n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

Colegios horizontales, casi planos

with 4 comments

Vaya por delante que no puedo más que respetar profundamente a quien se lía la manta a la cabeza y decide presentarse a la junta de gobierno de un colegio profesional. Si este Colegio es el de Arquitectos… la cosa es rayana en el martirologio, así que con más motivo. Creanme, se de lo que hablo, por experiencia en mis trémulas carnes.


Me llega por la güeb la página de una candidatura a la junta del COAS. El COAS, para el resto de Colegios andaluces es como el coco. Es el mas grande de todos (No el mas “rentable”, esa palma se la lleva tradicionalmente Málaga). En número de colegiados es imbatible y tiene una tendencia tradicional a imponer su santa voluntad. Esto no es ni malo ni bueno per se, si el de Almería fuera igual de grande haría lo mismo. Y haria bien.


Para los que no estén al tanto, lean y lloren, un poco de historia:

Antiguamente existían dos colegios andaluces Oriental y Occidental con sedes en Granada y Sevilla. La Junta de Andalucía decidió en su momento “divividir y vencer” (A esto, como en Blade Runner, no se le llamo exterminio, se le llamo….decreto), convirtiendo dos colegios potentes y dos órganos que representaban a un número considerable de ciudadanos en 8 minicolegios, con la sana intención de que se dieran de puñetes entre ellos. Como suele ser mas fácil hablar con uno que con ocho a la vez, por el mismo decreto crearon el Consejo Andaluz de Colegios Andaluces (Con sede, como no, en Sevilla) como interlocutor único. O sea separar primero y juntar después. Vivan las ideas claritas y el chocolate espeso. El Consejo, a que engañarnos, es un engendro burocrático interpuesto. Ni esta, ni se le espera. Agrava esta situación el hecho de que quien se sienta en el Consejo Superior es el presidente del Consejo Andaluz. Fantabuloso, dado que su voto es plenamente suyo. Hablando en plata, que puede votar lo que se le ponga en un pie, estén o no de acuerdo los decanos de Andalucía.


¿Asustados? En las sabias palabras de Porky Pig, no se vayan todavía que aun hay más.


Leo la presentación de la candidatura cuando la situación no es ni mucho menos esperanzadora, los colegios tienen una larga tradición de estar de espaldas a la realidad. El visado lleva toda la pinta de desaparecer, por ejemplo. Es bien sabido que MAFO, antes de estar en el Banco de España, le tenia puesta la proa. Lo lloraremos con tristeza, o bailaremos desnudos sobre las llamas de una hoguera hecha con los sellos de caucho. Aun no lo tengo claro. Lo que si parece es que muchos colegiados lo consideran cada vez mas un impuesto revolucionario. Lo que respira de fondo es que la Unión Europea no entiende muy bien la figura de un visado que, en teoría, comprueba un proyecto que la administración va a comprobar después y que firma un técnico competente (entiéndase por competente que tiene el titulo, ya saben). Si el visado desaparece, desengáñense, los Coa tendrán que replantearse su existencia.


Siempre he pensado que el modelo que me gusta (Tampoco para tirar cohetes, pero algo mas) es el del RIBA (Royal Institute of British Architects). Inglaterra, ese país. Una gente que hace una ginebra como la Martin Miller no puede estar equivocada. El sistema es el siguiente, a grandes rasgos. Usted puede ejercer de arquitecto sin colegiarse. A pelo. Aquí paz y después gloria y que Dios reparta suerte. No obstante si usted pertenece al RIBA es por que es usted la creme de la creme, o, al menos, ha demostrado que hace las cosas de una determinada manera. O sea: bien. ¿Qué usted presenta (y firma) un CFO donde pone que una cosa mide 5 cuando en realidad mide 4? Allí tiene usted la puerta y a escupir a la vía. ¿Qué esta usted firmando un certificado falso, Mr. Peabody? ¡! God save the queen!! No puede usted seguir siendo miembro (To the Street).


No tengo muy claro si el visado debería convertirse entonces en una supervisión en toda regla, partida a partida y plano a plano, alineación por alineación y metro a metro. He sufrido supervisiones de la administración y pueden llegar a ser excruciantes. También es cierto que fallan. Como lo es a su vez que tampoco puede decirse que sean completamente inútiles.


Hay algo que me gusta de la candidatura, volviendo al tema: Parece dejarse ver una tendencia a asumir la realidad en lo tocante a la futura y más que deseable especialización en esta profesión. Bienvenida sea una apreciación real de la vida profesional que nos espera. Los Coa han sido durante años bastión inexpugnable de la profesión libre dedicada a hacer proyectos. Arquitectos con estudio. Los autónomos “malcontratados” y “peorpagados”, los por cuenta ajena, funcionarios o especialistas, peritos y calculistas varios, estaban realmente poco representados y las ventajas de mantener una colegiación eran escasas. En línea con esta situación, aun me gustaría una mayor liberalización.


Por ejemplo ¿Por qué tengo que firmarme yo todos los planos de un proyecto para que me lo visen? Los de estructuras son de otro tío, ¡que los firme el! Me gustan mis responsabilidades como los martinis de James Bond ya saben, agitadas pero no removidas. Para que voy a contratar en mi estudio a ingenieros de caminos si tengo que firmarme todos y cada uno de los documentos. La era del arquitecto autosuficiente en un estudio independiente ha muerto. O al menos esta entrando en un coma terminal. El miedo a la pérdida de competencias que se suele alegar en los Coa en estos casos, deriva de la absoluta incapacidad del Consejo Superior para defendernos en lo más mínimo. Analicen esto:


¿Por qué siempre los ICCP nos ganan cuando hay que negociar algo? (Vease Bolonia). Respuesta evidente: Son UN solo colegio. Con UN solo presidente que presiona con la fuerza de 40.000 colegiados aproximadamente. ¿Con que fuerza presiona el presidente del Consejo? Desengáñense, con ninguna. El sistema autonómico no funciona en estos casos. Ni el federal. Ni nada de nada. Esto es una guerra. Y nosotros somos el ejército de la tía Tomasa. O mejor aun somos 28 ejércitos distintos cada uno tirando por un lado distinto y con un general (El presidente del Consejo Superior) que mira el campo de batalla en la distancia. Magnifico. Precioso. Soy poco centralista en general, pero…. ¿Para esto? Vuelvo a repetir: Divide, dales algo con que pelearse entre ellos y no nos molestaran. Y así nos va.


Me gusta, y tengo que felicitarles por que consideren a todos los colegiados y sus particularidades. Eso si, respecto a la posibilidad de que las condiciones de esclavitud de muchos colegiados que trabajan como autónomos para otros estudios mejoren…. Permítanme que les alabe la intención y les compadezca la inocencia. No tiene mucha pinta de cambiar. El arquitecto colaborador es menos que nada. No firma, no existe. Sobre la contratación masiva de estudiantes en condiciones de servidumbre esclavista y como ello influye en la situación de los recién, o no tan recién, colegiados no leo nada aunque entiendo que quizá un programa electoral no sea el lugar donde levantar ampollas ni susceptibilidades.


Respecto a otras cuestiones, me parece que los programas electorales siempre se parecen. Incluso en su ferviente (Y muchas veces puramente teatral) apoyo a ambos consejos, el Andaluz y el Superior. ¿Qué tal “trabajaremos con fuerza para eliminar el Consejo Andaluz y devolver la representatividad a cada Coa en el Consejo Superior”? ¿Qué tal “Fiscalizaremos la incapacidad manifiesta del Consejo Superior para defender los intereses de la profesión ante retos como la convergencia europea”? Eso si seria una novedad, y de las buenas, mi voto lo tendrían fijo. Entiendo por otra parte que el Consejo Andaluz esta muy sevillanizado (siempre lo ha estado) y que uno no renuncia a sus armamentos así como así. Vuelvo a repetir, ni bueno ni malo. Hay lo que hay.


En cualquier caso, creo que en parte el debate esta, para los colegios, en su pervivencia como centro de servicios al colegiado. Servicios que van mas allá del visado y de los que FIDAS o las cooperativas de arquitectos podrían ser un ejemplo. De la misma forma que lo son los CATS, imprescindibles para una profesión que debe estar en constante formación. Supongo que tratándose de una candidatura con gente joven, (y habiendo leído Arquitextonica), este aspecto se tendrá en cuenta. Junto a esto, la otra parte del debate esta en la estructura general. Y ello por que la tendencia a atomizarnos e interponer interlocutores puramente políticos no parece estarnos dando ningún resultado especifico. No se engañen, ambos Consejos no pasan de ser cabildos políticos; ahora me gusta la ECC ahora no me gusta la ECC, yo el visado telepático voy a poner el mío y a ti que te den, si el secretario no es de mi cuerda a ti no te voto… Y así nos va, agotados en disputas varias y sin una cadena de comunicación clara con, por ejemplo, la ministra de educación. El caso de Bolonia es transparente. Los ingenieros se salvan holgadamente y nosotros como en el tango: solos, fanés y descangayados.


En fin. A pesar de quejarme (yo soy así, ya saben) cualquiera que se meta en este berenjenal, merece un respeto y un “animo”. Un consejo. Atiendan a sus Colegiados, defiéndanlos. Denles formación y servicios de calidad, ayúdenles a especializarse. Háganlo sin ser intervencionistas. Háganlo sin ser políticos. Valoren la excelencia, no la mediocridad. Denuncien las mentiras y alaben las verdades. De quien sean. Sean una junta del siglo XXI y miren al futuro sin miedo y con voluntad de mejorar y modernizar. Creo que ya lo dije una vez, si lo hacen bien, muy bien…. lo normal es que les echen.

Anuncios

Written by Jose María Echarte

abril 23, 2008 a 14:00

Publicado en opinion, profesión

4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Verdades como puños…muchas gracias.
    Si plamas las ideas en la web se entera el equiopo completo de un golpe…y los colegiados que dudan.

    Miguel

    abril 23, 2008 at 15:55

  2. Gracias a usted. Y en serio, animo. Si mi experiencia le sirve de algo, puede usted preguntar si miedo. Aunque le advierto que si le cuento lo de la ECC o lo del visado telepatico (Vivencias de cuando estaba en la Junta de Gobierno), mas vale que tenga usted a mano unos orfidales para poder conciliar el sueño y un puching ball para descargar su justa ira.
    ¿Esta usted seguro de pegarlo en la web? Lejos de mi la posibilidad de que les critiquen por alguna opinion mia.
    Por otra parte si gana y le mandan a una reunion del Consejo en Almeria, ya le invitare a una caña para que pase usted el mal trago lo mejor posible. Ahora que lo pienso mejor una absenta.
    !Y no me haga estar tan de acuerdo con usted que pierdo mi aura de cabroncete simpatico y adorable, leñe!.
    En serio animo, y que Billy Wilder reparta suerte.

    Jose Maria Echarte Ramos

    abril 23, 2008 at 23:51

  3. Vaya, y yo que estoy a punto de colegiarme (y de convertirme en colaborador), y que hasta me hacía ilusión… ¡veo que en eso también soy un engañao!
    ¿Tan mal está la cosa? ¿Me corto las venas, o me las dejo largas?
    Saludos…

    aton

    mayo 4, 2008 at 0:13

  4. Dejeselas largas querido Aton. Por otra parte, ya sabe, la ilusion es lo ultimo que se pierde. ¿O era la esperanza?. Cualquier impulso en la direccion correcta siempre es bienvenido.
    !!Animo!!. Y pida la rebaja de joven colegiado (Que espero que la haiga).


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: