n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

Sorteos

with 6 comments

Seguimos para bingooo

Si un representante de una colectividad que contrata con la administración se quejara actualmente (En prensa, en radio y en lo que hubiera) de que los procedimientos para contratar proyectos y obras son una vergüenza, sospecho que el asunto les parecerá de lo más normal.

Que les parecerá incluso lo lógico. Lo propio. Lo necesario.

No tengo que contarles de nuevo lo surrealista de las contrataciones en estos tiempos del “patada a seguir” y el “Esta la cosa muy mala”.

Establecida la premisa planteemos un hipotético caso:

ESE MISMO representante, dirige una institución que, un tiempo (poco) después responde a una petición de una EMPRESA PUBLICA, que le pide una lista de 10 profesionales para, entre esos 10 elegidos para la gloria, convocar un concurso por procedimiento negociado en el que se pedirá y valorara una propuesta técnica a nivel de esquema compositivo.

¿Que ocurrirá? Lean, lean…

Se da curso a la petición, y se solicita que se apunte el personal para seleccionar a los 10 agraciados.

¿Y como se les selecciona?

Pues hombre, dado que se trata de una profesión técnica, que la cosa esta como esta, que estamos quejándonos todo el día (Con razón) de las contrataciones de la administración y que defendemos el concurso de ideas abierto a TODA la profesión el sistema no puede ser otro que:

POR SORTEO.

[Ironic mode Off]

Abandonen el componente hipotético. Esta pasando. HA PASADO.

¡En un Colegio de Arquitectos!

Ahora planteemos la hipótesis de que una administración hiciera esto mismo. ¿Nos parecería propiado? ¿Nos parecería que es el sistema correcto? ¿Qué es el procedimiento a seguir? Algo nos dice que no. Que ni de lejos.

¿Así es como se refunda la profesión y el sector? ¿Asi como se defiende la excelencia? ¿Con sorteos? ¿Vamos practicando con el euromillones por lo que este por venir? O quizá es que este es el plan secreto del CSCAE en esas reuniones madrileñas de las que nunca tenemos muy claro que sale.

Después del sorteo alguien va a trabajar y eso esta no bien, esta magníficamente bien, pero el fin sigue sin justificar los medios.

Quizá había prisa, podrían decirnos. Pero es que precisamente de esas prisas, de esas excusas para todo, de ese trágala de la época de las vacas gordas y el “todo da igual” ha venido lo que ha venido y gracias a ello estamos como estamos. Quejándonos de cómo contrata la administración.

Para después hacerles el juego.

O sea, que lo de siempre. Pero hecho en casa, que queda como mejor.

Written by Jose María Echarte

septiembre 22, 2011 at 12:13

6 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. En el colegio de Valladolid hace ya un tiempecito, organizaron una lista para acceder a las ITEs (obligatorias para edificaciones de más de 30 años en este santo municipio).
    Había que pagar por ser admitido en esa lista. Sí, Pagar. Al colegio.
    Y luego, un sorteo.
    Como lo oyen.

    Y no sé por sus tierras, pero los honorarios por ITE en estos lares son como para irse a dar un paseo a contener la ira sin gente cerca.

    Daniel - CCAD

    septiembre 22, 2011 at 12:19

  2. Dani, me dejas helado.
    Pagar para entrar en una lista DEL COLEGIO!!!!

    Esto tiene un nombre, que empieza por “Ademas de…” y acaba por “…poner la cama”.

    Aqui no hay ni ITE, pero por lo que me cuentas igual hasta mejor…. porque para perder dinero le veo mas sentido a un casino. Por la cosa Jamesbondesca.

    jmer73

    septiembre 22, 2011 at 12:27

  3. En este caso y sin que sirva de precedente tengo dudas con esto. En Alemania, para evitar que a los concursos se presenten 300 arquitectos, con el coste en tiempo y dinero que supone revisarlos, y la rapidez con que se revisan, se hace un sorteo para, entre todos los presentados solo queden 50 que serán los que se valorarán. Competir contra 50 no es lo mismo que competir contra 300. Entre 50 seguro que hay propuestas muy muy dignas.
    Puede ser que seas un gafe y no te toque nunca estar entre estos 50 (o el numero que sea…aunque 10 está clarísimo que es poco) pero las leyes de la estadística afirman que a la larga te tocará las mismas veces que a los demás. No se, está claro que tampoco es la panacea como solución, y no voy a ser yo quien defienda a la administración de cómo contrata. Quita, quita! Pero me parece un tema a discutir…
    En cualquier caso…saludos y gracias por vuestros artículos.

    Fernando Martínez

    septiembre 22, 2011 at 12:29

  4. Casi prefiero el sorteo con bolita y número (nada de sorteo por ordenador que se truca) a que lo haga “el primo de…….” directamente, pero vamos que la cosa no pinta bien, nada bien.
    No me queda muy claro el sistema que dices se usa en Alemania, entre las solicitudes se hace un sorteo o entre los proyectos…….. si es entre las solicitudes de presentación ummm pero si es entre los proyectos me parece fatal….

    eugenia

    septiembre 22, 2011 at 14:24

  5. entre las solicitudes… entre las propuestas no! Eso si que seria un descalabro…

    Fernando martinez

    septiembre 22, 2011 at 16:40

  6. Algo no debe andar bien ¿podemos aceptar el sorteo como criterio de selección? lo que deberíamos de dejar bien patente es la sin razón de pagar por estar en una lista o de que te sorteen, o de ambas cosas a la vez ¡ vergonzoso!.Lo mejor de esta historia es que los colegios de arquitectos; asuman estas prácticas y aquí no pasa nada.¿A quién representan?

    mgr

    octubre 2, 2011 at 20:53


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 330 seguidores

%d personas les gusta esto: