n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

Ay! (Wei Wei)

with 15 comments

El artista chino (lo de chino lo aceptamos porque lo pondrá en su pasaporte, lo de artista vamos a dejarlo en un tierno suspense) Ai Wei Wei, ha venido a Barcelona a ejecutar una obra. A Wei Wei lo conocíamos porque había colaborado con Herzog y DeMeuron en el “Nido de Pájaro”, ese monumento al trabajo obrero a golpe de reeducación.

La palabra clave del asunto, como comprenderán, es ejecutar. Aunque, nos atrevemos a decir que a lo que ha venido Wei Wei es a perpetrar.

La performancia, la obra, la cosa, o para que nos entendamos: ESTO, ha consistido en llenar las dos piscinas del pabellón de Mies Van Der Rohe en Barcelona de café y leche.

Al cierre de esta emisión, desconocemos si el café es torrefacto, mezcla, o si es nespresso ristretto. De la leche tampoco se conoce la procedencia, aunque estamos seguros de que su inevitable yogurización formara parte de la performación artística.

Tampoco se habían confirmado los rumores sobre la posible participación multidisciplinar del burrito de Juan Valdés y la Vaca que Rie en la obra.

La idea para este homenaje al desayuno, al que solo le falta un camarero preguntando  si queremos media de porras o un zumito, le vino al ínclito Ai al preguntar qué era lo que cambiaba en el edificio y al obtener la respuesta de que se renovaba el agua de las piscinas.

Estamos por dar gracias de que no le contestaran que la cubierta se repasaba, porque vemos a Wei Wei muy capaz de haberle puesto unas 20 toneladas de nata en lo alto al pabellón rematadas por una guinda de colosales proporciones, en lo que seria sin duda una reinterpretación critica de la casa de Tarta de Fresa.

Como nota personal, les diremos que la próxima vez que alguien nos diga que la arquitectura es arte, nos vamos a acordar de Wei Wei y de este fastuoso anuncio de nescafé a escala real antes de  mandarle, educadamente, a hacer unos largos a la piscinita de la leche en plan Cleopatra.

Corolario : Que Mr. Ai pretenda que esto refleja el cambio en los edificios y que llame a esta tontada arte, nos parece que entra dentro de lo posible. Alla Ai. Que haya quien se lo subvencione, quien le deje el pabellón de Barcelona para semejante infantilidad y que nadie parezca atreverse a cuestionar la ridiculez (Incluso la calidad,infima) del asunto, resulta indicativo de la docilidad con la que aceptamos cualquier cosa por el simple temor a que alguien piense que no somos lo suficientemente cool y lo necesariamente actuales. Y el criterio y la critica… de vacaciones.

Mientras vuelven, nos vamos a tomar una performance artística con un croissant.

About these ads

Written by Jose María Echarte

diciembre 11, 2009 at 11:41

15 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Jmer, estando de acuerdo con, al menos, el 99% de tus posts sobre cuestiones técnicas y administrativas, me temo que tengo que disentir con tu punto de vista sobre este tema. No creo que con esta actuación el pabellón de Mies se la víctima de nada, más bien hay un provecho mutuo: yo (WEI WEI)te pongo un café y mi nombre sigue apareciendo en los medios para que no baje mi cotización como “artista”, y tú (pabellón) te lo bebes y también apareces en los madios y recibes más visitas y tienes mayores ganancias, lo que te permite seguir existiendo. Y me temo que eso es el arte en la actualidad, una pura mercancia que se revaloriza con marketing y apariciones en los medios, como muchas otras en un sistema capitalista global como el nuestro, que además hace que esa sea la única manera posible en la que exista algo que podamos llamar arte, más por inercia de otros tiempos que por otra cosa. Rasgarse las vestiduras por ello a estas alturas de la película… la verdad, no lo entiendo.

    J

    diciembre 11, 2009 at 13:27

  2. Pues a mi me parece un gran desperdicio, de leche (si es que es realmente leche, que lo dudo muchisimo, alguien la ha probado). El arte va bastante en contra de los desperdicios, o debería.

    No obstante este pabellón no es de mies, es una reconstruccion reciente realizada por un arquitecto catalan de cuyo nombre no estoy segura del todo, de ahi que este tan maravillosamente bien ejecutado. No se ha perpetrado ninguna obra de mies, por mi le pueden hacer un flambeado al coñac.

    milka

    diciembre 11, 2009 at 15:45

  3. No creo que sea rasgarse las vestiduras…
    Como bien dice, ya está bien de tragar con cualquier cosa que suene a “arte”. Desde Duchamp tenemos que aguantar tonterías bajo el título de “arte” que muchas vecs no se las creen ni los autores. Maurizio Cattelan es un “artista” que reconoce que él lo único que hace es cosas que provocan, per que ni tiene intención de ser artista, ni ganas de serlo, ni sabe de arte ni ganas de saber.En otras palabras, vende un producto, Lo que pasa es que los que lo compran lo ponen en medio de una sala blanca con mucha luz y cobran por enseñarlo.
    A mí esto me aburre y es hora de que se critique, de que se acabe el cuento de muchos. Y no digo que no se hagan cosas interesantes que yo mismo seguramente no entiendo, pero es que esto, sinceramente, me parece no sólo una patochada, sino incluso un insulto a la memoria de Mies.
    Como he dicho en algún otro foro, espero que al menos lea los posos del café y pueda adivinar el futuro de la arquitectura…

    Daniel Moyano

    diciembre 11, 2009 at 16:31

  4. [...] This post was mentioned on Twitter by n+1, Carlos César Alvarez. Carlos César Alvarez said: Ay! (Wei Wei) http://nmas1.wordpress.com/2009/12/11/ay-wei-wei/ [...]

  5. Me parto con la entrada…de verdad que es tontuno tontuno el asunto jejejeje : )

    Ya estoy viendo al Joaquín Reyes haciendo la parodia, largo de piscina para aquí, venga otro para allá…jejeje qué pena que el tipo no sea lo suficiente famoso como para que realmente lo hagan…

    Gracias por la risa de fin de semana laboral (la oficial).

    Sergio

    diciembre 11, 2009 at 19:00

  6. Sí milka… el nombre del arquitecto catalán es ese que te ronda el celebro… Ignasi Solá-Morales, que ojo, no era ningún cualquiera, y aunque sea una reconstrucción yo creo que sigue siendo de Mies. Pero bueno, sobre este pollo ya disertó todo lo que era necesario Quetglás en su momento, y seguro que con mucho mejor criterio que el nuestro, al menos que el mío.
    Y Daniel, no comparemos a Duchamp con este fulano, el otro le dia la vuelta al meadero hace casi 100 años, por primera vez y habiendo dejado tras de sí unas cuantas piezas convencionales e interesantes, además de invirtiendo mucha menos pasta.
    El problema de esto es que ya no es nuevo y no genera discusión en torno al tema del arte sino al de la inversión con dinero público (?) en este tipo de cosas.
    A mí, personalmente, me parece una chorrada gordísima.

    JuanH81

    diciembre 11, 2009 at 19:15

  7. Miedo a no ver el traje del emperador… A mi me parece caca, la verdad. Y en tiempos de crisis, pagar esto (por la pasta) y tirar esa leche y ese café (por mucho que no fueran comestibles) un crimen, por los que no sepan que es incomestible. Lo de Duchamp fue en otra época, todos los que han hecho lo mismo después son gili…weis.
    Saludos.

    JCM

    diciembre 11, 2009 at 21:24

  8. Bueno…cuando he citado a Duchamp era porque creo que en él inicia el cambio hacial el arte contemporáneo que nos brinda cosas como esta. Duchamp tuvo su mérito, pero también su delito.

    Daniel Moyano

    diciembre 11, 2009 at 22:06

  9. ¡Ai, Ai, Ai! Vaya bobada que has hecho Weiwei. Con la que está cayendo y a ti se te ocurre dejar hechos una marranada los estanques del Pabellón de Alemania para impresionarnos. Esto ya no cuela.

    Venga, ahora ponemos cara de interesantes y reflexionamos sobre el arte moderno y hacemos aportaciones: propongo que cuando los agricultores almerienses, en acto de protesta por la situación económica de sus explotaciones, decidan tirar cantidades ingentes de pepinos, almendras o tomates, los depositen en los estanques, creando así un diálogo con los paramentos verticales del… y bla bla bla…

    Anda Weiwei, limpia el Pabellón y no lo vuelvas a hacer.

    ene

    diciembre 12, 2009 at 1:35

  10. Me lo has quitado del cerebelo ene. Podría cogerse todo aquello que ‘sobra’ en la agricultura española y hacer ‘arte’ por lo menos los problemas del campo llegarían a más medios…ya que en forma de problema no llega a la gente, que llegue en forma de ‘arte’ que así por lo menos se aprovecha más. Podría hacerse un eslogan tipo ‘Venga a vernos y llévese su trocito de arte a casa’.
    En fin…con tanto tiempo para pensar estamos volviéndonos locos. Yo creo que este tipo de historias siempre han existido lo que pasa es que antes no había tanto aburrimiento social.
    Espero que por lo menos la leche sea Gallega, que por esas tierras tienen que tirar mucha todo los años!!!

    joselov

    diciembre 13, 2009 at 12:57

  11. El arte como siempre, ha sido cosa de unos pocos. En otros tiempos el arte estaba en manos de gente que dominaba a la perfección una técnica. Ahora, del que tiene (o le aportan) dinero para hacer cualquier cosa.
    Siento sintetizar volúmenes de historia del arte, pero así mi comentario es más dinámico.

    Para cuando una crítica (buena o mala) a la vivienda de Ocaña, me gustaría saber vuestra opinión, desde este lado de la Arquitectura.

    Saludos y ánimo.

    jordi

    diciembre 13, 2009 at 23:06

  12. Me recuerda otra gran obra “artistica”,la de Piero Manzoni. Al menos este tuvo el detalle de llamarla por su nombre:Mierda de Artista.
    http://es.wikipedia.org/wiki/Mierda_de_artista

    Nespe

    diciembre 14, 2009 at 7:03

  13. Pues sí Daniel, la verdad es que el jodío Duchamp tiró la primera piedra y buen lío montó.
    Me gustaría pensar que la intención era buena, tipo… “a ver si se convencen de una puñetera vez que el 90% de lo que se llama arte es una mierda como el sombrero de un picador”, pero que le salió mal e inauguró una nueva manera de tomar el pelo al personal.
    Aunque luego se descolgó el tío con la silla de grasa… ná, que era un perro malo y así nos vemos ahora.
    Pero insisto, un perro original, éste ni eso… y el público idiota por bailarle el agua.

    JuanH81

    diciembre 14, 2009 at 10:03

  14. [...] un comentario » Hablábamos el otro día, a propósito de la patochada cafetera de Ai Wei Wei en el Pabellón de Barcelona, de la abulia que [...]

  15. Sí amigos de n+1:
    no es la nave KLINGOR amiga de SANTI.
    La ciudad donde nací ya preparó el cafelito para acompañar el pastel de mierda cual modelo luce el último saco que ni las hermanas LISBON se lo pondrían.

    Cuál será la próxima ocurrencia:
    -una nueva texturita de H&M que envuelva el pastel
    -un nuevo tapizado de HELLO KITTY que lo haga empaquetable
    -una calbóndiga generada por la pantera rosa que sirva de entremés
    -Una balón de fútbol,para pasar el rato
    -Un pepino, también está hecho.
    -Una taza de WATER para cagarlo, también está hecha

    Qué grandiosa creatividad la de nuestra generación que ya lo ha hecho todo.
    ALCEMOS UNA LOA a la GLOBALIZACIÓN (los Monty mismo)que ha multiclicado exponencialmente, caul ´cámara fotográfica digital en manos de la plebe’ el número de despropóstos para deleite de nuestros sufridos ojos.
    HOUSE avisó: dejad de ir a la escuela que la TELE ya lo enseña todo.

    Oscarq

    mayo 11, 2010 at 22:21


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 331 seguidores

%d personas les gusta esto: