnibus será objeto de muchos comentarios en meses venideros. Baste decir que afecta al visado, sistema recaudatorio por excelencia de los COA, y que es triste comprobar cómo este parece ser el único caballo de batalla al que están […]

  26. […] quiera que hemos hablado muchas veces de lo que supone el visado, y de lo poco de acuerdo que estamos con nues… que le asignan un valor técnico y de protección de la profesión obviando el carácter […]

  27. Un visado garantiza que el proyecto está firmado por un arquitecto. Sin visado no se garantiza que quien lo firme sea arquitecto, favorece el intrusismo cosa que no nos podemos permitir. El colegio garantiza mediante el visado que ese arquitecto posee el título. Personalmente, prefiero pagar un sellado colegial garantizando mi habilitación legal, que eliminarlo favoreciendo que venga un técnico carrera o ni eso y cuele a los Aytos. proyectos que legalmente deberíamos firmar nosotros (porque os aseguro que los Aytos. no lo van a comprobar). No os dais cuenta que nos vamos a tirar piedras cuentra nuestro propio tejado?

    alguien

    febrero 1, 2010 at 10:37

  28. …por cierto…mi colegio no me ha subido las cuotas colegiales…lo siento por el resto de compañeros que les ha pasado el caso contrario, tenéis razóm, en tiempos de crisis no se agradece este tipo de medidas.
    Un saludo a todos y mucha fuerza para estar a flote

    alguien

    febrero 1, 2010 at 10:43

  29. Alguien, eso mismo lo hace una copia del titulo compulsada, un certificado de colegiacion o una simple lista emitida por el ministerio de educacion.
    Ahora expliqueme usted si eso vale lo que actualmente cuesta el visado.
    Por otra parte, niego la mayor. El visado controla LOS PROYECTOS QUE PASAN POR EL COLEGIO, y es de toda logica que si un “tecnico o alguien sin carrera” quiere colar un proyecto no lo va a llevar a un colegio profesional al que no pertenece a ponerle un sello, con lo que el control del intrusismo NO ES la razon de que exista el visado.

    jmer73

    febrero 1, 2010 at 10:44

  30. […] a través del visado. Nada más alejado de la verdad. Este extremo pudo ser cierto hace 70 años [Una explicación completa aquí]. No lo es ahora y la administración informa los proyectos que recibe independientemente del […]

  31. Hola¡Me encanta tu blog.
    yo solo digo una cosa y con esto te lo digo todo.Acabo de terminar la carrera y de “cientoypico” que hemos salido de mi promoción, no conozco a ninguno que se haya colegiado.
    Y vamos, yo, visto lo visto, la palabra colegiación me produce escalofríos…por no hablar de la palabra VIsado…
    O mejoran un poco todo esto, o yo me dedicare a cualquier otra cosa. Cuando digo mejorar, hablo de las cuotas, hablo de los seguros, hablo de la formación…..Seis años de carrera jurandome y perjurandome de que haciamos un carrerón….y míranos ahora…realmente siento mucha DESILUSIón

    pepita flores

    mayo 17, 2010 at 10:06

  32. Muchas gracias Pepita. Aunque es “nuestro” blog. Esto es en plan menage a trois ^_^

    Solo por curiosidad, y sin desvelar tu identidad secreta ^_^, ¿En que escuela?.

    El sistema hasta ahora era tan absurdo que fomentaba que todo arquitecto que se colegiaba entrara en HNA pagando seguridad social (Sustitutiva) y se diera de alta como autonomo. Asi se abria la puerta a la contratacion en precario y en regimen de falso autonomo. ¿Precioso verdad?. Tambien se le encaminaba hacia ASEMAS (Que no deberia hacerle falta si trabajara para un tercero en regimen normal, pero que puede hacerle falta Y MUCHA, si esta de autonomo explotado).

    Bien es cierto que de funcionar correctamente, la colegiacion da acceso a bolsas de trabajo (Cuando funcionan limpiamente, que no es siempre. Vamos que no es casi nunca) informacion de concursos (Cuando se envia como se debe hacer, que no es siempre) y otras ventajas. Tambien hace unos años solia ocurrir que la colegiacion era gratuita o mas barata los primeros años. No se como andara eso en estos tiempos de apretar al colegiado para que este contenta la sociedad y los trabajadores de los COAs (viva el surrealismo).

    En cualquier caso, Pepita, analiza despacio en que vas a trabajar (SUERTE!!!) y lo que realmente necesitas para que no te den gato por liebre y sobre todo…… !!MUCHO ANIMO!!. Y no te desilusiones.

    jmer73

    mayo 17, 2010 at 10:22

  33. Comentario de carácter técnico:
    habéis visto un proyecto cuyas evacuaciones en cubierta respeten los 3m a medianeras que pide el nuevo RITE y sin embargo pasa visado y ayuntamiento. (solar de menos de 6m de fachada no es edificable- a efectos prácticos).
    Hasta ahora, de unos 10 ayuntamientos solo en FIGUERAS (patria del Mueso Dalí)me lo han mirado.
    El funcionario y el visador son lo que quieren ser, que es cobrar y no hacer nada.

    De ASEMAS ni hablar porque como caigáis enfermos de obras mayores (no os deseo un cáncer) no se cubren
    Os receto mucho CORTEXIPHAN. Yo llevo 12 años con este menú del día.

    Oscarq

    mayo 17, 2010 at 14:29

  34. […] esa función social de los colegios de la que tanto se vanaglorian cuando ven peligrar su principal fuente de ingresos?. ¿No era algo que defendían con celo en sus […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: