n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

Pero… ¿quién mató a la vaca?

with 4 comments

Hace tiempo que nos llegan correos, no tengo muy claro quien los envía [aunque nos da la impresión de que Nesspreso, sabedor del pijerio bourgoise general arquitectónico ha vendido su base de datos por ahí al mejor postor], en los que nos hablan de arquitectos explotados, de explotación de arquitectos por arquitectos, de compañero únete y si nos apuran hasta de raíces y Kunta Kinte.

Con la experiencia sumada en esta profesión, creednos, hemos visto de todo. Incluso haber visto algún compañero que llevado por la vorágine fashionista se compro el libro aquel de “¿Dónde esta mi queso?”.

Así que si se hacen la pregunta del queso, o si les ha llegado el correito de marras, o si solamente son un poco petardos como todos en esta profesión, analicen:

La construcción en España ha experimentado un crecimiento exorbitante los últimos 10 años. Prácticamente desde el 96-97. Incluso antes con los fastos del 92 aquí puso ladrillos hasta el mas tonto del circuito. No entrare en análisis más profundos por que no son lo mío y por que sinceramente se me escapan. Pero a los efectos…. Ha habido trabajo. Mucho. A punta de pala. A cascoporro.

Así las cosas. ¿Como esta la profesión? Pues siéntense si no están sentados, y agarrense a algo

Somos en total unos 40.000 arquitectos en España. Con lo que nos vienen tocando unos 150 humanos por barba. Esto de por si nunca me ha parecido un dato muy significativo, dado que muchos de nosotros no haremos 150 proyectos en nuestra vida. O incluso dado que el índice es mayor en países como Finlandia (Aalvar obliga) y los arquitectos no están explotados.

Pero prosigamos. De los 40.000 unos 12.000 están en Madrid. Unos 9.000 en Cataluña, 2.000 en Joyancalandia (Sevilla). Hagan un sumado, ustedes que son de ciencias (ejem), y les sale la bonita cifra de unos 23.000 (mas de la mitad) en un territorio bastante reducido. Madrid es muy grande, dirá alguien. Cierto, pero pese a ser tan grande…… Málaga es el Colegio que más metros cuadrados visa de España. De largo. De hecho, entre Málaga, Almería y Granada costa, aúnan el 25% de los metros visados de España. ¿Lo van viendo claro?

Continuemos.

Ahora un ejemplo tonto. Comparémonos con nuestros queridos Némesis. El paro en caminos es de un 0,07%. O lo que venimos llamando pleno empleo. Y hay los mismos ingenieros o más que nosotros. Y se reparten un pastel mas pequeño, en teoría, la obra publica. De hecho ese 0,07 es atribuible a ingenieros que están cambiando de trabajo (se supone que a uno mejor…). El sueldo medio de un arquitecto con tres años de experiencia frisa los 1.500 al mes sin contrato, como autónomo, haciendo trimestrales y pagándose el tanto el asemas y la HNA (o la seguridad social) como la colegiación.

El sueldo medio de un ICCP con tres años de experiencia esta cercano a los 35.000 – 40.000 euros brutos al año. Con seguridad social. Generalmente con un seguro en su empresa que le cubre la responsabilidad civil. Con paro. Con de todo vamos.

Y claro aquí es donde uno se pregunta no ya quien se esta comiendo  su queso, sino mas bien, quien le ha pegado un tiro a la vaca, después ha crucificado al pastor-lechero, ha quemado la quesería y ahora esta haciéndose a la piedra un villagodio de lomo de ternera.

Hemos hablado alguna que otra vez de la incapacidad de los arquitectos para valorar su profesión. O de su más que elevada capacidad de desprecio por todo aquello que suponga arrimarse a la parte técnica de la carrera por que “Eso es de ingeniero”. Algunos recordamos haberle oído esta frase a un profesor de proyectos. Literalmente. Y todo por que a un compañero se le ocurrió preguntar (en proyectos de 6º, a un paso de salir al mercado profesional, ojo), si lo que estaba haciendo no iba a ser una salvajada presupuestaria. Respuesta: “Eso es de ingeniero”.

Si le llegan a decir que es de aparejador el muchacho se suicida. Pero no pierdan de vista la tesitura, y mucho menos el contexto. Un alumno, de 6º de carrera, en la asignatura de proyectos, a punto de salir al mundo a enfrentarse a la vida laboral, pregunta si no se le estará yendo la mano con lo que cuesta una obra y la respuesta de su (Sigh) mentor es: “Eso es de ingeniero”. Pero tranquilos, por lo visto los 40.000 al año también son de ingeniero así que estamos a la par. Guarden este dato para luego.

Y piensen también que a nosotros nos forman para ser Norman Foster. Pero es que Norman Foster solo hay uno. Vamos, que hay pocos. Traducido: A nosotros en la escuela se nos esta enseñando a ser una estrella del Pop-rock-Arch. Una diva mediática con zapatos de Camper. Y no hablo de los conocimientos, que también, sino de la actitud generalizada. O sea justo al revés. No se trata de tener unos conocimientos, salir al mercado, aprender de la práctica, de la experiencia, y luego si uno es bueno, ser una estrella. No. Nosotros somos una estrella ya en proyectos uno.

Aquí, disfrutamos de profesores que no han puesto un ladrillo con otro y que son los nuevos gurus de la arquitectura. Magníficos que no saben hacer la o con un canuto, y mucho menos presupuestar el canuto y que este cueste lo previsto y no un trescientos por ciento mas, son para la profesión tonti-modern, el no va mas de la modernidad y de la sabiduría. Son “De reconocido prestigio”. Son maestros del arte de saber de todo un poco (y no todo de un poco) y de convertirse en adalides de la magnificencia inconstruible. No les hablare de cierto compañero modernísimo el, súper concienciado el, progre el, que hizo su fama reformando áticos para famosos de relumbrón podridos de dinero sin pedir una puñetera licencia, (Ósea, en ilegal, my friends), mientras algunos, por aquellas fechas en nuestro primer trabajo, recordamos ver como gente que no tenia un puñetero duro, empeñaba el rosario de la abuela para pagar una licencia de obras para instalarse un baño. El primero de su vida con 70 años. En ciertos casos, la hipocresía da risa. En otros lo que da es asco.

Acumulen, mientras nos tomamos un tranquimazin.

Y ahora recuerden que en esto nuestro tenemos una incapacidad más que demostrada para cobrar justamente por aquello que hacemos. Básicamente que nosotros mismos nos hemos dedicado a quitarle valor a lo que hacemos en plan panzerdivision, respetando nada o muy poco nuestra propia profesión.

Mirémonos de nuevo en el espejo del mal. Como la madrastra de blancanieves, pero vestidos de prada. En una obra de ingeniería media, hay redactores de proyecto, direcciones de obra que van una y dos veces por semana al tajo, control de la ejecución, planes de calidad en obra, vigilantes de obra, topógrafos de la dirección de obra….

En una obra de arquitectura media hay un jubilado que grita “Esa mezcla es una mierda chaval”. Y como mucho un arquitecto, que no va, y un aparejador, que va poco. Se cobra mas en la obra civil me dirán ustedes. Evidentemente, pero es que también se hace mejor. Con que cuajo le dicen ustedes a un promotor que le van a cobrar chiquicientos euros si el vecino de despacho le hace una rebaja del 50% por no ir, al grito de “si no hace falta que yo vaya hombre, eso son tonterías”. Si las carreteras de este país las hicieran como las casas, el Hummer seria de compra obligada.

Prosigamos. Lo malo de esta situación del todo vale es que cuando uno ha comprobado que, efectivamente, todo vale, y que siendo malo trabaja aun mas que siendo bueno no le quedaran muchas ganas de incrementar sus gastos. Esto es: para que voy a invertir en control de obra, en formar a mis trabajadores, o, ya puestos, en pagarles si total me sigue entrando trabajo. Hagan ustedes la cuenta, reducción de gastos = beneficios para el titi. Hay estudios que han gestionado un volumen de a millón de euros de beneficios el año y que se componen de un arquitecto y un delineante. Así se las ponían a Fernando VII.

A todo esto, compañeros Madrileños, Barceloneses y de todas las ciudades de la geografía patria donde hay una escuela de arquitectura, sean conscientes de lo siguiente: Uno puede tener en su ejército un espadachín de renombre mundial. Un artista del florete. Iñigo Montoya, el de la Princesa Prometida, sin ir más lejos.

O eso, o puede tener mil trogloditas con un palo. Dicho de otro modo, y teniendo en cuenta todo lo antedicho. Para que le voy a pagar a un arquitecto con cierta experiencia si por mucho menos puedo tener 10 estudiantes de 5º a pulmón y por poco dinero. Incluso si el estudio es famosillo, o si eres profesor de la escuela, el corolario “por poco dinero” se convierte en “a coste cero”. Misterios de la mitomanía por los que algunos (sic transit gloria mundi) hemos pasado.

Añádanle a esto un agravante de primer orden: esta mas que claro que hay salidas profesionales que en esta carrera ni se contemplan por que son malas. Son herejía y son anatema. Especializarse en instalaciones por ejemplo, debe ser que es de ingeniero por que no hay manera humana (Ni divina, que lo hemos intentado con San Antonio de Papua) de encontrar un arquitecto que este al día del tema y que se dedique a eso, con mentalidad de arquitecto. Y les juro que algunos daríamos el cargador de rollos del plotter por encontrar uno.

Especializarse en control de incendios debe ser también complicadísimo. O eso o es que nos deben temblar las carnes mortales ante el pecaminoso peligro de no ser Zaha Hadid. O de no salir en el Croquis.

De ser funcionario ni hablemos. El único funcionariado bueno es el de ser profesor de una escuela. No se sabe si por esta vena paternalista que nos asiste o por que es el acceso a ser amiguete de los habituales de los jurados, de los repartidores de prebendas variadas (comisariados, bolos de verano, reconocidos prestigios de extraña procedencia y similares) o por que te da la llave de la cantera de trogloditas con palo dispuestos a dejarse fustigar en pleno éxtasis sadomasoquista.

Así que, con estos mimbres… ¿de verdad esperan ustedes cobrar mas? Desengáñense. Esto no tiene pinta de cambiar. De hecho va a peor. En cualquier caso, permitan un consejo. Siendo todo lo anterior puntos en su contra, son aspectos estructurales de esta profesión de difícil solución si no somos nosotros mismos quienes dejamos de dormirnos en los laureles. No obstante, su peor enemigo, son ustedes mismos.

No se molesten, pero ustedes piden en los correos que habitualmente se leen, o incluso en paginas Web al efecto, que se regule la figura del “Arquitecto Colaborador”. ¿Qué es un arquitecto colaborador? ¿Van ustedes a apagar parte del Asemas de la obra? ¿Parte del visado? ¿Es un asociado como en sistema americano que cobra por  porcentaje de beneficios?

Hasta donde recuerdo existen los autónomos y los trabajadores por cuenta ajena. Los colaboradores firman. Y al hacerlo asumen los derechos y los deberes. ¿O se refieren ustedes a la posibilidad de salir en una revista como “colaborador”?. Queda muy bonito pero la obra no será suya, y con la revista no pagaran el alquiler. Es una zanahoria envenenada con  un palo grande como el as de bastos detrás. Es una figura hueca. Un Title boost en ingles, el nombre queda muy bien. Y nada más.

Niéguense. Niéguense en redondo. Valoren su trabajo y digan que no. Otras profesiones lo hacen y les va bastante mejor que a nosotros. Denuncien. Ese es su otro error: Esperar que los colegios de arquitectos regulen nada. No habría que recordarles de donde sacan su presupuesto los Colegios, y no es precisamente de los visados que pagan los colaboradores sino de los que pagan aquellos que les explotan. Existen estudios que presumen de renovarse por completo cada dos años, manteniendo únicamente a los imprescindibles para la transición. Entre ellos suele haber (entre los imprescindibles), no tengo nada en contra, un aparejador. Curioso. Ustedes se van a la calle. El aparejador cobra de continuo. En un estudio de ingeniería asentado, es prácticamente impensable una salvajada de este pelo. Las indemnizaciones se comerían la cuenta de beneficios.

Si la próxima renovación, los renovadores se quedaran solos y no fuera nadie, quizá se lo pensarían dos veces antes de seguir manteniendo este sistema vergonzoso cuando tuvieran que ponerse a cortar planos y rellenar cajetines como si les fuera la vida en ello.

Aun así. Piensen ¿Por que los Ingenieros están como están y nosotros estamos viéndolas venir? ¿Que diferencia su queso del nuestro? Quizá que ellos defienden el suyo con uñas y dientes. Que le han puesto denominación de origen y lo venden en tiendas gourmet. Por que saben que lo vale. Mientras, nosotros, estamos paseando la caja de quesitos en porciones, llenos eso si, de dignidad y orgullo.

Esta entrada también se publica en soitu.es

About these ads

Written by María

julio 8, 2008 a 13:32

Publicado en profesión

4 comentarios

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Yo apuntaría que no solo los que lo hacen más barato porque no van a la obra devaluan la profesión. Ultimamente LAS ADMINISTRACIONES ANDALUZAS ESTAN REBAJANDO LOS HONORARIOS A LOS ARQUITECTOS DE UN MODO IMPRESIONANTE y esto también fija el valor de nuestra profesión. Yo estoy pensando en pasarme al tema de hacer paginas web, que por ello se puede cobrar mas que por el proyecto y direccion de obra de un centro de salud y la responsabilidad, en general, es bastante menor.

    Miguel R

    julio 8, 2008 at 17:05

  2. Pues venga, m´hijo: a escribir en xhtml…
    Es verdad lo de las administraciones, pero la salida no es huir de nuestro cometido: proyectar edificios y ciudades.
    Hay que pelearla.

    webmaster

    julio 8, 2008 at 17:12

  3. Me parece acertado, ya esta bien de llorar quejandonos de que no nos dan todo lo que creiamos que venía con el puesto. Me alegro de leer alguna postura crítica, porque el primer paso para resolver un problema es reconocerlo.
    Enhorabuena por el blog. Un saludo

    Okonomiyaki Floral

    julio 9, 2008 at 17:16

  4. Es cierto que la Admi (tu amiga la admi) paga mal. Si le digo la verdad paga mal a todo cristo, incluidos los ingenieros. Aunque eso si, ellos son mas peleones y anosotros parece que nos cuesta decir “oye macho, esto no esta en mi contrato”.
    Gracias Okonomiyaki. Es una postura escasa, en cualquier caso. Fijese en lo dicho…Los Colegios viven de los visados de quienes explotan….Y la primera reaccion de los explotados es ir a llorar a las puertas del Colegio. El circulo de la vida.

    Jose Maria Echarte Ramos

    julio 9, 2008 at 19:04


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 312 seguidores

%d personas les gusta esto: