n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

Amores que matan

with 8 comments

Después de mucho posponerlo, por fin ha llegado el día de que hablemos del cuarto puente de Venecia obra de DIOS S.A.

Dirán ustedes que nos estamos obsesionando pero es que cuando te dan la mitad del trabajo hecho, la verdad, es imposible resistirse.

El puente, el cuarto que cose la trama urbana veneciana, fue encargado hace ya un tiempo, y desde sus comienzos ha estado rodeado por una polémica que de agria esta a punto de pasar a”contuso-lacerante”. Déjenme que les explique.

Once añitos llevan para completar la erección (De erigir malpensados). Once años para un puente de 96 metros. Me sale más o menos a 9 metros por año. Oigan, ni el canal de Suez. He visto carreras de caracoles que al lado de esto parecían Niki Lauda antes de lo de la oreja.

Por hacerles la historia previa algo mas corta, el puente en cuestión ha pasado de costar 4,5 a 20 millones. No es accesible para minusvalidos, que tendrán que usar un ascensor lateral (Cabe preguntarse para que se hace un puente entonces) y para rematar la faena (de avio, que dirían los taurinos) el puente estará constantemente monitorizado durante unos años dado que hubo que reforzar los pontones del canal con gatos hidráulicos ante las serias dudas de que pudieran soportar el peso de la estructura.

Como diría Woody Allen de la tortilla de los hoteles españoles, “Lo menos que se puede esperar de un puente, es que se apoye. Parece lo propio”.

El puente se inauguro sin bombo, ni platillo, ni taquígrafos ni nada. Luz si había por que la obra no tendrá otra cosa pero neones tiene más que el Studio 54 en sus buenos tiempos. EL se quejaba entonces de que la polémica era injusta.

Últimamente, y por cuestiones que no vienen al caso, tengo un poco descontrolado el concepto “justicia”, pero, armado de una calculadora de un poco de sentido común y de la aplastante lógica de los hechos podríamos dilucidar ciertas cosas.

Entre ellas que para 96 metros de puente (Que como puente es nada y menos) han tardado 11 años y se han gastado 20 millones de euros. A 9 metros por año y a 208.333,33 € el metrito lineal de puente.

Entre ellas que el puente, en pleno siglo XXI no estaba preparado para el acceso de personas con movilidad reducida.

Entre ellas que después de tener la estructura del puente lista, no tenían muy claro si los apoyos lo soportarían.

Dios S.A. decía pasada su indignación que su misión era puramente estética. Que el era un asesor artístico. Curiosamente sobre una obra en la ciudad en la que unos años atrás la biennale llevaba por titulo “Menos estética y mas ética”.

En cualquier caso lo que si asumía era la seguridad estructural del puente. ¿Pero en que quedamos? ¿Era un asesor artístico o era un técnico?

Esto comienza a complicarse más que la trama de “El tercer hombre” que curiosamente también se desarrollaba en Venecia.

Así que siendo esto malo, no es nada a lo que la arquitectura-espectáculo no nos tenga ya tristemente acostumbrados. Una opereta italiana en varios actos entre los que se incluyen, “La magna obra di Venezia” (Obertura en digital mayor), “Giovanni non e posibile encajare questo en el presuposto” (Tocata y fuga, in crescendo), “Voglio apoyare per le pontone e molto pericoloso” (réquiem de lamentos en fa sostenido), “il minusvallido vafanculo” (Coro con barco y naumaquia) y el no menos celebrado episodio “Io non sono niente piu qui un asesore artistico” (Lacrimossa de réquiem),  para rematar en un grande finale: Non facere molta publicidade, peligra la nostra alcaldia” (Solo de tenor con juegos de manos en pizzicato pianisimo). Como les digo, nada que tristemente no sepamos ya, que no hayamos visto mil veces o que no nos suene.

Sin embargo, lo que podría haber pasado sin pena ni gloria como otra intervención plena de artisteo (del malo) y de billetazos a porrón (De los buenos)  va camino de ser como la historia interminable.

Y es que el puente en cuestión esta dando ciertos problemas que solo me atreveré a clasificar de óseos. Y ello por que al parecer varios turistas han dado con sus huesos en el duro suelo cayéndose (¿desmorrándose?) al pasar por el puentecito. Incluso 10 de ellos han acabado las vacaciones haciendo una visita a un centro hospitalario italiano, que siempre es una forma algo triste de acabar un periplo veneciano.

Parece ser que DIOS S.A. ha mandado una nota al Ayuntamiento de Venecia sobre como resolver los problemas.

Y uno se pregunta, claro, después de 11 años, después de 20 millones de euros… ¿No podían haber metido la nota en el proyecto y tan felices? [No podrían hacer el avión de lo mismo que la caja negra] ¿O ha habido que esperar a sumar esguinces y roturas pélvicas para darnos cuenta de que el puente tiene más peligro que jugar al Risk con Donald Rumsfeld?

El problema, nos dice EL, es de percepción de cada persona. No se si se refiere al momento-caída, cuando uno puede percibir que se va a dejar el costillar contra los neones o percibir que lo que se va a llevar de Venecia de souvenir es una bonita escayola y no precisamente de la fachada de San Marcos.

Espero que no se refiera, aunque no daría mucho por ello, a que el problema es del personal transeúnte que ha decidido hacer rafting sin canoa por los escalones. ¡Que banda de desagradecidos, que falta de sentido estético! Parece que la solución propuesta pasa por sustituir unos escalones de cristal por otros de traquita, una roca volcánica.

Si como suele pasar en estos casos, la estadística no falla y el castañazo sigue a la orden del día, aparte de la costalada los sufridos peatones se van a llevar de regalo el raspón con la traquita, que puede ser, perdónenme la broma fácil, de traca.

Sin embargo el Ayuntamiento ha decidido no hacer mas obras y poner unos carteles avisando. Lo de los carteles puede ser también de traca (O de traquita). Les ruego encarecidamente que si van a Venecia me hagan una foto. Tiemblo al pensar lo que pondrá. ¿“Zona minada”? ¿”Ojo costalada”? ¿”Obra artística, vigile al pisar”? ¿”Entre por su cuenta estética y riesgo físico”?

Sospecho que lo que al ayuntamiento le pone las traquitas al flan es pensar en como justificar que (repito) después de 11 años, después de 20 millones, haya que hacer reformitas de ultima hora por que hemos descubierto (Mireusté) que la gente se nos cae mas que si hubiéramos puesto un puente Bailey.

A todo esto, en una pasada entrevista EL nos decía (Muy en su línea filántropa que no nos acabamos de creer):

Se ha trabajado para entregar a Venecia una obra que esté a la altura de la ciudad. Es un acto de amor a Venecia y de amor a la civilización italiana en general

Dejando de lado, que los amores pagados… la verdad de nunca, y, visto lo visto me da la impresión de que en Venecia más de uno estará pensando “Santiago, quiérenos, pero quiérenos menos per favore!”.

About these ads

Written by Jose María Echarte

octubre 6, 2008 at 18:20

8 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Gran entrada, como siempre
    Eso sí, una puntualización: “El tercer hombre” tiene lugar en Viena.
    (Por lo menos la película, igual el libro de Greene sí se desarrolla en Venecia y en la adaptación Reed cambió de ciudad. Si fuera así, habría patinado cual turista incauto por el Ponte Calatravesco. Por cierto, ¿sólo caen turistas? los nativos, ¿son más habilidosos o es que directamente evitan cruzar este puente y se van al de la Ferrovía, a unos 300 metros de distancia?)

    Rai

    octubre 7, 2008 at 10:57

  2. Gracias Rai. Y gracias por el aviso, “El tercer hombre” transcurre en viena es cierto. Teniendola en DVD es un fallo gordo. Tch tch, malditos cinefilos. Jejeje
    Don’t worry, sera corregido.

    Jose Maria Echarte Ramos

    octubre 7, 2008 at 11:04

  3. Amores Que Matan (crítica sobre el puente de Calatrava en Venecia)

    El puente, el cuarto que cose la trama urbana veneciana, fue encargado hace ya un tiempo, y desde sus comienzos ha estado rodeado por una polémica que de agria esta a punto de pasar a”contuso-lacerante”. [...] Once años para un puente de 96 metros. Me …

    meneame.net

    octubre 7, 2008 at 11:51

  4. He pasado por el puente en cuestión, a parte de los minúsvalidos…el puente comunica dos estaciones, la de buses, y la de trenes…hay que ver a los pobres turistas tratar de subir cada peldaño con sus maletas de rueditas, en este caso inutiles…a futuro, el cartel dirá: a venecia, solo con equipaje de mano…. y dato curioso, el puente de rialto, en la misma ciudad, se construyó en tres años, …(para los despistados, no, este no es de DIOS…jaja)

    andres

    octubre 7, 2008 at 15:23

  5. [...] es quiza la del puente veneciano que costo 5 veces mas y que pese a ello no tiene paso para minusválidos y que es mas bien tirando a trampa mortal con [...]

  6. [...] le paso a nuestro Valenciano universal en su puente veneciano, en el que mas de uno (Y mas de diez) turistas acabaron contra el duro suelo al resbalarse con los [...]

    Slippery When Wet « n+1

    diciembre 30, 2010 at 19:22

  7. [...] que este bien, pero oiga, si esto es una acequia… ¿Hacia falta este dispendio? Es que además lo ha hecho usted de cristal, que esto es carísimo hombre, que lo traen de Alejandría y es (Como su propio nombre indica) un [...]

    Bethlehem Mayhem « n+1

    diciembre 20, 2011 at 11:12

  8. […] puente italiano resulta una de las obras más entretenidas de Don santiago. Ya escribimos mucho al respecto en su día sobre ella. Sobre su sobrecoste y sobre las costaladas (magníficas) que parecían chufarse algunos […]


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 339 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: