n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

El Chivo Expiatorio

with 12 comments

Calatrava puede ser Kayser Soze. Pero el resto no son ningunas monjitas.

Resulta encomiable –trabajazo oigan- la pechada de ver documentos que se ha pegado el diputado de IU David Blanco para obtener la cifra final resultante de los cobros de Calatrava en Valencia que ha llenado las portadas de los diarios digitales y las redes sociales desde finales de la semana pasada y que ha cristalizado en la web Calatravatelaclava, que les recomendamos que visiten rápidamente.

Resulta altamente aplaudible haberse pegado una mano de calculadora y lápiz, para saber que la cifra final ronda los 100 millones de euros.

Lo que no nos resulta es, tristemente, sorprendente. Ni exclusivo del personaje.

Lean, lean.

Hace años, que en los entornos más libres y comprometidos de la crítica (Que están hoy día mayoritariamente en la red) se viene hablando del dispendio valenciano de Calatrava. De su habitual método de contratación mediante el empleo del procedimiento negociado al amparo –completamente distópico- del artículo 210, apartado b) de la LCAP. Hace años que intuimos que la cifra final iba a ser de dar mucho miedo.

Hace años también que sabemos que Calatrava cobra en proporción a los excesos del PEM (De hecho, no es el único) sean estos motivados por causas de fuerza mayor o fruto de –supuesta- la mala calidad de los proyectos y su –supuesta, again- falta de previsión técnica o económica.

Cabe en este caso preguntarse si la prensa generalista española ha tenido que esperar a que viniera IU a sacarles las castañas del fuego cuando nosotros mismos, que somos tres amiguetes y no vivimos de esto, ya teníamos claro lo que había con muchísimos menos medios.

Y miren, cabria la posibilidad de que creamos que todo el monte es Calatrava y todo el otro monte el PP de Valencia. Y con ello, sin quitarles a los anteriores “meritos” que los tienen para dar y regalar, nos estaríamos haciendo un flaco favor como ciudadanos y como profesionales.

Lo cierto es que (Yendo a la parte técnica) Calatrava es en cierta medida un arquitecto outsider con el que la profesión no suele compartir ni los planteamientos ni un lenguaje visual. No da muchas conferencias, no participa en cursos de verano de renombre para arquitectos, no se le invita a las escuelas de arquitectura (Al menos a las españolas), no sale en el Croq… perdón, no ha vuelto a salir en el Croquis.

Y quizá es por eso que nos resulta mas fácil –no sin motivos ojo- indignarnos con quien tan poco compartimos.

Pero no se engañen –dejando otros aspectos mas turbios de lado, y atendiendo a lo puramente técnico, a las bases que han producido esta situación en su sustrato mas básico- Calatrava no es ni mejor ni peor que Zaha Hadid. Que Norman Foster. Que Peter Eisenmann. Que Alejandro Zaera. Que Jurgen Mayer. Que Rem Koolhaas… ¿Quieren que siga? La lista es infinita.

Oh, es bien cierto. Los últimos salen en las revistas del papel couché. Son asiduos de cursos y ponencias. Publican libros de sesudos y –pretendidamente- provocadores títulos. Se les dedican documentales-oda a los que solo les falta una escena final con ascensión a los cielos. Se les pone de ejemplo en las escuelas. Algunos incluso son decanos de escuelas de arquitectura. Muchos dan clase. Otros –varios- tienen el premio Pritzker en sus estanterías. Podría parecer que son muy diferentes de Calatrava, pero al final, son la misma cosa.

Si son lectores habituales no creo que haga falta que se lo explique, pero a modo de breve recordatorio:

El pabellón puente de Zaha Hadid para la Expo de Zaragoza costo un 100% más de lo presupuestado. Esta, a día de hoy, sin uso claro.

La Cidade de la Cultura de Galicia de Peter Eisenmann acumula retrasos de más de 5 años y su sobrecoste (Aun sin acabarla) es de casi un 400%. El complejo, medio vacío e infrautilizado (En parte por su desproporcionado tamaño, hijo de una megalomanía incomprensible tanto de los políticos como de su autor, a quien se da muy bien como recordamos abroncar alumnos de forma chulesca pero que quizá debería hacerse mirar antes lo suyo) se come mas de la mitad del presupuesto de la consejería solo para mantenerlo.

El despropósito del monte Gaias es además el ejemplo perfecto de lo poco que importa el color político (mayoritario) en estos casos: Obra empezada por el PP, continuada por el PSOE junto al BNG, y acabada por el PP.

Norman Foster quería cobrar en Almería 4,5 millones de euros por un palacio de congresos de aproximadamente 80 de PEM. Por otra parte, en sus edificios de la extinta ciudad de la justicia de Madrid –que gracias a Spock, nunca llegaron a comenzarse- el gobierno de la Comunidad Autónoma declaraba sin cortarse lo mas mínimo que le habían seleccionado sin concurso “por ser quien es” [Sic]

Alejandro Zaera, en el mismo sitio que Norman, renuncio a la única obra desarrollada, el Instituto de Medicina Legal (O sea, la morgue), porque no conseguía que le dieran un modificado del 53% (Se lo daban entorno al 48% que se ve que es poco). Esto en un proyecto que se gano por concurso con precio de licitación fijo en las bases. Queda para el recuerdo la famosa frase:

“Inmediatamente después de ganar, le dije al cliente: “Seamos realistas, esto no se puede construir con ese dinero””

Que resume, casi como ninguna otra, el nivel de desquiciamiento y de alejamiento de la realidad del grupo.

Jurgen Mayer gano el concurso para la plaza de la encarnación de Sevilla. La obra ha acumulado un retraso de 5 años y un sobrecoste que sobrepasa al 100% (Ha pasado de 50 millones de Euros a aproximadamente 110). En un determinado momento del proceso Ove Arup llega a emitir un informe en el que anuncia que “las setas” son inviables tal y como están planteadas en el proyecto. Se desconocen aun los costes de las posibles reparaciones y el mantenimiento de los parasoles. 

Rem Koolhaas gana en 2.000 el concurso para construir un pabellón de congresos en Córdoba. Lo gana, simple y llanamente, haciendo trampas. Esto es: Saltándose las bases a la torera. Algo que un jurado idiotizado –o directamente idiota- le permite. 10 años después, el proyecto, un tubo carente de todo interés con una sección imbecil hasta decir basta situado –porque REM lo vale- justo enfrente de la mezquita y de proporciones absolutamente fuera de toda lógica, es abandonado (Algunos, se extrañan). Por el proceso ustedes y yo hemos gastado 10 millones de euros, de los que Rem ha cobrado 7.

Y así podríamos seguir…

Así que, visto lo visto, explíquenme: Yendo a lo básico, al origen del problema….

¿Dónde están las diferencias? Es cierto, la de Calatrava es completamente insufrible por lo elevada, pero….

¿Por qué extraño motivo sigue nuestra profesión presa de ese fantasma mental –de tintes Freudianos- que conlleva la justificación implícita, o al menos la mano por el lomo, a aquellos que gozan del status de “de prestigio” y con quienes podríamos llegar a compartir algo más (Poco, en nuestro caso) que con el suizo amante del trencadis?

Corremos el riesgo de convertir a Calatrava en el chivo expiatorio (El mejor amigo del hombre) apaciguador de conciencias de estos años de locura e iconos –que no han acabado aun- de concentrar en su persona la esencia de todos los males, el coco, el monstruo en el armario… mientras el resto de “usual suspects” escapa por la puerta de atrás, con los “reconocidos prestigios” intactos.

El problema no es que no lo merezca, que lo merece. El problema es que lo haremos sin darnos cuenta de que esa “diferenciación” inexistente es parte básica y fundacional del problema. El excusar lo inexcusable en función de una supuesta “calidad” de la arquitectura obtenida que no puede entenderse sino como un reduccionismo vilmente estético (Lo que vemos, el producto final) o incluso peor, fetichista (quien lo firma) y que flaco favor le hace a una disciplina tan compleja como la nuestra. El origen de la pasión política por el icono “recolectavotos” no cae muy lejano de nuestra incapacidad –como profesión- para analizar el fenómeno y nuestra laxitud con sus más oscuros pasajes por venir de quien venían.

A la postre, el fin jamás puede justificar los medios. Mucho menos cuando estos han sido –como es el caso- dignos de una republica bananera y han estado presididos a partes iguales por la estulticia, la desvergüenza y la soberbia. Para quienes este blog escriben, que haya escuelas de arquitectura en las que cualquiera de los anteriores siga siendo ejemplo sin mencionar todo lo ocurrido, es como ir a una escuela de económicas y que te pongan de ejemplo de gestor a Bernie Madoff, sin que se haga referencia a ciertas pirámides que, lamentablemente, no son las de Egipto.

Y en cualquier caso, no seremos nosotros sospechosos de ser blandos con el suizo universal, pero recuerden: Si bien los contratos de Calatrava nos parecen groseros y vergonzantes, sus condiciones propias de una estrella del rock caprichosa, sus honorarios insultantes, sus formas insoportables…. lo peor no es que él y el resto de “elegidos para la gloria” los pidan (Están en su derecho) lo peor es que haya habido quien estaba dispuesto a pagarlos y quien le haya dado carta de naturaleza a este entramado de egos, a esta suerte de Salvame deLuxe arquitectónico.

Políticos con afán por repetir el efecto Bilbao. Jurados con más prisa por irse a comer -gratis, claro- que por analizar con seriedad y profesionalidad lo que tenían entre manos. Críticos inexistentes en medios de comunicación especializados a los que parecía (Y lamentablemente aun parece) preocuparles solo la foto. Otros críticos más preocupados por convertirse en los “dealers” de las arquiestrellas en España. Camarillas varias…

Creanme, Calatrava, siendo como es un ejemplo pluscuamperfecto, no está (o no debería estar), ni mucho menos, solo en la rueda de reconocimiento, y flaco favor nos haríamos si lo creyéramos.

About these ads

Written by Jose María Echarte

mayo 8, 2012 at 13:29

12 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Hasta donde yo sé sobre el proyecto de Eisenmann en Galicia, éste dijo a Fraga que las dimensiones estaban fueran de lugar. Fraga dijo que se hiciera igualmente, asi que Eisenmann lo hizo. No es, por lo tanto, responsabilidad de Eisenmann… Lo que no sé es si Eisenmann advirtió del presupuesto… En cualquier caso, la responsabilidad no es de quién presenta un concurso, sino del jurado. (esto es como hacer un examen, contesta lo que quieras, eso sí, luego habrá alguien que diga si era lo correcto o no).

    Roberto

    mayo 8, 2012 at 14:16

  2. Yo viví en carne propia lo de Zaera. Cuando abandonó el proyecto del IML (donut para los ene-amigos) el presupuesto se ‘ajustó’ en un 60%, obligando a un nuevo diseño. Y no nos quedó tan mal… Hablamos de rebajar más de 2M antes de impuestos.

    quisco mena

    mayo 8, 2012 at 14:23

  3. A mi siempre me sorprende que entre todos estos se nos olvide Miralles y su parlamento, con nosecuantos años de retraso (a morirse le dio tiempo y todo), y un presupuesto que puso casi a un país en su contra… pero supongo que Miralles es harina de otro costal, no a la altura de Calatrava y estos, a los que que todos estamos ya acostumbrados a criticar (con razón, eso si).
    Vamos, que esto ya es “lo de siempre” y habría que mirar mas allá a los que seguimos idolatrando y son, a nuestro pesar, parecidos.

  4. chivo expiatorio, perro de paja, cabeza de turco,….

    rafa

    mayo 8, 2012 at 20:16

  5. Hombre, yo creo que hay una diferencia entre Calatrava y el resto de los que mencionáis: la forma de adjudicación. Tenemos por un lado el mal endémico de los modificados que se van de madre, y luego se puede comulgar más o menos con el trabajo de cada uno, pero en ningún caso (salvo quizá el de Foster en la CDJ) es tan manifiestamente choricesco: siempre hay concurso mediante, no se factura en Suiza, no se alcanzan los 1300 millones de euros SIN JUSTIFICAR (estamos hablando nada menos que del mismo dinero que el recorte de pensiones de este año, ojo), no se pagan 15 millones de euros por el anteproyecto de unas torres que no se pueden construir, ni 1,2 millones por la MAQUETA de una ópera…

    Aquí todos sabemos cómo funciona la juerga de los concursos de ideas y los muchas y variadas maneras de adulterar y dirigir sus resultados, pero con todo y con eso, ¿cuál es el último que ha ganado Calatrava? Pues eso…

    David M.

    mayo 9, 2012 at 13:04

  6. Pues fíjate que yo creo que las escuelas de economía también siguen poniendo a Madoff como ejemplo a seguir.

    Jojo

    mayo 9, 2012 at 13:08

  7. Lo siento David M. la forma de adjudicación de Calatrava es similar a la del resto. La contratación de Calatrava fue de forma más tosca, o menos sofisticada pero la misma en el fondo. En Madrid, Foster “tuvo a bien” el realizar dos proyectos para el Campus de la Justicia, proyecto digital o encargo a dedo. El puente de Zaragoza de Zaha también fue digital.

    Jose María, tu texto impecable pero creo que se podría ampliar el espectro de individuos sospechosos de tu rueda de reconocimiento desde los “Star” mundiales a los “Star” locales. Pasamos del político adjudicador, al amigo de la “élite docente”. Esta situación se repite en segunda división local en grado exponencial. Me haces recordar como llegamos hace mucho tiempo a la situación de mirar el jurado para saber primero si merecía la pena participar. Llegó a ser común ver personajes que repetían mesa de jurado de manera reiterada y “natural”, (prestigio docente) en una zona geográfica determinada y después, ale… a “jugar a las adivinanzas” ¿Quién ganará algún premio?. ¡Hacíamos porras en la oficina! “si esta fulano en el jurado…será premiado mengano y viceversa”.

    Con independencia de su propia responsabilidad, y por eso de no caer como el tonto que se llevó todas las tortas, si yo fuera el señor Jurgen Mayer preparaba la cartera pero también una demanda reconvencional al Alcalde de Sevilla en el momento de la adjudicación y en el momento de aprobación de los modificados, a la secretaría del Concurso de ideas por la definición del jurado, al jurado del concurso por ineptos, y a la mesa de contratación por lo mismo. En otro orden nunca he visto un concurso de ideas que se parezca a lo que ganó… ¿Es legal?

    El día que exista la posibilidad que las responsabilidades penales o civiles de la profesión se puedan repetir de manera automática sobre la administración o sus representantes (funcionarios) que aprobaron algún paso (normativo o técnico) sobre la actuación de un arquitecto contratado esto empezaría a cambiar.
    Incumplimiento del CTE…imputados agentes participantes y….el técnico público que aprobó el proyecto u otorgo permisos o licencias.
    Incumplimiento de pliego económico por inviabilidad económica de la propuesta, idem de idem y que respondan con sus bienes como la costumbre manda para los que no vamos en bici ;-)

    País de coña.

    Daniel

    dandieva

    mayo 10, 2012 at 1:10

  8. El síndrome de SERVILISMO que invade todo hace que nadie tenga arrestos para señalar nada (¿Qué tienen miedo de perder? ¿Qué quieren ganar?).

    Los críticos de CINE (al servicio de las cinematográficas) nos recomiendan verdaderas castañas; los editores de LIBROS nos recomiendan a sus amigos de TV o RADIO que nunca completaron la media de 10 libros leídos al año (con suerte pasaron la ESO); los PERIÓDICOS enfocan al otro lado de donde está la noticia puesto que los lectores son idiotas; los “TERTULIANOS” son una pléyade de gente sin nada que decir pero todos son amigos en la cadena de thinktank .

    La cadena de CONOCIMIENTO está regulada por el factor “SERVILISMO”, con la esperanza de “algo que llevar a la boca”. Lo preocupante de este aspecto es que algunos tienen “algo bajo el colchón”, y que otros lo anhelan, ya que si no esperas nada, no tienes miedo a nada.

    Pongamos unas pocas de GÓNADAS en la partida, que todos tenemos ojos.
    Yo arranco con 100millones € para el nuevo museo del diseño MBM en Barcelona (una verdadera castaña sin DNI foráneo, y que por aquí la llaman el yunque, aunque lo cierto es que cae como un martillo en las arcas vacías).
    http://www.lavanguardia.com/cultura/20120509/54291751300/museo-del-diseno-barcelona.html

    oscarq

    mayo 10, 2012 at 11:18

  9. [...] Y miren, podríamos seguir, pero seamos sinceros: Lo que provoca autenticas nauseas no es solo la cantidad, tampoco que la cobre en Suiza, ni que lo haga con un contrato “peculiar”, ni que haya habido un sobrecoste impresentable. Ni todo el proceso.(Que también). No es en este sentido Santiago Calatrava el primer responsable, ya lo dijimos AQUÍ. [...]

    La Nausea « n+1

    junio 20, 2012 at 20:08

  10. [...] que envuelve actualmente a Santiago Calatrava, al que convertir en cabeza de turco (como juiciosamente señala un reciente artículo de José María Echarte) supondría olvidar a otros grandes nombres y proyectos faraónicos que han sido tan tóxicos como [...]

  11. [...] que envuelve actualmente a Santiago Calatrava, al que convertir en cabeza de turco (como juiciosamente señala un reciente artículo de José María Echarte) supondría olvidar a otros grandes nombres y proyectos faraónicos que han sido tan tóxicos como [...]

  12. […] [Hablamos de esto hace tiempo, cuando Santiago Calatrava empezó a convertirse en el chivo expiatorio favorito de la prensa (silente hasta ese momento), de los políticos que lo contrataron (a dedo) y –en buena medida- de una profesión de cuyos clichés ahora hablaremos. No seremos nosotros sospechosos de defender al arquitecto suizo, sin embargo no es el único responsable de la implantación del sistema de la obra pública –y mas la de relumbrón y alto copete “arquitectónico-modernista”- en este país. Si culpable es Calatrava, no lo son menos quienes le contrataron ni tampoco quienes –conocedores de lo que había - dejaron hacer y dejaron pasar, adocenados en las mieles de la época de las vacas gordas al aroma del ladrillo.] […]


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 330 seguidores

%d personas les gusta esto: