n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

Archive for septiembre 2008

Resignarse o concursar

with 4 comments

Bien esta lo que bien acaba. (Pero no tanto)

Aunque como soy de natural desconfiado no lanzare las campanas al vuelo demasiado pronto, les diré con una media sonrisa (algo ladina) que la noticia no podía ser más agradable.

El Consejo Consultivo de Andalucía decidía ayer viernes votar en contra de la contratación directa, o sea a dedo, de Norman Foster para la ejecución del proyecto del nuevo Palacio de Congresos de Almería.

En concreto lo que viene a decir el Ayuntamiento en la nota, notita más bien, publicada, es que no se puede contratar por procedimiento negociado directo al arquitecto Norman Foster.

La gallina. Parece más que evidente que Norman Foster no es el único que puede proyectar un pabellón de congresos en España. O eso decía mi titulo la última vez que lo mire.

El procedimiento se ha demostrado contrario no solo a la legislación vigente en materia de contrataciones de la administración pública sino contrario a todo síntoma de raciocinio por parte de nuestros públicos servidores con el concejal Pablo Venzal a la cabeza y el Alcalde detrás bailando la yenka.

Sin embargo, como no podía ser menos, las declaraciones del concejal son, siguen siendo, como para ponerle un piso cerca de la tumba de Erasmo de Rótterdam a ver si se le pega algo aunque sea por proximidad o por osmosis.

Leer el resto de esta entrada »

Written by Jose María Echarte

septiembre 30, 2008 at 19:42

Mi primer libro (¡¡chispas!!)

with 4 comments

Las primeras veces suelen ser recordadas.

El primer beso, el primer proyecto, la primera borrachera, el primer amor… Lo se, lo se, les parece un comienzo algo Jane Austen, culpen al otoño, a la caída de la hoja, a la edad…

Puesto a recordar, tengo muy claro cual fue el primer libro de arquitectura, estrictamente de arquitectura, que tuve. Digo tuve y no compre por que lo herede de mi padre.

En concreto eran dos, llevaban en casa desde siempre y nunca me habían llamado la atención salvo por el hecho de tener un formato algo diferente al resto de libros del despacho de mi progenitor. Al final, cerca ya de los 17, cuando en historia de 3º de BUP (Existía una cosa que se llamaba BUP, jovenzuelos) te explicaban quien era Le Corbusier (indefectiblemente, siempre con foto de la capilla de Ronchamp y siempre muy de pasada) me pico la curiosidad, dado que uno de ellos llevaba ese nombre en la portada.

Era un libro marrón, entelado, delgado, de cubiertas rígidas, con el nombre impreso en letras blancas en la portada “LE CORBUSIER”. Una edición bastante cuidada. Le acompañaba otro verde, del mismo formato en el que se leía “F. LLOYD WRIGHT”.

Ambos respondían al mismo formato editorial, una breve introducción al autor y la obra, muy destilada (tanto que hasta un alumno de BUP como yo, podía digerirla con cierta facilidad); y una colección de fotografías acompañadas de las plantas mas significativas representadas de forma sencilla y sin aspavientos.

Me gustaban aquellos libros. Aquellos muros enormes de hormigón. Recuerdo especialmente una fotografía de la Unidad de Habitación desde el frente, junto al estanque, que me parecía especialmente impresionante. Vivir allí debía ser magnifico. Inocencia.

Supongo, no lo recuerdo ya, que no entendería bien las plantas, y que me movería por una afinidad puramente visual. Esto me gusta, esto no…

El libro de Wright, al que siempre dedique menos atención, siempre me producía una sensación más calida, o quizá menos marciana que el de LC. Eran mayoritariamente viviendas unifamiliares e interiores, alguna torre (La fabrica Jhonson) pero mucho menos futurista, eso me parecía a mi, que las del libro hermano.

Leí y releí aquellos libros muchas veces, o casi seria más justo decir que ojee y ojee sus páginas y fotografías, con un color fantásticamente pop. Ese color especial de las fotografías de los años 60 y 70.

Poco después tuve el que seria mi primer libro mío y no heredado. Ya estaba en Madrid estudiando y apenas llevaba allí una semana. Entre los sustos por la compra de material para análisis, los sustos por la cantidad de repetidores (que no hacia presagiar nada bueno) y la adaptación al colegio mayor, yo, que era la primera vez que salía de casa, no tenia tiempo ni de respirar. Mi padre debió de venir a alguna cuestión en el entonces MOPU (ahora Fomento) y después me llevo a comer. Me dio un libro de Julio Cano Lasso. Un catalogo editado con motivo de una exposición en la arquería de nuevos ministerios.

La edición era pésima pero los textos muy interesantes y los dibujos de Cano Lasso magníficos.

De hecho durante un tiempo cuando nos mandaban a hacer apuntes en “análisis de formas” intentaba que me quedaran como a el, labor fútil esta, dado que no se trataba (Como luego aprendería) de dibujar como, sino mas bien de mirar como.

Aun conservo los dos primeros libros. Fueron, en su uso, sustituidos por otros más completos pero aun vuelvo a ellos alguna que otra vez y me fascina que lleven tanto tiempo conmigo.

Aun conservo el último libro. Aun lo releo de vez en cuando, ya esta gastado por el uso y los viajes. Ha sobrevivido a tres cambios de casa, a dos de estudio, a un Colegio mayor, dos pisos de estudiante, a múltiples fotocopias, escaneados, subrayados (Soy de subrayar) y lecturas mil, tiene múltiples post-it que le sobresalen como galones de mil batallas y aun esta en la estantería mas próxima a mi mesa.

Aun le tengo cariño y aun me sorprenden sus textos, llenos de una claridad que echo de menos últimamente, de una humildad que los hace más calidos de lo que la fría edición del tomo sugiere. Supongo que me reconfortan en cierta manera cuando me encuentro perdido o no tengo muy claro a donde voy.

Ya les había dicho que debía ser el otoño…o el verano indio.

Y ustedes ¿Tienen un primer libro?

Written by Jose María Echarte

septiembre 26, 2008 at 18:41

Publicado en cogitationes privatae

Rebelion en las aulas

with 5 comments

Dado que es el principio de curso y que estamos aun con la galbana de las vacaciones les propongo un experimento en plan reality. Lamento decirles que el experimento, como todos, tiene sus riesgos. Pero esto no hace sino incrementar el interés.

Tranquilos no voy a proponerles algo en plan Paris Hilton en “The Real Simple Life”, ni van a tener que bailar ustedes nada vestidos de cogollo de Tudela en plan Fama. Es más sencillo que todo eso.

Por otra parte en este experimento solo podrán participar aquellos que aun estén en la carrera, y concretamente aquellos que no tengan la más mínima esperanza de aprobar proyectos ese año. Siempre podrían infiltrarse ustedes en una clase de proyectos a probar, pero si, como a mi, la caída del pelo ya les afecta, les advierto que la pillada puede ser espectacular.

Así que, si es usted estudiante, si esta en una escuela de arquitectura, (La de Alicante o la de Madrid van bien) y si este año ya esta usted mas p’alla que p’aca en Proyectos lea y participe hombre, que no le cuesta nada.

El experimento consiste en ir a clase de proyectos hacer una serie de preguntas y observar las reacciones del personal. ¿Fácil eh?.

Si consiguen ustedes algún amiguete que les grabe, y la reacción es la que esperamos (Nuestros profundos estudios así lo intuyen) puede usted ser el rey del canal arquitectura del Tube.

¿Preparados?, empezamos.

Exp1.- En clase de proyectos, empiece a describir su propuesta de la siguiente guisa:

“Lo he orientado al sur para aprovechar la luz natural dejando la cocina mas a norte. Los cuartos húmedos están juntos por razones técnicas para facilitar los patinillos de instalaciones.”

Posible Reacción (PR): Mirada atónita del profesor, murmullo bajo de sus compañeros y más que segura indicación de que usted es, realmente, un aparejador encubierto.

Exp2.- Cuando un compañero, o usted mismo, enseñen algo que parezca caro, carisimo, pregunte: “¿Esto no daría problemas con el presupuesto?”,

PR: Posible referencia a que eso es de ingeniero.

Leer el resto de esta entrada »

Written by Jose María Echarte

septiembre 24, 2008 at 12:14

La viga de Ohanes

leave a comment »

Ohanes de las Alpuxarras, 1734

«Tengo el honor de poner en su conocimiento la inquietud que me produce ver la viga que media la clase que regento, pués está partida por medio, por lo cual el terrado ha cedido y ha formado una especie de embudo que recoge las aguas de las lluvias y las deja caer a chorro tieso sobre mi mesa de trabajo, mojándome los papeles y haciéndome coger unos dolores reumáticos que no me dejan mantenerme derecho.

En fin, señor Alcalde, espero de su amabilidad ponga coto a esto si no quiere que ocurra alguna desgracia con los niños y con su maestro, éste su muy seguro servidor. Dios guarde a V. muchos años. Ohanes (firmado y rubricado).

Señor Alcalde de Ohanes de las Alpuxarras».

Continuar leyendo

Written by María

septiembre 19, 2008 at 16:52

Publicado en General

Diccionario Arquitecto / Español

with 13 comments

¿Le cuesta a usted escribir sus memorias?. No, no me refiero a las memorias estilo Vilallonga, me refiero a las de sus entregas de proyectos, alma de chotis.

No desespere, n+1, sección educativa, en su impagable esfuerzo por llevarle por la vereda del “Engañe usted a todos y quédese con el personal” le presenta un nuevo diccionario Español-Arquitecto, con el que podrá dar lustre a sus memorias sin que lo note nadie.

Tranquilo, nadie le preguntara por lo que las cosas significan, en esta profesión pronto se aprende que lo que nadie entiende, nadie pregunta.

Y sin mas, apunte y recuerde, ¿Por qué decir una cosa en una línea cuando puede usted llenar un folio?

Ojo, si es pareja/o (O_o) de un arquitecto y se ve arrastrada/o a unas vacaciones con su significant other arquitecturil, no deje de leer estos términos que le salvaran el periplo vacacional.

El muro: El elemento murico / La membrana vertical / el limite contenedor interior (o exterior)

La ventana: El elemento de transición visual / el conector visual / la perforación / el hueco

El Programa: el esquema programático / el árbol de usabilidad programática/ la estrategia de ocupación temporal del espacio (Incluso si se ponen ustedes magníficos, del espacio-tiempo)

Las personas: Los usuarios / La sociedad (Nunca se usa “la gente”, “la gente” es caca. Un arquitecto no dice “la gente”)

La fachada: la piel / La membrana de interacción ambiental / la envolvente exterior de intercambio con el medio.

El alzado: ¡!Antiguo!! ¡!Que es usted un antiguo!!

Leer el resto de esta entrada »

Written by Jose María Echarte

septiembre 16, 2008 at 18:50

Publicado en humor, profesión

Biennale/08, Pijus Magnificus

with 3 comments

Hace unos años fue comisario de la Bienal de Venecia Maximiliano Fuksass. El lema era “Menos estética y mas ética”. Sin entrar en profundidad en los contenidos de la misma, el lema no puede parecernos más de actualidad.

Este año sin embargo, el comisario es Aaron Betsky.

Después de leer las primeras noticias sobre el evento, no esperábamos que nada especialmente interesante surgiera de Venecia. Y ello por que lo que aparecía en la página web nos parecía como poco preocupante.

Solo el titulo ya lo es, “Ahí fuera, Arquitectura sin edificios” (O Arquitectura sin construcción, que de ambas maneras puede traducirse). Sospechábamos ya que la Bienal iba a calzarse con gusto y pasión el traje alta costura que se lleva actualmente, y que no es otro que aquel que hace gala de que el proyecto, la investigación, o el proceso proyectual, es un fin en si mismo separado de la construcción y, y esto es lo peor, mas valido que aquella.

Tristemente, lo que eran sospechas, acompañadas por la sensación general de que las Bienales son una fiesta del canapé y el copeo subvencionado a las que asisten los cuatro amiguetes de rigor y algún foráneo para dar color (que generalmente merece estar allí mas que el 90% de los restantes), se han confirmado al leer hoy en el país las declaraciones de Aaron Betsky, comisario a la sazón del jolgorio veneciano.

Leer el resto de esta entrada »

Written by María

septiembre 11, 2008 at 17:27

A Iron Man tampoco le gusta

with 4 comments

A DIOS S.A. le están creciendo los enanos.

No es ya solo lo de Venecia, de lo que ya hablaremos con calma por que merece nuestra más dedicada atención y cariño, aunque ya les decimos que lo de la Mostra de Venecia no creemos que se culpa del puentecito. Bueno…. Lo miraremos.

Es que ahora hasta el mismísimo Iron Man se lanza a por su magna y estética obra.

Gracias a Enrique de Bachibuzuk nos llegan estas imágenes, que no podemos sino clasificar como dignas de colgarse junto al Guernica en el Reina Sofía, tal es su nivel de carga simbólica:

iron_1iron_2

Mmmmmh ¿No notan como les suben unas maripositas por el estomago? El comic es de Salvador Larroca, valenciano el.

Solo nos queda preguntarnos…


¿Para cuando la película?

Written by María

septiembre 10, 2008 at 12:31

Publicado en General

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 352 seguidores