n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

Los Re(s)tos de la Profesión

with 14 comments

Les suponemos enterados de que este año si nadie lo remedia, en Valencia, cuando el calor apriete y mas clara la luna brille, se va a celebrar un Congreso de Arquitectos.

 No sabemos si se va a hacer una especie de Battle Royale entre los asistentes (Con Pezzi haciendo de Takeshi Kitano), dejando de premio para el superviviente un proyectito de los de la época de las vacas gordas; esto es: con un modificado del 56%, el aumento de honorarios pertinentes (Hay que tenerlos como dos norias del milenio para, encima de que te vas de presupuesto, pedir más dinero) y por supuesto, y dada la presencia del CSCAE, vendrá incluida en el premio una furibunda y ciega defensa por parte de nuestra mas alta institución y una nutrida selección de los abajofirmantes de siempre del desmelene presupuestario.

camis_cong_2

 Bromas (Ejem) aparte, parece que el tema del congreso es “El futuro de la Profesión”. Aunque en la página ad-hoc del mismo, Carlos H. Pezzi prefiere hablar de “Los retos de la profesión”.

 Haré aquí un inciso para decir que el enlace de descarga del PDF del articulito de Pezzi, que ya imagino entre melifluo y soporífero a partes iguales, NO FUNCIONA. Hablando de oximorones. Por lo visto el reto de futuro no sabemos cual es, pero el del presente es ese. No funcionar.

 Sea como fuere, ya les avisamos que el titulo es engañoso. ¿El reto?

 Difícilmente puede hablarse de reto cuando el objetivo de gran mayoría de profesionales ES SOBREVIVIR.

 Vamos a ver si comemos este mes, y los retos ya, si eso…. Luego mañana, ya vamos viendo.

 No se asombren. Puede que en ciertas encuestas los arquitectos seamos el novio/novia predilecto de las mamas de entre 45 y 50, pero dejando eso de lado, esta profesión va camino de un brusco cambio que puede ser la puntilla en todo lo alto, mal dada y con recochineo del respetable.

 Para empezar a hablar pongámonos en contexto. Los técnicos de los ICCP se llaman Ingenieros técnicos de obras públicas. No se llaman Ingenieros técnicos de caminos, no. En nuestro terreno… bueno, no es solo que haya Arquitectos técnicos, es que hay Arquitectos de interiores, Arquitectos de sistemas y un largo etc.

Traduciendo, o somos idiotas, o no sabemos defender nuestro propio cotarro, o alguien lo hace mejor. Y cuando ese alguien es la competencia, mal vamos.

 Seremos francos. Ustedes que nos leen, arquitectos, si están dentro de la horquilla que va desde los recién titulados hasta los que frisan los 35, ustedes compañeros, amigos todos:

 Son la primera generación de arquitectos que realmente va a saber lo que es el paro.

Así, como lo leen. Olvídense del “Prestigio social del Arquitecto”.

Tan crudo como suena.

Curiosamente los arquitectos nunca pensamos que estamos en paro. Si no estamos haciendo un concurso, estamos haciéndole una reforma al cuarto de baño de nuestra prima, o colaborando (Sin cobrar, claro) en el estudio de alguien.

 Pero lo real, lo auténticamente pavoroso, es que, como la cosa siga en esta línea con los estudios haciendo degollina y la vivienda en caída libre, nos vamos al paro.

 Y un paro precioso, que gracias a la situación de “Falsos autónomos” de gran cantidad de compañeros, viene sin subsidio de desempleo amiguetes. ¿Cómo lo ven? Pues no se preocupen que aun hay más.

 Los estudios de arquitectura en muchos casos rayan una precariedad que asustaría al jefe de un sweatshop clandestino, con el que la única diferencia parece ser que las maquinas de coser, no son Apple. Sepan que algunos de nosotros hemos oído de primera mano, de los prístinos labios de un superdivino de la muerte, que además iba de rojo, de socialista y de concienciado, que su estudio había pasado de un día para otro de tener a 50 personas trabajando a tener 2. Eso es un ERE y no lo de Martinsa.

 Esto, en la época de las vacas gordas parecía no preocupar a nadie. Cuando ha llegado la época de las vacas, no ya flacas sino anoréxicas, los “gracias por venir, cierre por fuera” se incrementan día tras día, cierre tras cierre.

 Pero hay que trabajar, y quedaran los concursos claro. La obra publica. Donde uno siempre podrá confiar en su capacidad para obtener un trabajo apoyándose únicamente en su valía.

 Verdes las han segado, queridos. El mismo hambre que tienen ustedes, arquitectos que no salen en el Hola, tienen los que si salen.

Más incluso, que el traje casual de Prada se esta poniendo por las mismísimas nubes. Ellos también se presentan, pero, amiguetes, lo hacen con una ventaja. Si han visto la película Bowfinger (El pícaro) el sistema de Steve Martin para reclutar un equipo de rodaje “baratito”, es irse a la frontera con el Rio Grande en plena estampida de espaldas mojadas y abrir la puerta de atrás de la furgoneta, a ver lo que entra.

 Pues aquí igual. Solo que en vez de al Rio Grande, basta con ser un profesor henchido de divismo y abrir la puertecita en el patio de una de las muchísimas escuelas de arquitectura que pueblan nuestra geografía.

“Estoy colaborando con un profesor”. Algunos hemos dicho esta frase, llenos de orgullo. Cuando lo que deberíamos haber dicho es “Soy el espalda mojada de un profesor”. No sabemos si queda muy fino aquello de valerse de un puesto público en una universidad para reclutar, por coste cero, mano de obra para tus concursos. A nosotros, la verdad, desde este otro lado, muy justo no nos parece. Ni para los que concursan, ni para los alumnos que trabajan como Kunta-Kinte.

 Pero claro, aun así, ustedes confían en sus posibilidades, como no, y quieren concursar.

 Desengáñense. Cuando no hay concurso en dos fases con “Estrellas invitadas”, hay un “A dedo” directo para que lo haga una estrella de relumbrón (Sin que nadie proteste lo mas mínimo en ninguna revista del ramo, claro, que luego no nos invitan a las fiestas ni nos vamos de cenita con fotógrafo del Elle a ciertos áticos sobre el Thamesis).

Peor aun, hay quien se dedica a poner siempre el mismo monigote en los paneles para que sus amiguetes en el jurado sepan quien es quien. Y quien debe ganar, claro.

 Precioso. Perdón, queremos decir podrido.

 ¿Esto les parece poco?

 Pues recuerden que se nos va atragantar un bocadillito de mortadela.

Boloñesa por más señas.

 El famoso plan Bolonia, que al final, como era previsible, ha llegado. Entre otras cosas, porque ya se veía venir que la estrategia del CSCAE de “Nononononono, aaaaaaaa, lalalalala, noteoigoooo” no era lo que se dice sólida-sólida.

 Recuerden, los Aparejadores, que después fueron Arquitectos técnicos, son ahora Ingenieros de la construcción.

Recuerden también que ustedes, Arquitectos de planes antiguos que se chuparon una caterva de años estudiando y el fin de carrera y que ya tienen su titulo, van a pasar a ser Graduados en Arquitectura.

Y no se olviden que los Ingenieros de caminos, los de ahora, sus competidores, quienes comparten ciertas competencias con ustedes, la otra cara de la moneda, pasan a ser: Master en Ingeniería.

camis_cong_1

 Graduado…. Master… ¿A alguien le parece que nos la están colando por toda la escuadra? Aquí nos empezamos a sentir como el portero de Malta.

 Y, a todo esto, ¿Y nuestras queridas, magnificas y dignísimas instituciones?

 ¿Que hace el Consejo Superior de Arquitectos? Pues a Carlos Hernández Pezzi, lo de que seamos “graduados”, se ve que no le preocupa mucho, dado que ha estado apagando fuegos con lo de Bolonia hace bastante tiempo, cartita tras cartita. Reduciendo la información que llegaba a los colegiados y, hablando en plata, imitando a los tres monos sabios.

 Pezzi se reúne con un director general, que le engaña, no una sino dos veces. Fool me once, blame on you. Fool me twice shame on me. Uno ya se pregunta si le engañan o es que se deja.

 El decano de los ICCP se reúne con El Ministro.

 Nosotros a graduar. Y los ICCP a masterizar. Y la Tomasa, en los Títeres. Pintando menos que nada.

 Respecto a los Colegios, algunos protestan, pelean como gato panza arriba y se quejan, pero siendo honrosísimas excepciones son también escasísimas rarezas. Al resto, la mayoría, por lo visto todo les da lo mismo.

De cualquier manera, por si no lo saben, les diré que mientras la Asamblea reparte los asambleístas proporcionalmente al número de colegiados, en el Pleno de consejeros vale lo mismo el voto del Colegio de Melilla que el voto del Colegio de Madrid (Con todos mis respetos a ambos contendient…Colegios). Fantabuloso.

Añádanle que, por ejemplo, el Colegio que más m2 visa de España, Málaga, no se sienta en el Pleno. Lo hace el Consejo Andaluz. Que no visa, ni , al menos hasta fechas recientes, siente, ni padece.

Viva la democracia.

¿Quieren que nos riamos? Les recomiendo que vayan TODOS en masa a la sede del CSCAE (Castellana, al lado del Embassy) y pidan POR ESCRITO y con registro de entrada el presupuesto completo del Consejo. SUELDOS INCLUIDOS.

Al fin y al cabo, ustedes lo pagan.

Sobre todo pídanlo, para que cuando en su titulo ponga GRADUADO y se presenten a un concurso en el que tengan que competir con un MASTER, recuerden lo que les cuesta la graduación, y las magnificas labores de aquellos a quien se la deben.

 Del tema de los concursos y de la desestructurada situación profesional, ni saben ni les preocupa.

Sobre lo segundo, desestructurada o no, la profesión ha estado visando proyectos a todo tren durante unos 5 o 6 años. A nadie le ha preocupado que los estudios tuvieran la capacidad de aguante de un papel de fumar o que hubiera 100 oficinas minusculas (Cosa que ha redundado en la calidad del trabajo, no lo duden) donde en condiciones normales había trabajo para dos bien organizadas.

 Sobre lo primero, que puedo decirles que no hayamos dicho ya. Aunque haya algunos que honrosamente defienden los concursos y se baten el cobre contencioso tras contencioso con la administración…hay ciertos Colegios que respaldan concursos con ¡Estrella Invitada! ¿Les cobran más colegiación a las estrellas del galáctico firmamento de los divinos?

 De la prensa especializada no esperen nada tampoco. Lejos de nosotros el debate o salirnos de la camarilla de amiguetes que nos publicamos, juzgamos y aplaudimos entre nosotros.

De la generalista menos aun. Quienes escriben en la canallesca sobre arquitectura son, o unos veletas amantes de la leche melaminada, o unas cursis a las que más les valdría ver una obra, alguna vez en su vida, para saber de lo que hablan.

 Si son capaces de encontrar una sola publicación seria donde se analice en profundidad cualquiera de los temas que estamos tocando aquí, nos cortamos el dedo del botón izquierdo del ratón, en plan yakuza. Lo juramos con una mano sobre el Benevolo y la otra en el corazón.

 La crisis que vivimos no es una crisis solo relacionada con el modelo de estos años del cuerno de la abundancia. Es una crisis general. De nuestra profesión, de la forma de encararla, de lo que entendemos por ella, y, sobre todo, de nuestras instituciones con el CSCAE a la cabeza.

 Así que vayan a Valencia. Pero no vayan a escuchar.

Vayan a demandar. Vayan a exigir. Vayan a aportar soluciones. Hagan que les escuchen.

 SE LAS DEBEN A USTEDES. NOS LAS DEBEN A TODOS

 Si a alguien se le ocurre empezar una conferencia sobre “Lo bonitas que son las cosas que yo hago, que además son sostenibles y mis amiguetes me las publican en el Hola” abuchéenlo hasta echarlo del escenario. Habrá tiempo para eso. Mas adelante. Pero no ahora. Ahora estemos a lo que estamos. A sobrevivir. A un arquitecto, un voto.

Ponentes, de los de la ISO L’oreal “Porque yo lo valgo”, cobrando bolos de verano, espero que no haya ni uno.

Esto es un congreso para ver como salimos del hoyo. Es impropio e indigno, que mientras en el publico se sientan jóvenes que están en el paro del falso autónomo, pero aun así han ido a Valencia por que quieren participar, un divino de los de siempre, un amiguete, un maldito goodfellas, se este llevando crudos 1.000 eurazos por charla.

 Estamos ante una oportunidad para buscar soluciones, para encontrar la forma de redefinir una profesión digna, de profesionales dignos, con contratos dignos, con jurados dignos y sobre todo, con unas instituciones dignas. 

Y lo demás, es inutilidad en el mejor caso y repugnante politiqueo en el peor.

 PD: Este artículo viene con plantillas de camisetas. Son libres y de uso publico dejando el enlace pequeñito de abajo. Háganse unas, estas o las que quieran, y pónganselas. Y que les vean y les oigan. ¡QUE NOS OIGAN!

About these ads

Written by María

febrero 18, 2009 a 17:23

Publicado en Actualidad, profesión, valencia

14 comentarios

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Alto y claro, si.
    pregunta: ¿que ocurrirá con las VENTICINCO universidades hay en España (solo en Madrid tenemos SEIS) graduando parados?
    y el logo GAFAPASTA del congreso, ¿es una broma?

    Pablo

    febrero 18, 2009 at 19:31

  2. Este es un tema muy curioso, o al menos a mi me lo parece. Casi todas las universidades privadas han puesto una escuela de arquitectura. Y casi todas las universidades publicas tambien.
    Corre el rumor-leyenda urbana, de que la dificultad para poner una facultad de medicina, no estriba tanto en el hecho de que tenga que tener un hospital universitario “cerca”, como en el hecho de que los propios Colegios de Medicos apretaron al ministerio de educacion para restringir la creacion de nuevas facultades. No se si esta es o no la medida logica, pero si se que si ahora la cosa esta mal, con los nuevos 25.000 arquitectos de dentro de ¿5-6? años, esto va a ser ya una pelicula de Fu-Manchu llena de trampas.

    jmer73

    febrero 18, 2009 at 22:42

  3. ¿Tenéis alguna idea para resolver la situación? Cuando estábamos en Junta de Escuela en la ETSAS y salió a debate la reducción del número de admisiones fuimos tan ilusos como para proponer una entrada libre y un primero selectivo. Posibilitaría el acceso a todo el que quisiera y se produciría una “criba” después de que, por lo menos, hubieras “probado” la carrera.

    Frente al tema de oficinas grandes vs. oficinas pequeñas…preferimos la oficina pequeña y el outsourcing en lugar de la especialización interna y el loteo de trabajo.

    No negamos la necesidad de la formación de especialistas en campos internos de la profesión, pero seguimos prefiriendo la actividad generalista y en un entorno reducido y controlable.

    Otro tema es la cantidad de trabajo. ¿Sería viable fijar un cupo de trabajo por arquitecto? Durante muchos años ha habido trabajo para mucha gente, para tanta que incluso estando mal repartido (algunos tenían proyectos de cientos de viviendas al trimestre cuando otros tenían un par de unifamiliares al año…) había pan para todos…

    la UE fija cuotas de explotación a los agricultores, ¿por qué no a los arquitectos?

    Miguel

    febrero 19, 2009 at 8:09

  4. yo insisto en que deberíamos NO IR, y montar un congreso paralelo, GRATUITO, en el que se hable de lo que de verdad nos interesa a todos.
    O que el colegio nos “pague” la entrada a todos los que no vamos a visar ningún proyecto este año, pero nos vemos obligados a pagar la cuota colegial para seguir perteneciendo (pagando) a ASEMAS…

    isa

    febrero 19, 2009 at 15:26

  5. Mmmh, Miguel el selectivo existio durante muchos años, creo recordar que el padre de mi socio hablaba de el con horror. No se si seria la mejor solucion, dado que habria que ver que se exigiria en ese “proceso” (Todos conocemos magnificos arquitectos que las pasaron mas que canutas para aprobar… ¿Analisis?)

    Es cierto que la oficina pequeña funciona bien, pero me referia a que es mas que conocida la existencia de oficinas que gestionan millones de leuros al año (En cobros, si, lloren) y funcionan con una estructura muy precaria. Menores gastos mayores beneficios, y la velocidad de estos años pasados no ha sido buena consejera. (Obras a las que se cobraba por no ir, proyectos en los que ni se miraba el solar, etc). Creo que todo parte de un cambio de concepto.

    Isa, es de verguenza que se cobre entrada y que se haga en Valencia en pleno verano, que sera bastante mas caro. Como encima haya el paseo de “famosetes” de rigor, yo quemo algo. O a alguien. ^_^

    jmer73

    febrero 19, 2009 at 18:43

  6. Da usted en el clavo. Mi sensación es un poco como de haber sido “estafado” sistemáticamente y luego un poco más hasta ahora ya estar al borde de tirar la toalla.
    Y que mi carrera de 6 años (que fueron 13) equivalga a un “graduado” es algo que me mata. Ese florido titulito creo que nos lo deberían haber dado hacia la mitad, al cuarto año. Y entonces poder decidir si te ibas para dedicarte a la pesca del fletán o te quedabas para hacer un máster (en urbanismo o en edificación, a elegir entre ese amplio abanico). Yo me habría ido, aún sin saber adónde, porque a esas alturas ya sabía uno qué tipo de gentuza ostentaba el risible orgullo de sentirse “El Arquitecto”.

    Trumbo

    febrero 19, 2009 at 19:21

  7. 1. ¿Porqué el Congreso es en julio, con una humedad relativa rozando el máximo junto al mar? (No va a haber manera de pensar, así que divagaremos como siempre).

    2. ¿Porqué es entre semana? (Bueno, ahora entre semana ya no significa perder días de trabajo).

    3. ¿Porqué es más caro inscribirse a partir del 1 de mayo? (Se penaliza no tener capacidad de organizar la agenda con una antelación superior a dos meses).

    4. En la web del Congreso están las comunicaciones y algunas me parecen reflexiones interesantes.

    5. Pezzi fue Decano del Colegio Oficial de Arquitectos de Andalucía Oriental de 1992 a 1996 y de 2000 a 2001. Es Presidente del CSCAE desde 2002. En los últimos 17 años, excepto un período de 4, ha estado ocupando altos puestos directivos en la estructura colegial.

    6. Esa experiencia no parece proporcionarle un conocimiento real, sino todo lo contrario, de la profesión. Lean la entrevista publicada por El País en octubre de 2005 (http://www.elpais.com/articulo/madrid/transformacion/M-30/proyecto/duro/elpepiespmad/20051024elpmad_17/Tes)y les recorrerá un profundo escalofrío. Sólo entrecomillo algunas frases: “Tengo la convicción de que no existe ningún nubarrón sobre los arquitectos españoles”, “La arquitectura española no tiene miedo a nada”, “Aroca nos quiere llevar a la época neolítica. Lo que le preocupa es en qué nos puede afectar al ejercicio del arquitecto el código técnico de la edificación que hace el ministerio (sic). Viene a darnos lecciones de algo desfasado”, “(el CTE nos afecta) en que se tendrá que mejorar la calidad de nuestro trabajo, pero eso lo tendremos que hacer de todas maneras como cuando tuvimos que eliminar las barreras arquitectónicas para los minusválidos, por ejemplo” (compara el decretito de eliminación de barreras con todo un señor CTE).

    7. ZP preside el Comité de Honor del Congreso (otro que las vió venir, no digo más).

    8. A día de hoy hay 31 Escuelas de Arquitectura en España y las que vienen.

    9. Yo seguiré poniendo en mi CV: arquitecto, Plan de Estudios 1975, 6 cursos y PFC.

    (Soy ‘factorial’ pero escuché en la radio hace unos días el nombre con el que firmo excepcionalmente hoy y me pareció tan deliciosamente representativo del sincretismo suramericano que no he podido resistirme a utilizarlo. Además, ahora nos dicen que tenemos que buscar trabajo allí, así que hay que ir acercándose a esa realidad).

    Lenin de Jesús

    febrero 19, 2009 at 23:08

  8. queridos amigos de N+1… se puede decir más alto, pero no más claro!! con lo cual, yo creo que la clave, a partir de ahora, está en decirlo MÁS AAAAAALTO0000, por lo que yo estoy en que SÍ deberíamos ir a Valencia… (aunque sea un robo a mano armada el cobro de Congreso, y un error brutal la elección del paraiso vacacional en pleno verano como sede). Estoy encantado de haber conocido vuestro Blog, justo de esta forma, encontrando en vuestras letras los pensamientos de muchos de nosotros… Si a Valencia vamos a “dar guerra” contad con nosotros…(nuestra web: http://www.rgrm.es, nuestro blog:www.rgrm.es/semisótano)

    rgrm

    febrero 20, 2009 at 13:21

  9. Doy de nuevo el enlace a la entrevista con Carlos Hernández Pezzi para que pueda accederse correctamente:
    http://www.elpais.com/articulo/madrid/transformacion/M-30/proyecto/duro/elpepiespmad/20051024elpmad_17/Tes

    factorial

    febrero 20, 2009 at 21:44

  10. No viene al caso de esta entrada… o quizá sí.

    ¿Os habéis enterado de la nueva normativa sobre los falsos autónomos?

    Básicamente, si un autónomo factura un mínimo de un 75% de su trabajo a un mismo cliente, éste ha de hacerle un contrato laboral.

    Este contrato tiene, entre otras cosas, 18 días de vacaciones, bajas renumeradas, etc…

    Lo oí en la radio, aunque aún no me he podido informar.

    Saludos

    Álvarez del Vayo

    febrero 21, 2009 at 20:25

  11. More to come sobre los falsos autonomos, very, very soon.

    In a theater near you. O en su defecto en n+1

    jmer73

    febrero 22, 2009 at 21:19

  12. Al hilo de los comentarios sobre la excesiva proliferación de escuelas de arquitectura:

    A mí me parece indecente no ya que haya unas cuantas privadas, sino su sola existencia. No es éste quizá el foro apropiado para esta discusión, pero es de una inmoralidad inadmisible el hacer negocio con determinados temas. La sanidad es uno de ellos (parecería que en Europa, ése al menos lo tenemos más interiorizado), la educación es otro. ¿Cómo es posible que, a día de hoy, si un señor quiere estudiar arquitectura en la UPM le exijan un 8 de nota media entre Bachillerato y Selectividad, y en cambio no tenga ningún problema para acceder a cualquier escuela privada, aprobado raspado y talegada mediante? Luego cinco años (13, como alguien ha comentado antes, es impensable en la privada) y a ejercer.

    El problema no es que venga un ingeniero a rapiñar competencias. El enemigo está en casa.

    DMP

    febrero 23, 2009 at 16:08

  13. [...] Texto explicativo sobre la situación en el blog n+1. [...]

  14. Voy a añadir además que en la Escuela de Arquitectos de Reus, se excluye el título de Arquitecto, para dar clases de cimentaciones a futuros arquitectos. Entiendo que pueda haber otros estudios (ingenieros…) que puedan dar clases, pero sin excluir directamente a los Arquitectos (únicos responsables de la cimentación en edificación). Esto, que es un hecho de amiguismo y que además tendria que ser ilegal, se agrava cuando se denuncia al Colegio de Arquitectos, Demarcación de Tarragona y no se hace absolutamente nada.
    No sólo hay impunidad para que hagan de nuestro título lo que quieran, sino que ademas hay connivencia. Ahora que está de moda por las cacerias, a esto se le podria llamar prevaricación y cohecho.
    Hay que desalojar de las juntas de los colegios a estos que estan acabando con la profesión.

    nitu

    marzo 15, 2009 at 8:50


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 312 seguidores

%d personas les gusta esto: