n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

La Pantoja se fue a los puentes

with 12 comments

EL ha ganado.

Ahora, tras un ligero carraspeo, y poniendo una impostada voz, ¿Cómo es lo que dicen los políticos generalmente?

Ah si: “Acatamos la decisión, pero no la compartimos”.

En palabras muy simples, el Ayuntamiento de Bilbao tiene que indemnizar a Santi porque han tocado su obra de arte (esto lo dicen su señoría y el propio Santi, no nosotros) y le han puesto una pasarela anexa cuyo proyecto es de Arata Isozaki. 30.000 Euritos.

Santi habla siempre de que sus obras son “declaraciones de amor a los pueblos”. Siendo como es que los 30.000 euros (O la morterada original que pedía el ínclito, que era de tres millonazos) los van a pagar los habitantes de Bilbao, a los que tanto Santi profesa su amor, y entendiendo que un amor que se paga es lo que es, el juego de palabras esta mas que servido. Ahí se la dejamos para que rematen.

Bien. Muy bien. Un orgasmo de bien.

Desde el respeto mas profundo y sincero por las instituciones judiciales (arf.) habrá que decir que su señoría de arquitectura sabe lo que nosotros del código penal de las Islas Feroe. Poco.

Empezando por el simple y trasparente hecho de que un puente no es una obra de arte. La Arquitectura no es un arte.

Vamos a explicarlo despacito, llevados por este amor que le tenemos en esta santa casa a la docencia, y porque estamos practicando para tener Proyecto Docente que es lo que se lleva ahora.

El arte no tiene per se a una utilidad funcional, no obedece a otras reglas que la suyas propias y se sirve solamente a si mismo. Es este un concepto absolutamente Lúdico del asunto. El hombre que crea para utilizar es el homo faber. En cambio el que juega, aplicando este concepto dionisiaco (Creación/destrucción) del juego, es el homo ludens.

En una obra de arte no hay cargas, no hay coeficientes de seguridad, no hay normativas de obligado cumplimiento, no hay normativa de minusválidos, no hay EHE, no hay EA.

En un puente, si.

Un puente es una obra. Pero una obra de construcción. Una obra pública en este caso pagada con dinero publico, y sus dueños no dejan de ser los habitantes de Bilbao.

Dejando de lado lo horroroso y lo falso que nos parezca el puente (La mitad de los cables están colganderos, por lo que podemos deducir que NO están trabajando y por tanto son solo PURO ornamento), su principal objetivo seguirá siendo pasar a la gente de una orilla a otra. Esto es, tiene un carácter funcional (Pésimo), estructural (Malo en este caso) que predomina sobre los demás.

Resumiendo, un puente NO ES una escultura. Que EL los haga basándose en sus esculturas solo revela el carácter hortera y la pasión por la simpleza (que no por la sencillez) del personaje.

Si el puente llega con los años a ser considerado una obra de arte, o incluido en un catalogo de protección, es una cuestión que solo el tiempo podrá definir.

Ahora bien, que el propio autor lo defina desde el minuto cero después de cortar la cinta como “Obra de arte” es, a la par que fatuo hasta la nausea, mas falso que un duro de corcho.

Solemos tener este problema con todo lo que EL hace. Una escultura no es arquitectura. Esta comparación ha sido absolutamente perjudicial para la profesión a lo largo de los años reduciéndola a un mero formalismo vacuo, que solo sirve para olvidarse de todo lo que no salga en la foto. Al que dijo esto por primera vez, así como al que nos incluyo en las bellas artes, habría que deportarlos al ártico a sexar pingüinos, a que recapacitaran sobre tamaña felonía.

En el caso de los puentes, lo reducido de sus exigencias, (Que se sostenga a si mismo, que sujete lo que pasa por encima y que llegue de A a B) los hace especialmente vulnerables a esta perversión.

Y ojo, nadie esta diciendo que un puente deba ser una obra quasi militar. No. Es campo abierto para la innovación, para la investigación y no es un campo sencillo.

Sin embargo las exhibiciones de musculatura fatua son intentos banales de artistizar (permítasenos el palabro) sin otro objetivo que el placer onanista de mirarse el ombligo y ver que efectivamente, lo tenemos redondo.

Pero algo más se oculta detrás de este ánimo artístico, de esta pasión por la obra de arte y el continuo desprecio por la concepción técnica de la arquitectura, y que entra ya en la perversión más absoluta.

Un puente, puede hacerlo Santi, podemos hacerlo nosotros, puede hacerlo cualquiera que tenga un titulo de arquitecto (O de Ingeniero de CCyP).

Un Calatrava solo lo puede hacer Calatrava. No hay que ser muy listo para adivinar esto, un Pérez lo hará un Pérez, un Mengánez un Mengánez. Incluso puede que algún día, un González haga un González.

Y no es otra la intención que la de subvertir ciertas contrataciones publicas, cambiando las necesarias “transparencia y publica concurrencia” por “queremos tener un Calatrava que es una obra de arte”.

Adiós al concurso. Adiós a la LCSP. Adiós a la más mínima decencia o legalidad política a la hora de adjudicar una obra pagada con dineros públicos. Bienvenida sea la adjudicación digital. El dedazo. El artista y su arte por la gracia divina del dedo político señalador.

¿Hace falta que les digamos que esto es una vergüenza? No creemos.

De hecho EL ya ha intentado meter este gol por la escuadra en diversos sitios. En Austria sin ir mas lejos, aduciendo una horterada tan cursi y supina como que su puente era un “Pequeño minueto”. El ayuntamiento de Viena trataba de esta bonita manera de encargar a dedete la construcción de dos puentes mediante el burdo y falso sistema de considerarlos obras de arte.

Menos mal que en Austria tienen un presidente de los arquitectos peleón, el Sr. Andreas Gobiet, que dijo, negro sobre blanco, las verdades del barquero:

Los encargos arquitectónicos de la ciudad deben decidirse mediante una licitación y no directamente, no es  correcto recurrir al término “obra de arte” para evadir este requisito. La arquitectura siempre es “arte de construcción” y no puede reducirse a “un proyecto artístico”·.

Leyendo esto, que nos llena los ojos de lágrimas como cocos maduros, no podemos sino preguntarnos si Herr Gobiet tendrá cláusula de rescisión. Porque se nos esta ocurriendo una sustitución interesantísima.

Volviendo al tema. Los habrá que crean que esta decisión judicial, que este “triunfo” de EL, favorece a la profesión.

Nada más lejos de la verdad.

De hecho, si algo consiguen estos artistillas de medio pelo con sus constantes apelaciones a la “obra de arte” y a la imagen del artista caprichoso y veleta, es denigrar a quienes entendemos que la arquitectura es una labor técnica. Sacrificada y gratificante como pocas, pero tecnica. Ni caprichosa ni banal, sino seria y profesional.

Lo que se cosigue de esta guisa es que tengamos que escuchar mientras nos rechinan los oídos (Y casi nos sangran) a alcaldes y hasta a ministros decir que los arquitectos hacemos “embellecimientos”[Sic] y que “las obras las hacen los ingenieros y luego vienen los arquitectos a ponerlo todo bonito”[Sic]

Algunos de nosotros hemos construido cosas. Y algunos hemos visto como nos las modificaban con un criterio bastante penoso. Dejando de lado el dolor que esto nos produzca, no deja de ser cierto que las obras pertenecen a quienes las pagan, y que las obras públicas se reforman y modifican con los años.

Eso no desmerece la calidad de los proyectos originales ni a quien los proyecto y dirigió. Desmerecerá en su caso a quien las modifico. Y lo hará por que se perderán parte de los criterios técnicos que sirvieron para construirlas. Y no porque nos hayan tocado “las capillas sextinas”.

En este país hay una tendencia desmelenada a convertir a cualquiera en artista. Cualquiera que pega tres gorgoritos por la tele. Cualquiera que sale en el Hola (el real y el surreal). Cualquiera que da tres saltos. Cualquiera que junta dos líneas de mala manera.

Aquí cualquiera quiere ser artista. Y ese es el problema y la cuestión.

¿Es Santi, realmente, la Pantoja?

About these ads

Written by María

abril 2, 2009 at 18:06

12 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. A mi me recuerda mas a Chimo Bayo que la Pantoja; valenciano y con esa irrefrenable tendencia al tunnig de edificios con spoilers, alerones y esas especies de carenados tan “decorativos” como inservibles.

    xta si, xta no…

    Pablo

    abril 3, 2009 at 11:38

  2. Sabéis de sobra que nunca he querido ser artista, me niego, nones.

    Pero tampoco quiero ser técnico. Que no.

    Quiero ser sencillamente arquitecto.

    Miguel

    abril 3, 2009 at 12:52

  3. Sólo puedo decir una cosa: AMEN!!!

    tak

    abril 3, 2009 at 12:52

  4. Buenísimo. O malísimo, según se entienda.

    Ojo al comentario de la Audiencia sobre Calatrava:
    “El recurrente pretende incrementar sus ingresos, por la violación de su derecho moral a que se respete la integridad de la obra, en un importe que casi quintuplica la cantidad percibida por su trabajo profesional, lo que no se explica, sino por una autocomplacencia intolerable y desmedida del actor en el contenido del derecho moral sobre la obra terminada o resultado objetivo de su trabajo”.

    xD

    Jorge

    abril 4, 2009 at 15:28

  5. Sólo apuntar que yo tampoco reniego del arte. Pero para mí el arte no es esto que citas sarcásticamente.
    El arte en arquitectura es algo que con oficio resuelve brillantemente las cuestiones en juego, técnicamente por supuesto, rigurosamente por supuesto, en presupuesto y en plazos (si las circunstancias no lo impiden, ejem) por supuesto. Es el arte más fácil de criticar, el que se puede valorar más objetivamente, el más difícil de pervertir ante nuestros ojos bien educados. No reniegues de ese arte. Y llama a esto otro como quieras, que nos dará igual.

    Trumbo

    abril 6, 2009 at 22:23

  6. Estoy de acuerdo en que la arquitectura No es un arte, y si alguna lo fuese sin duda no sería la de Calatrava, pero ¿me pueden explicar entonces porque ciertas obras de arquitectura emocionan al descubrirlas? ¿porque un edificio correctamente hecho, respetando toda la normativa y que funciona perfectamente cumpliendo con su programa no nos dice nada de nada y te deja indiferente o incluso te molesta o te aburre? un arte no es, pero tecnica solo tampoco…entonces donde nos englobamos? Técnica con posiblidad de ser arte si tienes ese don?

    CASCLOT

    abril 7, 2009 at 9:28

  7. No es sólo arte, no es sólo técnica. Es arquitectura, como su propio nombre indica.

    A lo mejor Calatrava se ha creído un Roark del siglo XXI. ¡Ay, si la señora Rand pudiera verlo, pobre de ella!.

    C. Leticia

    abril 16, 2009 at 1:36

  8. Aqui un nuevo fan Madrileño de este blog.
    El otro día pasé por Plaza Castilla y “admiré” la nueva obra maestra de Dios SA. El Obelisco de Caja Madrid.
    Espero ansioso un post sobre él¡¡¡¡

    Em.LB

    abril 28, 2009 at 8:34

  9. Soon to come Em. No desesperes.

    jmer73

    abril 28, 2009 at 12:26

  10. Dios S.A. lleva un añito malisimo.

    Aunque su cuenta bancaria ya la querria yo, claro.

    jmer73

    mayo 12, 2009 at 14:24

  11. […] Resulta no obstante interesante que Don santiago ofrezca su apoyo al Ayuntamiento… después de haberlos demandado por la bonita cantidad de tres millones de euros (Que, a menos que en Bilbao tengan una máquina de imprimir billetes, hubieran pagado sus sufridos ciudadanos, dueños a la postre del puentecito de marras). ¿El motivo? La unión con una pasarela de Arata Isozaki en su extremo que –siempre según el valenciano- vulneraba su “derecho moral a la integridad de la obra”. De la integridad de los peatones (física en este caso) no tenemos noticia de si se comento algo durante el juicio que –de forma surrealista- condenó al ayuntamiento a pagar 30.000 euros al vulnerado artista. […]


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 346 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: