n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

Bienal. Reprise

with 7 comments

Nos habiamos quedado muy cortos.

Les prometo que no es por llevar la contraria por sistema ni por insistir.

Les juro que no es por ser malo. Quienes me conocen saben que soy dulce, se diría de algodón.

Pero oigan, es que esto me parece preocupante.

Siguen los titulares sobre la Bienal de Arquitectura, y queda claro que aquí quien manda… manda. Y que la tónica general es leerse la nota de prensa y no usar el cerebro para nada que implique un mínimo interés por analizar si lo que allí pone es verdad… o no tanto.

Así, gracias a los últimos titulares, sabemos que:

El complicado futuro de los arquitectos españoles al descubierto en Venecia

Pues oigan, si eso que hay en Venecia es una muestra del complicado futuro de los españoles, que baje Le Corbusier (en pelotas si hace falta) y lo vea. Si eso es una muestra del complicado futuro de la profesión –Los de siempre, llevados por los de siempre, haciendo lo de siempre- no quiero ni pensar que le parecería al avispado redactor una miradita a la realidad (A la de verdad, no a la de la nota de prensa).

[Por cierto, las mascaras que llevan los pedestales humanos no son venecianas. Son mascaras de medico. De aquellas cuyas narices se rellenaban de plantas aromáticas y flores para evitar los contagios. O en este caso quizá, el tufo a desvergüenza]

La Bienal de Venecia rechaza la arquitectura del ego

¿Donde? No, de verdad… ¿Dónde la rechaza? ¿Ahora basta con decirlo para que nos lo creamos? ¿Así, a pelo?

¿Ha mirado, aquí mi primo el redactor, la lista de invitados? ¿Lo que enseñan? ¿Puede haber algo más ególatra que poner a un estudiante a sujetar tu maqueta vestido de mono blanco como si lo hubiéramos sacado de un futuro distópico y alienante tipo THX1138?

Por concentrarnos en lo más repugnante, ¿Puede haber algo más imbécilmente egocéntrico que poner unas fotos de trabajadoras filipinas (Explotadas) en los bajos del HSBC de Foster y acompañarlas de una exposición sobre el propio edificio? ¿A que jugamos aquí? ¿A glamourizar la precariedad? Ahora resulta que llamamos ocupación urbana a lo que no deja de ser una necesidad social no cubierta nacida de una situación laboral de altísima precariedad (La mujeres filipinas que trabajan en Hong Kong en condiciones dificilísimas para mandar dinero a su país), y que encima lo hacemos aprovechando para hacerle la reverencia al edificio de Mr. Foster, que ni se lo que pesa, ni me importa, pero que seguro que poco comprado con su ego.

Y encima nos lo venden como:

“Female open space invaders / Them Philippines” seeks to understand the current situation of the crisis of capitalism, focusing on the reuse and adaptation of the major financial centres, as well as the impact on Hong Kong of the “boom” in the life and economy by more than 150,000 Filipino women, working as domestic employees in Hong Kong.

Y para entender la crisis del capitalismo, hacemos esto. Darle lustre al edificio… ¡Que es un BANCO (Y uno que emite moneda, nada menos)! Y artistizar hasta la domesticación lo que debería ser objeto de la critica más seria y mas incisiva, la protesta más contundente, el analisis más afilado. La performance ha llegado para amansar conciencias, amigos, y esta aquí para quedarse y volvernos a todos imbeciles.

Tan imbeciles como nos debe creer Mister Chipperfield, quien debe pensar seguramente que todo el monte es oda y todo el orégano panegírico, que nadie tiene memoria y que la banda de la casa del modificado y el Prada cuelan todos como preocupadísimos por la cosa social (Vease a tales efectos la imbecilidad de HSCB ya mencionada, o tantas otras cositas bajo el epígrafe “Yo he venido aquí a poner mi icono y a gastarme el dinero publico”). Y, así, Mr. Chipperfield nos cuenta que la Bienal no es “Factor X”.

Evidentemente no lo es.

Es Sálvame de Luxe.

Y miren, siendo esto malo, lo que me hace hervir la sangre es leer esto :

Sin futuro

“Todos estamos concienciados de que vamos a tener que salir de España. Todos sabemos que tenemos que marcharnos, al menos al principio, si queremos trabajar en lo nuestro”, afirmó una de las estudiantes que participan esta semana, Laura [], de la Universidad Europea de Madrid (UEM).

“Ahora no se puede hacer prácticamente nada. Ya los arquitectos asentados están teniendo problemas, así que nosotros lo tenemos aun más complicado”, apuntó Belén [], compañera de López en la UEM.

Crisis de la disciplina

Las dos universitarias explicaron que quienes se acercan a dialogar con ellas y con sus compañeros se interesan por la situación actual de la arquitectura en España y subrayan que les gusta la idea de denunciar la crisis que vive esta disciplina a través de una exposición.

¿Concienciados? Quizá yo hubiera dicho otra cosa. Resignados. Molestos. Indignados. Encabronados. Concienciados es como quieren que estemos. Silentes. Sacrificados.

Cuando deberíamos estar encabronados de tener que abandonar nuestro propio país, no para aprender fuera, no por que nos llamen por nuestros vastos conocimientos, sino como única salida para una precariedad que –Oh, curiosidad- muchos de los participantes bienalescos, comisarios, voceros, dealers de las arquiestrellas y “maqueteros soportados”, no han hecho ni lo mas mínimo por evitar, entregados al cordero de oro neoliberal con el ansia del converso. Con el mismo ansia con el que ahora reniegan de el, bien llenos los bolsillos.

¿Ahora no se puede hacer nada? Belén, quizá se pueda empezar -lo digo sin acritud- por no jugar con la baraja marcada de esta manga de tahures. Por no ir a hacer de pedestal de la obra de la generación que en parte te ha dejado esta maravilla con la que te encuentras y cuyos mejores no han sabido (O no han querido) jamás poner pie en pared, comisariada por uno de los voceros de la arquitectura estelar en nuestro país. Por no participar de esta metáfora absurda y tosca.

Se puede empezar por decir:

“Quiere usted un guía, que sujete las maquetas, que hable ingles fluido nivel altísimo, que se aprenda los proyectos, y que sea arquitecto enciernes para explicar con lujo de detalles las obras. Bien. Esto cuesta X euros”

Y desde ya te aseguro que X no es viaje y manutención. Un trabajo no es un regalo. No es una beca. No es caridad. Es un trabajo especializado y debe pagarse.

Belén, Maria, os lo digo con todo mi cariño, si quienes se acercan a dialogar con vosotras tienen curiosidad por saber, en parte, como llegamos a esto, lo tenéis muy sencillo. Os pongo algunos ejemplos:

Podéis dirigirles al pabellón español (Oficial), para que entiendan como una administración en la que se entraba no por afán de servicio publico sino por afán personal, se dedicaba a montar concursos en los que entendía que los honorarios razonables para un equipo multidisciplinar -arquitectos, ecólogos, biólogos, paisajistas- por trabajar durante tres meses, son mil seiscientos euros a repartir entre todos. Podéis hablarles de lo que significa que ni una administración, ni un concurso organizado por arquitectos, tengan el mínimo respeto por la profesión que habéis elegido.

Podéis explicarles como se hacían –se hacen- los proyectos en España, por muy enseñables que sean. Hay alguno ahí mismo seguramente, no quedarán muy lejos. Podéis decirles que había quien lleno despachos de departamentos de universidades publicas de trabajadores en precario, convirtiéndolos en auténticos sweatshops, para rebajar costes y hundirnos a todos.

Podéis explicarles como ahí mismo, sin alejarse mucho, se revisten ahora de concienciados quienes han demostrado la mas egocéntrica, descerebrada y vergonzosa falta de respeto por la sociedad que pagaba sus caprichos a precio de oro. Quienes pedían en España –paraíso de lo arquiestelar- sin despeinarse, 20 millones de euros por una obra de 80 y como había administraciones que se los daban en un ejemplo de paletismo descerebrado digno de los anales de la historia, subyugados como estaban por una prensa adocenada –especializada y generalista- a la que le importaba más que le quedara bien la foto en la portada que rascar un poco con la uña para ver que el sistema hacia aguas.

Podéis explicarles eso, por poner un ejemplo. Y mucho más.

Porque, de nuevo con cariño os lo digo, esta performativizacion (perdón por el palabro) de la denuncia (Que no es denuncia), no es otra cosa que su dulcificación hasta banalizarla. No es más que el juego consciente del poder para que todo cambie… pero todo siga igual. Es la forma de desactivación de la justa indignación y del análisis profundo y consciente más perversa:

Aquella que “comprende nuestro dolor” y de forma paternalista nos da una palmadita en el hombro.

Pero hacia abajo. O hacia fuera. Lejos… muy lejos…

Donde no molestemos.

Yo personalmente, pienso seguir molestando.

About these ads

Written by Jose María Echarte

septiembre 5, 2012 a 13:43

7 comentarios

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Chapó. Plas, plas, plas, plas.

    José Ramón

    septiembre 5, 2012 at 14:20

  2. En Canarias se dice “arrayate un millo” que significa “apúntate un tanto” jugando a las cartas o “vete a freír espárragos” en cualquier otra situación. Por favor, usa la primera acepción para este artículo.

    Jesus Angel Izquierdo Gomez

    septiembre 5, 2012 at 18:27

  3. Yosi

    septiembre 6, 2012 at 11:40

  4. [...] parrandas and reprise Andreas Angelidakis : Trolling around the 13th Venice Biennial of Architecture Previous [...]

  5. vosotros sois unos analfabetos, decis ” poner unas fotos de trabajadoras filipinas (Explotadas) en los bajos del HSBC de Foster y acompañarlas de una exposición sobre el propio edificio? ¿A que jugamos aquí? ¿A glamourizar la precariedad?”, entonces esta señora que es fotógrafa, una artista que describe la realidad que vive la consideráis una oportunista?, entonces un fotógrafo de guerra qué es, un sádico? venga ya, no tenéis ni idea de el mundo que os rodea, salid un poco más de vuestra madriguera y visitad museos, de los genéricos como el MNCARS, no os recomiendo algo demasiado “sofisticado”… que penita dais, suerte que no estáis en los medios, amargados. No os mordáis la lengua que os envenenáis. Esta por ver que alguna vez hagáis una crítica constructiva, propositiva, y no dilapidaria. Decía Pedro Gadanho (no sabréis quien es por vuestro analfabetismo cultural) que la nueva crística estaba en el trabajo curatorial, y sabéis por qué, pues porque es práctico y te expones al público, es valiente y no cobarde como vosotros que os escondéis con este n+1 que nació de la envidia por otras webs. Agur y que os vaya bien

    analfabetos y amargados

    septiembre 7, 2012 at 0:21

  6. Para analfabeto y amargado. Parece que no te has leído bien el artículo o no lo has entendido. El artículo critica la falta de rigor y profundidad de los “curators” de la bienal. Se han limitado a hacer un “voy a llevar esto porque a mí me parece bonito”, en lugar de ofrecer un punto de visto mínimamente reflexionado sobre la situación actual.

    Yosi

    septiembre 7, 2012 at 11:01

  7. Vamos a dejar “La realidad que vive” en suspenso, y cambiemoslo por “la realidad que ve”. Por ser claros.

    Si leyera usted con mucho cuidadito, descubriria que la exposicion ES DEL Honk Kong and Shanghai Bank, uno de los bancos mas grandes del mundo. Y para acompañar esta exposicion, se añade lo otro, para que veamos lo “social” que es el edificio de una megacorporacion porque personas que no tienen otro sitio donde refugiarse ocupan sus soportales. Si a usted esto no le parece banalizar una situacion terrible hagaselo mirar. Si usted no ve algo extraño en intentar “denunciar el capitalismo” en una exposicion que celebra uno de sus mayores exponentes (Metaforicamente ademas, un banco) y a uno de los arquitectos mas entregados a la causa neoliberal, alla usted. No se critican las fotografias, se expresa claramente que la combinacion resulta tremendamente impostada y hasta antitetica. Y que estos “lavados de conciencia” hype del poder establecido a usted el encantaran pero a mi me repugnan.

    Podria decirle aquello tan bonito de “Who whatches the whatchmen?” para esa frasecita de Gadanho pero viendo el resto de su mensajito, no voy a “dilapidar” mi tiempo.

    Jose María Echarte

    septiembre 7, 2012 at 13:50


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 312 seguidores

%d personas les gusta esto: