n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

So long Jorn

with 3 comments

Ha muerto Jorn Utzon.

Al personal de mi quinta le van quedando ya pocos referentes de lo que cuando estudiabamos era el catalogo básico de referencias, aprendido nada mas llegar:Kahn, Le Corbusier, Wright, Mies, Aalto, eran las grandes ligas. Incuestionables.

Había algunos secundarios de lujo, Aldo Van Eyk, McKintosh, Gropius, los Saarinen, Stirling…. Y fuera de cualquier clasificación posible, al margen de todo, estaba Jorn Utzon.

Jorn Utzon había construido la Opera de Sydney.

No soy especialmente devoto de la opera de Sydney. Reconozco no obstante que quizá sea una reticencia algo personal, y que como icono no tiene comparación. A pesar de que el propio Utzon abandono la obra y Australia entre amenazas y criticas.

En un día como hoy, sospecho que los vendemotos de turno que escriben de arquitectura en la prensa canallesca diran que "porque los políticos le obligaron", si me preguntan a mi sospecho que tampoco ayudaron las desviaciones de presupuesto y un cambio de gobierno que vino (Como vienen todos) a eliminar lo que los anteriores habían hecho, Utzon incluido. Así es de triste, de ingrata, o quizá de real, esta profesión.

Supongo que la belleza de la Opera House es que ha reivindicado a su arquitecto con el tiempo.

Con sus errores y sus aciertos, pues quizá soy de los que piensa que demasiada perfección no es buena, y que toda cosa bella incluye errores que la hacen aun mejor. O quizá es que la única flor que me interesa es la que crece entre las rocas, donde es más dificil.

Recuerdo que Jorn Utzon no ocupaba mas alla de un párrafo corto en mis apuntes, junto a un dibujo mío, algo torpe, de la Opera House.

Sin embargo les diré que por un rato se olviden de Sydney y miren su obra completa, hay cosas muy interesantes, algunas muy cerca de ustedes. Son quizá más calladas, quiza más discretas, como ese párrafo cortito de mis apuntes, pero son magnificas, con sus errores y sus aciertos.

Como Lo somos todos, en cierta medida. Y tambien Jorn.  

Anuncios

Written by Jose María Echarte

noviembre 30, 2008 a 20:02

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. solo un comentario…el bueno de Jorn (con Ove Arup encargado de las pintas de birra), se nos desvió un 1400% del presupuesto…tela marinera

    ibai

    diciembre 1, 2008 at 11:18

  2. Lo mejor de la Ópera de Sidney es que le procuró la suficiente fama para luego construir obras tan increíbles como la Iglesia de Bagsvaerd.
    El último grande en irse.

    david m.

    diciembre 1, 2008 at 15:43

  3. Ibai, David, por eso digo. Por eso no me gustan las hagiografias.
    Las flores que me gustan, las mejores, son las que han perdido algunas espinas por el camino y han seguido creciendo, quiza mas fuertes debido a ello. Quiza los roces en el tallo, la patina de la edad o de las heridas de guerra hace las cosas mas bellas. Las flores que crecen en los entresijos de dos baldosas. Las que salen en un vertedero. Las que perseveran. Las que aprenden. Las que muestran en cada petalo el esfuerzo.
    Y hagan el favor de no hacer que me ponga tan poetico. Que pierdo presencia.
    Y es cierto David. Es el ultimo grande, (de mis catalogados de estudiante, grandes hay muchos mas, mas callados quiza) en irse, y por la parte que me toca, quiza algo sentimental, el domingo fue un dia raro al menos durante un rato.

    Jose Maria Echarte Ramos

    diciembre 1, 2008 at 17:37


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: