n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

Un paso atrás

with 2 comments

Nunca tan pocos arquitectos habían construido tanto. Firmas como la de
Norman Foster (que roza los 1.000 empleados) se reparten los mayores
proyectos del mundo. Así, a las nuevas generaciones les quedan cuatro
opciones: llamar a la puerta de los grandes y subirse a uno de sus
barcos; tratar inocentemente de emular su camino y lanzarse a construir
en los nuevos territorios asiáticos; contentarse con las migajas o
idear otras estrategias.

Vía

Anuncios

Written by María

septiembre 10, 2007 a 18:00

Publicado en crítica

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Mansilla y Tuñón, Jacob Mc Farlane, MVRDV, son para Anatxu “nuevos arquitectos”…que triste…

    Miguel

    septiembre 11, 2007 at 7:55

  2. A mi también me rechinó un poco al leerlo…

    maria

    septiembre 11, 2007 at 9:35


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: