n+1

Aquí también hay que leer compulsivamente (LFC)

Un alemán, un libio y un irlandés

with one comment

3

Estrechos y altos, muy altos, son algunos de los rascacielos más
emblemáticos del mundo. Torres que, haciendo gala de la arrogancia que
supone ganarle terreno al cielo, exhiben los nombres propios de
deportistas, rockeros y hasta jefes de Estado.

Ese es el caso de la Tour Gaddafi, rascacielos que se convertirá en el techo de África y que
ha sido bautizado con el nombre del megalómano presidente de Libia. Sus
250 metros de altura, distribuidos en 60 pisos se yerguen en Dakar (Senegal).

La
financiación de este coloso, que supera los 250 millones de dólares,
corre a cuenta del Fondo Libio de Inversión para África. El skyscrape acogerá un complejo hotelero, residencial y administrativo.

Muy sorprendente

About these ads

Written by María

diciembre 4, 2007 at 20:56

Publicado en africa, dakar, senegal

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. A mi lo del Bono me flipa, mucha conciencia global y humanitaria para después dar su nombre al mejor ejemplo del capitalismo corporativo que existe. P’a habbennos matao. O mejor, para que sufrir nosotros, “p’a cogerlo y matarlo a él”.

    Un parmerito

    diciembre 4, 2007 at 14:12


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 329 seguidores

%d personas les gusta esto: