n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

La Canallesca

with 15 comments

Ya hemos hablado alguna vez del nivel, o mejor dicho de la falta del mismo, de la prensa generalista cuando se trata de hablar de arquitectura.

Los despropósitos pasan por las tradicionales patochadas de llamar cemento al hormigón armado, cristal al vidrio, usar la palabra modernista (Relativo al modernismo) por moderno (Relativo a lo actual)  y otra serie de incongruencias de trazo grueso como un rodillo de encalar paredes.

Cuando la cosa entra ya en los terrenos del análisis, la profundidad es la de una charca de ranas en pleno mes de agosto y el olor a estancado también. O nos movemos en la inconsistencia más absurda y la falta de criterio más inane y variable o nos pasamos al almíbar azucarado a cucharadas soperas que destilan algunos supuestos conocedores de la materia que lo mejor que podrían hacer es aprender primero sobre arquitectura, aprender luego a escribir sin que parezca que el papel lo ha lamido la madre de Bambi, y juntándolo todo, escribir de arquitectura.

Todo ello cuando la cuestión no se basa en el pago de favores debidos. En el ahora ya te  toca tan de moda o a criterios más propios de la sección de modas del canal E! que a una publicación seria.

Sirva como ejemplo que el reparto de “reconocidos prestigios” es en este país la tómbola de la feria y el siempre toca (si no un pito, un pelota). El encumbrado de inexplicables e imperdonables falacias y fallas (De las de cartón piedra) arquitectónicas es deporte que se practica con profusión.

Ni rastro de capacidad crítica. De un mínimo análisis coherente. De una línea editorial de ningún tipo. De profundidad. Ni en un faldoncillo, ni en una columna. NADA.

De hecho, periódicos de toda corriente política, que se convierten en el látigo de la corrupción del partido que no les da de comer, tragan con los mangoneos arquitectónicos con una facilidad digna de la mismísima Sasha Grey antes de pasarse al cine de autor. No es de extrañar que en el mismo número de un rotativo se desvele a bombo y platillo la contratación a dedo de, por ejemplo, una carpa de fiestas y sin embargo, tres páginas mas allá, la contratación de una Arqui-star del momento, por procedimientos que solo pueden calificarse como vergonzosos, no solo pase desapercibida sino que encima sea aplaudida por el plumilla de turno, que se congratula de que, al fin, la ciudad tendrá UN ______ (Inserte el nombre del artista aquí).

Con todo ello vivimos, o hemos aprendido a vivir, entre otras cosas porque no nos quejamos o por que el nivel es ya tan bajo que lo damos por perdido.

No obstante hay momentos en los que la paciencia se agota o la sopresa nos desborda. Por ejemplo cuando uno lee artículos como el de este fin de semana en El País, que sin dejar de ser anecdóticos no son menos ejemplificantes del enorme vacio que existe en el mundo de la arquitectura, o de la arquitectura comunicada, si prefieren.

Estamos seguros de que tan insigne rotativo no manda a cubrir la Copa de Europa a un analfabeto futbolístico que no sabe lo que es el fuera de juego y esta mas interesado por los tatuajes de los jugadores que por sus evoluciones en el partido.

No sería extraño pues, que la arquitectura se tratara con un criterio, al menos, parecido.

Y sin embargo, sin que nos produzca excesiva sorpresa, vemos que en el citado articulo el numero uno de los blogs de arquitectura lo ocupa Edgar González. No vamos a ocultar aquí lo poco que tenemos en común con EG y que ciertas afirmaciones hechas de forma displicente nos parecen tremendamente peligrosas, sin embargo, que un agregador de noticias (Pues no es otra cosa) este en lo más alto da una muestra del batiburrillo mental que preside el resto del texto.

Aun nos resulta en esta santa casa misterioso que Edgar González, con escasa producción construida y una nula presencia critica o de contenido propio en su blog más allá del enlace indiscriminado, haya llegado a ser tan imprescindible.

Tan imprescindible como para ser el único entrevistado de la pagina del Congreso de arquitectos. Tanto como para ser Jurado de una Bienal en la que se esta juzgando el trabajo profesional de diversos arquitectos.

Los reyes del Guitar Hero, dan clase a Jimmy Page,  y tener un almacén de libros no convierte a nadie en James Joyce.

Dejando esto de lado, no deja de ser un sintoma, el artículo olvida magníficos blogs de arquitectura, cargados de producción novedosa y de análisis interesantes y que van  mas allá de la simple acumulación. Pero qué podemos esperar si entre los arquitectos presentes el único que destaca por si solo es Norman Foster, al que se denomina “el Coco Chanel de la Arquitectura”. Siguiendo esta comparativa Calatrava podría muy bien ser un clon genético de Liberace y Gianni Versace vestido de Claude Montana.

Esta tontada incomprensible (De parecerse a alguien quizás seria a Balenciaga) no es baladí. Es la muestra del esquema mental de quien coloca a la arquitectura en el mismo saco que a la moda en su acepción más petarda, glitter, falaz y Kistch. A esto, evidentemente hemos contribuido con pasión nosotros mismos hasta llegar  a este “todo vale y no hay criterio ninguno” que hace que uno abomine de las hombreras y a los 5 años las considere el no va mas o que se defienda la actitud de la dictadura China (Los mejores, se les llegó a llamar) dando igual una cosa y su absoluta contraria.

Pero tranquilos si seguimos las instrucciones de la página de Sir Norman, por lo visto, podremos ser un chico o una chica Foster. La inanidad y la falta de respeto de este párrafo son por si solas dignas de un maratón de collejas de Bud Spencer o de la lectura obligada del Benevolo en sánscrito y razonando.

Aparece también en este listado la EMV. Que la EMV se dedica a lavarse la cara de vergüenza que le han debido dejar engendros como Sanchinarro y Las Tablas a base de jabones marca Super-estrella y Famosete-de-turno, es vox populi. La mala conciencia se elimina en concursos de una sola parcela que pretenden justificar toda una trama urbana de despropósitos. Por lo visto, como decíamos antes, de esto no queda nada y solo hay sitio para la foto de rigor del número de portal grande y del agujero más caro del mundo.

El resto de enlaces son, por lo poco innovador y por las ausencias absolutamente injustificables, una lista de lugares comunes aun mas sonrojantes para una pieza que dice versar a bombo y platillo sobre Arquitectura de Red y Tendencias Rompedoras.

Está claro. El futuro está en ser un chico o una chica Foster. O en saber tener unas agarraderas del tamaño de las aldabas de las puertas del castillo de “El Jovencito Frankenstein” cumpliendo así con la sabia máxima de que no importa lo que sepas sino a quien conozcas.

Por lo visto es lo que hace falta para el ser el no va mas del modernismo, aunque la verdad a uno le dan ganas de buscarse un río con puente y calzarse unos zapatos de hormigón.

Perdón, de cemento.

About these ads

Written by María

mayo 26, 2009 a 21:47

15 comentarios

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Madre mía… voy a dejar de leer tu blog. Quería a escribir sobre este tema en el mío (la falta de tiempo ha hecho que tenga que retrasar mi indignación generada por dicho artículo) pero después de leer lo que has escrito y ver cómo lo has explicado, he de decir que no podría decir nada más acertado.

    Completamente de acuerdo con todo lo expuesto. No quitaría ni una coma. No añadiría ni una frase más. Está perfecto.

    Ah.. Y me he reido muchísimo… aunque el artículo es para llorar.

    Un abrazo.

    Julen y Nieves

    mayo 26, 2009 at 23:33

  2. pues para ser “Esta tontada incomprensible” ya le has dedicado chorros de tinta…

    por cierto porque no dices nada de la manifestación boloñesa a ti que tanto te gusta arreglar el mundo.

    hasta tu amigo le ha dedicado unas lineas

    http://www.edgargonzalez.com/2009/05/25/mani-bolonia/

    amargao

    mayo 27, 2009 at 13:27

  3. Lo ultimo que recuerdo haber arreglado con exito ha sido un rueda de bicicleta. Por otra parte no acabo de entender si le gusta a usted el articulito, o te deja de gustar, “fueraparte” de su preocupacion por nuestros chorros de tinta, que desde ya le comunico que estan bien, gracias.

    Y la manifestacion me parece perfecta. Tardia, como siempre y organizada por el COAM y el CACOA cuando deberia organizarla en CSCAE que esta como siempre a por uvas.
    Pero en general, nada que no hayamos dicho aqui mil veces. Entre otras cosas porque en esta santa casa, Bolonia, nunca “nos la ha pelado”.

    jmer73

    mayo 27, 2009 at 15:43

  4. No te pongas nervioso. Primero tratamiento de usted y a renglón seguido tuteando: “…a usted el articulito, o te deja de…”
    Y ni un acento, siempre es así? no me había fijado? al final EG y esto se parecen mucho más de lo que parece.
    En cuanto al artículo, divertido, como siempre, crítico, como siempre, con un regusto de amargor, como también casi siempre, probablemente acertado, pero triste, etcétera. Saludos y buena tarde!

    anónimo jerezano

    mayo 27, 2009 at 16:47

  5. En el fondo, el artículo no es más que un reflejo de toda una época, en la que cierta arquitectura dibujada o contada, ha sido más valorada que la realmente construida.
    Un tiempo dominado por el consumo de jóvenes arquitectos (en muchos casos con un enorme potencial) a los que se les ha engordado un curriculum totalmente inflacionado, y que han sido consumidos como carne fresca con el único objetivo de vender cierto producto.

    Cuanto daño se ha hecho, al hacer creer a los más jóvenes, que estos juegos caligráficos de diseño gráfico (que un autentico diseñador gráfico hace mucho mejor) fundamentaban el camino de una nueva forma de hacer y representar arquitectura.

    Por cierto, EG es un claro ejemplo de esta época en la que quizás esta crisis, la boloñesa y la económica, pongan de nuevo en su sitio.
    Si no conoces su producción arquitectónica es porque no la tiene, (pero recuerda que se ha conseguido imponer, que lo importante no es lo que haces, sino lo que dices que haces).

    Si quieres seguir la pista de lo que realmente hay detrás de personajes como este, sigue la pista de un empresa promotora-constructora del tipo “yo me lo guiso y yo me lo como, pero de design” -arco design and proyects- y una producción denominada roncesvalles33 (fíjate quien es el director del proyecto, que no arquitecto, por parte de la empresa) y lo encontrarás vendiendo sus productos “viviendas refinadas para alguien exquisito” (dios mio ¿se puede ser más cursi?) de la misma manera que en cierto modo también los vende de forma encubierta desde su blog.

    En fín, me descojono con vuestros textos (y mi mujer, que no es arquitecto y me dice que nos clavas con tus descripciones), aunque no se como podemos hacerlo ante la naturaleza de los temas. Seguid así compañeros…

    jc

    mayo 27, 2009 at 17:13

  6. Robert Venturi ha hecho mucho daño a la arquitectura, este tipo de articulos… [me refiero al de "el País"]

    ENCUESTA:

    ¿QUIEN ES EL “JULIO IGLESIAS” DE LA PROFESIÓN?
    Apuesto por Calatrava

    Nota: esperaba este artículo desde que vi el citado artículo de “El País”, la alusión a EG era demasiado provocativa, ¿no?

    erRe_1

    mayo 27, 2009 at 17:57

  7. Es cierto, me cuesta horrores poner acentos. Culpen a una cierta dislexia, o me estoy a no cambiar palabras o me estoy a los acentos. Sorry my friends. En realidad lo que no pongo son tildes, pero no nos pongamos semanticos. Aun asi no me negaras que la sintaxis es mucho mejor. ^_^

    Me alegra que te parezca probablemente acertado, o al menos que te interese. Y no creas, no tenemos ningun amargor vital. De hecho creo que antes al contrario somos bastante ludico-festivos, lo cual no quita para que uno pueda decir que el emperador esta, efectivamente, en pelota picada con un tanga de leopardo Julen Postigo style. O incluso no solo que pueda, sino que deba. En otras palabras, se puede ser la alegria de la huerta, y no estar por la labor de comulgarse la rueda de un dumper.

    Puestos a elegir, a Julio me cuesta encontrarle referente. ¿Lamela quiza?. Nos alegramos especialmente por tu mujer, JC, dado que no hay nada mejor que tener alguien al lado que nos ponga en nuestro sitio de vez en cuando. (Mi santa tampoco es del gremio, y como ancla de la relidad no tiene precio).

    JMER73

    mayo 28, 2009 at 0:13

  8. Vale, la sintaxis es mucho mejor, José María. Sólo espero que si llega el momento seáis tan críticos con EG -aunque no sé muy bien por qué ni para qué- cuando sea útil. Por ejemplo, vais al congreso de Valencia, el congreso para Lelos?

    anónimo jerezano

    mayo 28, 2009 at 10:49

  9. El pasado fin de semana aparecio una entrevista con Santiago Calatrava en el dominical “el Semanal” junto a algunos articulos sobre arquitectura y arquitectos. Los tios se lo curran.

    pepe

    mayo 28, 2009 at 13:41

  10. [...] que ya han expresado sus opiniones son: Miguel Villegas en arquitextónica, Carlos Cámara, y nmas1 además de un artículo bastante relacionado de Álvaro Carnicero. Yo he publicado mi opinión al [...]

  11. Thanks!!!. ^_^

    jmer73

    mayo 29, 2009 at 18:19

  12. [...] que ya han expresado sus opiniones son: Miguel Villegas en arquitextónica, Carlos Cámara, y nmas1 además de un artículo bastante relacionado de Álvaro Carnicero. Yo he publicado mi opinión al [...]

  13. [...] cualquier caso, y recordando que hace poco hablábamos de la incapacidad manifiesta de la prensa para escribir sobre Arquitectura, Justo es decir en descargo de Luisma, nobleza obliga, que sabe algo más que el ínclito redactor [...]

    Miss Petrificada « n+1

    junio 16, 2009 at 13:02

  14. Así me gusta. Haciéndole más famoso aún a EG. Desde luego tanta crítica cítrica no hace más que reafirmar que el artículo de El País consiguió lo que pretendía. Me temo que no era un listado para excitados perdedores de eternas tésis doctorales que no llegan ni a papel para envolver pescado. Me temo que con tanto ruido, EG estará encantado. Seguro. Y sí, Calatrava es la fallera mayor del reino, palabra de Foster. Un merengue más y vomitamos todos. Y por cierto, los arquitectos son esa especie que no llegan a ser tan heterosexuales como para ser ingenieros, ni tan gays como para ser decoradores de interiores. De resto, el que se pica, normalmente es por mediocre.
    Saludos.

    envidioso

    agosto 30, 2009 at 6:41

  15. Yo hay cosas que jamás entenderé. La palabra “mediocre” es una de ellas, :D

    Chueca fue un magnífico historiador, un magnífico profesor, un magnífico teórico que ha pasado a la historia de la Arquitectura española, y sí, fue mediocre arquitectónicamente hablando. Ahora, que alguno de los que hablan de mediocridad y crítica me lo desautorice en sus teorías, críticas y textos arquitectónicos.

    Por cierto, ¿las arquitectas en qué grupo entramos, envidioso? ¿Deberíamos ser ingenieras, decoradoras de interiores, mediocres, o algo a determinar?

    Bea Solache

    agosto 31, 2009 at 17:33


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 312 seguidores

%d personas les gusta esto: