n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

En Busca de la Autocrítica Perdida.

with 15 comments

Un tipo que se pone de logo esto....

Un tipo que se pone de logo esto….

El jueves 20 –pasado mañana- un día antes de que vengan los mayas con la podadora “Rajoy style”,  estaremos en Barcerlona Roca Gallery. El tema a tratar: HORIZONTES a REHABILITAR. Ya nos conocen, hablaremos de lo que solemos hablar, pero quizá sea necesario añadir un punto más a la lista de cosas a rehabilitar: La autocrítica.

Publica Don Anton Capitel, catedrático de proyectos de la ETSAM, un artículo en su blog sobre Santiago Calatrava.

El artículo, que encontramos profundamente desafortunado, no puede empezar de peor manera.

Los arquitectos tenemos muchos defectos, pero no es uno de ellos el de ser compañeros de Santiago Calatrava. Calatrava no es arquitecto, es ingeniero de caminos. Como se puso a hacer puentes cursis y edificios malos y disparatados, alguien, tan equivocadamente como rozando lo delictivo, le dio el título de arquitecto, pero no lo es. Nunca ha cursado nuestra carrera, en ninguna parte.

Muerto el perro se acabo la rabia. Lejos de nosotros la funesta manía de analizar si, como es nuestra opinión, una buena parte del fenómeno (De circo, ciertamente, pero del Romano) no es atribuible a la profesión. La culpa de todo la tiene Yoko Ono, y el hecho de que don Santiago sea o deje de ser ICCP.

¿Por donde empezar?

Quizá por una aclaración: Calatrava es, a la sazón, tan ICCP como pueda ser arquitecto dado que lo que curso en Suiza es Ingeniería Civil, muy distinta de la de Caminos. Por tanto, si es arquitecto (Así lo afirma Don Anton) porque alguien, tan equivocadamente como rozando lo delictivo, le dio el título de arquitecto, por las mismas razones es ICCP.

En segundo, mal empezamos cuando la critica a Calatrava comienza expurgando cualquier responsabilidad y cargándosela al hecho de que sea Ingeniero de Caminos. Las bofetadas críticas a Calatrava, que las merece y muchas, pierden cualquier valor cuando se administran en la cara de una profesión a la que sospechamos, le gustan tan poco los desmanes del suizo universal como a Don Anton.

Y no solo los ingenieros de caminos son los malos de esta película. Lo son la casta política. Lo son los votantes, de forma algo infantil, solo los de un lado, aunque a esto han jugado absolutamente todos. Lo son los suizos.

Nunca los arquitectos. Curioso.

Y así la cosa deriva en un análisis arquitectónico de algunas de sus obras. El propio autor nos aclara al final que:

Y no critico que se pase de presupuesto ni que se contrate a dedo. Lo que critico es que sus edificios son malísimos: que no sabe hacer arquitectura. Y que los políticos y promotores diversos son suficientemente ignorantes y horteras para creer que sus infectos bodrios son buenos.

Cabe preguntarse pues ¿De donde cree Don Anton que les vienen esas ideas megalómanas, horteras e ignorantes a los “políticos y promotores”?

¿Les nacen por generación espontánea? ¿Solas? ¿Sin ayuda de nadie?

¿O quizá nacen porque, precisamente, el error está en que hemos generado –Todos, nosotros, los arquitectos- un caldo de cultivo fantástico para que figuras como la que nos ocupa hayan proliferado en un suelo patrio convertido en vergel de iconos y mamotretos?

¿Cuál cree el autor que es el resultado –más que previsible- del adocenamiento de una critica para la que lo importante era la foto y jamás las circunstancias? ¿Cuál el final de una escalada de odas y panegíricos en la que nadie contestaba, nadie decía, nadie analizaba, nadie levantaba el dedo? ¿Recuerda tal vez que Santiago Calatrava apareció en el Croquis, y en varios AV? Fue en la época en que yo estaba en la escuela. En su clase, probablemente. ¿Alguien nos dijo algo? ¿Se debatió el asunto en –donde mejor- las aulas de la ETSAM?

[Como anécdota: La única critica que recuerdo haber leído en mis años de estudiante hacia la obra de Calatrava en una revista de arquitectura era una columnita interior en un AV sobre el torturado funcionamiento  de sus muy poco eficientes estructuras. La firmaba, oh casualidad, Fernández Ordóñez. Ingeniero de Caminos]

¿A dónde cree Don Anton que nos enviaba una deriva en la que la función social de la arquitectura quedaba en el más absoluto olvido y las ETSAs se dedicaban a producir genios –o a creer que podían- sin atisbo ninguno de análisis o de autocrítica, sustituidos todos por la famosa “idea feliz” como penoso remedo de la responsabilidad y la excelencia?

¿Dijeron algo las Escuelas? ¿Dijeron algo los Colegios? Mucho me temo que no. O muy poco y muy bajito.

¿Y por que no lo dijeron?

Tratemos de responder: Es evidente que a Capitel no le interesa el debate sobre los excesos de presupuesto o sobre los contratos a dedo. El problema, querido Anton, es que el debate –llamémosle así- estético y discutible tiende a entorpecer el necesario e indiscutible. El de comprender que por la misma puerta que entro Calatrava, y en las mismas circunstancias y con los mismos (E ilegales en muchos casos) mimbres, entraron el resto de fenómenos de circo y aspirantes a gladiador estrella que han asolado la las cuentas públicas y en gran medida la imagen de la profesión y su relación con la sociedad. En este panorama, el debate estético (repito, asumiendo la precariedad del termino) oculta el de que si alguna vez tuvimos una responsabilidad hacia una sociedad que –si no otra cosa- nos forma a la mayoría en universidades públicas, la abandonamos cuando callamos lo que sabíamos que estaba sucediendo o cuando lo toleramos –dócilmente- porque el resultado era más de nuestro agrado. Porque era de Foster. O de Hadid. O de Zaera. Porque no eran “edificios malísimos”. El fin, jamás puede justificar los medios, sea este fin bueno o muy malo como en el caso de Don Santiago.

Para usted Don Santiago no es compañero. No sabemos si considerara tales a Foster. A Zaera. A Hadid. A Eisenmann. A Herzog y De Meuron. A Nouvel. A sus muchos “copycats” patrios. A todos aquellos que en general esquilmaron presupuestos, hicieron de la ley un coladero, de la profesión el nuevo Rock & Roll y de la responsabilidad cosa del pasado.

Y lo hicieron, no lo olvidemos, en nuestro turno de guardia. Lo hicieron en nuestras publicaciones. Lo hicieron llevándose nuestros premios. Lo hicieron con jurados que eran –vaya- arquitectos. Lo hicieron traídos por otros arquitectos, auténticos dealers del icono. Por decirlo sencillamente, querido Anton, los que le hicimos -por acción o por lamentable omisión- la ola, las palmas y hasta el coro a Don Santiago y sus pares…. fuimos los arquitectos. Y si diéramos además por valido su argumento de que Don Santiago ni siquiera lo es…. valiente banda de imbéciles fuimos.

Nosotros desde luego ponemos a los antedichos en el mismo lugar que a Don santiago. No los consideramos compañeros. No se extrañe, tampoco lo hacemos con algunos de los profesores de su misma ETSA que empleaban el puesto público para llenar el estudio de mano de obra barata sin que –tampoco, se ve que es tendencia- se dijera nada al respecto. Podrán tener el mismo titulo que nosotros, pero nunca ser compañeros.

No es por tanto el qué lo que nos ha traído hasta aquí. No es en si lo peligroso que la arquitectura de Calatrava sea muy, pero que muy mala. Le aseguramos que coincidimos plenamente en esto. Pero nos quedaríamos muy cortos si todo se fiara a cargar contra los ICCP, contra la sociedad o contra sus políticos y no nos miráramos, si quiera levemente, el muy impostado ombligo.

El qué –el resultado- es objeto de debate, uno que no podemos –y no debemos quizá- imponer. El cómo –el procedimiento- es objeto de legalidad y está es inamovible, o al menos debería serlo. Es denunciable, y debería haberlo sido (¿Quién mejor que nosotros?). El porqué es materia de responsabilidad y, por mucho que no nos guste, una parte de ella nos corresponde. Olvidarla o buscar chivos expiatorios, por muy tradicionales que estos sean en el imaginario del cliché arquitectónico (“Los ingenieros son malos”), nos condena, lamentablemente, a repetirnos.

[Nota del Autor: Uno es, a la sazón, hijo, hermano, sobrino y cuñado de ICCPs. Y aunque bien podría ser esto lo que me moviera a escribir estas líneas no lo es en absoluto. Poca defensa necesita de mi parte una profesión que, al menos, no ha devorado a sus jóvenes explotándolos extensivamente, con fruición y desvergüenza, algo que quizá deberíamos considerar a la hora de ponernos estupendos]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

About these ads

Written by Jose María Echarte

diciembre 18, 2012 a 16:12

15 comentarios

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. El señor Calatrava para no ser arquitecto ni ICCP ha tenido cierta repercusión en el panorama arquitectónico e ingenieril en los últimos años… O no es tan malo como ahora se presenta o nos la ha dado con queso de una manera espectacular, algo así como los atracos simultáneos de Ocean’s eleven.

    Da gusto leerte. Un abrazo José.

    Jesús A. Izquierdo

    diciembre 18, 2012 at 17:20

  2. Es que me parto de risa, hoygan!
    Resulta que no queremos que un ingeniero (con exactamente las mismas atribuciones legales que nosotros en más de medio mundo, a ver si alguien lo empieza a entender), nos “quite trabajo”, y si encima hace cosas feas, ¡Que le corten la cabeza!.
    Pero ¡EH! Nosotros somos arquitectos! Le podemos hacer lo mismo un edificio que una exposición, lo mismo le diseño un lápiz que un sacapuntas. Y oiga, que soy arquitecto, no necesito más formación: soy versátil, ¿Es que no lo ve?.

    Sí, hombre…es que se tiene que alejar un poco para verme.. aquí! En lo alto del pedestal! ¿Me ve ahora? Y mire desde lejos, no se le ocurra subirse que aquí no cabemos más que mi ego y yo.

    Daniel - CCAD

    diciembre 18, 2012 at 17:20

  3. Tienes toda la razón.
    (Añado el consabido dato de que Frank Lloyd Wright, Le Corbusier, Mies van der Rohe ni estudiaron arquitectura ni nada parecido).
    Llevo años diciendo que estos “calatravas” no solo encandilaban al “público en general” más o menos lego en arquitectura, sino que en las revistas de arquitectura, en las revistas profesionales y para profesionales, no se ha hecho nunca ninguna crítica, y tan solo han sido despliegues de fotos pornográficas.

    Arquitectamos locos

    diciembre 18, 2012 at 17:27

  4. Contra lo de Wright, Mies y Le Corbu no lo sabía………. pero es que la crítica del señor Capitel es mala. malísima pero encima se sustenta sobre una leyenda urbana.
    El señor Calatrava si estudió arquitectura, aunque coincido con que no es arquitecto si terminó la carrera para mí es grave que un profesor de la escuela no sea capaz de comprobar lo que dice.

    eugenia

    diciembre 19, 2012 at 0:30

  5. Ya puestos a criticar, no se olviden de Kahn, Gropius, Aalto, Saarinen, Breuer…no dejen títere con cabeza., que para críticos, sobran teclados y faltan m2. Me recuerda la escena del juicio en “El Manantial”: “los arquitectos como Howard Roark no deben ejercer de esa forma tan personalista, deben someterse a la mayoría, al adocenamiento, a la opinión pública, y jamás pretender estar por encima de las formas clásicas aceptadas”…palabra mas palabra menos. Me gusta leerte, Echarte, y también a quienes hacen comentarios después, pero creo que Mr. Santiago debe estar muy cómodo sentado en el tren de la historia de la Arquitectura, porque como dice Jesús A. Izquierdo ” El señor Calatrava para no ser arquitecto ni ICCP ha tenido cierta repercusión en el panorama arquitectónico e ingenieril en los últimos años…”, y vaya si lo ha tenido, por algo será.
    Ah, por cierto, no dejen fuera de la lista a Ghery, Eladio Dieste, Piano, Rogers, Villanueva, Salmona, Libeskind, y cualquiera que se haya atrevido a hacer algo diferente.

    Isaac Estanislao

    diciembre 19, 2012 at 15:13

  6. Pues o cierra el blog el senor Antón, o borra todos los comentarios que no le gustan o borra la entrada, porque reconocer que ha metido el anca hasta el fondo conociendole, como que no.
    Le están cayendo dobladas xD

    eugenia

    diciembre 19, 2012 at 17:18

  7. Isaac, para empezar a dejar gente fuera de la lista podríamos plantearnos algo muy simple, que es… ¿ese camino es interesante al menos en alguna de las facetas que tiene? ¿Ha explotado la forma, la función, el color, la introduzca-aquí-faceta-arquitectónica? ¿Algo que no sea el exceso presupuestario? Igual la cuestión no es el nombre y sí la obra. ¿Podrías citarme las referencias calatravianas que hayas necesitado en algún momento?

    La crítica es MUY complicada, pero, ay, si la arquitectura volviera al anonimato…

    Bea Solache (@gaubett)

    diciembre 20, 2012 at 13:25

  8. He leído algo en tu twitter (ya no podemos ocultarnos nada) que me ha gustado, y lo voy a tomar prestado: “un ingeniero dice que si no está construído no existe”…créeme que soy de los arquitectos que construye, que los planos son una herramienta y no un fin, que dibujo muy bien pero me gusta mas el olor del concreto (hormigón) recién vaciado, que terminar una pérgola bien iluminada es éxtasis, que ver el brillo del trencadís bien colocado me pone. Mis obras no se parecen en nada a las de Mr. Santiago, ni quiero eso, pero no me gustaría pensar que mi arquitectura, cualquier arquitectura, se vuelva “anónima”, porque entonces no sería Arquitectura. El mundo está lleno de construcciones anónimas, inculturales, grises y anodinas. Nadie recuerda cuánto costó el Pompidou, ni Ronchamp, ni siquiera la reconstrucción del Pabellón de Mies en Bcn ¿crees que alguien dentro de 50 años recuerde lo que costó la CAC de Valencia? hay mucha envidia, Bea, no les hagas caso, muchas ganas de figurar hablando mal porque no pueden figurar de otra forma…

    Isaac Estanislao

    diciembre 20, 2012 at 13:44

  9. “los que le hicimos -por acción o por lamentable omisión- la ola, las palmas y hasta el coro a Don Santiago y sus pares…. fuimos los arquitectos. Y si diéramos además por valido su argumento de que Don Santiago ni siquiera lo es…. valiente banda de imbéciles fuimos.”

    Sobran más comentarios.
    Enhorabuena José María.

    JCM

    diciembre 20, 2012 at 13:49

  10. He dicho anónima, no incultural, gris y anodina. Solo anónima. No sé exactamente qué tiene que ver el nombre del arquitecto con la calidad de la arquitectura que realice o las ideas que proponga.

    Parece que estoy en contra de la inversión y no es así, creo que hay que gastar lo que sea necesario y posible en arquitectura. Pero en arquitectura. Hay proyectos carísimos que se justifican solos, porque son arquitectura; y hay proyectos carísimos que sólo sirven para alimentar egos. Y baratos.

    De todas formas lo del dinero es un arma de doble filo: al cabo de una generación tampoco te acuerdas
    de las obras baratas. Pero si te puedes plantear “qué es esto”, “qué sé supone que era”, y difiere tanto que no te sirve, no es arquitectura.

    Es más sobre la sinceridad que sobre el dinero.

    gaubett

    diciembre 20, 2012 at 17:31

  11. Comentando desde el móvil salgo con este nombre, pero soy la misma Bea, jejeje.

    gaubett

    diciembre 20, 2012 at 17:32

  12. Vale Bea, quiero pensar que tu concepto de “anónima” apunta mas a aquélla Arquitectura que, sin ser sospechosamente explosiva, exhuberante, colorida, quiere integrarse mas en lo existente, pasar medio desapercibida en su entorno, y eso es noble de tu parte. Quizás al ser europea tu sentir ante el tema sea tan valioso, como el mío americano ante lo vasto, extenso, desolado y vacío de nuestros paisajes, que a veces exigen manifestaciones mas sonoras. ¿Será que Mr. SC asume que el paisaje urbano español -y de otros lares- es vacío de contenido, de solidez histórica, de valor estético, que justifica sus “performances” formales sabiendo que algún día tumbarán a sus vecinos pero nunca a sus obras? Hice una tienda Primark en Oviedo, en uno de los sótanos de su edificio (no se puede ni debe llamarse a eso “centro comercial”) para el Principado de Asturias, y no me imagino tener 4 edificios así juntos, parecería el muelle de Star Trek antes de salir a combatir al Imperio Klingon. De hecho, si aumento algo mas de peso, no puedo salir por las puertas de PB…Eh! Echarte! ¿eres gordo o mantienes bien tu silueta de Efebo griego diletante y artista? aquí la cerveza del trópico nos pone gordos rápido!

    Isaac Estanislao

    diciembre 20, 2012 at 18:21

  13. Nah, realmente mi concepto de anónima es bastante simple: es quitarle a Ronchamp la asociación a Le Corbusier y calificarla como lo que es, una iglesia. O quitar a la CAC el nombre de Calatrava y analizarla por lo que es es, un desmán. O mirar ese chalé de la tía de algún arquitecto recién licenciado y verlo como es, algo. Quitaríamos muchos egos en el proceso y probablemente estaríamos todos más centrados.

    Que conste que a la luz de lo que dices, también estoy más a favor de la arquitectura silenciosa que de la arriesgada, pero eso ya es una preferencia personal. Reconozco la necesidad de tener que hacer grandes obras cuando la situación lo necesita, y sigo insistiendo que no estoy en contra, siempre que esté justificado. Y no soy muy estricta con lo justificado, que con que esté bien construido y el que entre se divierta, me puede valer.

    Bea Solache (@gaubett)

    diciembre 21, 2012 at 1:23

  14. No es que sienta ninguna simpatía por Calatrava, que no la siento, pero juraría que si que estudió en la ETSAV con resultados poco brillantes, y no se si terminaría la carrera, creo que si pero de esto ya no estoy tan seguro, pero lo que es cursar los estudios si

    albertof

    diciembre 23, 2012 at 18:12

  15. Por cierto lo de resultados poco brillantes no es cosa mía, eso es dicho por profesores de la escuela hará unos 20 años, gente que coincidió con el por los pasillos.

    albertof

    diciembre 23, 2012 at 18:15


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 312 seguidores

%d personas les gusta esto: