n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

El paisaje y el paisanaje

with 14 comments

Dado el revuelo y la cantidad de respuestas (Que de antemano agradezco
con todo el cuore) creo que lo mejor que puedo hacer es otro post.

Vaya por delante que el hecho de que
nadie transe por un juzgado me parece
bien
.

Que lo haga un compañero menos aun.

Vaya por delante que creo que queda claro en el post anterior que mi
opinión es que TODOS lo han hecho no ya mal, sino fatal. T-O-D-O-S.

Dicho esto.

Los post de algunos y los artículos de otros centran el debate en que
es imposible construir un buen edificio con el presupuesto del que se disponía.

Se hacen sesudas comparativas entre los presupuestos de unas y otras
obras, de unos y otros metros cuadrados.

Parece que la queja generalizada es lo mal que lo hace la
administración asignando esos presupuestos.

Parece que la causa de todos los males es que Foster tenga más
presupuesto que FOA, y que haya sido contratado 
de forma digital.

Todos ellos son debates interesantes. Todos valiosos y con muchos de
ellos (Con la totalidad, prácticamente) estoy de acuerdo.

Pero no son el debate que mas me duele. Ni me sirven como justificación.

Es la triste representación de que esta profesión no sabe a donde va,
ni mucho menos por donde le da el aire.

Si les parece dura esta frase, lo siento.

A mi me han enseñado (A palos y por las buenas) a ser un técnico, y a
que lo que firmo implica una responsabilidad.

A que la culpa de mis errores la tengo y la asumo yo. Eso es lo que
entiendo que es ser un Arquitecto. Ser un profesional.

Y el resto, es jugar a otra cosa. Otra cosa a la que yo, ni juego ni
quiero jugar.

¿Son bajos los presupuestos de la CJM? Depende. Depende de lo que se
quiera obtener al final. Probablemente lo son, no lo niego.

¿Es naif pensar que se puede construir un buen edificio con un
presupuesto bajo? Rotundamente no.

[NdelA: No, querido Álvaro, no voy a enseñar un edificio mío “de a
600e/m2”. Ni esto es el patio de un colegio ni
yo juego a criticar la calidad de nada sino ciertas actitudes que parecen haberse vuelto endémicas en esta profesión]

¿Son los políticos unos impresentables? Oigan no se crean que con esto
han descubierto la pólvora. Hace tiempo que descubrí que las personas son
validas y los políticos….políticos. Como dirían Les Luthiers, “de raza”. No
sabemos de cual, pero de alguna.

Todos me dan el mismo repelus. Todos me parecen el mismo perro con
distinto collar.

Y, en cualquier caso, este no es el debate.

Repito. Y me cuesta. Pero aun así, en el caso del IML:

¿Había un jurado? ¿Quién lo integraba? ¿Había arquitectos en el
jurado?

Si los había ¿En que pensaban cuando otorgaron el primer premio a algo
que no se podía construir?

Repito. ARQUITECTOS. No políticos. No consejeros. ARQUITECTOS.

Y de nuevo, entendámonos. Un Arquitecto, un técnico responsable, un técnico
titulado, se ha presentado a un concurso diciendo que puede hacer el edificio A
por X dinero.

Al poco tiempo el edificio A no cuesta X dinero. Cuesta X+53%(X)
dinero.

Recordemos, el contrato es sobre el edificio del IML.

No sobre el de al lado.

No sobre el de Foster.

No sobre el de Hadid.

Sobre el que el mismo ha presentado.

El resto, lo de alrededor, es cancamusa.

Te responsabilizas de lo que firmas, de lo que proyectas. De lo que
como técnico capacitado que se supone eres, presupuestas. Y el corolario de
alrededor, los fuegos artificiales, lo demás, es paisaje. Ruido de fondo.

Paisaje y envidias profesionales variadas, que no me interesan lo mas mínimo.

Me interesa mas que se de por
normal
una pobre excusa, pues no es otra cosa, basada en “otros lo hacen
peor”.

Me interesa como queda de bien
esta profesión cuando se asume de forma normal que un técnico capacitado no sea
capaz de presupuestar sus propias obras, o peor no le importe. Me asusta que se
de por normal que un arquitecto presente un concurso “para ganar” que luego no
pueda ejecutarse.

Me interesa sobremanera este corporativismo inútil que defiende a
quien se ha quedado con el personal de semejante manera simplemente porque “Ha
hecho esto en tal sitio” o “Es uno de los mejores arquitectos del siglo…” (Lo
dudo, en este caso).

Yo el fenómeno fan lo pase a los 15 años con Joaquín Luqui y con Bruce
Springsteen. Y gracias a Dios con 20 pude decir que Human Touch era una castaña pilonga. La mitificación, el
seguidísimo fanático, me aburren. Me incomodan y en cierta medida me molestan.

Hacer una cosa bien no es óbice para hacer otra mal.

Me interesa (Y me asusta) que se defiendan ciegamente ciertas
cuestiones, y pondré un ejemplo:

Supongamos un concurso de ideas. Supongamos que es una torre.
Supongamos que me presento y la mía es de planta circular y entera de vidrio de
arriba abajo.

Supongamos que pierdo y el proyecto ganador el de planta cuadrada, de
hormigón y sin una sola ventana.

Supongamos que cuando el proyecto empieza, se cambia, y resulta que lo
que se construye es una torre. Pero de planta circular y de vidrio de arriba
abajo.

Oiga…si iba a construir usted esto, Mr. Administración, ¿Por qué no
gane yo?

Pues ahora, cambien los alzados por el presupuesto y enterémonos todos
de una vez:

El presupuesto es parte del proyecto. Tan parte como los alzados. Tan
parte como la planta. Tan parte como la carcasa de aluminio.

Si lo modifica usted de esa manera, esta usted modificando el proyecto
ganador del concurso y por tanto se esta usted quedando conmigo de mala manera. 

No un poco. No. Sino hasta el límite de decirme que no puede construir
lo que hace poco dijo que podía.

¿El de al lado tiene mas presupuesto? Ese es otro debate. Igual de
sangrante igual de vergonzoso para esta profesión. Pero otro.

¿Al de al lado le han dado el proyecto a dedo? Me parece, no ya mal,
me parece una vergüenza. Me parece una paletada. Me parece de juzgado de
guardia, y no será la primera vez que lo diga ni este el único sitio en que lo
he dicho. Pero esta es otra cuestión.

¿Eran los presupuestos insuficientes? Si lo eran la solución es
sencilla.

No se presente.

No nos presentemos.

Ninguno.

No se pase el concurso por un Colegio de Arquitectos (OCAM). No se le
de publicidad. No se reúna un jurado.

Y si se reúne,  al menos los
técnicos que lo integran, cuando tengan que redactar una nota sobre la
deserción masiva escriban, bien clarito, que consideran el presupuesto
insuficiente.

¿Debería la administración repartir el dinero de los más que
previsibles (y vergonzosos) desvíos presupuestarios entre los proyectos del CJM
de forma igualitaria?

Ni lo se, ni la verdad me importa. Yo, de lo único que me hago ya, a
estas alturas, responsable, es de los concursos que gano, de los contratos que
firmo y de las responsabilidades que asumo.

El paisaje y el ruido de fondo, cuando llegamos a una cuestión de pura
y simple responsabilidad, no me sirven para nada más.

He aprendido hace mucho que no es bueno depender de la voluntad de
nadie. De un político menos aun. Nunca.

Nunca jamás ponerte en la situación de depender de una decisión política.
Mucho menos del mecenazgo político discrecional que no es otra cosa que un
mercado fenicio de la peor especie.

Tienes un proyecto, tienes un edificio que construir. Tienes un
presupuesto. Ahí esta el solar. Punto.

Lo que pase alrededor, vuelvo a repetir, es paisaje. Da para una
tertulia, da para el “que barbaridad” de Susanita a Mafalda, da para que te
pronuncies públicamente al respecto, pero no evita que tu responsabilidad sea
una. Y una en concreto.

¿Quieren que hablemos de lo mal que lo hace la administración? Seré el
primero de la cola. Lo he hecho aquí y lo he hecho en la revista ARV del
Colegio de Arquitectos de Almería (Gracias a su magnifica directora Eva Luque),
criticando precisamente que se contratara el nuevo pabellón de congresos de
esta ciudad a Norman Foster.

No me duelen prendas en hacerlo. Pienso seguir haciéndolo.

Ahora bien, lo que no quiero, no puedo, y no debo, es esquivar el
debate que afrontamos y en el que nuestro papel ha sido el de palmeros
complacientes del poder. Inútiles con titulo y venda en los ojos. Maleables
tragadores de sables.

Porque es el que me afecta. Porque es el que contamina mi propia casa.
Mi profesión.

Nosotros, y no otros, les hemos dicho a los políticos que podíamos
hacer lo que por lo visto no podemos.

Nosotros, y no otros, hemos basado nuestra arquitectura en la
confianza de que modificados de mas del 50% del PEM eran normales.

Nosotros hemos lanzado el boomerang de olvidarnos de que ante todo
somos técnicos. De que los proyectos tienen un presupuesto. De que lo que
firmamos implica una responsabilidad. De que las cosas se pagan y a veces se
pagan con dinero publico. Que una raya, por baladí que parezca, cuesta dinero.

Y el boomerang ha vuelto y nos ha dado de lleno en la cabeza.

Es uno de los ganadores de unos de los edificios del CJM, y no otro,
el que declara que:

"Es absurdo decir que hay unas
condiciones de partida de 1.000 euros el metro cuadrado tras ganar un concurso
público", dice en alusión a las razones de la Comunidad para no
incrementar el precio de licitación de los edificios. "Y si aplican esa
determinación normativa habrá que decirles: 'muy bien, tiene razón, pero
adiós'; éste es un mal precedente para todos y una mala imagen para el campus,
va a marcar lo que nos suceda a los demás", concluye.

¿Es absurdo?

¿Hablamos de DINERO PÚBLICO y es ABSURDO?

¿Es que el concurso público otorga bula para hacer lo que quieras con
el presupuesto? Antes al contrario, precisamente porque es publico, porque se
paga con dinero publico, y porque ha ganado usted, se supone que en buena lid
(Que ya es mucho suponer), frente a otros compañeros debería usted mostrar un
respeto mayor. Por todos.

Por los que lo pagan con sus impuestos. Por tus compañeros que no han
ganado.

¿Absurdo? Mírese bien antes de hablar en el DRAE lo que significa absurdo.

¿”Si aplican esta determinación normativa”, dice usted?

Amigo mío, lo que quiere usted decir, y no se atreve, es que “Si
aplican la Ley”. ¿Es malo que le apliquen la ley? ¿Dónde dice que su orinal es
mejor que el mío, que el de cualquiera?

¿Dónde que la ley no esta hecha para usted, estrella de turno, se
llame usted Foster, Hadid, o tenga usted un apellido nacional?

¿Dónde que esta usted, cualquiera, por encima de ella?

Lo mejor, o lo peor si me apuran, lo que define el estado de
esquizofrenia al que ha llegado esta profesión es la definitiva y contundente
frase de:

“Tiene razón, pero adiós”.

Responsable donde las haya. Tiene usted razón. Si admitimos esto
deberemos admitir que lo hemos hecho en cierta medida, en alguna, mal.

Y aun así, allá te las compongas. Y adiós.

Si a esto jugamos, si a esto es a lo que vamos, yo me bajo en la
próxima.

Me tiro en marcha, incluso.

Anuncios

Written by Jose María Echarte

diciembre 12, 2008 a 10:14

14 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Chapeau.

    Bea Solache

    diciembre 15, 2008 at 10:14

  2. ole ole ole
    así piensan:
    yo hago mi proyecto como a mí me de la gana y que page la administración, si tengo que mandar levantar un suelo tres veces porque las juntas no han quedado tan rectas como yo he proyectado pues lo levanto, y así hasta que salga el edificio perfecto. Y que lo publiquen las revistas.

    isarisa

    diciembre 15, 2008 at 18:23

  3. sin entrar en más discusiones…
    si las juntas no han quedado como están en el proyecto, hay que levantarlas el número de veces que sea necesario, hasta que quede perfecto, o hasta que el arquitecto considere válida la solución. a eso se llama dirección de obra, el resto, es otra discusión.
    saludos.

    p

    diciembre 16, 2008 at 11:30

  4. Otra cuestion es que las juntas no esten en el proyecto. O que esten dibujadas pero no presupuestadas.
    O que el descompuesto este para echarle de comer aparte.
    Ahhh, tantas cositas….
    Pero claro, un presupuesto…quita, quita. Yuyu.

    Jose Maria Echarte Ramos

    diciembre 16, 2008 at 12:17

  5. Jose Mari eres imbatible. Qué exuberancia!
    Estoy mucho más de acuerdo con esta lectura que haces ahora, en la que no pareces ya echarle toda la culpa al Sr Zaera, sino repartir las responsabilidades un poco más entre los distintos implicados… Pero sigo pensando que llevas las cosas a la discusión equivocada. En lugar de castigarte tanto y ponerte cilicios y echar sobre las espaldas de la profesión todos los males que nos aquejan, a los arquitectos y a los contribuyentes, lo que deberíamos cuestionar es la falta de criterio y rigor de las administraciones para:
    1. Establecer presupuestos de licitación adecuados (no de 960€/m2 para hacer un edificio con instalaciones complejas y ambiciones de épater le bourgeois)
    2. Tener un criterio consistente –y equitativo- en como se hacen las licitaciones (que los proyectos similares tengan unos presupuestos similares para servir equitativamente a los súbditos, en lugar de depender de si se contrata a un arquitecto o a otro. Esto es lo que perpetúa la estupidez del star system. Un criterio consistente en la asignación de honorarios ayudaría)
    3. Juzgar debidamente los concursos (y no mirar sólo los dibujos sino la oferta de calidades, detalles etc…) Habría que ver cuales fuero las propuestas que se presentaron a esa licitación y si realmente se podían hacer pore se dinero.
    4. Ser rigurosos en la gestión de los proyectos y asegurarse de que los presupuestos acordados se mantienen consistentemente, en lugar de negociarse a posteriori (que es lo que la CAM parece estar haciendo sistemáticamente con todos lo proyectos, dados los errores en la asignación de presupuestos…)
    Te recuerdo que el contrato del IML lo firma COMSA, no FOA, y aún no sabemos cual es el contrato que existe entre ellos y quién ha establecido las calidades de las propuestas… Y mucho me temo que no lo sabremos nunca porque no creo que Granados vaya a cumplir sus amenazas de denunciar al arquitecto, porque ya te puedes imaginar a la luz de lo que va saliendo, que las cosas probablemente no son tan claras como tú las describes en tu versión Jacobina de la realidad profesional.
    En estas circunstancias, creo que echarle la culpa a un compañero que se sale del asunto para no acabar pareciendo un chapuza en ese ruedo, puesto que no le dan un precio mínimamente adecuado para hacer el proyecto, no es el mejor servicio que le puedes prestar a la profesión. Tampoco a los contribuyentes, porque los 5 millones extra que pedía Zaera –o COMSA- no son nada comparados con los 40 o 50 que estarán negociando con Zaha, o los cerca de 80 que valen los de Foster sobre el precio que tendrían si se hicieran al precio del IML. Ahí es donde está el daño al erario publico… Y de esto no tenemos la culpa ni los Arquitectos ni las contratas sino una clase política provinciana e incompetente, a la que parece que has exculpado en tu argumento.
    Quítate el cilicio y entra en el mundo real!

    alvaro antunez

    diciembre 16, 2008 at 13:56

  6. Emmh, una aclaracion previa. Como todo el mundo sabe, yo no soy de cilicio.
    Soy, he sido, y siempre sere de fusta y esposas.
    Respecto al resto, Alvaro, creo que nuca nos pondremos de acuerdo.
    La diferencia se sustenta en que a ti, lo mal que lo hace la administracion te parece que rebaja lo mal que lo hacemos los arquitectos.
    Y para mi no es excusa.
    Punto por punto:
    1.- Si el presupuesto no era el adecuado, (Y no se las veces que van ya) lo era “a origen” y por tanto: Con no presentarse, listo.
    2.- ¿El criterio es malo?. Probablemente. Seguramente. Estrepitosamente, en el caso de que se elija a alguien a dedo (Foster, Zaha…). Pero que yo sepa, uno lo que licita es una obra en concreto. No “El ambiente general”.
    3.- En el jurado, sospecho que habia arquitectos. ¿No lo llevo la OCAM?. ¿Hay algo en el acta que haga pensar que hubo algo turbio?.
    4.- A ver. Esta es la madre del cordero. La administracion es TONTA. Repitalo conmigo, TONTA DE REMATE. No la CAM, no el CJM… TODAS. Eso no evita que si usted entrega un proyecto a licitacion por 900 €/m2, y despues resulta que para conseguir acabarlo hay que irse a un 50% mas, ¿Quien ha presentado el proyecto? ¿La administracion? ¿No seria mejor dejarlo desierto?.
    Y en resumen, que la administracion es impresentable, creame, soy el ultimo al que tiene que explicarselo.
    Y no se trata de echar culpas. Se trata de que me da igual que te desvies 5 millones que 50. Se trata de que me da igual que la administracion reparta de forma igualitaria la sangria o lo haga discrecionalmete, porque lo que no tendria que haber es sangria.
    Se trata de que se de por normal que un presupuesto de licitacion publica se desvie 50%.
    Se trata de que es eso lo que creo que le hace daño a la profesion. Por que es lo que recae en nuestro ambito tecnico de responsabilidad. Y el resto, le repito, es el paisaje en el que caminamos.

    Jose Maria Echarte Ramos

    diciembre 16, 2008 at 17:38

  7. Pues mira en esto no estamos de acuerdo. Yo creo que no todas las administraciones son tontas. Por ejemplo la EMV en Madrid lo hace muy bién, como MetroMadrid y tantas otras excelentes empresas de la administración pública… Este no es el caso del presente Gobierno de la CAM, que es un desastre en particular en materia urbanística: primero es la limitación a tres alturas más ático. Después el Teatro del Canal y finalmente la Ciudad de la Justicia. Esperanza Aguirre es una catástrofe ambulante, tanto en términos de visión como de gestión. Y lo que ha pasado aquí no es la culpa de un arquitecto sino de una actitud provinciana y megalomaníaca, apoyada por una gestión absolutamente injusta y llena de irregularidades, y tristemente respaldada por el COAM, aunque sea a regañadientes.
    A ti no te importa la desviación entre 5 y 80 millones porque no pagas impuestos en Madrid. A mi sí. Y lo que realmente nos desprestigia como colectivo es este tipo de desigualdades: que haya edificios que tienen dotaciones excesivas mientras que otros se caen a pedazos por falta de medios.
    Yo no sé las razones por las que el Sr Zaera se presenta al concurso, ni quién firma los presupuestos, ni quién está en el jurado ni cuales son los contratos entre las partes. Pero creo que efectivamente, uno se presenta a un proyecto y a su “ambiente general”. Yo por lo menos. Es decir, uno considera las ambiciones y los recursos del cliente y decide si presentarse o no y que estrategia seguir. Y el ambiente general de la CJM se ha ido construyendo a lo largo de un tiempo, en el que han ido apareciendo distintos actores, precios y formas de contrato. Y dentro del nuevo “ambiente”, las condiciones del contrato del IML son inaceptables para nadie con un mínimo de dignidad profesional. Así es que me parece estupendo que alguien se levante y se vaya, haya firmado lo que haya firmado. Y si ha firmado algo inapropiado ya lo veremos cuando se ponga la denuncia. No antes.
    Pues mira en esto no estamos de acuerdo. Yo creo que no todas las administraciones son tontas. Por ejemplo la EMV en Madrid lo hace muy bién, como MetroMadrid y tantas otras excelentes empresas de la administración pública… Este no es el caso del presente Gobierno de la CAM, que es un desastre en particular en materia urbanística: primero es la limitación a tres alturas más ático. Después el Teatro del Canal y finalmente la Ciudad de la Justicia. Esperanza Aguirre es una catástrofe, tanto en términos de gestión como de visión. Y lo que ha pasado aquí no es la culpa de un arquitecto sino de una actitud provinciana y megalomaníaca, apoyada por una gestión absolutamente injusta y llena de irregularidades, y tristemente respaldada por el COAM.
    A ti no te importa la desviación entre 5 y 80 millones porque no pagas impuestos en Madrid. A mi sí. Y lo que realmente nos desprestigia como colectivo es este tipo de desigualdades: que haya edificios que tienen dotaciones excesivas mientras que otros se caen a pedazos por falta de medios.
    Yo no sé las razones por las que el Sr Zaera se presenta al concurso, ni quién firma los presupuestos, ni quién está en el jurado ni cuales son los contratos entre las partes. Pero creo que efectivamente, uno se presenta a un proyecto y a su “ambiente general”. Yo por lo menos. Es decir, uno considera las ambiciones y los recursos del cliente y decide si presentarse o no y que estrategia seguir. Y el ambiente general de la CJM se ha ido construyendo a lo largo de un tiempo, en el que han ido apareciendo distintos actores, precios y formas de contrato. Y dentro del nuevo “ambiente”, las condiciones del contrato del IML son inaceptables para nadie con un mínimo de dignidad profesional. Así es que me parece estupendo que alguien se levante y se vaya, haya firmado lo que haya firmado. Y si ha firmado algo inapropiado ya lo veremos cuando se ponga la denuncia. No antes.

    alvaro antunez

    diciembre 16, 2008 at 23:43

  8. Vamos a ver, una pequeña precisión; el amigo Zaera NO ganó ningún concurso, esto fue otro apaño mas, otra manera de reírse de la legalidad, de estafarnos a TODOS los arquitectos colegiados y de disponer de dinero público para hacer contactos y que te inviten a pasar el fin de año en Londres. Unas palabras ilustrativas de Ricardo Aroca el 27 de febrero de 2007:
    “Lo del Campus empezó con los encargos a dedo. Luego llegamos a un acuerdo con Alfredo Prada [Consejero de Justicia] para que más del 50% de las adjudicaciones fueran mediante concurso libre. Pero lo que están haciendo son adjudicaciones de proyecto obra”, denuncia Aroca. Dicho proceso consiste en sacar a concurso la obra y es la constructora ganadora la que elige al arquitecto. “Lo que hacen luego es inducir a las constructoras a contratar a un determinado arquitecto”
    http://www.elpais.com/articulo/madrid/arquitectos/exigen/concursos/libres/Campus/Justicia/elpepuespmad/20070227elpmad_9/Tes
    saludos cordiales

    pablo

    diciembre 17, 2008 at 10:50

  9. Mas precisiones. Efectivamente, el amigo Zaera no ganó ningún concurso; lo ganó COMSA con un proyecto de FOA, por el que hizo una oferta. Por eso el adjudicatario y el contratante no es FOA sino COMSA y el Sr Granados no puede demandar a FOA…
    Pero el proyecto se adjudicó a un proyecto concreto, en competición con otros proyectos presentados por otras contratas, que se presentaban con otros Arquitectos. Esto lo sé porque mi empresa en aquel entonces trabajaba para un proyecto que presentó Toyo Ito con otra contrata. Y creo que Richard Rogers se presentó también a este concurso con otra empresa distinta. No me acuerdo exactamente del número de proyectos presentados pero creo recorder que serían unos diez proyectos, entre los que se seleccionó a COMSA con el proyecto de Zaera. No es cierto que COMSA ganó la licitación y luego contrató a FOA para hacerlo. Lo que sería bueno saber es quién estaba en esa mesa de contratación y por qué se eligió la oferta de COMSA con el proyecto de FOA. Se podrían haber hecho las demás por 976€/m2? O pecaban todas del mismo síndrome de no mirar el presupuesto hasta que se decida el ganador? Por los nombres que se barajaban no parecía que este proyecto fuese a acabar en precio!
    Supongo que de lo que se quejaba Aroca era de que en este tipo de concursos, el cliente “déja saber” a las contratas en que arquitectos está interesado, y eso funciona como un mecanismo de preselección por parte del cliente en el que el Colegio se queda al margen, aunque evidentemente el cliente no puede imponer nada a las contratas, que deciden libremente con quién se presentan. Si el Colegio tiene representante en la mesa podria ser que las empresas obedezcan al Colegio, como ocurre tambien a veces…
    Lo curioso de este caso es que después de quejarse tanto y de forzar a CJM a que hiciese las licitaciones por concurso en dos fases, ni los honorarios de los proyectos, ni los precios ni las cláusulas administrativas parecen obedecer ningún orden consistente, tal como podéis ver en:
    http://www.urbanity.es/foro/edificios-en-general-mad/12-madrid-campus-de-justicia-95.html
    En algunos proyectos los honorarios son del 5% y en otros del 10%… En algunos el precio del contrato sale como fijo y en otros como indicativo… Y, aunque los precios/m2 sean generalmente más altos que en los que se licitaron por proyecto y obra, tampoco parece que vayan a llegar los presupuestos… Zaha ya ha pedido una “sensible subida”.. La verdad es que aquí el Colegio tampoco se ha cubierto de gloria…

    alvaro antunez

    diciembre 17, 2008 at 18:56

  10. Alvaro, no es que no me importe menos que se vaya 5 que 50. Pero es como si me preguntas si prefiero que me des con un palo o que me pegues un tiro. Preferir, lo que es preferir, prefiero el palo. Pero ninguna de las dos opciones es buena.
    Dicho de otra manera lo que no me importa ya metidos en el fango, es si hay mas fango para unos o mas fango para otros.
    Uno elige presentarse a un concurso, a nadie se le obliga a presentar nada. Y no creo que los contratos digan “El desmelene presupuestario, en forma de mana, se repartira al alimon”.
    En otras palabras, nunca es bueno ponerte en la situacion de depender del criterio discrecional de la administracion, cos que ocurre con toda probabilidad cuando (y empelo tus palabra) se presenta un proyecto sucedaneo para ganar, confiando en que ya vendran tiempos mejores.
    Pareces muy interesado en lo mal que lo hace la administracion, cosa que no te he negado. No mal, fatal.
    Ahora bien, desde el momento en que te presentas, entiendo que asumes aquello por lo que te presentas.
    Yo he participado en concursos de edificios que salian paralelamente con otros que tenian mas presupuesto, convocados por la misma administracion. He elegido a cual presentarme….y he dejado de mirar lo que hacian los demas.
    Y de los magnificos concursos de “Proyecto y Obra” creo que quedo clara mi opinion.

    Jose Maria Echarte Ramos

    diciembre 18, 2008 at 10:38

  11. Parezco no haber tenido bastante “FILOSOFÍA DEL TOCADOR”.
    Debo de ser un masoca y sigo leyendo las líneas de vuestro “exponente n+1”.
    No he acabado con el WITTMAN todavía:
    “He oido cuanto los charlatanes decían, el cuento del principio y del fin, mas yo no hablo del principio o del fin”
    “Jamás hubo otro comienzo que ahora,
    nimás juventud o edad que ahora,
    ni habrrá jamás otra perfección que ahora,
    ni más cielo o infierno que ahora.
    Impulso, impulso, impulso,
    siempre el procreador impulso del mundo”.

    Moraleja.-Como a todos los arquitectos, que en vez de ser técnicos nos dedicamos a querer ser poetas, filibusteros y otros menesteres, me he permitido unos versos que nos permitan mirar hacia adelante y no regodearnos en el pasado.

    Oscarq

    mayo 12, 2010 at 0:07

  12. […] más. Minucias comparado con lo que ha costado de mas el Gaias de Peter Eisenmann, muy cerca de cualquiera de las Flaneras del Campus de la Ciudad de la Justicia de Madrid, de las Setas de Sevilla, o de las absurdeces Calatravianas entre la infinidad de iconos de […]

  13. […] de la Lonja de Paisea y su concursus interruptus, la de las setas alucinógenas de Sevilla o la del instituto de medicina legal del Campus de la Justicia de Madrid, por citar solo unos pocos […]

    Sirtaki Flashmob « n+1

    septiembre 15, 2011 at 18:20

  14. […] Los rostros de hormigón (Que curiosamente se llenan la boca hablando de patentes de corso, cuando ellos pretendieron ejercerlas sin pestañeo alguno) […]

    Privateers | n+1

    septiembre 24, 2013 at 12:33


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: