n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

La Nausea

with 9 comments

Una pila un poco más grande que esta. Lo que diríamos una cosa modesta. Frugal incluso.

BSO no obligatoria para este post: Money. Pink Floyd.

La noticia se publicaba hace unas semanas. Por fin, tras años de pedirla, el diputado de EU David Blanco, calculadora en mano, pudo revisar la documentación correspondiente a las obras de Santiago Calatrava para la comunidad Valenciana (Perdonaran ustedes que obvie a la empresa pub(l)ica interpuesta, porque a ese juego prefiero que jueguen sus inventores: Los políticos).

Como decíamos, calculadora en mano, la cosa salía como salía: Noventa y cuatro (94) millones euros, grosso modo. Simplifiquemos con 100 millones que a lo largo de 20 años de “colaboración” (EJEM) sale la cosa a 5 millones por año.

Que se dice pronto… y se cuenta en más tiempo. Y si se cobra en Suiza no se pagan impuestos.

Calatrava había permanecido silente a este respecto. Hasta el pasado martes, en que publico un comunicado con el que pretendía “aclarar” conceptos.

Hoy, hemos añadido a la lista de cuestiones que nos hacen pensar que Calatrava es un arquitecto tróspido, una más. Quizá sea personal, lo admitimos, pero es irrefrenable:

La nausea.

¿Quieren saber por que? Lean.

Comienza Don santiago –o el que haya escrito esto- con un par de perlas del Caribe. Según el, los honorarios cobrados (recordemos, 100 millones de euros):

“están por debajo de los porcentajes medios para proyectos similares en otros países” y, además, considerando que facturaba como arquitecto y como ingeniero, “los importes son incluso modestos“.

Cuándo Don Santiago dice “en otros países” ¿A que se refiere? ¿En otros países en los que un gobierno paleto y bizcochable con una moral más que cuestionable decide gastarse lo que no tiene en construir iconos cuyo pago y mantenimiento es insoportable para las arcas publicas? Porque si es a eso, entiendo que Don Santiago esta poniendo como ejemplo esos bellos edificios que la pasada década nos ha legado, en países tan recomendables como Kazajstán o China.

Y, aparte de la cuestión geográfica: ¿Desde cuando la comparación es excusa, Don Santiago? ¿El que los demás lo hagan mal (o incluso peor) es justificante para los desmanes presupuestarios completamente fuera de la realidad de la administración Valenciana? Mal empezamos si pone usted como ejemplo la década pasada. Una década de descontrol, en la que la arquitectura olvido su función social para entregarse a la pura representación espuria y propagandística de regimenes de la peor calaña. Una década de vergüenzas cuya siembra malsana estamos recogiendo actualmente.

Respecto a la otra frase, a mi personalmente me da igual que sea usted ingeniero y arquitecto. Y no es que me de igual a mi: Es que le recuerdo, por si lo desconoce, que los arquitectos de este país PUEDEN calcular estructuras. Y a usted se le contrataba (Ya veremos como, no crea que me olvido) como Arquitecto en todo el amplio sentido de la palabra, dándome absolutamente igual si es usted además artista, ingeniero, seguidor del Recreativo de Huelva, coleccionista de sellos o hermeneuta en ciernes. Recurrir a esa falacia es no solo triste sino además infantil. A menos que resulte usted en un extraño caso de Doctor Jeckyll y Mr. Hyde, que recorre con nocturnidad los tejado de Lond… de Lugano, calculando puentes de forma enfervorecida, para despertar como un arquitecto al que la simple visión de un momento flector le produce repeluco, en cuyo caso…. hágaselo mirar.

Pero prosigamos, porque la nota de prensa adquiere tintes de autentica novela de Dickens. Nos recuerda usted que:

“ha realizado proyectos en la Comunidad Valenciana durante más de 20 años, encargados por diferentes gobiernos autonómicos de diferente signo político”.

Y, permítame aquí una pregunta… ¿Cómo han sido muchos de esos encargos si puedo preguntar? No se moleste en responder que ya se lo explico yo:

Han sido en general por la vía del negociado sin publicidad, vulgo: A DEDO. Digitales. Por ser vos quien sois. Más guapa que ninguna. Reina por un día.

Han sido un ejemplo preclaro de pasarse el espíritu de la LCSP (O su hermana mas antigua la LCAP) por el arco del triunfo, pervirtiendo sus valores y empleando lo que no es sino una excepción (El articulo 210 -Apartado b.- de la LCAP sin ir mas lejos) como norma. Ya lo explicamos con calma cuando aquel despropósito de las torres de Valencia.

Han tenido, encima, la desfachatez de proclamar con ese articulo en la mano que sus encargos directos lo eran por razones “artísticas”. Gruesas palabras las de quien se atribuye sin modestia alguna el calificativo de artista y lo extiende a su obra ¡Incluso antes de proyectarla y acabarla! solo por ser suya.

La pregunta es sencilla ¿Cuántos de estos edificios por los que se ha cobrado la bonita suma de noventa y cuatro millones de euros se contrataron empleando expresiones como la que sigue (Y que proviene del contrato para las Torres)?

XI: Por acuerdo de la Comisión Ejecutiva, a propuesta del Director General, y previos los informes técnico y jurídico correspondientes, CAC S.A. en atención a las circunstancias expuestas ha adjudicado el contrato relativo a la redacción del anteproyecto y proyecto básico de edificación y urbanización de la parcela M-3 de la Ciudad de las Artes y las Ciencias al arquitecto Don Santiago Calatrava Valls, por medio de la sociedad SC S.A. por procedimiento negociado y sin publicidad al amparo de lo dispuesto en el Art. 210 apartado b), de la Ley de Contratos de las Administraciones Publicas, dado que existen razones artísticas –derivadas del conjunto- que justifican que el Anteproyecto y Proyecto Básico hayan de encomendársele.

Algo me dice que muchas. Les traduzco el procedimiento habitual, queridos lectores, si en algo se parece a este. A Don Santiago se lo piden un poco a dedo (En un café de Roma, o similar). Don Santiago lo hace, sin contrato ni nada, a pelo (Viva el procedimiento administrativo). Y luego una vez aviado el asunto, adobadas las condiciones y pasada por la alcantarilla y por el suelo la LCAP y su preámbulo donde se nos habla de los principios de Publicidad, Concurrencia, Igualdad y No Discriminación, se redacta el contrato ad-hoc. Ad-hoc y con poca luz y ningún taquígrafo, claro.

Pero no acaba aquí la cosa. Antes al contrario, sigue:

“En algunas de estas obras”, sigue la nota del estudio del arquitecto, “que ocupan un lugar preferente en la arquitectura mundial por su calidad técnica y artística, está siendo injustamente criticada la labor del arquitecto y sus colaboradores, a pesar de que todas las decisiones, desde el propio encargo inicial hasta el último de los detalles de construcción y el presupuesto asignado, son tomadas única y exclusivamente por el cliente, Ciudad de las Artes y las Ciencias SA (CACSA) y la Sociedad de Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana (SPTCV), para Valencia y Castellón respectivamente”.

Dejando de lado ese momento ultra-Diva entre Gloria Gaynor y el “Marvelous” de Sarita Montiel de referirse a uno mismo o a su obra como ocupante de “Un lugar preferente en la arquitectura mundial por su calidad técnica y artística” que se define solito… ¿Lo que nos esta diciendo Don Santiago es que los detalles constructivos los decide la administración? ¿En serio?

Y por supuesto que el encargo lo decide la administración. No se si yo lo contaría mucho por ahí, una vez visto el como.

Pero claro, se ve que hemos cogido carrerilla, y nos lanzamos en tromba:

Respecto al proyecto de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, el arquitecto defiende que “ha sido ejecutado correctamente, tanto desde el punto de vista técnico como ético”. “Todas y cada una de las obras se han ajustado escrupulosamente a la normativa vigente, cumpliendo todas las obligaciones que afectan al arquitecto y su equipo técnico, que en un 95% ha estado compuesto por empresas y personas españolas”, subraya.

Lo de la ética, vamos a dejarlo en el terreno de las opiniones. A el le parece que si. A nosotros que atribuirse el marchamo de autor de obras de arte (Que no lo son) y cobrar noventa y cuatro millones de euros a base de negociados sin publicidad es probablemente legal, pero –es nuestra opinión personal- escasamente ético.

Y claro, renglón seguido, que se vanaglorie uno de que las obras se ajustan a la normativa vigente, cuando ha cobrado lo que ha cobrado por ellas, resultaría enternecedor sino fuera infantil y demagógico hasta decir basta. ¿Qué quería Don Santiago? ¿Qué le negociaran sin publicidad también el CTE (O las NTE, si fuera el caso)? ¿O es que quizá considera el Suizo universal que el concepto “obra de arte” que con tanta liviandad aplica a todo lo que sale de su egregio lápiz es extensivo al cumplimiento de la normativa OBLIGATORIA?

Y ya por preguntar: El sobrecoste de 625 millones que estima IU Valencia ¿A que lo achacamos? ¿A ese “ejecutarse correctamente”? ¿A que la administración “decidió” los detalles constructivos incorrectos según nos cuenta Don Santiago? ¿O quizá a algo más?

Hagamos la pregunta técnicamente que es más fácil: Estableciendo la ley de contratos del sector público (Y la LCAP) que se puede producir una desviación de HASTA un 10% en liquidación de la obra y de MENOS de un 20% en el total de la obra, respondan:

¿Cuántas de las obras de la Ciudad de las Artes y las Ciencias han cumplido ese precepto?

¿Han existido modificados de presupuesto, de no cumplirse lo anterior? ¿Cuáles han sido sus –obligatorias- justificaciones técnicas?

No contesten todavía, esperen a leer otra de las explicaciones de Don Santiago, y se harán una idea de la posible respuesta:

[Calatrava] recalca que dichas cuantías [Lo cobrado, los noventa y cuatro millones] “incluyen el pago a trabajadores, autónomos y empresas de ingeniería, diseño, acústica, etcétera, que complementan la labor del arquitecto realizando estudios, cálculos y diseños para completar el encargo del cliente en cada caso”.

¿Y?

No, en serio, ¿Y?

Que quería Don Santiago ¿Qué se lo pagáramos aparte? ¿Que significa ese “Que complementan la labor del arquitecto”? Miedo me da preguntar cual considera Don Santiago que es la labor del arquitecto, dado que todo lo anterior es responsabilidad exclusiva del redactor del proyecto (O sea él) y del director de la obra (De nuevo: él).

Y miren, podríamos seguir, pero seamos sinceros: Lo que provoca autenticas nauseas no es solo la cantidad, tampoco que la cobre en Suiza, ni que lo haga con un contrato “peculiar”, ni que haya habido un sobrecoste impresentable. Ni todo el proceso.(Que también). No es en este sentido Santiago Calatrava el primer responsable, ya lo dijimos AQUÍ.

Lo que provoca la nausea es la mendicidad intelectual que demuestra quien después de haber cobrado noventa y cuatro millones de euros por unos contratos adjudicados de forma directa y sin publicidad se descuelga con que -encima- le parecen unos honorarios “incluso modestos” porque el ha tenido que pagar a sus trabajadores y cumplir la normativa.

Y que encima tenga la desfachatez de hacerlo en este país, donde arquitectos jóvenes y no tan jóvenes se matan en CONCURSOS PUBLICOS -públicos, señor Calatrava. Con publicidad, con libre concurrencia. Sin discriminación- por los que cobraran, de hacerlo, una miseria, de la que tendrán –ellos también, señor Calatrava- que pagar a sus trabajadores y sus subcontratistas. Una miseria que –al contrario de lo que parece pasar con usted- se cobrara (No cabe opción) en ESPAÑA, pagando IVA.

En este país donde esos mismos arquitectos tienen que bregar con cláusulas en sus contratos que les hacen PENAL Y CIVILMENTE responsables de las desviaciones de presupuesto no justificadas y que no les incrementan –Como a usted, señor Calatrava- los emolumentos por cada modificado.

En España, señor mío, donde esos arquitectos –que jamás van a ver juntos noventa y cuatro millones de euros, ni probablemente uno- cumplen escrupulosamente la normativa y lo hacen sin vanagloriarse de ello, porque es –sencillamente- lo normal. En un país donde el hecho de que una obra cueste 120 euros DE MENOS supone para esos profesionales una ordalía de documentaciones a presentar que hace que entren ganas de ir a gastárselos en la primera imbecilidad que se presente.

¿Y sabe que es lo peor? Que lo hacen seria, callada y esforzadamente. Sin atribuirle a lo que hacen de forma absolutamente vana y egocéntrica el calificativo de obras de arte. Lo hacen sin protestar. Lo hacen porque es su trabajo. Lo hacen siendo constantemente maltratados por unas administraciones que si alguna vez fueron ejemplo de equidad entre sus ciudadanos y contratados, hace mucho que se convirtieron en un templo del favoritismo más paleto y vergonzante en aras de personajes como usted.

Esta usted en su derecho de defenderse, claro. Como lo estamos algunos en el de sentirnos asqueados.

Le recomendamos, eso si, que la próxima vez que tenga ganas de decir que noventa y cuatro millones de euros le parecen unos honorarios “Incluso modestos” le eche una miradita a cualquier licitación de las que no se adjudican como usted esta acostumbrado. Nunca viene mal un baño de realidad y me temo que usted le esta haciendo falta uno urgentemente.

About these ads

Written by Jose María Echarte

junio 20, 2012 a 20:07

9 comentarios

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. pienso que no todo lo que se edifica es arquitectura… y este señor siempre me ha parecido un escultor

    kiko

    junio 20, 2012 at 20:49

  2. Ole, ole y ole…y AMEN

    De vergüenza ajena.

    Y si ese señor es artista, solo hace falta mirar sus croquis de trazos “dubitativos” llenos de “pelos”….le faltan horas de análisis de formas. ;-)
    ¿Le denunciará el Alcalde de Valencia al igual que el de Sevilla con J. Mayer?

    Y respecto a lo que afecta a la división inferior y lo que no dejas claro aunque se te intuye en tu fabuloso escrito, es que segregar el contrato de una misión completa (Asistencia Técnica en la LCAP o Contrato de Servicios en la LCSP) en pequeños contratos para poder darlos a dedos al amiguete mediante adjudicaciones de contrato menor, es un fraude de Ley y un supuesto delito penal de prevaricación del funcionario que lo realiza… (por que sabe que lo que hace es ilegal) Contrato para el el anteproyecto, contrato para el básico, contrato para el de ejecución, contrato para el ESS, contrato para la Dirección de Obra… todos para el mismo tipo… A DEDO. Eso es ilegal y se ha venido realizando un día si y otro también. Silencio de los corderos.

    JM gracias por pensar tanto y hacernos pensar a los demás.

    Abrazos
    Daniel

    dandieva

    junio 20, 2012 at 22:52

  3. Clap hands!!

    paula

    junio 21, 2012 at 10:21

  4. Tengo la secreta esperanza de que este caballero (parafraseando a Groucho Marx, disculpe que le llame caballero, pero es que SI le conozco) empiece a recoger los frutos de toda la mierda, con perdón para la mierda, que ha ido repartiendo por el mundo entero, eso si, cobrando con modestia.
    Son ya muchos los ciudadanos del mundo encabronados con sus esculturas inhabitables y esto al final le repercutirá si o si; el tiempo acaba poniendo a cada uno en su sitio.
    En cualquier caso y como siempre, enhorabuena José María.

    Saludos.

    PD: La banda sonora debería ser obligatoria.

    JCM

    junio 21, 2012 at 13:19

  5. [...] la CamaThe PFC-Hunger GamesMe lo dijo SánchezI'm a Barbie Architect!! (Y 2)Qué es n+1La NauseaConclusiones – Laboratorio de Ideas: Mr.X Strikes Back El Chivo Expiatorio El Arquitectoscopio [...]

  6. [...] afirmación que recuerda sin duda al “Incluso modestos” de Santiago Calatrava sobre sus honorarios. La irrealidad compartida siempre se sobrelleva mejor y [...]

  7. [...] donde Don Santiago 1º “El Modesto”, se llevo crudos unos 100 millones de euros en honorarios con contratos digitales (Esto es, a dedo) que a el le parecieron poco y a los demás [...]

    The Song Remains The Same « n+1

    septiembre 21, 2012 at 13:31

  8. En el documental “El socialista, el arquitecto y la Turning Torso” de Fredrick Gerttense, se aprecian claramente las limitaciones de Calatrava. Merece la pena verlo porque no tiene desperdicio (el documental). Es muy revelador.

    “En un edificio tienes que pensar como entrará la gente, en las salidas de emergencia, cómo llegará el agua. Todo eso es una servidumbre.”…… (Ejemplo con el que Calatrava ilustra la complejidad del trabajo del arquitecto, ante los cabreados clientes suecos que le exigían explicaciones por los retrasos y la falta de información, y ante la cámara que grababa la reunión para el documental).

    Me recordó a Bofill (padre) en una conferencia que pronunció a finales de los 90 en Madrid, delante de varios cientos de arquitectos y algún estudiante de arquitectura, cuando afirmó que él había inventado los bloques de viviendas con doble orientación. Con un par. Y no fue un desliz ni un efluvio etílico, no, porque acto seguido nos explicó en qué consistía esa gran idea suya de la “doble orientación”, con un lenguaje tan simplista que empezamos a mirarnos unos a otros sin dar crédito a lo que estaba pasando.

    Calatrava, Bofill, etc… son personajes acostumbrados a camelar a políticos incultos e ignorantes, y no resisten ni cuatro palabras frente a una audiencia medianamente formada (otros arquitectos en el caso de Bofill, o unos clientes suecos en el caso de Calatrava).

    Juannn

    enero 10, 2013 at 6:35

  9. La anécdota anterior sobre Bofill ocurrió en las Jornadas Internacionales de la Vivienda, en marzo de 1995 en Madrid, organizadas por la Empresa Municipal de la vivienda, el Ayuntamiento de Madrid y el COAM. Si algún compañero de estos foros estuvo en aquellas Jornadas y escuchó la conferencia de Bofill, seguro que recuerda ese detalle. Yo lo tengo grabado a fuego en la memoria.

    Juannn

    enero 10, 2013 at 6:46


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 312 seguidores

%d personas les gusta esto: