n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

The Song Remains The Same

with 2 comments

Doña Rita no se resigna…con nuestro dinero.

Si algo puede salir en limpio de esta crisis es precisamente un análisis profundo y preciso de las causas que –como profesión y, en parte, como ciudadanos- nos trajeron hasta donde tan tristemente nos encontramos.

Entre ellas, y ocupando lugar destacado, la aquiescencia con una arquitectura imbecil, construida a golpe de talonario y olvidando las necesidades más básicas de aquellos a los que en ultima instancia la obra pública está destinada y consagrada a servir: Los ciudadanos.

Pero, amigos, recuerden, esto es España (o Españistan) donde como decía el Guerrita “Hay gente p’a tó” y donde el surrealismo alcanza tales cotas que si viniera Kafka lo más probable es que le diera un parraque.

El surrealismo y, nobleza obliga, el descaro y la desvergüenza. Y esa innata capacidad adquirida por nuestros gobernantes a lo largo de muchos años de dispendio de vivir en una dimensión paralela. Lean, lean.

Si hay una autonomía y una ciudad que reflejan como ninguna otra el despilfarro arquitectónico y la opacidad, la ignominia y la falta de moral con que se llevo a cabo, esas son tristemente la comunidad Valenciana y Valencia.

Allí donde Don Santiago 1º “El Modesto”, se llevo crudos unos 100 millones de euros en honorarios con contratos digitales (Esto es, a dedo) que a el le parecieron poco y a los demás una vergüenza. Allí donde ese paradigma de la horterada que es la Ciudad de las Artes y las Ciencias acumula un sobrecoste de 625 millones de euros. Allí donde –a dedo también, por supuesto- se encargaban proyectos para rascacielos irrealizables y se pagaban las maquetas y los anteproyectos a 15 millones de euros. Allí donde las necesidades de los cochecitos de Bernie Eccleston superan a las de los ciudadanos a la hora de hacer ciudad y donde se pagan 20 millones de euros del presupuesto municipal para que los citados cochecitos se paseen a gusto.

Uno diría que lo lógico en estos tiempos en los que se nos impele a remar todos en la misma barca, apretarnos el cinturón y arrimar el hombro, debería ser aprender de un pasado no tan lejano. De las vergüenzas consecutivas que vamos conociendo y que representan como pocas la falta de criterio de unos gobernantes para quienes lo primero eran ellos, lo segundo sus partidos y lo tercero oscuros negocietes resueltos en sastrerías y al calor de quererse “un huevo”.

Uno querría pensar que, si no por convencimiento al menos sí por necesidad y por decencia, del pasado se habrían obtenido valiosas lecciones; que se entendería que el dinero publico hay que cuidarlo y que ganar elecciones a golpe de proyecto megalómano fue –y sigue siendo- una locura.

Y es entonces cuando uno ve este video, y se da cuenta de que la barca es una galera donde hay timoneles y remeros. De que hay quien no se aprieta nada porque lleva -de toda la vida- tirantes y de que el hombro ellos no lo arriman porque tienen dispensa médica. Y es entonces cuando se le caen a uno (aun más abajo) todos los palos del sombrajo:

 

Éramos pocos, y parió Doña Rita. El Centro de Congresos de Valencia se amplía con un coste (Inicial, no lo duden) de 24 millones de euros. Y lo ampliará, como no, Norman Foster para quien por lo que se ve, no existen miserias. No existen hasta el punto de que el Ayuntamiento haya pagado (a base de créditos, claro) 400.000 euros a Mr. Foster y a su enorme ego por los estudios previos.

Estaría bien saber si este baremo de proporción de pago de honorarios lo mantiene el Ayuntamiento con todos los arquitectos dado que la ley establece claramente que los contratos con las administraciones se deben celebrar en condiciones de igualdad. En otras palabras ¿Le habrán pedido al “universal” –como ellos dicen- Foster que haga una baja de hasta el 60% como nos piden a los demás?

Lo de la transparencia y la libre concurrencia (que también lo dice la ley, no crean) es ya en Valencia como pedirle peras al olmo, y sospechamos que –de nuevo- emplearan el ruin recurso de apoyarse en las excepciones de la ley para saltarse a la torera todo el preámbulo y su espíritu. Si tuvimos “razones artísticas de conjunto” para entregar a Calatrava a dedo 100 millones de euros, sin concurso alguno, por la misma vía entrara este despropósito. Recordemos que España es el país en el que el interés de la casta gobernante no es cumplir (Y hacer cumplir) la ley, sino torcerla según convenga a sus –muy paletos- intereses.

¿Y como se pagara esta obrita, que si hacen ustedes la división sale a unos 3.000 euros el metro cuadrado? Pues “con fondos propios” nos dice Doña Rita y el señor director del Palacio. ¿Con fondos propios? Dejen que me de la risa. De nuevo la trapacería habitual de la administración paralela oscurantista. De nuevo las entidades empresariales participadas por entidades publicas para gestionar un edificio construido a costa de los impuestos del resto de los ciudadanos. No son fondos propios, banda de manirrotos, son fondos obtenidos a través de un bien público por una empresa pública participada.

Y con esto en mente ¿No existe mejor destino para esos 24 millones de euros? ¿No hay otras necesidades más perentorias en el municipio Valenciano?

Rehago la pregunta. ¿No existe mejor destino para esos 24 millones, viendo como a escasa distancia, tienen ustedes edificios del mismo tipo infrautilizados?

¿Tan ocupado tienen ustedes el Palacio de Las Artes (Y Congresos) con bodas de futbolistas que necesitan ampliar el Palacio de Congresos (sin Artes)?

¿Lo de acabar el Ágora, como lo llevan? ¿Bien? ¿No les llega con esto tampoco o es que las goteras reducen el espacio útil por tener que colocar –traditional style- cubos debajo? ¿No habíamos quedado que estaba infrautilizada? ¿O es que las lamas que después de pagar no han puesto ustedes y tienen tiradas en un solar son tan –pero TAN- fundamentales?

Quizá, solo quizá, es que no saben ustedes hacer otra cosa. Quizá es que viven, siguen viviendo, en una dimensión paralela donde el dinero no es de nadie, y se piden créditos para pagar honorarios a profesionales elegidos a dedo, créditos que –no tengo ninguna duda- seguirán pagando nuestros nietos cuando ustedes se hayan ido ya al dorado retiro que les proporcionará el haber estado tantos años en la poltrona.

Quizá –y esto es lo peor- es que uno se sospecha les da igual. Que les sobra la ciudadanía salvo para meter el voto en la urna cada 4 años. Y quizá a mi me hierva cada vez mas la sangre escucharles que ustedes –Doña Rita dixit- “no van a aceptar la resignación de que la crisis paralice –inserte aquí su provincia, comunidad, etc…- “ .

Yo personalmente creo que lo que no deberíamos aceptar es la resignación de seguir siendo gobernados con el único criterio de “panem et circensis”, con la única seguridad de que el animal que mas veces tropieza en la misma piedra es el político…. y, tristemente, quienes les votamos y consentimos.

Mientras tanto, en lo profesional, Mr. Foster seguirá cosechando en tierras hispanas a cuerpo de rey, nuestras instituciones seguirán ocupadas en reinventar un visado que nadie quiere cuando no hay ya nada que visar, y nadie afeara como debe la conducta a las satrapías semipúblicas y los políticos megalómanos que las emplean como herramientas electorales a cargo el coste de la muy maltrecha ciudadanía.

Mientras tanto, en lo personal, mira uno las facturas debidas, las bromas macabras de las administraciones que ni pagan ni saben ya como hacerlo sumidas en la bancarrota sin que se les mueva un ápice la ceja ni se les ponga roja la cara….

Así nos ha ido. Así nos va. Y por lo que se ve, así nos va a seguir yendo.

Tranquilos chicos, cantan las Pritzkerettes, “The Song Remains the Same”.

[I had a dream, oh, yeah, crazy dream, uh-huh…..]

About these ads

Written by Jose María Echarte

septiembre 21, 2012 at 13:31

Publicado en General

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Así seguimos, pensando que la solución de todos los males , consiste en que los jovenes y no tan jovenes parados se vayan al extranjero. Con un poco de suerte nuestros políticos se quedarán sólos haciendo y deshaciendo,. ¿Será lo que sueñan ? “yo conmigo mismo y mis amiguetes”.
    Totalmente de acuerdo con tu análisis

    MGR

    septiembre 21, 2012 at 19:44

  2. Esas botellitas de Ballantines no van a pagarse solas. Muy triste. Yo me quedo con la de Led Zeppelin. Saludos.

    JCM

    septiembre 22, 2012 at 17:49


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 331 seguidores

%d personas les gusta esto: